www.archive-org-2014.com » ORG » C » CIBERJOB

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".

    Archived pages: 695 . Archive date: 2014-01.

  • Title: Cuando se es precavido y no sirve para nada
    Descriptive info: Cuando se es precavido y no sirve para nada.. Eugenio Barragán [.. @.. ] [.. www.. ].. Pijama corto de verano, ventana abierta de par en par para mitigar el calor, una botella de agua, un reloj despertador digital; y para mañana una buena dosis de tranquilidad, don de gentes y una buena comunicación que me proporcionará un sueño reparador.. Si es todo lo necesario para realizar mañana una excelente.. entrevista de trabajo.. Repaso mentalmente todo.. Dudo.. Será mejor que saque del cajón mi otro y fiel despertador.. Hombre prevenido vale por dos y nunca se sabe lo que puede pasar: si un fallo de corriente eléctrica, una avería o cualquier cosa.. Le doy cuerda y sus saetas vuelven a medir el paso del insidioso tiempo.. Lo coloco al lado del despertador digital, apago la luz y antes de ponerme a roncar miro extasiado el conjunto.. La luminiscencia verde de uno y los rojos dígitos cambiantes del otro.. Y yo durmiendo, y el drama estalló sobre la mesita de noche, entre ceniceros repletos de colillas, de mecheros, de bolígrafos y mil artilugios inútiles.. - Intentas hipnotizarme?- Preguntó el viejo reloj con voz altiva.. - No.. Y tú, pretendes que me duelan mis circuitos integrados con tu monótono: "tic, tac"- Respondió el adversario con indiferencia.. - Mira  ...   para poder seguir escuchando la disputa.. -.. Le habrás prestado su servicio, pero, bastante deficiente.. Sino no te dejaría encerrado en el cajón.. O es que no te has dado cuenta aún de que ya atrasas dos minutos.. Mira como centellena los minutos en mí, y los alegres que están.. Carca que eres un carca de mierda.. Al oír estas palabras el despertador de cuerda abrió su visera de cristal y amenazó al reloj digital con sus afiladas saetas.. Éste se apartó y reculó hacia atrás.. Los diferentes artilugios se separaron y les dejaron sitio a los dos combatientes.. La cadena de música radiaba la pelea.. Otra embestida, pero el moderno reloj no pudo esquivar la manecilla de las agujas pequeñas.. El plástico protector se agrietó, pero ahora de los dígitos se dibujaba una sonrisa.. El viejo despertador siguió asaeteando hasta que una parte metálica rozó las entrañas del destripado reloj digital y quedó inmóvil por la terrible descarga eléctrica.. Sonó la cuenta atrás, y la cadena de música emitió su veredicto: Combate nulo.. "Esto si que es.. mala suerte.. , dos despertadores.. Uno parado, y eso que le di cuerda, y el otro destrozado por una sobrecarga de corriente.. Y lo más grave, sin entrevista de trabajo.. ".. |.. Faro.. Puente.. Torre.. Zeppelín.. Rastreador.. Nuevos.. Arquitectos..

    Original link path: /babel/barragan/Tbarragan10.htm
    Open archive

  • Title: Los dos son pareja
    Descriptive info: Los dos son pareja III.. Mia Font [.. 4 Colors.. Brito y Picatoste.. una mala noche.. Por la calle, frente a frente.. se encuentran y se saludan.. SIN FALLOS.. -Buenos días nos dé dios.. -Buenos días nos dé, adiós.. -Pero Picatoste, a dónde va usted tan aprisa?.. -No voy a ningún sitio.. -Usted se lo pierde.. Yo estuve hace poco y me encantó.. -Tampoco me extraña, a usted cualquier tontería le impresiona.. -Oiga sin faltar, que yo no le he faltado.. -Yo nunca he faltado, siempre que se me ha llamado, he venido.. -Ya, pero hoy no va a ningún sitio.. -Sí, pero porque nadie me ha llamado..  ...   Y si le llamaron al móvil, puede que no tuviera cobertura.. -Que yo no tenga cobertura no es su problema.. Y cada uno tiene lo que quiere!.. -O lo que puede.. -Insinúa algo?.. -No, por dios.. Nada más lejos de mi intención.. -Mire, le seré sincero.. Si alguna vez nado, nadaré a la distancia que me dé la gana de su intención.. -Hoy está usted muy cascarrabias.. -He pasado por.. -Lo ve.. yendo a ningún sitio no se pasa por mala noche.. -Tendrá usted razón.. A lo mejor le hago caso y al final voy.. -Gracias, ya tengo uno que me hicieron la semana pasada.. Puede que la próxima..

