www.archive-org-2014.com » ORG » C » CIBERJOB

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".

    Archived pages: 695 . Archive date: 2014-01.

  • Title: Cuestionando
    Descriptive info: Cuestionando.. Francesc Pedragosa [.. @.. ] [.. www.. ].. Ayer me levanté con el pie izquierdo, y así de pronto empecé a cuestionarlo todo.. En mi cabeza se formó una especie de revolución interior y algo hizo CRAC! allí dentro.. De pronto me interrogué porque tenía que madrugar, en vez de disfrutar un rato más de cama? con lo bonita que se ponía la mañana después de desayunar, con aquel sol cálido y vivificante que gritaba ven, ven ven, sal a la luz y báñate en ella, llénate de ella.. Ya en.. el baño.. , me pregunté porque debía afeitarme cada mañana, decidí dejarme barba, total una barba de cuatro días es atractiva, y quien dice cuatro dice cuatro meses.. Y esa odiosa obligación de salir a ganarse el sustento diario?, Me pareció una cosa de lo más cruel y despiadada, así que salí a la calle dando un paseo mientras aprovechaba para repasar a nuevas cuestiones.. Llegué hasta el parque de mi ciudad pensando en como reivindicar la ingenuidad del niño que aun todos llevamos dentro, pero mis ansias de cuestionarlo todo no se paraban aquí, empecé a poner en duda la utilidad del enrejado que circunvalaba el parque, debía ser libre y extenderse sobre toda la ciudad, que todas las calles fueran parques, que los semáforos se convirtieran en arboles de Tila, que las bocas de agua, fueran arroyos de aguas cristalinas, que los  ...   relatos eróticos.. , esgrimir la lógica de las matemáticas para calcular el brillo de tus ojos, llegar a descifrar el numero pi y encontrar en sus logaritmos el mensaje de una divinidad.. descubrir en los fríos números binarios el tercer secreto de Fátima, dejar que las comas, coman por si solas.. Que los Visigodos sean nuestros vecinos una vez al año, que la curvatura del espacio acerque los besos virtuales, que no se pierdan por el camino, que lleguen a su destino de una vez por todas.. Estaba cuestionándome porque debía ir vestido, y no se me ocurrió ninguna razón de peso, así que me desnudé allí mismo y empecé a cuestionar las molestas cagadas de perro, pero llegué a la conclusión que también tenían su derecho ha disfrutar del tibio sol.. En eso estaba cuando vino hacía mi un municipal que me cuestionó mi indumentaria, mejor dicho, la falta de ella.. Empecé yo a poner en duda su autoridad, en esas estabamos cuando llegó un furgón del manicomio y entre empellones me quisieron meter dentro, cuestioné yo sus modales, pero no me sirvió de nada.. Ahora estoy en una habitación blanca, en.. un lugar triste y gris.. , y sigo cuestionándome las cosas, pero entre todas ellas me cuestiono una en particular, a saber :.. porque las matemáticas no logran nunca explicar el brillo de tus ojos?.. Faro.. Puente.. Torre.. Zeppelín.. Rastreador.. Nuevos.. Arquitectos.. |..

    Original link path: /babel/p/Tpedragosa3.htm
    Open archive

  • Title: Una profunda cuchillada en la vulva
    Descriptive info: Una profunda cuchillada en la vulva.. Annafara [.. Soy gitano.. Llevo en la sangre aceite, alcohol, gasolina y musica.. el pelo azabache y lacio hasta la mitad de la espalda, los ojos saltones negro humo; cuando me subo la camisa se me puede ver lo inflado que tengo el estómago por culpa de una explosión emocional que espero termine pronto.. El día en que acuchille a una mujer.. -Malditas arpias fecundas de deidades putrefactas-.. Mi madre suele decir que camino como.. mi difunto padre.. (Pero cualquiera estaría de acuerdo con que camina como Pedro Navaja).. No tuve la suerte, de conocerlo, a mi padre, por supuesto.. Le llamaban el diablo según me ha contado Rosalba; Se enamoró de él, por su forma de bailar.. según ella y otros, cuando se montaba en una tarima y se movía en circulos sobre sus botas, desprendía un insoportable fuego incandescente que quemaba a los espectadores 5 metros a la redonda, dicen además que sucedían cosas extrañas a su alrededor, las mujeres no paraban de llorar y quedaban en embarazo por pura casualidad.. Era extraordinario.. Desgraciadamente yo solo vine con un 0,1% de lo que fue el.. Me encontraba en aquel bar, había acabado de salir de la escuela de baile, donde me enseñan como armonizar los gritos; me pregunto si existirá el jadeo corpóreo.. De vuelta a la escuela me tope con una hembra de espeluznante calibre, era en definitiva un animal raro, al que no habia visto nunca jamás.. El hecho de no conocer las características de este animal, me asustaba, me dejaba sin armas.. (más que el cuchillo que siempre llevo en los pantalones.. ).. Pase por su lado y la miré fijamente a los ojos.. Ella no se dejó apabullar por mis ojos de pantera, así que la olvidé por un momento mientras la recorría de arriba a abajo.. Sus formas me dejaban como pálido, pero.. no eran sus formas, no!.. Era algo más.. Era su serenidad y su salvajismo el que yo no soportaba.. (y mi cuchillo esperaba, impaciente  ...   rusa.. -polaca,.. -no soy polaca.. -sueca,.. -no soy sueca, pero tengo cara de holandesa verdad?.. y yo le respondí, ah.. entonces eres holandesa! a lo que ella me respondió:.. - no! tu has dicho que sabes de donde soy, asi que sino lo sabes, pues.. lo siento.. , tendrás que adivinar.. Ella sabia que yo nunca lo iba a adivinar- la mujerzuela, sin duda venía de otro planeta.. - que haces, eres actriz?.. -no, no soy actriz, no soy nadie y no hago nada.. Pero esta mujer me insultaba en la cara, con mas descaro cada vez, así que me decidí.. Saque el cuchillo y le dije:.. -tienes un lindo collar de cuentas de colores al rededor del cuello, quieres que te lo corte?.. y ella me respondió con su altanería habitual, a la que yo ya me estaba acostumbrando:.. -pues si te parece, córtalo! por mi no hay problema, aunque pensandolo bien, saldrán todas las pelotitas rodando por la calle y no! es mejor que no lo hagas.. Nunca había conocido una mujer con unas raices tan gruesas, tan plantadas, fibrosas y mortecinas.. Yo me desangraba con el solo hecho de verle la cara y empezé a bailar flamenco en la mitad de la calle, para que ella viera mis cualidades y se entregara a mi.. Para que calculara como rodaba mi pasión.. Pero ella seguí impávida, con ojos marrones mirándome, yo me sentía en la gloria, con una fortaleza que mi cuchillo, no podía penetrar.. LLegó su novio y se fueron de la mano, miéntras se entregaban besos humedos y sonoros por el camino.. Y yo, los miraba a lo lejos, y yo, lloraba sobre mi camisa azul sedosa y sobre mi cuchillo inválido, el maldito cobarde solo me servirá algún día para cortarme las venas.. Antes de llegar a la esquina, no podía ver mas, tenía los vidrios de las gafas de versace empañadas por culpa de las lágrimas que me rodaban por el vestido rojo y el delantal de lino hasta los dedos de los pies..

