www.archive-org-2014.com » ORG » C » CIBERJOB

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".

    Archived pages: 695 . Archive date: 2014-01.

  • Title: Maletas bajo la lluvia
    Descriptive info: Maletas bajo la lluvia.. Ergaster[.. @.. ] [.. www.. ].. (un cuento erótico y largo a partir de la mitad).. Que usted no me conozca, señorita, ya no importa.. Quiero decir que no me conozca realmente.. Puede que haya oído hablar de mí o que, por esas amistades comunes que no es prudente mencionar en esta carta, hasta sus oídos hayan llegado ciertas historias que de mí se cuentan, y que, pese a lo escabroso de las mismas, y que debido a ellas mi prestigio, y ahora su fama, pudieran devenir en carnaza de las más depravadas lenguas aliadas a la buena moral, la urbanidad y la sana costumbre, solo puedo, sin faltar a la verdad, ratificar en todo sentido y despreciar mal que me pese tales y cuales habladurías, pues, entre las lenguas susodichas, la mía, sin ser la primera, no es la menos afilada, y mi moral fue en otro tiempo, que ahora ya me parece lejano, meticulosa y contumaz como la más estrica.. Quiero significarle que soy el primero en sentir que nuestro próximo encuentro, por más que usted aún no lo vaticine, no ha de depararle otra cosa que daño, cierta sensación de intemperie gris, y un adiós que será más doloso y fiero cuanto más lo propicie y desee.. Sé perfectamente que no soy un caballero y que, si lo fui, ya no es otro mi tiempo que el de la ignominia.. Ojalá la hubiera conocido a usted en mis años buenos.. Probablemente, si esto hubiera sido así y dentro de unos días a lo sumo, usted no sentiría tanta nostalgia de la señorita que ahora es ni tanta pena, ni tampoco yo me viera obligado a tratarla impunemente como el infame canalla en el que me he convertido.. Dicen que cuando.. uno va a morir.. repasa su vida: contempla los cuadros que son el mero recuerdo como si fueran las imágenes de aquel cinematógrafo decimonónico que, crepitando en una pantalla de lona tendida, ofrecía al público del patio de butacas el pánico doméstico, maravillado e indemne de una locomotora que, a toda velocidad, se abalanzaba sobre ellos.. Estoy ahora sentado en este bulevar -que en Cádiz llaman La Isleta- mirando barcos que van y vienen, bajo un cielo gris, apenas plomizo.. Intuyo cuales han ser la pautas de mi asalto y, a la vez, barajo los hombres que he sido, que no he sido y que no seré, con la leve ternura de quien remueve la arena con los dedos de la mano y escurre de la piel algún pequeño cuarzo prendido a una gota de sudor invisible.. Soy en este afán terco como los son las cosas en sus sitios.. Es más, no desmaya mi sentido mientras imagino su cara cuando le abra la puerta, la sonrisa que usted me ofrece cómplice con una educación que en ese instante la traiciona, que la entrega a mi mano diligente que la saluda y la aprisiona, sin usted saberlo, aún sonrojada por la fortaleza de unos dedos que ya no han de liberarla.. Como las dos corrientes que separa la espesa termoclina de un océano luminiscente, soy ambos a la vez: el hombre que sobre sí repasa en qué lugar y qué momento procura su génesis el nuevo ser que tras la catarsis de esta carta habrá de depararle tanto sufrimiento, y el otro hombre, el canalla inexperto, aún desconocido, que tiende su urdimbre, consciente y manifiesta, para diluir en ella, con su consentimiento, su pretendida falsa inocencia.. Son barcos de carga y de pasaje que se adornan con nombres de mares lejanos y ciudades que solo imagino envueltas en la bruma y el silencio.. Inventario despacio tanto más los hombres que fui como los hombres que quise ser y que, por mor de la fortuna, el destino me ha negado.. No se bien a cuales me debo, o por, si habiendo sido los unos, ya los otros hubieron de devenir en vanos, o cuales de entre todos ellos hubiera yo querido que usted conociera, que frecuentara, que, si así lo hubiera estimado su dulce corazón, con delicadeza, amase.. Ha de saber que salvo a todos y cuantos fueron, dentro de mí, hombres que sobre otros tales y anteriores prevalecieron adicionando su ser al ser encontrado, como un árbol que sobre el tallo acuna su infancia y suma nuevos y más holgados anillos frutos de su complacencia explícita y lenta en el transcurrir del tiempo.. Aunque, como ya la dije, eso no ha de importarle.. Cuando termine usted la lectura de esta carta, y es este oportuno momento para apartar sus ojos de unas letras que tanto han de perjudicarla, ya no tendrá certezas, no querrá saber, sólo sentirá que me pertenece y que, en el día de nuestro venidero encuentro, y sólo en este único día, su voluntad no tendrá otra intención que el cese de mi deseo.. Repaso en La Isleta los años que he vivido; con parsimonia desbrozo los años vagos, los años que ofrecen ya sus territorios y sus rostros difuminados envueltos en paisajes de humo vivo de bar y -presiento, me pesa- de olvido: apenas si los distingo y califico.. El tiempo tiñe de mineral la memoria: incluso los peores recuerdos, que entonces sufrí y me sufrieron, son ahora íntimos y leves, cálidos, como marcas en la piel a las que un amante experto por fin se acostumbra y, en secreto, acecha.. Ha de saber -porque probablemente continua aún leyendo esta carta a pesar de mi desvelada advertencia- que tuve los hijos que necesité más que los que quise, y que son estos y no otros desatinos quienes hurtaron de mis futuros posibles las promesas y, por ende, la libertad, pues no es otra cosa ésta que la capacidad de hipotecarnos la conveniencia mediante un compromiso.. No me arrepiento ni de una sola de las mujeres que amé, que fueron muchas según comparo con relatos de otros caballeros que aligeraron con estos diretes la custodia de su íntima discreción.. Amé y me amaron, y el desamor fluyó en ambos sentidos siempre lento y sabio.. Quizás me duela, no lo niego, el amor omiso, el perdón infringido, mas si me aseguraran que no reincidiendo en tales conductas mi yo de ahora mutase en otro, si volviera a vivir no amaría lo que no amé, y otra vez perdonaría ahíto de falsa virtud a quien no fue más que la víctima aleatoria de un joven exagerado.. Amo mis vicios con devoción canónica: son más yo que mis virtudes, pues a mis vicios siempre los alenté y de flacos defectos construí preciosas arquitecturas que los siquiatras siempre enciclopedian en su catálogo de perversión y bajas pasiones; mis virtudes me acompañaron, eficaces como la ropa limpia, haciéndome sentir -más de una vez- su inmaculada mala gana.. No es este otro norte del que cual tenga usted que hacer sus cuitas; es solo mi afán porque sienta usted que el hombre que la arrebata no es por completo un desconocido, y aunque le  ...   