    Original link path: /babel/mia/Tmia3.htm
    Open archive

  • Title: Doremi
    Descriptive info: Doremi.. Hidro [.. Aquella noche podría ser otra noche cualquiera; una fría vuelta a casa, el viento crudo, agreste y ese intento de lluvia que a veces no llegaba a intento pero se empeñaba en herir su rostro mientras caminaba.. por el boulevard.. Montparnasse.. Llegó exhausta; utilizó el último aliento para subir los cuarenta y dos escalones que le llevaban a su piso y abrió mecánicamente la puerta.. La falta de Zingaro hacía que las habitaciones parecieran frías a pesar de la calefacción.. Los cristales de las ventanas estaban empañados, le pareció curioso observarlos.. Recordó que esto no sucedía desde aquellos tiempos en que el apartamento era de los dos, de Sergei y de ella; aquellos tiempos que se diluían en una lluvia que era y no era, pero que no dejaba de humedecer los otoños de París.. Mientras preparaba un café la asaltó una idea: Los cristales se empañaban cuando había personas en casa, está vez notó que los cristales estaban empañados apenas entró.. Sintió.. un chispazo de adrenalina.. en su cuerpo y reaccionó con precipitación.. En un gesto que poco después le pareció inútil y hasta pueril, tomó un cuchillo de la cocina y avanzó por el corredor; abrió la puerta de su alcoba y estaba vacía, lo mismo el cuarto de baño, el escusado y la lavandería; el cuarto de invitados estaba tan solo como el resto de las habitaciones visitadas.. Sólo quedaba por revisar el cuarto del fondo, el mismo que no se había abierto desde hace más de un año, el cuarto de donde Sergei solía pasar aquellas tardes de lluvia ligera.. -más de un año- Le repitió su mente como una punzada, más de una año desde esa noche de ulular de sirenas y luces destellantes de un azul que sería el color de la melancolía que bebiera los últimos catorce meses.. más de un año.. La habitación estaba sola, intacta, dolorosamente intacta.. El sillón con forro de piel que le regalara la segunda navidad que pasaron juntos, el estante con libros y papeles, el cartel con el anuncio de aquel concierto de Rubinstein al que  ...   fa.. el violín desprendía calor.. sol, la.. Al abrir los ojos se encontró con la ausencia del azul, y con la tibieza, con la tibieza casi olvidada, casi oculta en el azul intermitente de cuatrocientos treinta días y cuatrocientas treinta y un noches.. re, mi, do, sol.. fa.. mi.. No se dio cuenta cuando se desprendió del jersey, el ambiente era ahora cálido y el contacto con la madera del violín le henchía los poros de la piel.. Encontró un pequeño rasguño en el esmalte casi perfecto, lo palpó una y dos veces con la yema del dedo índice y su piel se erizó de la misma manera que se erizaba al recorrer.. aquella cicatriz.. en la nuca de Sergei.. Abrió los ojos nuevamente y el azul seguía ausente, ahora con todos los colores.. Oscuridad total, ni siquiera una chispa indiscreta lograba traspasar los cristales empañados.. do, mi, sol.. La falda de lana abandonada sobre la madera pulida del suelo, la madera del violín traspirando olor de piel, y la piel indefensa ante dos puntos chispeantes, los ojos gatunos de Zingaro.. re, sol, fa, fa mi, fa, sol.. Casi desnuda y tibia pasó la mano trémula sobre el arco y este en respuesta le rozó la nuca cuyos pelos se erizaron; ahora nada era tibieza, ahora todo era calor, el puente entre sus piernas jugaba con sus bragas, las cuerdas vibraban.. Si, fa, sobre la cara interior de los muslos y sus labios humedecidos por una lengua recién descubierta, reinventada.. La cara al techo, las pestañas alzadas al techo invisible y un rictus de placer bordeándole el rostro blanco mientras las manos de violín acariciaban sus pechos y sus recuerdos guardados allende, mucho más atrás de aquella noche de ulular que ya no existía más.. Nada existía sino el respirar cálido de la pieza de artillería musical sino los ojos de un Zingaro; fantasma que soltaba una vez más aquel maullido conocido, el mismo que acompañaba cada orgasmo, el mismo sonido casi indiferente, casi aprobatorio.. si, si.. re.. Los cristales seguían empañados y París no dormía porque los sueños nunca duermen.. |..