    Original link path: /babel/a/Tannarafa5.htm
    Open archive

  • Title: Tierra extraña, ella extraña
    Descriptive info: Tierra Extraña.. Ella Extraña.. Lex_Luthor [.. La cortina blanca dibujó sombras fantásticas cuando entró la brisa abriéndose camino hasta su boca.. - Es falso -pensó- que no se respira por la boca.. Y luego se quedó pensando en la extraña sensación de aquella nítida mañana, cuando el maestro de danza se impacientó y le soltó su eterna perorata de la postura, los tiempos y la maldita hija de su mami que se metió a bailar sin tener talento.. No se detuvo en ello.. Estaba demasiado acostumbrada a esa odiosidad perfeccionista, a la intolerancia y las palabras crudas que salían de su boca, a las miraditas y cuchicheos de sus compañeras.. En un tiempo había estado enamorada de él, como se había enamorado de cada hombre que veía más de tres veces por semana.. Estaba en.. esa edad difícil.. , donde se es demasiado voluble, demasiado entusiasta, demasiado obvia.. Se impacientaba; cuánto tardarían en crecer sus senos? Sus caderas aún no se ensanchaban.. Olía a aula, con esas ojeras oscuras que, junto a sus largas siestas los fines de semana, le parecía que delataban sus primeros juegos en una zona cercana al bajo vientre y más cercana aún a la vergüenza, pues, como toda adolescente en esos años, creía ser la única en su especie que gozaba de sentir su propio tacto.. A veces venía a su memoria la mujer que fumaba en la esquina.. Nunca pudo mirarla a los ojos; su mirada era atrevida, todo lo contrario de sus ojos, de su timidez y de su acné.. Se preguntaba cuántos trucos conocería una mujer así.. Se veía a sí misma con el vestido rojo y la mirada fría, los extraños de la plaza la miraban, luego la tocaban, y al fin siempre quedaba sola con el profesor de danza en medio de sus gemidos y la soledad de su juego.. Pensó en él hasta que su rostro fue suplantado por la imagen de sus propios pies que, por un instante, se posaron como una delicada mariposa en el centro mismo de la nada.. El piso de madera lustrada se había transformado en un delgado hilo que apenas si tocaba con la punta de sus dedos.. Ya no le importó que él la mirara, ni le importó sentir que todas la miraban en silencio.. Cuánto duró aquello? Ninguno de los que allí estaba lo podría decir.. Segundos, siglos?.. En un momento cobró conciencia y supo que estaba bailando, es decir, bailando de verdad, y entonces despertó.. Las palabras del profesor la apremiaban a regresar, a volver a entrar en ese mundo, pero no pudo.. Y luego, aquella tarde a la salida, él la había buscado con.. un brillo extraño.. en los ojos para  ...   la mañana, que sus caderas no se habían ensanchado, y que pasaría mucho tiempo antes de que volviera a sentir deseos de tocarse.. Nada más un dolor entre las piernas, entre sus nalgas, las rodillas y un moretón en la muñeca.. Todo aquello lo había borrado el oleaje de los días, todo, salvo la emoción de su desnudez, de su transformación invisible, que ahora le permitía mirar a la mujer de rojo sin bajar la vista.. Había cruzado sola el.. umbral.. , tal como ese día en el gimnasio, cuando caminó con su alma sobre el abismo, y luego ese otro abismo hecho de carne y fuego, mirándola de frente, entrando en ella, entrando en ella para siempre.. Respiró.. Las demás niñas fingían conocer los secretos de la danza y de los hombres, cuando ninguna de ellas conocía a uno u a otro en realidad.. Fue dolorosa la separación, pero la puerta se cerraba a sus espaldas.. Se volvió retraída e irritable, se impacientaba al oírles hablar y abrir los ojos ante cada cosa que decían las más grandes.. Ellas hablaban, y ella, sin que nadie lo supiera ni pudiera saberlo jamás, había llevado todo su cuerpo a ese lugar.. Ellas seguirían creyendo que el camino hacia los sueños era una pista donde había que correr siempre hacia delante, pero no lo era, no lo era.. primero había que detenerse, espalda erguida, hombros atrás, mentón arriba, luego un suave paso hacia delante, brazo, flexión, paso al lado, mano abierta hacia fuera y al pecho, pié, dos, uno, dos, adelante, izquierdo y al otro lado, derecho atrás, giro.. Bailaba, es decir, recordaba, y la cortina henchida de brisa la.. invitaba a navegar.. , muda y brillante, en la ventana.. Se detuvo.. Dejó escapar el aire con los ojos cerrados, y sus brazos, abandonados como alas, se abrieron en busca de algo tan frágil, pero tan frágil, que con sólo mirarlo se desvanecía.. Ahora sabía que esas delicadas criaturas se llamaban sueños, que los sueños provienen de aquella región indefinible, y que, de todos sus recuerdos, el día en que descubrió el camino siempre volvería fresco, como si acabase de ocurrir.. Afuera, un perro comenzó a cantar: dicen que eso pasa porque en aquel país no existe el tiempo y que, por eso, quien lo ha visitado nunca olvida.. Dicen que una vez que se ha llegado, se tiene la sensación de haber pertenecido siempre a sus praderas.. Dicen que cuando se conoce aquella tierra sin tierra, se debe regresar; pero dicen también que muchos nunca vuelven a verla y otros tantos se extravían.. - Manuel.. Manuel.. Y un ave de fuego blanco y eterno la envolvió.. como si quisiera protegerla de las sombras..