saliva espesa de ese hombre recorrer cada pliegue, cada rincón que se estremece aún más cuando al fin el aire cesa, cuando su garganta se cierra plegada a una fuerza que solo derrota una rápida ascensión de mi mano otra vez hasta su boca, ahora son dos y no uno los dedos que meto, hondos hasta el asco, duros como usted se los imagina.. Veo el aliento caliente que se escapa entre sus labios y beso y muerdo y chupo su cuello empujando aún más su cabeza hacia atrás.. Entro y salgo de su boca lentamente, veo sus pezones despuntar bajo la ropa, aprieto con fuerza su cadera contra mi ingle y, entonces, me detengo.. De todas las sensaciones que muelo y rehago una y otra vez, batiendo aún más que mi memoria el olvido propio y el ajeno, como un ciego, quizás, amarga no tanto el amor que me esquiva como sentir que mi propio amor ya ha cristalizado y apenas si refleja otra luz que las propias luminarias de aquellos años -entonces no pero ahora- ya fatuas, apenas precisos: es este amor que ha cesado, como un eco que la montaña no alimenta, el daño que más hiere.. Sabe que no la amo y yo sé que no me ama.. La soledad nos hace aún más evidentes.. No sabe mi nombre ni podrá buscarlo bajo la última de estas líneas.. Seré todos y cada uno de los hombres que amó y que no la amaron.. También seré aquellos otros que no amó y que teme.. Ya le dije, no me conoce.. Yo pretenderé quererla pero en realidad solo persigo el temblor que sentí en la pastelería, un estremecimiento que me recorre, un laberinto de domésticas conexiones eléctricas que tensan mi verga, que infla y aprieta y ya no cesa.. Cuando llegue a mí no podrá ver mi rostro, la penumbra velará al hombre que la abraza.. No podrá identificarme cuando todo pase; seré a la vez nadie o cualquiera.. El recuerdo más extenso carece de detalle.. Ahora es solo mi mano que sale de su boca y recoge su pecho cerrándose con fuerza; entre el pulgar y el índice apenas libre el pezón que entonces aprieto, lo siento aún mayor y duro y definido, mi mano izquierda sube por su vientre, sobre su estómago gira con pequeños movimientos sísmicos, amasa su piel, aplasto ahora ambos pechos y cierro sobre sus pezones una pinza que tira hacia arriba, que la cuelga de ellos mientras el dolor es sostenible, que la obliga ha alzarse de puntillas y luego caer, cuando la suelto y le arranco la camisa y la giro y la beso bajo el cuello y mi boca busca la suya que lame y, rápidamente, la empujo fuera de mí mientras veo su cara sorprendida -ahora sus ojos caen- y mi voz ordena sácate la falda, siéntate sobre la cama.. Me desnudo delante de ti pero tú no me miras, tienes las manos en el regazo y la mirada oblicua.. Me acerco despacio y agarro tu cabeza con ambas manos, la acerco hasta que tu mejilla roza la punta de mi polla, te empujo lentamente y tu espalda reposa sobre la cama, tensa como un arco; con mis rodillas separo las tuyas, me arrodillo delante de ti y beso tu ombligo, poco a poco el vientre, meto mis manos bajo tu culo y tiro de las bragas despacio, siento tu olor mientras las deslizo por tus piernas alzadas sobre mi cabeza, las separo otra vez, beso el interior de tus muslos, con la lengua desciendo hasta la ingle y noto el calor, muerdo despacio junto a la vulva y te estremeces, separo tus labios hinchados y húmedos y busco y encuentro el botoncito que meto en mi boca, entero, y entonces oigo tu voz, o mejor, el aire que escapa de tu garganta con un chillido bajito, sostenido, tu voz cierta que se modula al compás con el que te chupo, la fuerza con la que meto mi lengua en tu vagina y la hago girar y entrar y salir, y luego desciendo, y con las manos levanto un poco tu culo, y te giro sobre la cama y mi lengua se hunde entre tus nalgas buscando el pasaje prohibido, mordiendo poco y fuerte, perdiéndose en tus músculos que se relajan, que se estiran sobre la cama, y subo por tu columna y subo en tu cama y aún más separo tus piernas y entonces entro, apenas con violencia, bien dentro, sintiendo que doblas las rodillas y levantas los pies, que alzas un poco las caderas para que llegue aún más dentro, que agarras tus nalgas con las manos y las separas buscando que el contacto sea aún más íntimo.. Fóllame, dices, fóllame fuerte, y te obligo a ponerte de rodillas con la cabeza apoyada en la almohada, y cuanto más te doy más tu espalda se arquea y tus grititos se hacen más agudos; meto mis manos bajo tu cuerpo y te busco las tetas, pellizco tus pezones hasta hacerte gemir, y el gemido se hace ronco y lento, agarro tu pelo y tiro hacía mí para alzar tu cabeza; apoyada en los codos sé que has sido feliz y que crees que todo ha terminado, pero no es así: saco mi polla y lentamente la voy subiendo hasta tu culo, sabes lo que va a ocurrir y giras despacio la cabeza con sorpresa, tienes miedo, no, dices, no lo hagas, hazlo en mi boca, pero es tarde, otro tirón y te penetro, azoto tus cachas y araño tu espalda; te traigo hacia mí, no te resistes, cuando tu cabeza toca la mía la hago girar y meto mi lengua en tu boca, con las manos acaricio tu coño que está hinchado y húmedo, lo hago despacio, no me muevo; salvo mis dedos buscando tus pliegues estoy petrificado allí contigo, sintiendo que poco a poco tu lengua reacciona y tus caderas se mueven, que aprietas aún más tu culo contra mi polla y tu ingle se abre y mis dedos entran y te acarician; vibras agitándote cada vez más, gritando en mi boca, moviendo tu lengua como una loca enroscándose en la mía; de nuevo todo pasa, salgo de ti despacio, caes como sin vida sobre la cama, te digo muy bajito date la vuelta y tú lo haces para que yo me suba en tu vientre y descargue sobre tus pechos.. Nos miramos sin apenas vernos, asomados a una frontera que la penumbra silencia, tocas con tus manos mis piernas y con la punta de los dedos recoges algo de semen y lo chupas sin dejar de mirarme, así permanece el aire entre ambos, mezclando la respiración aún acelerada, sintiendo que el calor construye volutas invisibles en torno nuestro, que llueve afuera sobre el andén oscuro y que poco a poco, alrededor de nuestras maletas, un charco opaco y hondo crece crepitando en la noche.. viernes, abril 19, 2002.. Faro.. Puente.. Torre.. Zeppelín.. Rastreador.. Nuevos.. Arquitectos..