    Original link path: /babel/h/Thidro7.htm
    Open archive

  • Title: Un día tonto en el bar de siempre
    Descriptive info: Un día tonto en el bar de siempre.. Adriana Pérez [.. @].. [.. Ella miraba las mesas vacías del bar que frecuentaba.. Pero estaba en la suya, quieta, como atada por una cuerda invisible.. Ya había leído el periódico, así que sólo le quedaba la pared (en esta, un solo adorno: una serigrafía estridente).. En fin, también estaba la enorme cristalera, única razón, con el periódico, de su visita al local.. Y podía ver cómo se movía la rama de un pequeño tilo.. Se asomaba sin pudor, incluso guasón, si acaso los árboles pueden serlo.. Pero el movimiento fue haciéndose cada vez más rápido, más violento.. Las hojas rozaban el cristal.. Pronto toda la extensión leñosa se aproximó amenazadora.. Hasta que ocurrió lo inevitable: Primer golpe; sin consecuencias.. Yo no corría ningún peligro, en aquella mesa.. Por otra parte, sola en toda aquella planta superior del local (el camarero se encontraba, con los demás, abajo), tampoco podía temer por nadie.. Y, sin embargo, me dio miedo la situación.. Y tuve razón en mi temor, pues al viento lo acompañaba, ahora, oscuridad cada vez más acusada.. Y no había ningún.. eclipse.. anunciado, para las once de la mañana de tal día de octubre, en esta región de Europa (yo siempre me enteraba de estos eventos con antelación de meses).. Me levanté, pues qué otra cosa podría hacer, con este temor cada vez más paralizante extendiéndose por mis nervios? Esperar a no moverme?.. Las hojas susurraban, con el viento, como si fueran voces fantasmales.. La rama golpeaba una y otra  ...   qué risa).. Mi sangre se llevó la hoja del tilo, y corrió escaleras abajo en forma de chorro breve pero visible, gorgoteando, audible pese al incansable viento que no dejaba de acezar.. Mi sangre, roja mate, llamando la atención de pronto al camarero que me había olvidado y que dejó caer la bandeja que portaba en ese instante.. Y, sin quitar la vista de mi rastro hemático, subió lentamente las escaleras, cada vez más pálido -yo no pude valorar su tono facial, obviamente, pero la natural es que haya sido así--.. Pálido, muy pálido.. , y así pude verlo yo, se volvió al observar el escenario: Cristal roto, árbol moviéndose sin cesar, una mujer embadurnada en sangre, y todo lleno de su mismo rojo elemento que brotaba de la mano herida.. Que qué pasó? El hombre no resistió la vista de tanta hemorragia, y cayó patas arriba; yo no aguantaba más tiempo en aquel local extraño, y, como empezaba a marearme, comprimí mi herida con la otra mano, le saqué la lengua al tilo, salté sobre el camarero, y me fui corriendo del bar, previo pago del café que había tomado, cuyo importe conocía bien, por lo que se lo di sin más comentario al otro camarero, que me miró con su indolencia habitual.. La verdad es que la herida cerró sin mayor problema, de forma casi instantánea, de modo que fregoteé durante toda la tarde, un dos, un dos, todo mi apartamento, ventanas incluidas, al ritmo del mismo viento burlón que, ese sí, continuó soplando todo el día..

    Original link path: /babel/p/Tperez3.htm
    Open archive

  • Title: El sobre negro
    Descriptive info: El sobre negro.. El autobús se acerca ahíto de publicidad de los bocadillos "Pocopan".. Subo por la rampa.. Introduzco mi billete multiviaje en la máquina chequeadora.. El conductor bosteza.. Apenas hay nadie; sólo cuatro.. almas en pena.. lo ocupan.. Con el sueño aún en mis ojos ni me fijo en mis acompañantes.. Tomo asiento, cerca de la ventanilla.. Está amaneciendo.. El autobús arranca en pos de una nueva parada.. Hay un sobre negro en la plataforma.. Nadie lo ha advertido.. Miro disimuladamente.. Un mecánico, lo deduzco por su mono de trabajo azul, se levanta de su asiento.. Pasa por mi lado.. Miro por la ventanilla.. Suspiro para que no se dé cuenta.. Pulsa el botón de petición de apertura de las  ...   el otro zapato, y lo deja en el suelo.. Me levanto.. Miro hacia mis acompañantes.. Me agacho, lo recojo y me vuelvo a sentar en mi sitio.. Bajo la cremallera de la cazadora.. Deposito el sobre entre el forro y la camisa.. Mi corazón palpita.. Pienso que no está bien,.. Mis brazos tiemblan.. Se acerca otra parada.. No es la mía, pero bajo.. Salgo corriendo hasta un callejón.. Me arrepiento por breves momentos, pero comienzo a rasgarlo.. Por el contacto.. parecen billetes.. Quizás me podré comprar una motocicleta.. Del interior sólo cae un papel al suelo.. Lo recojo, y leo: Te gusta nuestra publicidad? No.. Pues no desesperes porque con este vale podrás probar un bocadillo: Pocopan.. Y esto si te entusiasmará..