    Original link path: /babel/l/Tlex3.htm
    Open archive

  • Title: Caminando
    Descriptive info: Caminando.. Alejandro Carracedo Hernández[@] [www].. Algunas veces nos marcan el camino a seguir de forma clara, incluso impositiva, pero otras perdemos totalmente el rumbo, porque las marcas que vamos siguiendo son tan sutiles que nos distinguimos muchas veces entre ellas y los efectos de la erosión atmosférica.. Abandonar el camino tranquilo.. , seguro, bien delimitado, no es fácil, algunas veces la propia comodidad es la que le quita sentido al camino.. Caminar sólo por caminar, viendo siempre las mismas marcas, caminar por imposición, dejadez o costumbre, convierte el arte de caminar en un movimiento mecánico y automático.. La verdadera emoción del caminar reside en disfrutar con cada paso, aunque algunos pasos duelan, otros hagan que tropieces y caigas, y algunos te hagan cosquillas en las plantas de los pies.. Dar un nuevo paso sin saber bien como va a terminar hace que el caminar valga la pena.. Compartir los pasos que vas dando, convierte  ...   dar un paso más en su dirección.. A veces encuentras el rastro de alguien que ha pasado antes que tu, y la impronta dejada en sus huellas despierta interés en tí, aceleras el paso, deseando que la lluvia y el viento no borren las marcas, siguiendo el rastro de olor que deja su alma, lo alcanzas, te pones a su lado, y él acelera el paso para seguir su camino solitario, te empeñas en seguir a su ritmo, y te desgastas, convirtiendo el caminar en una.. carrera a ninguna parte.. En ese momento es mejor frenarse, volver a tu pauta, si él quiere parará y volverá la vista atrás buscandote, y si no mira, sigue tu camino no pares ni descanses, porque la verdadera emoción del caminar reside en disfrutar con cada paso, aunque algunos pasos duelan, otros hagan que tropieces y caigas, y algunos te hagan cosquillas en las plantas de los pies..