    Original link path: /babel/e/ergaster3.htm
    Open archive

  • Title: En el susurro
    Descriptive info: En el susurro.. Dementa [.. del roce de sus cuerpos.. se confiesan las verdades enterradas.. en las cavidades mas profundas de la piel.. junto a la humedad de un secreto a voces.. robado del uno para el otro.. durante el desconcierto de los jadeos.. Sus manos.. besan  ...   se hunden en las.. carcajadas de todos los sentidos.. Con sus lenguas.. huyen hasta los rincones ajenos.. que ya les pertenecen.. y olvidan quienes habian sido.. porque ahora no importa.. porque sus almas desnudas se han abrazado.. en la quietud del tiempo.. que ya es solo uno..

    Original link path: /babel/d/dementa1.htm
    Open archive

  • Title: Los guarros de medio pelo
    Descriptive info: Los Guarros de Medio Pelo.. La India Maquinista de Tren[.. Los Guarros de Medio Pelo nos resistimos a creer que el erotismo resida y anide sólo en.. la pareja.. Sus redes tiránicas se extienden concéntricas hasta mucho más allá: los Guarros de Medio Pelo estamos muy bien entrenados para encontrar en casi todo erotismo.. Las manos del acompañante desconocido del autobús, la mirada dos micras más intensa de las cinco de la mañana con la lengua pastosa de vodka, el alumno que pide ayuda a la maestra, la maestra que vuelca el escote sobre el alumno al tiempo que le explica sobre el cuaderno, el lápiz que cambia de mano, las manos que se detienen un segundo, la inocencia fingida, la verdadera inocencia, las rodillas que se entrechocan bajo la mesa del restaurante.. Los Guarros de Medio Pelo gozamos de los demás cuando los demás ni lo imaginan y gozamos tanto que si las Leyes lo supieran lo catalogarían como una actividad  ...   la polla, con la bragueta.. Es más, los Guarros de Medio Pelo no creemos que el amor tenga otra entidad que no sea la de ser una falacia, una entelequia inalcanzable, una palabra desvirtuada por siglos de Literatura, desemantizada por tantísimas bocas.. ¡Bah, el amor!.. Los Guarros de Medio Pelo somos hijos bastardos de Príapo, feligreses de Dionisos y condiscípulos de las Bacantes.. Somos especialmente incorrectos: ventoseamos bajo las sábanas; nos fijamos en los tamaños y en las formas; en la frecuencia y la duración; apretamos el pájaro que sostenemos en la mano mientras soñamos con los cien restantes.. Nos satisfacen todos y ninguno de los mil paisajes del horizonte.. Los Guarros de Medio Pelo proponemos, por tanto, una futura.. I Semana bloggerótica.. alternativa.. En la que tenga cabida cualquier forma de erotismo sin excepción.. Lean los cuentos de Quim Monzó -él les sabrá explicar mucho mejor- con banda sonora del viejo Sabina: Y sin embargo.. Fdo.. Los Guarros de Medio Pelo.. |..