    Original link path: /babel/barragan/Tbarragan13.htm
    Open archive

  • Title: ¿Rumbo a la india?
    Descriptive info: Rumbo a la India?.. La mañana se presentaba con nubes, cuando el hombre salió a la calle.. Un bastón en su mano, apoyo para el camino del tiempo.. Y de pronto, como siempre por las mañanas, los años se le aparecían en forma de un dolor aquí, una bruma allá, un desconcierto ante una palabra cotidiana.. El pelo gris, aunque cubría casi toda su cabeza grande, de rasgos exagerados, los dientes aún casi fuera de su boca, los achinados ojos más rasgados todavía ante la misma luz.. Alto como los isleños aborígenes, pese a la curva de la espalda, y con las piernas ya tan arqueadas, que cabría entre ellas el nieto de ocho años que no tenía.. Manuel, hijo de la dueña del bar que más frecuentaba en el borde de la playa.. Pese a las nubes, ningún otro signo había en el ambiente que pudiera decirle "algo", pues los vientos movían.. las hojas de los árboles.. como siempre, la variada fauna avícola trinaba sin descanso, los coches seguían su camino sin pausa.. Pero él no dejaba de tropezar con su bastón; y, como la vista le fallara, la sensación de "inútil, inútil" --como se decía-- lo ponía en situación cada vez  ...   de la niña.. Esta, cuando al fin terminó su arenga, lo miró fijamente, con los hermosos ojos hondos de los de su pueblo, sin decir una palabra.. Y el anciano, que no podía verla bien, comenzó a llorar desconsolado.. Entonces la niña se levantó y se fue detrás de otro anciano que se hallaba varado delante de.. un barquito.. anclado en el muelle.. Este no llevaba bastón, y su porte era aún el de un isleño elegante y joven, pese a los setenta y cinco años que llevaba encima.. Y la niña dijo las mismas palabras, iguales nombres de seres de su pueblo.. Durante aquella mañana, varios hombres se vieron asediados, todos ancianos, todos nativos de la isla, todos sensibles hasta el punto de llorar sin descanso durante horas.. Y se produjo un deseo incomprensible de viaje por su parte, que sorprendió en la Comandancia de Marina.. Diez ancianos que vivían solos, querían marcharse a la India para dejar su lugar a diez personas de aquel país, de modo que estas adquirieran sus nombres, sus propiedades, y hasta su pensión de jubilados, pues el intercambio había de ser, y así lo decía uno tras otro, de sus vidas legales en su totalidad presente..

    Original link path: /babel/p/Tperez2.htm
    Open archive

  • Title: Al cuarto de arriba
    Descriptive info: Al cuarto de arriba.. Ya es Junio y he recibido una carta de Alina.. En ella me cuenta de sus letras, de cómo nacieron casi con ella y fueron su merienda desde niña; acompañándola hasta hoy en forma de un diario, desbordado de verbos y adjetivos, de sustantivos que pudieran estar olvidados.. La carta fue el pretexto para buscar en mi interior la fuente que tuvieron para mí las letras, y no dudé.. El cuarto por el que la sombra del granado me espantaba en las noches de tormenta de siete años, mis noches de niño refugiado en esa habitación que fuera de mi tío antes de se enrolase en el ejercito.. Ahí donde me escondía de nadie, salvo quizás de mí mismo y de.. mis fantasmas.. , provocando los gritos angustiados de la abuela que no acertaba a subir los doce escalones hasta el cuarto solitario de la planta alta.. Allí descubrí a los libros, que me hartaban la ansiedad de ver un horizonte más lejano al que el barrio aquel donde crecí me ofrecía.. Mi abuelo, el viejo siempre para mí; benevolente casi siempre, explosivo y férreo cuando el instinto se lo mandaba, incitador incansable de las letras, que recitaba a poetas de su tiempo, de su mundo, de sus conquistas de juventud, de sus rebeldías.. Él, Mauro, repetía con orgullo cada tarde mientras leía bajo el granado, que nunca pasó del segundo grado de primaria y en esto había un reclamo Prieto, lea mucho, en los libros está el mundo.. Nosotros que somos pobres a lo mejor nunca lo vemos, nomás en los libros, tenga, lea éste, siéntese aquí conmigo.. Y me entregaba a Kippling y me  ...   de mis catorce o quince, al reencuentro con las letras, con los libros acomodados sin un orden especifico pero perfectamente ados en estantes, tal y como los había dejado el tío en aquel cuarto que olía a ausencia de él, pero que cada vez era más mío.. Así un verano, descubrí que Salgari había quedado atrás, que tenía que otear por otros pastas, no tan vistosas pero que podía guardar secretos tan jugoso como los que me alimentaron los sueños años antes.. Y ahí, entre el Manual de Guerra Irregular y algunas revistas del Readers Digest, me encontré con Juan Rulfo, el viejo se me apareció en letras y me invito a traspasar un horizonte distinto a los que había transgredido hasta hoy, el del tiempo, y era distinto porque la Princesa de Marte de Rice Burgos estaba más allá de lo que para mí, en ese entonces, era posible.. No, Rulfo me llevó a un pasado más cercano, a palparlo en las calles del pueblo aquel, casi pueblo, donde las casas eran de adobe pelado y el aire denso de polvo y de fantasmas.. Con Rulfo reconocí los ritos y los móviles de la gente que conocí en el campo cuando niño, en mi particular llano que se moría en llamas.. Con él.. conocí a la muerte.. , que me era tan extraña aun a aquella edad.. Con él y con los poetas que recitara mi abuelo, y con los que nunca recitó pero que se hallaban ocultos en aquel cuarto, mirando al granado en una noche de tormenta, fue que me di cuenta que el niño que había en mi, empezaba una muerte lente que nunca habría de terminar..