    Original link path: /babel/c/Tcarrace1.htm
    Open archive

  • Title: Recetario de pizzas
    Descriptive info: Recetario de pizzas.. La Cochina de la abuela [.. ] [www].. Funghi.. Pasta con pasta.. Añadir mozarella y meter en frigorífico cerrado a cal y canto.. Desenchufar el aparato.. Al cabo de 15 días se obtienen simpáticos champiñoncillos que harán las delicias del paladar más ecs-quisito.. Margherita.. No disponible.. Margarita, agotada.. La hemos exprimido hasta los huesos.. Veremos cuánto nos dura la próxima camarera en contrato temporal.. Amarga Rita.. Esta moza parece un tanto arisca.. Como que se resiste.. Probaremos con el mazo o nos quedamos sin ingredientes para la pizza.. Cuatro Estaciones.. Elaboración similar a la Funghi, pero con mayor ensañamiento.. Debe cubrirse de mozarella sólo una cuarta parte de la masa.. Dejar en frigorífico cerrado y desenchufado durante todo el verano.. El 31 de septiembre debe añadirse mozarella en otro sector de la pizza.. Meter a en frigorífico otros tres meses.. Repetir operación en invierno y primavera.. Al llegar al solsticio de verano, se promete un producto alimenticio rico en variedades de mozarella enmohecida a las distintas estaciones del año.. Calzone.. Contra cierto tipo de  ...   napolitanos, otra de sicilianos.. Mediante técnica ventrílocua, lanzar imputaciones infundadas contra las respectivas mammas.. Prestar atención a los acontecimientos.. No siempre es fácil distinguir la procedencia del picadillo recolectado tras la carnicería.. Por eso es mejor mezclar las dos variedades.. Pizza Xuxa.. Coñe ! Qué hace esto aquí ! Mira que se lo tengo advertido a estos pinches de cochina.. No me dejéis los discos mezclados entre bases de pasta.. Nada.. Perdón por el gazapo.. Cuatro Quesos.. Amasar la pasta según técnica vitivinícola.. A pisotones.. Añadir quesos de cabrales y roquefort, apresurándose en sacar los propios.. No sería la primera vez que algún comensal impaciente le ha pegado un mordisco al empeine de una servidora.. Vegetal.. Son los restos de una Funghi que el año pasado enterré en la maceta.. Por más que riegue todavía no ha brotado ninguna pizza.. Pero sigo insistiendo.. Definitivamente, la incluyo en el menú.. Hoy uno de mis clientes habituales le ha echado bocado al vinilo de la Xuxa y asegura que es lo más sabroso de la carta.. otras recetas cochinas..

    Original link path: /babel/c/Tcochina1.htm
    Open archive

  • Title: Sueño
    Descriptive info: Sueño.. Han Solo [.. Me despierto rodeado de nubes, contemplando blancos cúmulos en movimiento con rápidos torbellinos ascendentes que rompen el espacio y lo recomponen al segundo siguiente.. Unas pequeñas luces se agitan alrededor de las nubes y se entremezclan con ellas en una alocada danza sin sonidos ni música.. Rayos de luz aparecen y desaparecen estremeciendo el ambiente y destellos rosados se funden con el horizonte entre amarillos intensos y rojos apagados que se oscurecen progresivamente hasta desaparecer en la negrura espesa.. Las luces incrementan su intensidad y se  ...   relámpago atraviesa el espacio pero ningún otro lo acompaña.. El negro lo llena todo escepto el suelo, que se sigue llenando de lucecitas inmóviles.. Es entonces cuando la azafata me despierta de mi ensoñación para preguntarme si quiero otro trago de vodka o un.. café.. Sin despegar la nariz de la ventanilla del avión respondo que no, que creo que ya he bebido suficiente.. Unos segundos después el sueño empieza de nuevo a vencerme y en ese momento las lucecitas se despegan del suelo y empiezan a danzar a mi alrededor..

    Original link path: /babel/h/Thans3.htm
    Open archive

  • Title: Historia de un suicidio frutal
    Descriptive info: Historia de un suicidio frutal.. Llegaba habitualmente cansada del trabajo.. Le dolían los dedos de amasar pan todo el día, traía las compras en una bolsa de papel craft de reciclar que estaba de moda ese invierno del año mil novecientos noventa y nueve; por aquello de mantener el equilibrio de la naturaleza, pero en realidad nadie sabía en que consistía ese equilibrio.. Ella no era la escepción.. Violó la entrada de su casa, se le enredaron los pies, por poco cae y al Recuperar el equilibrio, volteó y le pegó una patada mortal a la puerta.. Se asustó al encontrarse a solas consigo misma dentro de.. un campo magnético.. que hacía que se le parara el pelo castaño oscuro, parecía que iba a volar y se concentró en que se le quedaran los pies pegados al suelo.. Autoestablecida en tierra, avanzó hacia adelante; mirando fijamente las ranuras que delimitaban las baldosas negras de la cocina.. Metió la cabeza vulgarmente dentro de la bolsa, y casi se le explota la nariz cuando olió el sopor ardiente de las diez naranjas amarillo cadmio que se venían peleando porque tenían hambre y querían comerse las unas a las otras.. Se sentía a obscuras aun sabiendo las luces encendidas, la depresión olía mortecina y por la puerta del baño se veía a un fantasma peinandose un largo cabello de fresa con mechones de cobre puro enredados entre la palidez que le llegaba hasta los pies.. -largate vos de aqui y respetame la casa! -le dijo Luna de Tomate a su invitado, muy agresivamente; y el o quizás era ella, no respondió.. Desapareció ipso facto.. Luna de tomate se sentía peor.. Si tan siquiera le hubiera hablado del más allá y de fantasias espectrales y de la muerte con sabor a asquerosa piña.. Naranjas furibundas ya destilaban un jugo ácido que humedecía y perfumaba las cortinas de esta casa de madera construida sobre un árbol de aguacates.. Solo bastaba que Luna de Tomate, asomara sus fatigadas manos por la ventana que estaba situada, justo al lado de la  ...   lo cambió y nadie se lo reprochó, solo un limón soberbio que fue vecino de su corazón por corto tiempo.. En general todos creían que su nuevo nombre era digno de admiración.. Se tiró en la cama y respiró profundo, el tiempo del suicidio se había llegado, no era hora de esconderse.. Las campanas de la iglesia habían parado de sonar, y sin embargo dentro de sus oidos se sentía un eterno e insoportable pito que se diversificaba atonalmente en el espíritu.. Miró al cuchillo, pero el cuchillo no era su cómplice, la soga en cambio se movía inquieta; pero era vulgar maltratar un cuello tan fino con una miserable cuerda.. Por último miró un tenedor de snacks.. lo paladeó con la vista.. miró hacia otro lugar con ganas de olvidarse de su absurda idea concebida en momentos de lujuria.. No pudo evitar mirarlo de nuevo.. Posó sus ojos sobre el y lo admiró por más de un minuto.. Parecía tan indefenso el inmundo tenedor, no se podría matar ni una mosca con él, sin sentir remordimientos más tarde, -o tal vez si?.. para que existía enconces la salsa tártara? Someterlo a nadar.. Dejar que le diera un espasmo.. Metérselo con furia a la boca.. Y de ahí.. tragárselo magistralmente.. Se decidió de una vez por todas, enterró el tenedor de snacks en un aguacate desnudo, estripandole la vida, lo remojó en salsa tártara y todos rodaron en busca del exilio planetario.. Después de un rato su exófago estaba convertido en un mar blanco con cilantros que le rasgaban el alma a medida que se deslizaban sin piedad por su sistema digestivo hasta llegar al estómago.. Se sentía débil y empezaba a agonizar, sus ojos no paraban de llorar lágrimas con olor y sabor a café; Pero no se moría, le faltaba la respiracion, se arrastró hasta el inodoro para vomitar el tenedor que finalmente salió enredado entre escupitajos.. A la mañana siguiente llegó Sol de plata, y la encontró muerta.. Nadie sabe que pensó para si mismo y el adentro de sus fuegos recónditos..

