www.archive-org-2014.com » ORG » C » CIBERJOB

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".

    Archived pages: 695 . Archive date: 2014-01.

  • Title: qué es
    Descriptive info: b.. A.. bel, laberinto de textos.. Dónde diablos he entrado? Qué es bAbel?.. una comunidad de relatos sumergidos, de relatos oníricos, irreales, melancólicos, eróticos, intimistas, humorísitcos, poemas-objeto, trampas.. entrecruzados entre sí mediante enlaces a referencia comunes.. Quién escribe en bAbel?.. cualquiera que tenga ganas, el único requisito es.. enviar tu relato.. , apadrinando en él.. alguno de los anteriores.. Castellano, catalán y portugués son de momento nuestros idiomas oficiales.. cómo leo esos relatos?.. en bAbel agrupamos los relatos en cuatro barrios: el.. puente..  ...   por bAbel, y están explicadas en el Hilo de Ariadana.. y quién es el loco que se encarga de este caos?.. los responsables de este laberinto son los.. Arquitectos.. , seres caprichosos y volátiles, que de vez en cuando dejan sus pensamientos en la.. bitácora.. Recibe las actualizaciones (no spam) o envía un mensaje a bAbel.. ver los relatos nuevos.. recibir un beso o treinta y cinco besos.. Averiguar un poco más.. Bienvenido a bAbel, el laberinto de textos.. Ojalá que te pierdas..

    Original link path: /babel/quees.htm
    Open archive

  • Title: .:: bAbel | Rastreador ::.
    Descriptive info: |.. volver a la página principal.. Search this site.. powered by.. FreeFind.. [.. +.. ]..

    Original link path: /babel/rast.htm
    Open archive

  • Title: catapultA
    Descriptive info: la catapulta aleatoria te llevará a un relato al azar en bAbel.. súbete a ella!..

    Original link path: /babel/cata.htm
    Open archive

  • Title: Arquitectos en bAbel
    Descriptive info: arquitectos en b.. bel.. bitácora de los arquitectos en bAbel.. Arquiteco.. [www] [@].. [unas palabras, por favor.. ].. textos.. Ergaster,.. El botijero.. TrafalgarSur.. Estoooo.. que el palaustre me da alergia ¿sabe?.. pero si necesitan un botijero.. estoy disponible.. 1.. ] [.. 2.. 3.. ].. trafalgarsur@hotmail.. com.. nombre.. Kapa,.. el albañil.. Egglog.. Es Mejor TraSubir que TraBajar.. egglog@hotmail.. Dementa.. asteroide b612.. ¡Que temeridad acabo de cometer! Se me ha ocurrido entrar a echar un vistazo sin el casco reglamentario puesto ¡Y por poco me cae un sustantivo en la cabeza!.. Fiuuu.. Ahora, ya con las debidas precauciones tomadas y remangada la camisa, les saludo a todos desde este bonito  ...   idea, pero.. les gusta el té con pastas? Porque el otro día encontré una tetera de barro con grandes arabescos en la tapadera, y un asa preciosa en forma de querubín mofletudo y todo salpicado con angelotes de cerámica, y bueno, la verdad es que era más bien horrorosa, por no decir completamente horrorosa, pero el caso es que pensé: esto, para reuniones numerosas, va que ni pint.. y.. uh, sí, perdonen, esto era sólo un post de prueba.. Blogger, funcionas?.. sevendandahalf75@hotmail.. La India Maquinista de Tren.. LIMDT.. mariaf_serrano@hotmail.. Paz,.. la Guardiana del Puente.. la mentira roja.. pazalvear@hotmail.. Óscar.. la mentira verde.. Eh.. puedo saludar?.. bbl@iespana.. es.. bAbel..