    Original link path: /babel/h/Thidro5.htm
    Open archive

  • Title: Justicia en el tablero
    Descriptive info: Justicia en el tablero.. Rut Abad Mijarra [.. Esta leyenda nunca ha sido escrita, ha recorrido como alma que lleva el diablo durante siglos, de padres a hijos, las calles de Inglaterra.. Desde aquella primavera de 1673, en la que un rey movió mal sus dieciséis piezas.. Guillermo caminaba con paso firme alrededor de su castillo, era mediodía y un calorcillo suave le recorría la piel.. Ajeno a lo que le ocurriría después, se sentía alegre, despreocupado.. Al rato, María se acercó a él, y juntos terminaron.. el paseo.. , cogidos de la mano.. Ya en el castillo, Guillermo recibió la noticia de la visita del duque Jacobo, su tío.. Se extrañó, porque era insólito ver a Jacobo en sus tierras y se imaginaba que no traía consigo buenas intenciones.. Era la hora de comer, exquisitos manjares decoraban la mesa con su aroma y su aspecto, pero Guillermo había perdido el apetito; sin embargo, el pequeño príncipe Carlos devoró como una fiera hambrienta cuantos platos le colocaban.. María se sentía muy orgullosa del niño, casi siempre era obediente y amaba sobre todas las cosas a sus padres, tenía cinco años y era un chiquillo alegre y soñador.. Guillermo, con semblante preocupado, no había tomado nada; los nervios le habían provocado dolor de estómago, notaba cómo éste se contraía al más leve movimiento, y en esos momentos era lo único que no necesitaba, el dolor sordo y constante instalado en su cuerpo.. Pasadas unas horas, llegó el coche de caballos del tío Jacobo, hermosos corceles negros anunciaban su llegada.. Todos llegaron fatigados, excepto Jacobo, claro.. Saludó sabiéndose.. el amo de la situación.. , dando órdenes, caminando lento y elegante.. Todavía conservaba cierto atractivo, a pesar de que era un hombre maduro, rondaría los cuarenta años.. Debajo de aquel cabello artificial color castaño se escondían numerosas canas, pero esto no lo sabía casi nadie, salvo sus sirvientes más próximos.. Sus finas ropas eran mucho más caras que las de Guillermo y María juntas, pero esto no era lo que daba vueltas en la cabeza de su sobrino.. Guillermo no podía explicar correctamente la razón por la que Jacobo le odiaba tanto, sus ojos azul hielo poseían un brillo malévolo, como los ojillos calculadores de una rata.. Jacobo era católico, se había convertido al catolicismo el año anterior y Guillermo era el líder de los protestantes europeos, pero eso no explicaba el odio tan profundo que Jacobo sentía hacia Guillermo.. Tal vez la situación de que Guillermo fuera rey de Escocia e Irlanda, mientras que él era sólo el duque de York, y tal vez el pensamiento de que el joven Guillermo pudiera arrebatarle el trono de Inglaterra, le preocupaba.. O le molestaba demasiado el hecho de ser parientes.. O no soportaba ver felices a Guillermo y María, y, sobre todo, odiaba al pequeño Carlos, fruto de la felicidad.. Recientemente había muerto su esposa y se sentía muy desgraciado, pero no era una razón de peso para arruinar la felicidad de los demás.. Por estos motivos, pensaba el rey Guillermo, su visita iba a traer consecuencias mucho más graves que las que se esperaban.. Si el hecho de que el duque estuviera allí era insólito, más insólito lo fue el de que le propusiera jugar una partida de ajedrez a su sobrino Guillermo.. Era muy extraño recorrer tantos kilómetros para jugar una simple partida de ajedrez.. Y Guillermo aceptó, siempre había demostrado.. buenas facultades.. para la lógica y la concentración y no tenía ningún miedo a ser derrotado aunque con este adversario sentía un leve temor.. Le preocupaba el dolor persistente de estómago, era inusual, como la visita de Jacobo.. - Para esta partida, Guillermo, estableceré unas condiciones - exigió el duque sin esperar respuesta -.. Si yo venzo, pagarás cara tu derrota, el castigo que te impondré será terrible, y claro, si el que vence no soy yo, lo mismo.. Lo has entendido?.. - Sí - lo dijo en un susurro, todavía no creía aquellas palabras que escuchaba, y no podía decir que no a semejante autoridad, a pesar de ser él el rey.. - Está bien, comencemos.. El material del  ...   