    Original link path: /babel/a/Tannarafa6.htm
    Open archive

  • Title: Café
    Descriptive info: Café.. Ziotaz [.. Ziota.. Ella, era amiga de mi madre.. Solía venir por las tardes a casa.. Se sentaban a charlar durante horas y reían como dos niñas de los celos de los hombres.. Solía vestirse de colores llamativos, era alta y esbelta, sus manos eran de porcelana y bebía de la taza con una serenidad aplastante.. Estaba casada con un marino que vagaba entre los mares durante meses dejando en ella un hueco que rellenaba con las visitas a mi casa.. Sus labios eran gruesos y prominentes, yo imaginaba el resto de su cuerpo de la misma forma.. Mi madre zascandileaba entre sus palabras mientras formaban olas de humo con sus cigarrillos mentolados.. Si te acercabas con demasía a ellas, podías adivinar el sabor de sus bocas, pero yo quería probar la nicotina con mi lengua.. Ellas charlaban y fumaban ajenas a mi deseo de búsqueda todas las tardes, una tras otra.. Algunas veces.. cerraban la puerta.. del salón, creo que para poder estar más tranquilas entre sus inquietudes en ese momento compartidas y separarse de los oídos espías.. Yo deseaba estar ahí, estar entre ellas, pero la puerta cerrada, infranqueable, hacía que mi deseo volara entre sus susurros, en esos momentos tan lejanos.. Adornaba sus labios de frases ocultas, palabras de colores aún no descubiertos, sonidos prohibidos.. Una de las tardes en las que mi madre preparaba café en la cocina, entre en la habitación donde Pilar esperaba.. Le miré a los ojos.. Ella no se movió.. Me miraba fijamente, tanto como yo a ella.. Ninguno de los dos nos movíamos.. Me acerqué y besé su mejilla.. Volví a mirar sus ojos, ahora de frente, muy cerca.. Su boca se entreabrió, pero no dijo nada.. Me retiré al oír.. los pasos de mi madre.. avanzando por el pasillo.. Entró en la sala con la bandeja entre las manos.. - Qué haces aquí hijo?, preguntó.. Mirándola pero sin responder salí del cuarto como había entrado.. Esa noche, cuando Pilar se despedía de mi madre, mientras caminaban hacia la puerta de la calle, oí su dulce voz hablando con mi madre: " Como ha cambiado tu hijo, esta hecho un hombre".. Mamá no contesto, pero yo adiviné la sonrisa que le producían esas palabras.. También noté la mía.. Se me entreabrieron los labios.. Las tardes seguían pasando y mientras mi madre preparaba el café, yo entraba en la sala para mirar y besar a  ...   Me sentía como un preso que tiene una incondicional.. Entró.. Su silueta dibujaba cuadros en el pasillo.. Sus manos de porcelana brillaban más que nunca.. Le explique que mi madre no estaba, pero que podía esperarla.. Me acerque a ella y le susurré al odio "estamos solos".. Dejando caer la cabeza le besé.. Nos agarramos al sueño cálido de deseo.. Mis manos recorrían su cuerpo tan ágiles, que yo mismo sentía la inseguridad entre los besos y el calor de nuestros cuerpos.. Estabamos abrazados y besándonos.. En un momento, Pilar frente a mí.. En un momento, Pilar desnuda.. En un momento.. Nos fuimos amando, despacio.. Despacio, entre olores de levadura y deseos de limón.. Mi sangre hervía ante la magnitud de sus caderas.. Quería domar su cuerpo, quería perderme en su dentro.. Hicimos el amor.. Me sentía inseguro.. La belleza de su espalda, la interminable ansiedad de goce, el perfume de sus palabras hacían de mi un payaso sin nariz de plástico.. Nada en que sujetar mi deseo excepto su sexo.. Ella formulaba deseos que yo casi no podía cumplir,.. sus palabras ocupaban la habitación.. , el sofá perdió protagonismo cuando caímos al suelo entre trotes y pasos rítmicos.. En una fracción mínima tiempo, empujo mi cuerpo dentro del suyo.. Noté como se cerraba ante mi un cuerpo abierto antes.. Una voz ronca, profunda y un gemido sin dolor paró el ritmo de sus caderas.. Yo quería más, pero de igual forma que momentos antes me empujó hacia sus entrañas, me expulsó de su cuerpo.. No sabía que debía hacer, me quede parado frente a ella.. Se incorporó de rodillas frente a mí, metió mi sexo en su boca.. Cálida y urgente sensación.. Al rato, cuando desperté del ensueño de un momento de placer, ella me besó, casi me hacía daño, pero me gustaba.. Me presionó entre sus manos y susurró en mi oído algo que apenas puede entender.. Se levantó y se metió en el cuarto de baño.. El salón olía a sexo, el diván olía a sexo, yo olía a sexo, todo olía a sexo.. Abrí las ventanas y coloqué la evidencia.. El descaro de nuestros amoríos.. Ella volvió.. Apenas me miraba y su tono de voz, antes especial, se convirtió en un tono que no reconocía, necesitaba café.. Me fui a la cocina, entre agua y calor recordaba mis ansias.. Al momento unas llaves irrumpían en la cerradura de la puerta..