    Original link path: /babel/arquitectos.htm
    Open archive

  • Title: :: el Puente de los suicidas ::
    Descriptive info: Hola.. quién eres?.. despierta, despierta.. no me preguntes a mí, no sé cómo has llegado aquí.. ves el agua negra abajo, precipitándose, manando violenta? En ese agua encontraremos nuestro fin.. este es el puente de los suicidas, sí.. si estás aquí, no puede ser por otro  ...   tú también estás atormentado.. Sólo nos falta un ligero salto, un leve salto, una grácil caída.. Pero antes contémonos nuestras desgracias.. El Puente de los Suicidas.. Relatos intimistas.. Visita a algunos miembros del barrio.. El Baño.. Espejo.. Diario de un drogadicto.. Gracias por dejarme escribir.. La agenda..

    Original link path: /babel/puente.htm
    Open archive

  • Title: Alas de cartón
    Descriptive info: Alas de cartón.. Francisco Peralta Simón [.. @.. www.. No sabía cómo había subido.. No le importó.. Culebrillas de luz chasqueaban sus cuerpos eléctricos en un mar negro.. A su derecha, la luz se colgaba de una luna redonda, casi esférica, como un gran balón de fútbol repleto de esas culebrillas que se iban perdiendo, dormilonas, tras una sierra azabache.. La brisa de levante batía copas y mecía la hojarasca, cargando el aire del aroma de cipreses y pinos que su abuelo plantó de joven.. Sentado en el tejado, junto a la chimenea, enhollinados los bajos de los pantalones, Juan asía con las dos manos una humeante taza; saboreó a borbotones un café dulce como el chocolate, que era el sabor más fuerte que le habían permitido beber.. Se rascó el incipiente vello del mentón, una fila de inquietas hormigas.. Aquel era su día.. , se dijo, convenciéndose de que aquella luz misteriosa, el foco que dios había colocado para deleite del mundo, hoy, y por primera vez, lo enfocaba tan sólo a él.. Extendió alas de cartón atadas con cinturones a sus brazos.. La brisa le impelía los mechones trigueños..  ...   hervor de la leche.. El aroma de las tostadas y del chocolate.. Marta abrió las ventanas y dispuso el desayuno en la mesa.. Llamó a su marido y a su hijo.. Una voz varonil respondió desde el lavabo.. Como de costumbre, gritó a intervalos el nombre del niño.. Como de costumbre, los tacones de Marta tuvieron que aldabear los peldaños de madera.. Los goznes chirriaron, cansados.. Susurró el nombre de su hijo.. La luna se colgaba por la ventana.. Todo era claridad.. en la habitación.. La diafanidad de lo natural arrinconaba los muebles tras la cortina de luz.. Dormía.. El rostro de Juan: la boca fresca, los pómulos anaranjados, el brillo de su piel, y la fila de hormigas en su mentón, resbalaba por un rayo de luz de luna.. En qué soñaría? , se preguntaba su madre sonriendo.. No sabía por qué ni cómo había sucedido o si alguna vez había sido diferente a hoy, pero en aquel instante, la sonrisa se desgrano en un rictus de miedo.. Bajo aquella luz de luna, Marta supo que su hijo ya no era un niño, y lloró.. Faro.. Puente.. Torre.. Zeppelín.. Rastreador.. Nuevos..

    Original link path: /babel/p/Tperalta1.htm
    Open archive

  • Title: :: el Zeppelín ::
    Descriptive info: Agárrense fuerte! Apriétense los cinturones! tienen su boleto para el viaje? Aún están a tiempo de sacarlo! Corran! Corran! El zeppelín está a punto de partir.. En él viajan Salgari, Verne, London.. Ulises, Livingstone, Lancelot.. dentro del Zeppelín está todo lo que no es, ocurren maravillas, vean al encantador de serpientes! admiren a la mujer de tres cabezas! El viaje va a comenzar.. El Zeppelín.. Relatos de ciencia ficción, aventuras y viajes.. El museo de cera.. Aldrobando Anatema.. Plagio.. Un viaje, todos los viajes.. Función privada..