enrolló y escondió el cuerpo.. El testigo mudo se convirtió en.. estatua muda.. del asesinato de su padre y se juró que vengaría su muerte.. Mientras el niño sentía su impotencia y juraba, Jacobo huyó; María no estaba en casa y el duque no tuvo problemas, salvo con la sirvienta con la que tropezó, a la que amenazó.. Días más tarde, la sirvienta apareció decapitada en los alrededores del castillo de Guillermo.. Este hecho no se hizo público, no hubo pruebas y no hubo declaraciones, pues el niño Carlos no volvió a hablar jamás, salvo con una persona.. Su personalidad, antes alegre, se volvió más cerrada.. Y siempre alimentó el deseo de vengar a su padre.. Pasaron unos años, y en ellos Carlos aprendió a jugar al ajedrez en compañía de un viejo ajedrecista, con el solo objetivo de ponerse a la altura del duque Jacobo y retarle a una partida.. Su madre, María, había muerto, tal vez no pudiendo soportar la tristeza de perder a su marido.. Mientras tanto, Jacobo logró ser rey de Inglaterra,.. sin miedo.. de que nadie le quitara el puesto, porque el único que podría haberlo hecho era Guillermo y estaba muerto.. Se volvió a casar y tuvo un hijo al que llamaron Francisco.. Éste heredó el autoritarismo de su padre, algo que necesitaría para sucederle en el trono.. Cuando el viejo jugador de ajedrez creyó que Carlos estaba preparado, se despidió de él, le había tomado cariño y no quería saber cómo terminaría la historia.. Habían pasado veinte años y Jacobo ya era viejo; esta vez, Carlos fue el que le retó a una partida de ajedrez, el viejo Jacobo sonrió de la misma forma que veinte años atrás había sonreído a su padre, también le brillaron los ojillos de rata de igual modo, todavía creía ser el amo de todas las situaciones.. - Si yo gano, me entregará su reino y su vida, y si vence yo haré exactamente lo mismo, de acuerdo?.. - Por supuesto.. Si ya vencí al padre, por qué no iba a vencer también al hijo? Al fin y al cabo, los dos son unos perdedores, hechos del mismo molde, muñecos con los que jugar.. - Comencemos.. Esta vez no hubo testigos, pero.. la muerte.. estuvo presente todo el tiempo, tres jugadores jugando a un juego de dos en una mesa.. Tres, dos, uno.. - Jaque mate.. -.. En el caso hipotético de que el joven ganara, la muerte de su padre habría sido vengada y su dignidad recuperada.. Y en el otro caso hipotético de que el viejo fuera el vencedor, habría disfrutado sabiendo que seguía siendo el amo, que una vez derrotó al padre y otra vez derrotó al hijo.. Parece claro que uno de los dos tiene que haber salvado su vida, pero, qué es lo que de verdad ocurrió?.. En el instante en que el joven pronunció las palabras mágicas, jaque mate , la respiración del anciano se intensificó como si le faltara el aire, a su lado la muerte sonreía.. El viejo se llevó las manos a la garganta, por primera vez parecía sentir miedo en su vida.. El joven miraba sorprendido, viendo cómo se escapaba su deseo de venganza en la muerte natural del viejo, todos sus años de práctica con el ajedrecista para nada, oh sí?; en realidad, él había ganado, Inglaterra era suya, y aunque no había acabado él con la vida del viejo, el resultado había sido el que siempre soñó.. El tablero, esta vez de oro y plata, no se tintó de rojo, la mesa y el suelo no se mancharon, y Carlos no tuvo que escapar con un bulto en las manos.. Cuando salió y sin querer se cruzó con la sirvienta, le dijo:.. - Disculpe, creo que.. el viejo ha muerto.. La sirvienta, que había oído la historia del príncipe mudo, se sorprendió por el hecho de que hablara con ella y, obviamente, por la muerte de Jacobo.. Carlos caminó tranquilo, igual que aquel mediodía veinte años atrás en que su padre caminaba del brazo de su madre, y sonrió para sus adentros.. Inglaterra era suya..