    Original link path: /babel/l/laindia1.htm
    Open archive

  • Title: Cuatro ReQuiebros
    Descriptive info: Cuatro ReQuiebros.. La India Maquinista de Tren [.. LIMDT.. Polla, Picha, Verga.. Polla, picha, verga.. , cuca y no sé cuántas más palabras que designan el sexo masculino constan de género gramatical femenino.. Mientras que coño, chocho, jopo y no sé cuántas más, presentan género masculino.. Hay quien dice que no se debe confundir el género de las palabras con el sexo de las personas, pero, puestos a pensar, quizá los sexos estén invertidos.. Descubrimientos a traición.. El pobrecito pez de la pecera tenía el lomo -¿tienen los peces lomo?- naranja con algunas manchas negras, demasiado grandes para su pequeño cuerpo, que no pocas veces me preocuparon por su salud -¿podrán los peces desarrollar melanomas o túneles de enfermedad similares?-.. El pobrecito pez nadaba en unas aguas que desde el principio estuvieron muy sucias, muy sucias de encierro y de crueldad humana.. Pequeña y miserable era la pecera, de plástico, casi como un tupper -¿se escribirá esto así?- de ésos en los que se meten las tortillas pachangueras.. ¡Qué pena del pobre pececito rojo! Más tarde el agua se llenaría de sus propias suciedades depositadas sobre unas ridículas piedrecitas pintadas de colorines sin que pudiera él evadirse de ellas y me imaginaba yo que debía de ser aquélla la peor condena posible: nadar en tu mierda.. Imposible sería transmitir los encogimientos que me causaba ayudar a cambiar el agua del pobrecito pez, viéndolo voltear desde un recipiente a otro, nervioso él sin entender qué le hacían no sabía quiénes.. Pobrecito el pez al sentir yo en la yema de mi índice su piel resbaladiza y escamosa.. Pobrecito mío al sentir su fragilidad en las honduras del alma.. ¡Qué malos bichos y.. qué mezquinos somos los humanos.. ! Siempre fastidiando al prójimo, a cualquier prójimo.. Y el pobre pez que es devuelto a su tupper-pecera de paredes rayadas de plástico y en medio de su desconcierto se agita y nada y se cimbrea ayudándose de su resuelta cola.. Y los abismales humanos, desproporcionados en nuestro tamaño en relación con el pececito, acercamos unos rostros deformados para mirarle los ojos -el ojo- e intentar saber lo que piensa.. ¡Este pececillo tiene que estar estresado! Gracias a que la suerte de los desgraciados muy pocas veces cambia, la vida de nuestro pez es hoy otra.. Me han dicho que, avezado, recorrió muchos kilómetros en coche  ...   hubieran parecido inmundas o atrevidas.. En sueños era un Dorian Gray cualquiera, embozado por los barrios bajos, a la búsqueda de opio o muchachos hermosos.. De placer.. Después soñaba despierta con volver a soñar dormida.. Ese momento.. el único momento de vida más vívida, más aprovechada.. Lo demás no importaba, las horas del reloj.. No podrían quitarle los sueños, nadie podría hacerlo sin quitarle también la vida, la sangre.. Ése era su único consuelo.. Soñar y huir, y convencerse de que la realidad de todo estribaba en lo que soñaba, porque en el interior de su mente era más ella que fuera.. Mucho más, sin duda.. Ella no podía ser esa persona aburrida exterior, eso habría sido un insulto, demasiada vulgaridad para su espíritu.. Una vez soñó que era bígama.. Había estado en la Gloria Bendita entre los brazos de dos hombres, echados los tres en infinitos tejidos brocados.. Ellos eran como gatitos, la miraban pidiendo cariño con los ojos y ella les correspondía alternativa y pausadamente, sin romper el orden.. Los besaba en la boca y les chupaba los labios, la saliva como tinta recorriendo los contornos con la lengua, yendo de un gato al otro, de un hijo al otro, repartiendo su amor con tanta generosidad como haría una madre, hasta el momento en que notaba una mano que la reclamaba y se desplazaba a la otra boca, al otro cuello.. Chupándolos, marcándolos.. Oh, mis hijitos, mis hijitos queridos.. Despertó contenta, todavía con sensación de besos y lenguas, y pensó que por qué no.. Reflexionó sobre esas absurdas imposiciones: la renuncia, quién ha impuesto la renuncia, ella era capaz de amar en duplicado, en triplicado, incluso en múltiplo.. La monogamia.. ¡Ay!, infeliz idea.. Dos pechos, uno para cada hijo, el gusto de combinar.. Sin renuncias.. Si desde el día y la noche todo anda con su antagónico, ella deseaba amarlo todo.. La Luna y el Sol, el mar y la laguna, los tallos verdes y sus flores, la costumbre y el riesgo.. Dos hemisferios, dos ventrículos sonando a un ritmo doble.. Un joven y un viejo, un gordo y un flaco, un científico y un humanista, un barbudo y un imberbe, un tranquilo y un apasionado.. Lo único que no deseaba probar era un idiota o un impotente.. Esa experiencia podía resultar tan vulgar como.. la práctica cotidiana de subsistir..