    Original link path: /babel/i/Tio3.htm
    Open archive

  • Title: De por qué vendí mi alma
    Descriptive info: De por qué vendí mi alma.. Eugenio Barragán [.. Mi vida es penosa.. Todos los días leo la prensa en la biblioteca de mi barrio.. Después ceno en un restaurante sito en la esquina de mis lecturas.. Es barato.. Cuando camino por la calle, las personas que me conocen, saben a ciencia cierta que por allí transito yo.. Tac, mi pie izquierdo.. Toc, mi pierna derecha.. Tic el artilugio metálico de mi pierna derecha.. Nunca unas pisadas habían sido tan musicales, bueno, si no mencionamos a Fred Astaire, aunque mi insistente melodía me cansaba.. No es que estuviese acomplejado, pero es que mi vida además de triste, era miserable.. No tenía problemas de trabajo, pero cobraba una pensión por invalidez bastante paupérrima.. Y admiraba con envidia.. los astros de la televisión.. , del cine; los afortunados con las loterías del estado.. Bueno, simplificaré, sentía celos y codiciaba la felicidad del resto del mundo.. Algunas veces, creo que mi sombra reflejada en el pavimento de la calle, por la tenue luz de las farolas, se burlaba de mí.. Pero sólo era una sospecha.. Mi sombra era más rápida que yo, y al girarme disimulaba.. Entro en el restaurante.. Siempre soy el único cliente.. Me siento en una mesa cualquiera.. Pido el menú económico constantemente y en el acto me sirven.. Algunas veces he llegado a sospechar que me tienen preparada la comida.. El jefe de cocina, y los dos camareros me observan, cuando degluto los baratos manjares, como si fuera un bicho raro en un zoológico.. Pero ya estaba acostumbrado.. Tampoco converso con los chinos.. Algunas palabras ocasionales, alguna reverencia, alguna sonrisa cuando les dejaba una propina, pero nada en particular.. Y no me esforzaba por expresarme en su lengua es demasiado difícil para mí.. Por lo que algunas veces se abalanzaba el aburrimiento sobre mi estado de ánimo, pero tan mal lo pasaba, el mismo aburrimiento, que algunas veces se reunía con nosotros el hastío.. Me peleaba con ambos, pero eran tan fuertes que mientras me libraba de uno, el otro me acosaba hasta que se alternaban.. Y al final me dejaba llevar por ellos.. Las mujeres me huían, pero lo entendía, sobre todo, si me acompañaba por mi exquisita cohorte.. Pero al menos tenía amigos, aunque no los mejores.. Y así estaba yo con mis dimes y diretes sobre mi.. gratificante vida.. hasta que di cuenta del último plato.. Pero al ser no sé que día festivo celebraban en el establecimiento, creo que el fin de año lunar, no sé.. Me invitaron a una humeante bebida que me revolvió el estómago y sentí unos deseos irrefrenables de orinar.. Ni corto ni perezoso fui al lavabo.. Bajé la cremallera, pero estaba oxidada.. No cedía.. Incluso la forcé dando saltos por el blanco suelo de baldosas.. Estaba acuciado por mi más imperiosa necesidad.. Probé con pequeños tirones hasta que cedió una parte.. Por la estrecha oquedad pude sacar mi pene, y vaciar mi vejiga.. Qué placer, era como una especie de orgasmo.. Cayeron las últimas gotas; metí mi aparato, al que hacía tiempo no le daba ninguna alegría.. y rocé mi piel con el cierre.. Mis ojos se achicaron en mi cara.. Fruncí el ceño.. Levanté mis labios.. Saqué mi lengua que casi me desgajo de un mordisco.. Crucé las piernas.. Grité.. Y cómo si este acto fuera un acto de invocación se me apareció el demonio.. envuelto en llamas.. , fuegos de artificio y con su característico olor a azufre.. Miré al suelo, alcé la cabeza, reculé aterrorizado.. Estas cosas sólo pasaban en las películas.. No sabía si huir, o ofrecerle un cigarrillo.. El demonio sonrió, sus ojos se encendieron como linternas rojas y me realizó la siguiente oferta mientras se mesaba su poblada perilla.. - Mira como te aburres tanto, y te consideras como una especie de cero a la izquierda podría cambiar tu vida.. Te cambio tu alma por un deseo.. Qué te parece? Aceptas?.. El prepucio me dolía horrores, pero no podía ser una alucinación por este motivo.. Estas cosas sólo afectan a la cabeza.. Aunque como siempre opinaban de mí que pensaba con el miembro viril.. Dudé.. Deliberé durante un momento, y al instante le contesté con un " Si quiero!" lo más parecido, supongo, al de una novia en la ceremonia nupcial.. El demonio me preguntó con una gutural  ...   