    Original link path: /babel/r/Trutabad1.htm
    Open archive

  • Title: Trompetilla al limón
    Descriptive info: Trompetilla al limón.. Zero [.. alma en pena.. al super.. la fruta después o antes.. estas latitudes.. Me lo veía venir.. El chaparrón me pillo de lleno, calándome hasta los huesos; me da igual, como dice la copla "para una vez que llueve, me voy a esconder?", no me escondí , todo lo contrario buscaba la lluvia, que limpiara mi sudor, y a ver si calando me limpiaba el.. que arrastramos la generación de los payasos de la tele, la mujer policía y el un, dos tres.. Resguardado de la lluvia, y una vez en casa, hice lo habitual, de forma ordenada, guardé la bici, me quité la ropa y me quedé fresco, secándome el agua mezclada de sudor.. Cogí los mensajes del teléfono, nada nuevo, la corbata de la tintorería ya está casi un año, pero la dependienta a la que le caí bien o le dio consideración que llegara un pobre joven sin mas corbatas que poner una que limpiar.. Quizás los pudientes las tiran, yo las recupero o las dejo en custodia como el caso.. La desidia se apodera de la nevera, mientras bebo un trago de agua a gallete, de reojo miro que no hay absolutamente nada; una pera de color marrón, un tomate que parece el seno de una abuela y un yoghurt cuya fecha de caducidad lo convierte en radioactivo.. Tendré que ir al super.. Mientras, me basto con una lata de atún que promete mucho en su aspecto dorado latón externo.. una vez abierta el aceite rebosa como  ...   - 8.. 30 Me levanto, que remedio.. Me cuesta, meo y sigo durmiendo de pie, me tomo el café durmiendo y salgo en zapatillas a la calle.. Me da un repeluco, me acuerdo del sueño.. que raro.. limones?.. Tendré falta de vitamina C.. Me dan ganas de irme en zapatillas a la oficina, seguro que no se da cuenta ni dios.. Tareas varias administrativas, y alguna de decisión.. Q, mi compañero, sigue en sus trece de que.. , es buena y no engorda, a no ser de que te la comas con una arroba de pan, le rectifico.. Vale, lo miro por encima de las gafas, y me interroga como diciendo a que si?.. Me da igual, me acuerdo de la pera.. coño, el super.. Termino el trabajo, bendito aburrimiento.. Paso por el super, curiosamente están descargando limones, verdes y amarillos.. Entro, compro lo básico, pan , queso, vino, fruta y limones.. Casi dos mil, pesetas no limones.. Cuando llego mi amiga W me espera ansiosa cerca de mi casa, era mi santo.. Ni me acordaba, le encanta el jazz, me regala una trompeta.. También el primer tomo de cómo tocar la trompeta a distancia.. Me recuerda una conversación que tuvimos, en la que le confesaba mi amor por este instrumento.. Me quedo estupefacto, no se si darle un beso a ella o a la trompeta.. La invito a comer al chino del Paco, un vietnamita que se llama WaCko, pero que.. nos empeñamos de castellanizar lo foráneo dándole formas familiares.. Fabuloso el cerdo al agridulce..