    Original link path: /babel/l/laindia2.htm
    Open archive

  • Title: Manual de la fumadora
    Descriptive info: Manual de la fumadora.. laMentira [.. [.. +.. Soy un hombre de costumbres sencillas y de vicios tímidos.. Sin ir más lejos, me gustan las mujeres que fuman cuando fuman.. Me produce un placer indescriptible ver unos labios (gruesos, finos, claros, desiguales, pero siempre de la boca) alrededor de la boquilla; las mejillas (redondas, lisas, sonrosadas) ahuecándose febriles, los ojos (azules, castaños, con largas pestañas, con maquillaje o no) semicerrados por culpa del humo reparador; los pechos (pequeños, grandes, turgentes, con los pezones de punta, redondos) irguiéndose insinuantes para recibir toda la sustancia y las sustancias del.. cigarrillo.. (rubio, negro, light, mentolado), los pulmones infringiéndose un daño inútil, los dedos índice y corazón sujetando el deseado veneno (ninguna mujer, pocas de ellas, sujetan el cigarrillo con el pulgar; todos los hombres, muchos de ellos, lo hacen a menudo, lo tengo comprobado).. Con delicadeza femenina (ahora sí:  ...   cuando entro en un bar, y estás.. tú fumando en la barra.. ; me ha ahorrado muchos placeres excesivos cuando alguna fumadora me pide fuego, y me ha ahorrado muchos amores indebidos con mujeres a las que sé que no quería o no tenía que querer, pero que me han ofrecido un cigarrillo de una forma irresistible.. Muchas se lo encienden poniéndolo en el borde de los labios y acercando el fuego sólo a la puntita del cigarro, como si tuvieran miedo a quemarse, con eternos gestos de niña bien previamente estudiados.. Estas son de las que tiran el humo en un único chorro de aire, delgado y triangular; suelen ser de las que no se tragan el humo y lo llevan por aparentar, porque el cigarrillo hace mayor, y porque saben que hay muchos hombres que, como yo, se vuelven locos por las mujeres que fuman..

    Original link path: /babel/e/Teneas1.htm
    Open archive

  • Title: Rerum Angelorum
    Descriptive info: Rerum Angelorum.. la mentira.. ].. "Durante los últimos veinticinco años de su vida( ), Emmanuel Swedenborg fijó su residencia en Inglaterra.. Como los ingleses son taciturnos, dio en el hábito cotidiano de conversar con demonios y ángeles( ).. Cristo había dicho que las almas, para entrar en el cielo, deben ser justas; Swedenborg añadió que deben ser inteligentes.. ".. JLBorges, El libro de los seres imaginados.. "La eternidad es muy aburrida, sobre todo la parte final.. Woody Allen.. Entonces deben tener.. sexo.. Sí, pero cuál?.. No estoy tan seguro de que lo tengan, hasta que no lo vea no lo creeré.. El viento agitaba dulcemente sus cabellos; tendidos sobre la arena, tenían conversaciones inútiles, que acaso son las mejores porque son las que mayor placer proporcionan.. En el mar, tan negro como el cielo en que se reflejaba, se veía de cuando en cuando el brillo de la mediaLuna tapada a jirones por las nubes.. Entregarse a discusiones inútiles es fácil cuando se tiene la eternidad por delante, y cuando uno no trata de convencer al otro ni de llegar a una conclusión.. Entregarse a discusiones inútiles.. es quizá uno de los mejores medios de huir de la acechante locura.. pero si lo tienen, debe ser femenino.. Lo he leído en los libros.. Harías mejor no creyéndote todo lo que lees..  ...   mira las aves!, las aves y los felinos tienen una elegancia fatal, femenina; pero los perros, toros elefantes todo tiene su sexo, por qué no tienen que tenerlo ellos?.. Quizá tengan más de dos, en el caso de que tengan.. Eso ni tú ni yo lo podemos imaginar.. Desde luego.. Puede que no tengan.. O que tengan varios a la vez.. A lo mejor hay equivalencia entre ambos.. Si lo tienen, es femenino, de eso estoy seguro.. De lo que deberías estar seguro es de que sí tienen sexo.. Además, debe ser masculino, fuerte para aguantar los siglos de humanidad y llanto.. Si pudiéramos verlos.. Se quedó dudando un momento.. La playa estaba preciosa.. aquella noche, aunque ya se sabe, todo lo onírico y lo irreal siempre es hermoso.. Quizá sean una leyenda.. Quizá no existan.. Sería lo más fácil, y acabaría con esta estúpida conversación.. Los dos se callaron.. Azriel se sentía ofendido porque Haniel trivializase con ese asunto.. Él creía en los hombres, era su razón de existir el protegerlos aunque no pensaba que tuviesen sexo.. El silencio se hizo vacío de tan profundo, y las olas y el Viento se detuvieron para poder oír mejor el resto de la conversación de aquellos dos.. ángeles.. aburridos que no sabían en qué ocupar la eternidad.. Alicante, 25 de Septiembre 1999..