    Original link path: /babel/zeppelin.htm
    Open archive

  • Title: El hombre que se repetía
    Descriptive info: El hombre que se repetía.. Malina [.. ".. Conozco miles de historias de hombre que son un repeat y sólo un puñado de historias de mujer, que son verdad".. danube.. De sus antepasados germánicos, le habían quedado a Alfonso Wiederholen, solamente un apellido inpronunciable y una exactitud y regularidad de relojería suiza.. El resto se lo había tragado el mestizaje que conformaba su sangre y el accidente de haber nacido en el Río de la Plata.. Alfonso era un hombrecito menudo, cincuentón, con una calva más que incipiente, cuya característica más notable, era pasar desapercibido.. Un típico hombrecito gris, del que la mayoría no guardaba ningún recuerdo, luego de unos minutos.. Si se le hubiese preguntado a la comunidad sobre él, lo más probable es que se hubiera obtenido: "un compañero agradable de trabajo" o "un vecino tranquilo y respetuoso".. Por supuesto no era casado.. Sus pocas visitas a locales nocturnos, habían sido otra pérdida de tiempo.. Lo único que había obtenido de esas salidas, era el adelgazamiento de su billetera y la sensación de camuflarse con el decorado.. Tampoco tenía, lo que se dijera amigos ni enemigos, ya que no despertaba ni pequeñas ni grandes pasiones.. Nadie siquiera, se había planteado la posibilidad de que él, tuviera mas emociones que alguna de aquellas plantas de la oficina.. A él tampoco parecía importarle.. Su vida consistía en la repetición perpetua de una rutina laboral, que cumplía con rigor espartano.. Se levantaba a las siete en punto, tomaba una ducha y se concedía la siguiente media hora frente al espejo para afeitarse, acicalarse y poner en orden sus pocos restos capilares.. Luego seguía con un desayuno frugal y la partida a tomar el ómnibus 111 en dirección céntrica, para llegar puntualmente al trabajo a las ocho y treinta.. Nunca se había atrasado ni un minuto, ni había faltado por enfermedad en treinta años.. Cuando volvía a su casa, seguía la consiguiente preparación de su cena, una hora de informativos locales y el retiro a su lecho temprano.. Cuando aquella mañana - como cualquier otra- limpió con la toalla la superficie del espejo para afeitarse, sufrió un sobresalto.. Automáticamente, miró por sobre su hombro buscando un segundo espejo, que sabía no existía, para encontrar sólo la conocida cortina de baño.. Volvió a observar la bruñida superficie, fascinado por el descubrimiento de una imágen de infinitos Alfonsos, compartiendo un sólo espejo.. Observó detenidamente y descubrió de pronto que no se trataba de una mera repetición, sino que eran cientos, miles de rostros con sus características físicas, pero todos ellos con una emoción distinta pintada en la cara.. Algunos lloraban a mares, otros se doblaban de risa, algunos lucían la mirada heroica de los héroes, el terror de los condenados a muerte, algunos mostraban el enrojecimiento de los cobardes, mientras otros sonreían con una socarronería desvergonzada.. Lo único que parecían compartir, era ese mismo cuerpo y la barbaridad e incongruencia de habitar en ese mismo instante todos juntos, la dimensión de ese espejo.. "Qué diablos estaba pasando?" - pensó con una mezcla de terror y asombro.. "Cómo era, que un vulgar espejo de baño, que siempre se había comportado con normalidad, produjera ese efecto?".. Se observó nuevamente - o mejor dicho a ellos - tratando de ubicar la recordada imágen de sí mismo, infructuosamente.. Su infalible sentido de responsabilidad, le advirtió de que se le hacía tarde para el trabajo, con lo que determinó, descolgar al traidor (ya compraría uno nuevo al volver del trabajo), e ir a buscar el del recibidor para la afeitada matutina..  ...   un movimiento.. Cuando observó de nuevo, se volvió a percatar ahora ya seguro.. Si, algo ocurría con todos ellos.. Parecía que a medida que se observaba, alguno de los rostros infinitos desaparecía, simplemente se esfumaba dejando un instante de espacio libre.. Tuvo la idea, de que si lograba mirarse lo suficiente, quizás podría invertir el proceso hasta quedar nuevamente con un sólo reflejo.. Y lo invadió un alivio nacido en la desesperación.. Así fue, que salió corriendo a comprar un espejo de mano, que pasó a convertirse en amigo inseparable.. Esa noche no durmió observándose una y otra vez, con la saña de un matador de cambios religioso.. Por cada uno que desaparecía, estaba mas cerca de su meta, de sí mismo.. Así fueron pasando los meses, entre enfermizas observaciones, terrores y una vida girando en torno a una imágen.. Ya no lograba recordar la primera, la buscada, eran tantas y algunas tan parecidas, que ya no lograba su mente llamar el conocido recuerdo.. Lo intentaba día a día al tacto.. Acariciaba su rostro como los ciegos, en un vano intento de pintarse con la imaginación, sin grandes resultados.. Un día, finalmente ocurrió.. Cuando por fin esa mañana se miró, notó un número accesible de solucionar en un día.. Con el tiempo que llebava de practicar esta nueva rutina, había competido contra su resistencia, logrando batir el récord de mil quinientos rostros aniquilados al día.. Ya había adquirido el ojo, para tener una noción de espacio y número en el espejo.. Ese día, apreció que las que quedaban lograría desaparecerlas en el transcurrir de esa jornada, y por primera vez en su vida, llamó al trabajo para pedir libre, lo que le fue concedido sin esfuerzo.. Lentamente, decidió gozar ese último instante de.. esa designada tortura.. Por fin podría tener nuevamente paz.. Con la parsimonia de un sibarita, se dedicó a observar con atención cada cara aniquilada.. Así por primera vez pudo saber, como hubiera sido quizás, si él hubiese llevado otra vida.. Observó cómo una sonrisa le iluminaba los ojos y cómo las lágrimas lo enternecían.. Y en esa fracción de segundo, creyó comprender el valor y belleza de lo efímero.. Cuándo finalmente al llegar la noche llegó a las últimas, no pudo evitar sentir una extraña pena invadirlo.. Pero - se dijo - debía concluir esa locura y rehacer su normalidad.. Se sentía demasiado viejo para tentar incertidumbres.. Se llevó el pequeño espejo ovalado, que desde hacía unos meses lo acompañaba en esta odisea y se sentó a los pies del lecho.. Por fin tendría nuevamente una noche de sueño tranquilo.. Con la lentitud de las despedidas, se decidió a observar las últimas dos caras.. Observó una vez mas, y se esfumó la imagén doble, dejando por último un rostro gris, triste y abotagado por el cansancio y los años de hábito aletargante.. Con tristeza dejó el espejo sobre la mesa de luz; lo que quedaba no lo había dejado tan felíz como había creído sucedería.. Se recostó y cayó en un sueño profundo y vacío.. A la madrugada, despertó sudando aterrorizado.. Tomó el espejo nuevamente, y mientras el último Alfonso se esfumaba de la lisa superficie, su cuerpo iba desapareciendo lentamente en el aire de la habitación.. Mientras un rayo de lucidez invadía su cabeza ya casi inexistente, supo que no se puede perder lo que jamás se ha tenido.. Mientras el espejo caía al piso y se partía en mil pedazos, la noche fuera de la habitación seguía su curso apacible de primavera, dándole paso a la nueva mañana..