congestionó y tosió.. Supuso que sería un cliente difícil y llamó a la secretaria a gritos, pidiendo otro talonario.. Después de encender el tercer puro se acercó a la cifra correcta de un uno, seis ceros y el símbolo del dólar.. La vida me sonreía con todos sus dientes hermosos y sin ninguna caries.. El éxito me acompañó.. Mis libros se vendían como rosquillas.. Hasta el aburrimiento y el hastío me repudiaron.. Gané dinero mucho dinero, y todo lo que más deseaba: fiestas salvajes, los mejores habanos, alcohol, mujeres.. No pude saborear durante mucho tiempo el triunfo, pasado un par de meses se extendió mi certificado de defunción por: SIDA, cirrosis, cáncer de pulmón, y alguna enfermedad rara.. Y evidentemente el demonio me llevó entre grandes carcajadas a su.. edén.. Durante mi descenso a los infiernos el diablo no paraba de mofarse mientras me obsequiaba con palmaditas en la espalda.. No observaba mi cara, pero me imagino que en mis facciones se reflejaría el odio, y la insatisfacción de haber saboreado por tan poco tiempo mi arrolladora victoria.. Y allí estaba yo extrañado por el pitorreo del demonio, y además en el puto infierno con mi ti, tac, toc contemplando lo que sería mi morada durante toda la eternidad.. Y como no podía ser menos Bukowski, mi modelo, trabajaba allí.. Lo peor de todo es que le molestaba el ruidito, ya que acto seguido se escuchaba un zas de un latigazo.. Y así durante un cierto tiempo, el típico sonido del infierno se salpicó con un: tic, tac, toc, zas.. Durante mis primeros días como alma en pena me enteré de que Bukowski se aburría.. Como tenía confianza con Lúcifer le edificaron una especie de cuadrilátero en una zona volcánica.. Y todas las tardes peleaba con Hemingway hasta que éste pagó su pena y abandonó su calvario.. Intenté caerle simpático, y le enseñé mis poemas.. Y el sonido más familiar a partir de entonces en el infierno fue tic, zas, zas, zas; toc, zas, zas, zas; tac, zas, zas, zas.. No deseaba saber nada de literatura.. Pasaron algunos siglos.. Mi status infernal pasó a ser de.. demonio de primera.. , y el que ahora repartía latigazos a los recién llegados era yo.. Incluso, tomé confianza con Bukowski.. Tanta que hasta me regaló un taco de goma para mi prótesis metálica.. Y si, Bukowski tenía razón en relación con el aburrimiento.. E intentaba convencer a la legión de demonios sobre la posibilidad de construir un hipódromo.. Yo le apoyé en la recogida de firmas, pero no sirvió para nada.. Alegaron mil problemas burocráticos, pero a cambio nos ofrecieron una baraja de cartas.. Como asimismo, nos construyeron un garito, con rocosas mesas y sillas, en la antigua tarima de boxeo.. Así todas las tardes nos la arreglábamos para jugar unas partidas de póquer en el espacio habilitado.. Algunas veces intentamos invitar a Satán, pero siempre estaba reunido, además sospechaba que le solicitaríamos mejoras acomodaticias.. Aún recuerdo la última partida.. - Buk.. - Parecía distraído por lo que insistí.. - Charles, Charles Bukowski.. estás aquí.. - Sí.. - Me respondió con la mirada fijada en las cartas sin mover un músculo de su cuerpo.. - Cómo es que estás en el infierno? - Le pregunté, por lo menos saciaría mi curiosidad.. Durante toda mi estancia siempre me había preguntado por los hechos que habrían motivado que residiera allí permanentemente.. - Vendí mi alma.. - Buk, ni se inmutó al responderme.. Incluso, entre las sombras, creí observar que se sacaba una carta de debajo de su larga barba.. No me importaba y volví a escupir otra pregunta.. Sólo esperaba que no se enfadase ya que su carácter era terriblemente irascible y violento.. - Para tener talento? - Bukowski levantó la cabeza.. Sonrió.. Parecía que le sometía a un interrogatorio, pero quizás éramos almas gemelas en esta especie de cadalso.. Y quién sabe si podríamos fugarnos.. - No, el talento siempre lo tuve.. La vendí para que el demonio cambiara mi hígado, mi estómago y mis pulmones por unos nuevos.. Hacía trabajar demasiado a estos órganos.. Permanecí inmóvil, estupefacto.. No me esperaba esta respuesta tan demoledora.. Bukowski depositó las cartas sobre la roca donde jugábamos y añadió :.. - Póquer de ases.. Gano.. Se me olvidaba.. Mañana me encargo de la tunda de latigazos de las nuevas almas descarriadas..