    Original link path: /babel/e/Teneas2.htm
    Open archive

  • Title: La imagen nueva
    Descriptive info: La imagen nueva.. todo mentira.. En la torre han puesto una.. imagen nueva.. : aburrido como estaba dios, lo que menos le apetecía era tener que bajar, otra vez, a supervisar como sellaban la paz los mortales -la paz de los hombres se hace con guerras, y la paz de dios se rompe con la de éstos- como quiera que le venía -por el poco uso- pequeña la túnica de sellar paces, encontró en esto la excusa perfecta para quedarse vagueando entre mullidas nubes unas cuantas eternidades más, y mandar en su lugar un emisario.. Sabe el lector perfectamente que se comunican las aves por medio de los  ...   convento de Hermanas Redentoras Piamontés -el diablo, que puede seducir a la mujer que quiera, prefiere ser bañera para ver a las monjitas en cueros-, y enterado de que la designada de sellar la paz a la que él había contribuido con innúmeras cizañas era una ángel de pétreos rasgos, decidió cabalmente que tenía que ir allí, metamorfoseado en león, para comprobar en persona qué había de verdad en eso del.. sexo de los ángeles.. , colándose entre las faldas de uno.. Los hombres no han podido dejar pasar este singular hecho, y, con un extraño concepto de deuda, hoy en la torre han puesto una imagen nueva.. |..

    Original link path: /babel/e/Teneas3.htm
    Open archive

  • Title: El Baño
    Descriptive info: El baño.. AN [.. Hoy hace demasiado calor y el ventilador no me ayuda en nada.. El sudor sale de mi, en gotas que recorren mi.. cuerpo.. y solo cuando se enfrían me producen algún placer.. Voy a llenar la bañera.. Quizá un baño ahora me limpie de algunos recuerdos borrosos que aún quedan en mí.. Este calor es asfixiante.. El agua llena la bañera.. Está templada.. Unas gotas de esencia de almizcle me darán la paz que deseo en este instante, y me acercarán a ti tratando de no pensarte más.. Me quito la ropa empapada de ti y de este calor que me abraza con espinas.. Se me ve la.. piel.. húmeda, por el efecto de tus besos pasados.. Lentamente me adentro en este agua limpia  ...   placeres.. Este calor se va apagando y empieza a hacerme efecto el olor del almizcle.. Te sueño en la arena, con el mar de testigo de mi falda amarilla.. Se balancean mis caderas ajustándose a ti.. Eras la pieza que faltaba en mi puzle diario.. Un puzle aún inacabado.. El agua tibia me hace estremecer de sensaciones aún vivas.. Mi cabeza se adentra en tu agua, y respira de tu aire lejano.. Abro el grifo de nuevo para sentir la fuerza de tus gritos que se han hecho míos, y dejas vida en mí.. Vida nueva.. Vida nuestra.. Acabó el baño.. No hace tanto calor ya.. Y el ventilador ahora se hace notable.. Solo queda en la estancia el olor a almizcle blanco que me trae tu presencia..

    Original link path: /babel/a/TAN1.htm
    Open archive

  • Title: Espejo
    Descriptive info: Espejo.. La Jodis [.. Despertarse, la noche se traslapa, mientras.. gritas.. se aparecen ante ti figuras sin nombre que te rodean , te gritan, te susurran al oído canciones de cuna jamas oídas.. Hace mucho tiempo que estás despierto, las sombras se te vuelven figuras esquivas que tratas de evadir como si existieran..  ...   en un espejo, estás cansado, destruido tienes miedo de mirar antes tu espalda, sabes que no hay nadie, pero mientras escuchas, tiemblas.. Amanece pronto,.. la luz.. entra a tu cuarto, ves la figura sin rostro que te agorzoma, con mirada seca, fija, sin miedo, lacerante.. Eres tu mismo colgado de un soga enrollada..