    Original link path: /babel/m/Tmalina2.htm
    Open archive

  • Title: :: la Torre de los vicios ::
    Descriptive info: Sí.. así.. sí.. un poquito más abajo.. ahí.. sí, sí, sí.. hmmm.. cómo sabes dónde me gusta.. La Torre de los vicios.. Relatos eróticos.. Maletas bajo la lluvia.. Cuento erótico-festivo.. En el parque.. Puta.. pero honrada!.. En el susurro..

    Original link path: /babel/torre.htm
    Open archive

  • Title: Amor incondicional
    Descriptive info: Amor incondicional.. Subían en el minúsculo ascensor del hotel, manteniendo un incómodo silencio.. Sus cuerpos apoyados en la pared metálica, sin ningún tipo de contacto.. La mirada de él huía de todo posible acercamiento, a.. aquellos dos.. caramelos de chocolate que parecían prometerle un paraíso de dulzura y querer tragárselo irremediablemente.. La situación le producía una cierta vergüenza, que lo ayudaba a mantener el ancla racional.. La mirada de ella en cambio, lo recorría tratando de absorber y almacenar cada pliegue, cada hoyuelo, cada cabello de rebelde plata.. Tratando de interceptar esos ojos huidizos, aunque sólo fuera para regalarle un segundo de conocimiento.. Al llegar al quinto piso, abrió la puerta, miró a ambos lados del pasillo y la dejó pasar.. Cerrando tras de sí, dudó aún unos instantes, pero en seguida recobró la seguridad que le otorgaban las cuatro paredes, en esa habitación de dimensiones mínimas y se acercó sonriente.. Apenas una camita, una pequeña mesa a guisa de escritorio junto a la ventana, que ni siquiera lograba llenar por entero la habitación de luz natural.. Y frente a ambas, un armario de puerta doble corrediza cubierta de espejo.. Allí se encontraba ella inmóvil.. Frente al armario de espaldas a la ventana.. Rodeando su cintura con un brazo, la atrajo hacia sí y comiendo sus labios la saboreó goloso.. - Vamos a follar le susurró firme al oído, cómo orden para que se desnudara.. Lenta y  ...   se perdía en aquel triángulo de las Bermudas, deseando que el mundo entero se detuviera en ese instante para siempre, los ojos de él escapaban a la realidad de los tejados vecinos.. Por un segundo bajó la vista, era tan suya, tan incondicional, tan pequeña.. Se sintió turbado.. Utilizando la imagen distorsionada del espejo, hostigó sus deseos.. Y mientras su sexo empujaba el interior de su mejilla abarcando su tibieza, sus ojos revivían en la imagen doble.. Su ser viviendo la fantasía que le mostraba el espejo.. Tomándola por los hombros, la llevó al pequeño camastro donde metódico y preciso le hizo el amor, hasta derramarse junto a un: "No!" suplicante.. Todo el tiempo mientras se vestía y bajaban en el ascensor, permaneció ella callada.. Mientras, él, cómo disculpándose le fue soltando fragmentos de su vida: su joven mujer, sus hijos pequeños.. Frente a la estación de trenes él se detuvo un instante, observándola como para grabársela en el último segundo y añadió enigmático:.. - Estás demasiado buena para lo inquieta que eres.. En ese momento, ella quiso detenerlo, contarle tantas cosas.. Pero no pudo.. Sólo apretó los labios mientras él besaba delicadamente su mejilla y desaparecía con el sol en la estación.. Y mientras lo veía marchar, sólo pudo pensar que el amor cuando llega, ataca a traición e inconvenientemente.. Y mientras sus labios sabían a sal, la mano en su bolsillo estrujaba un puñado de billetes..

    Original link path: /babel/m/Tmalina1.htm
    Open archive

  • Title: :: el Faro de los locos ::
    Descriptive info: La corte de los bufones desfila ante ti! los irreverentes, los sarcásticos, los bromistas.. se reúnen en este barrio para hacernos reír.. El Faro de los Locos.. Relatos de humor.. Mis relaciones de pareja.. Pequeñas cabronadas cotidianas.. Ley.. Ponga un anciano en su vida.. Diario de una encerrona..

    Original link path: /babel/faro.htm
    Open archive





  • Archived pages: 695