    Original link path: /babel/barragan/Tbarragan12.htm
    Open archive

  • Title: Mis semáforos
    Descriptive info: Mis semáforos.. Paquito el chocolatero [.. arriba.. rojo.. enamoré.. Siempre he estado convencido de que cruzar un semáforo en una calle es como lanzar una tortilla hacia.. : algunas veces sale bien, pero otras.. la tortilla acaba en el suelo.. Pues bien, asi fue como la conocí, en un semáforo.. y de la misma forma la perdí.. Les cuento.. No me gusta la acera en la que el 43 tiene su parada.. es oscura, fria y aburrida.. sin tiendas ni portales.. sólo un viejo y enorme edificio, espantoso para más señas.. Asi que cuando voy camino de la oficina y llego a la altura de la parada del 43, cruzo a la acera contraria.. Hay que tener precaución.. es una calle con mucho tráfico, de una sola dirección y cuesta abajo.. los conductores se animan a meter tercera.. realmente, un hecho insólito en esta ciudad.. Por eso siempre procuro cruzar por el semáforo, y lo usual es que el semáforo esté.. para los peatones.. un par de minutitos de espera no te los quita nadie.. Supongo que habrán vivido esa situación: uno se  ...   Gran Hermano, las bajadas anfetamínicas, o quien sea, pero lo habitual es que los demás no tengan un interés especial hacia nuestra persona.. se trata, simplemente, de que no hay otro sitio hacia donde mirar.. Pues bien, ella se encontraba allí, enfrente, mirandome.. Me.. enseguida.. como en las pelis.. Sólo me faltó el suspiro, porque todo lo demás se desarrolló segun el guión: la música de violines, la baba en la comisura de los labios, el semáforo que cambia de color y yo sin enterarme.. en fin, el paquete completo.. Como dije, el semáforo cambió de color y ella empezó a avanzar hacia mí.. El corazón se me desbocó, claro.. y empezé a balbucear algo así como "yo.. yo.. tú.. ".. Ella me sonrió con la sonrisa más cautivadora y maravillosa con la que la rana Gustavo pudo jamás soñar.. Se paró junto a mí, humedeció sus labios, entornó ligeramente los ojos, alargó una mano dulce.. perfecta.. cogió del cuello a un imberbe que se encontraba a mi lado, y le estampó un beso en los labios, de esos que quitan el sentido.. supongo..

    Original link path: /babel/t/Ttavi2.htm
    Open archive

  • Title: Coincidencias II
    Descriptive info: Coincidencias II.. Yaiza [.. Conocí a Pecesita hace un par de años en la Anchorage de Michelle Shocket.. Se puso ese nombre por la canción de Janis Joplin "Piece of my heart".. Ella estaba allí porque había leído en el Reader's Digest que la proporción de hombres-mujeres era de 10 a 1, así que si al menos las estadísticas por una vez la respetaban, tendría 10 varones para probar.. más alguno que le pillase de rebote de otras.. Pero como todos sabéis las estadísticas mienten, dicen por ejemplo que el.. hombre promedio.. tiene 1,95 piernas por ejemplo.. y no digamos el Reader's.. La cosa es que estaba la pobre decepcionada porque había descubierto que la estadística se había olvidado de los animales domésticos.. competencia cruel especialmente cuanto nieva de esa manera y no hay forma de quedar con nadie.. Ese día hacía un frío tremendo así que me metí en el primer y único bar (qué diferencia con España.. ), pensando qué coño se me había perdido a mí en Alaska.. Había unos irlandeses rascando violines  ...   que era ella, Pecesita.. Pensé que iba a cantar un bañenato, una cumbia, un tango, o un merenge.. incluso se me pasó por la cabeza que emulase a la Shanya Twain.. o a Celyn Dion, pero no.. Largó un empalagoso discurso de lo grande que eran los Estados Unidos y lo estupendo que era ser americano.. Todos aplaudieron aquellas palabras reconfortantes, como si fuese el cuarto gol de España ayer.. Cuando descendió de la tarima todos la abrazaron, todos saltaban y querían tocarla mientras el violinista irlandés volvía a maullar algo así como el Born in the USA.. nadie quería quedarse sin tocar a aquella mujer, a aquella Woitijla profética que tan bien había hablado.. La masa necesitaba un trozo de las prendas de aquella mujer y fueron cayendo botones, pañuelos, puños, mangas, bragas, medias.. hasta quedarse desnuda.. Me acerqué y ví que era hermosa, muy hermosa, a pesar del peinado horrible que se había hecho.. Le ofrecí mi cazadora, que con lo grande que era le hacía de vestido sin problema.. mejor que un orgasmo..

    Original link path: /babel/y/Tyaiza5.htm
    Open archive





  • Archived pages: 695