    Original link path: /babel/jodis/Tjodis1.htm
    Open archive

  • Title: Diario de un drogadicto
    Descriptive info: Diario de un drogadicto.. Quijota [.. @].. "Humanidad, qué estúpida hija de puta eres".. Ch.. Buckowsky.. DÍA 1.. (que entro en contacto con él).. Hoy me ha pedido un pitillo.. Cientos de días iguales viéndome desfilar ante él, y de pronto, justamente hoy: me ha pedido un pitillo.. Su voz, de lija, la he sentido como el humo de un cigarro cuando se tiene la garganta irritada.. Se ha aventurado a lanzarme su primer sonido, que se aproximaba más a un graznido que a cualquier otra cosa inteligible:.. - Lo siento, no fumo.. DÍA 2.. Salí del hospital más temprano.. Estaba como de costumbre a los pies del edificio principal, frente al Bingo de luces llamativas y sirenas que cantan.. el premio gordo.. Aparece cada día más encogido como si los hombros pudieran pesar un mundo entero y cedieran ante la ley universal de la gravedad.. La cara la tenía hinchada, ya viene siendo esto costumbre desde hace tiempo atrás.. Cuando pasé a su lado, acertaba no con tino a encestar un pitillo en la cajetilla de tabaco negro, mientras que uno enmohecido colgaba de entre sus harinosos labios.. De repente levantó la faz y me miró como hacía siempre, por una enésima de segundo, tiempo durante el cual alcancé a ver una roji-negra mancha pintada sobre su frente.. En seguida se giró sobre sí mismo al percatarse de que unos ojos curiosos y desconocidos reparaban en él.. DÍA 3.. He salido un poco mareada por.. tanta pastilla.. , pero creo que no lo he visto.. Como excepción: no estaba vigilante en su puesto.. DÍA 4.. Ha vuelto.. Continua ahí, impasible, e inamovible, anclado en la acera, casi echando raíces entre desperdicios humanos.. Se frota las manos, hace frío.. Y me mira, como siempre y me odia por no darle nada.. Pero hoy fue distinto, me miró con unos ojos amoratados e hinchados, desorbitados, cada uno orientado en sentido opuesto.. La mandíbula se descolgaba flácida, lo mismo que los párpados; y me miró mientras me alejaba, me miró, lo noté en mi espalda.. DÍA 5.. Me dijeron en el hospital que me llamarían a un taxi, para que pasase a recogerme, mi estado empeoraba, y no era el momento de ponerse a jugar bajo la tormenta.. Me negué en rotundo, quería verle.. He llegado empapada a casa.. Llovía, se caía el cielo en pedacitos de agua, y parecía que de un momento a otro habría más agua en el suelo que sobre él.. Las gotas, que patinaban sobre aquellas despobladas cejas acababan pingando nariz abajo hasta caer en un monótono.. tic-tic-tic.. contra un charco que le isolaba del resto del mundo.. El labio inferior, independientemente del resto del cuerpo danzaba a su ritmo y en él se fundían las gotas de lluvia con su saliva.. A causa de la humedad, quiero imaginar, los ojos estaban más entumecidos que de lo normal.. DÍA 6.. La mancha, como por arte de magia ha desaparecido, pero al parecer los ojos se distancian cada vez más uno del otro y se inflan y se salientan como si en escasos segundos fueran a caerse sobre el plato de sopa caliente que no tiene.. Me he fijado que se cambia de ropa a menudo, y de cuando en vez tiene un bocadillo que rasurar entre sus grises manos.. Sigue encorvándose y mirándome al pasar.. Su cara.. Me suena.. DÍA 7.. No lo he podido remediar, me come la curiosidad.. Me he parado ante él y le he observado.. Se sintió nervioso y no cejaba en su empeño de tambalearse de una pierna a otra:.. - Qué quiere?.. qué quiere?.. No le contesté, simplemente evité esa mirada perdida y me fui.. Tiene el pelo más largo, sucio.. La cara más hinchada, la nariz con cicatrices, la boca abierta de par en par y los dientes negros como la noche.. Pero es él.. Los dedos parecen muñones, apéndices de piel con uñas rotas, desvencijadas, laminadas.. Lo reconocí porque aún llevaba el anillo en uno de esos colgajos que le hacían las veces de extremidad; me extrañó que no lo hubiera vendido, le hubiesen dado una pasta por él.. DÍA 8.. Abro el monedero y le dejo un billete de cinco.. No sabe quién soy.. Me da las gracias y continua atosigando  ...   unas chiquillas sudamericanas, que te limpiaban la baba que te caía al terminar el bocado.. Y bebíamos champán en copas de cristalería fina.. Nos creíamos los reyes, no, bueno, el Rey era el señor Manuel, nosotros éramos sus príncipes y princesas.. Juanma y yo nos habíamos casado aquel marzo del 89, sin edad, sin madurez, sin ideas y cargados de dinero.. Al principio a todos nos iba de maravilla, sin pegar un palo al agua durante mucho tiempo y colocados las 24 horas del día.. Nos habíamos ido todos a vivir a una casa abandonada del pueblo, porque en nuestras casas estaban siempre.. curioseando.. y no nos hacía ni pizca de gracia.. Aquello era como una comuna, sólo que a lo grande.. Pero no duró mucho toda aquella felicidad.. Vicente había sido el primero en caer, tras una sobredosis de caballo.. Marilia apareció muerta en el acantilado, según decían se había suicidado, pero yo sabía que se había ido de la lengua y el señor Manuel se encargó de deshacerse de ella.. El Cañi vivía en su mundo, con su mierda, que era sagrada, y el resto le importaba un pito.. Sabía que seguía por ahí, dando vueltas, si la enfermedad no lo había matado ya.. Creíamos saberlo todo, claro.. Jorgito había sido el primero en coger el virus, una noche de juerga, que se fue con algún cabronazo que se lo pasó.. Pero era de esperar, nos daba igual que la jeringa fuera nuestra o no, al fin y al cabo, lo importante era meter algo.. Y Jorgito, como el resto, pasaba mucho de esterilizarla.. Al cabo de dos meses tuvieron que ingresarlo, con una dolencia desconocida, palidez de un muerto y unas extrañas manchas en la nuca.. Al resto nos entró un poco de miedo, pero no se nos ocurrió pensar que tuviese ninguna relación con la droga.. Feli murió poco después de ingresar a Jorgito, al parecer se habían acostado y creímos que esa era la razón por la que se habían pasado la enfermedad.. Respiramos tranquilos.. De repente, después de mucho tiempo, se empezó a saber que aquello que había matado a Feli y a Jorgito, tenía nombre: VIH.. Juanma se reía de los médicos:" Qué sabrán esos matasanos?, decía, qué sabrán?", pero yo dudaba de todo.. Cuando le contaba lo que pensaba, y de que si tal vez deberíamos tener más cuidado, me tomaba el pelo.. " No me digas que tú te acostaste también con Jorgito?".. Sabía perfectamente que no, pero aún así había compartido picos muchas veces con él.. Sin contárselo fui al hospital a hacerme.. una prueba.. Tardaron días en darme los resultados, decían que era para asegurarse, pero que aquella técnica estaba muy desarrollada y era bastante fiable: di positivo.. En un principio no me di cuenta de lo que aquello significaba, pues nadie sabía mucho de aquello.. Un doctor me sentó en un despacho blanco decorado con diplomas de medicina y explicó lo poco que sabía: usted es seropositiva, o lo que era lo mismo, que había contraído una enfermedad incurable.. Se me cayó el mundo encima.. Él me miró los brazos, escurridos, amoratados, agujereados y me dijo que eso tenía la culpa de todo.. Desde ese momento no había vuelto a ver a Juanma.. Dejé las drogas y me fui a vivir a Vigo.. Y ahora me lo encontraba, cuando salía de mis sesiones para las pruebas de tolerancia de fortísimos antivíricos, pidiéndome una limosna.. DÍA 16.. Cada día le suelto unas monedillas, pero él sigue sin mirarme.. Se apresura a guardárselas en el bolsillo junto con el resto de su colección.. DÍA 17.. Hoy casi.. no podía articular palabra.. , se le quedaban atascadas las letras, y tenía la vista perdida.. Le he levantado la cara, cogiéndole por el mentón, bajo la mirada vigilante del de seguridad del Bingo: " Le está molestando, señora?".. Le he hecho un signo de que todo estaba bien.. - Juanma.. Tardó en reaccionar, paseó la mirada lentamente por mi frente hasta encontrarse sus ojos con los míos.. Le he dado un beso y me he ido.. DÍA 18.. Juanma no está, dicen que el drogata del Bingo ha aparecido muerto en unas frías escaleras del Mercado de la Piedra.. El drogata del Bingo ha muerto..

    Original link path: /babel/q/Tquijota2.htm
    Open archive

  • Title: Gracias por dejarme escribir
    Descriptive info: Gracias por dejarme escribir.. Amparo Tello [.. Hola, cómo estás? mejor?.. Espero que sí, vi que me buscabas con desesperación, y quise adrede que no me hallaras.. No era bueno para ti verme, ni siquiera oírme.. Te habré parecido un ángel malo y tal vez tengas razón, no te culpo por haberme echado a un lado cuando vine ayer y haciéndote la tonta me empujaste.. Crees que no me di cuenta?, no soy tonto, pero sé esperar a que te calmes.. Ahora que sabes que he vuelto, me has prestado tu boca, tus manos, tu cuerpo, bien sabes que no escribes tú, sino yo.. Por eso no temas leer lo que va apareciendo, ni temas estos momentos que a ojos tuyos asoman la pregunta si es que estás loca, o a punto o en medio de esa carretera tortuosa de la mente.. Cálmate!, no te resistas a que mis palabras viajen a través de estas manos tuyas, que por el momento me pertenecen.. Hace un rato, antes de decidirme a venir del todo.. Te he visto taciturna, mirando la nada.. Tus libros se habían vaceado de letras, ellas eran simplemente jeroglíficos.. Me reí cuando te vi descifrando mentalmente.. la pared del tiempo.. , en vez de querer comprenderlas, dabas vueltas entre aquellas piezas de rompecabezas.. Cogías una por  ...   Me he acostumbrado a tus.. caprichos extravagantes.. y tus.. soluciones impredecibles.. Me entretengo mucho cuando caes en esos extremos de paroxismo, eres un espécimen que me hace sonreir, otras llorar.. En varias ocasiones he tomado cuerpos prestados y me he acercado a ti, y he descubierto que siempre sin saber cómo, me identificas, lo veo en tu mirada, en la sonrisa y en la tranquilidad que aparece en tu rostro.. En una ocasión, con mucho trabajo ocupé el cuerpo de un pajarillo.. Aquél día que había nevado tanto y te quedaste en casa mirando con ojos de tiempo la nieve caer.. Me posé en esa rama débil que quedaba cubierta por el techo de plástico de la casa vecina.. Pensé que no me verías, pero me equivoqué.. Tus ojos me miraron con estúpida pregunta.. Leí lo que pensabas, te decías: " por qué estás sólo?, hace un buen rato que tus compañeros buscaron refugio, poco antes que el tiempo se complicara.. " Sonreí al ver que con tu mirada me dabas calor y volé hacia adentro del cuarto.. Allí suspiraste, claro que te vi hacerlo, así como también tomar entre tus dedos un lapicero y garabatear: "El pajarillo se ha refugiado.. Necesitaba hacerlo.. Ahora te dejo por el momento, duerme pronto, mañana hay mucho que hacer.. Tu ángel..

    Original link path: /babel/t/Ttello1.htm
    Open archive





  • Archived pages: 695