    Original link path: /babel/z/Tzero2.htm
    Open archive

  • Title: El viaje o evolución
    Descriptive info: El viaje o evolución.. El Azeta [.. -Bueno a ver y más o menos que quisieras ser esta vez.. A qué te quisieras dedicar ahora?.. Ya lo has pensado?.. -Si, si.. quisiera algo emocionante.. qué tal corredor de autos, o astronauta?.. - Un momento! -dijo el ángel.. - Estrella de cine.. o.. rokero famoso.. ?, no sé si.. - Un momentito! -dijo el ángel levantando su mano.. Le hizo sentir algo avergonzado.. - Ah?.. -A ver dejame chequear tu expediente-le dice el ángel mirando su computadora- Mmmm.. imposible, lo siento, no tienes suficientes puntos.. - No tengo suficientes puntos?, Puta madre.. pero si fui cura en mi vida pasada.. - Mmmmjjj!.. Quieres que hablemos de eso?.. - Y quien es perfecto?.. -Nadie, pero sin embargo aun hay cosas que tienes que aprender, de otro modo no progresarás.. - Como cuales?.. -Sabes que no te las puedo decir, está prohibido.. -Ya pe.. no seas malito-mirando a un lado y a otro-.. dime algo, mira ahorita nadie nos esta viendo.. -No, lo siento, te iré dando pistas conforme crezcas pero depende de tí alcanzar el conocimiento.. Recuerda que quien no conoce la búsqueda no merece.. llegar a la meta.. -Ya dime una cosa, Desde hace cuanto nos conocemos?.. - Desde hace cuanto nos conocemos?.. -No se.. Unos 1,500 años?.. -Quiero regresar a la Tierra y pagar por todos mis pecados de una sola vez.. no importa si tengo que ser otro Jesus.. necesito acumular puntos, Me puedes ayudar?.. -Estee.. no se, no puedo poner en peligro de ese modo.. la historia.. - A ti te conviene!, Cuantos espiritus a tu cargo han evolucionado ultimamente? Ah?.. Yo te digo Ninguno!, ya estas con roche ya, ya vas casi un siglo sin presentar a nadie ante el Consejo, Esta es tu oportunidad tonto!, todo lo que tienes que hacer es ayudarme a conseguir el puntaje que necesito para acceder al siguiente nivel, estoy cansado de estas vidas mediocres.. hasta ahora he sido administrador de listas, periodista, policia, y sanguchero de carretilla.. en mi proxima reencarnacion quiero ser algo no sé, algo más excitante.. -Muy bien a ver dime.. Estarias dispuesto a ser misio?.. -Por mi normal.. Donde tengo que firmar?.. -Un momentito.. Te importaria ser cegatón?.. -NO.. Eso es castigo?.. -Bueno vas a ser.. gordo.. -Ya que chu.. -Ademas vas a nacer en el Peru.. -Somos libres-mano al pecho-seamoslo siempre, seamoslo siempre.. - Por si fuera poco cornudo!.. -  ...   estate una hora antes por siacaso.. Firmó y se despidió del ángel dándole la mano.. Al otro dia llegó temprano, no habia dormido casi nada, estaba muy nervioso.. Siempre era asi cuando regresaba a la tierra.. Sentado en la sala de embarque esperaba a su ángel, le habia prometido que lo acompañaria hasta el avion.. En sus manos tenia unos catalogos con fotos del lugar donde viviria.. Un departamento miserable en un barrio gris y lóbrego.. También una foto de cómo se vería en la tierra.. la volteó rápidamente pues no soportaba verla mucho.. Qué chucha en su próxima vida sería Pamela Anderson.. o mejor dicho Axl Rose.. Uno de los catálogos era un resúmen de su vida.. Con datos importantes como las enfermedades que tendría, esposa e hijos y su primer trabajo.. Pero no habia tenido tiempo de revisar nada.. La noche anterior se habia emborrachado con unos amigos.. Estaba resaqueado y tenia los ojos rojos.. Cuando el ángel llegó se enfadó un poco, Cómo vas a nacer asi!, pero luego lo despeinó y empezó a jugar con su pelo.. Le empezó a dar consejos.. Le hizo prometer que siempre se acordaría de él.. Acaramelados.. estaban los dos cuando de pronto oyeron una voz exageradamente estruendosa salir de los altavoces.. -Sr.. Oscar Orellana por favor acercarse a la sala de embarque N 48274.. -Mucho efecto le estan poniendo a ese locutor, no crees?-dijo.. - Esa llamada era para ti!-contestó el ángel.. - Que?.. Es cierto dijo él leyendo sus papeles.. Qué tonto.. No sabía ni su nombre.. No importaba mucho de todos modos.. En un momento lo olvidaría todo.. Caminaron hasta la sala de embarque en silencio.. Mirando el suelo.. El sabía lo que le esperaba.. Un tunel, una luz, luego la oscuridad total, frío, calor, un ambiente seco y finalmente uno mojado.. "Esta vez no naceré llorando", dijo.. -Sí seguro -murmuró el ángel cachosamente.. La nave.. estaba repleta.. Algunos espíritus escribían cartas, otros hablaban entre sí, otros oraban.. Unos incluso trataban de memorizar datos que les pudieran ser útiles en sus vidas futuras: nombres, fechas, direcciones.. Esos eran los más ingenuos, pensó él.. Los que creían que podrían recordar algo.. El pidió unos cojines y se relajó.. Mientras más se acercaba la hora un escalofrío comenzaba a recorrer todo su cuerpo.. El aire le empezaba a faltar.. Se sentía mareado.. Nacer y morir eran lo mismo.. Ese era todo el secreto que debia recordar..

    Original link path: /babel/a/Tazeta3.htm
    Open archive

  • Title: EL blues del autobús
    Descriptive info: El blues del autobús.. Francesc Pedragosa / Eva Malos Pelos [.. Ven, ven, ven,.. vamos, vamos, vamos,.. sube, sube, sube,.. sube al blus del autobús.. Se habían casado muy jóvenes, por el expeditivo método de los hechos consumados; la típica pareja emparejada por un azar que jugaba con dados marcados.. De aquellos fangos vinieron gemelos, un niño y una niña, preciosos cuando se reían, encantadores, maravillosos.. Al principio la vida pareció abrirse ante ellos como una apetitosa manzana, roja y madura, dispuesta a ser devorada con fruición.. Por esa época, ella se pasaba el día cantando; le gustaba expresar lo que pasaba por su cabeza y en el fondo intuía que la vida les reservaba muy.. buenos momentos.. A sus espaldas, inmisericorde, el tiempo iba haciendo su trabajo de zapa, sin armar mucho ruido pero de forma inexorable.. Cuando fueron a hincarle el diente a la manzana comprobaron, con infinita desilusión no exenta de asombro, que su sabor era amargo; podrida por dentro, un ejército de gusanos la tenía tomada.. Para entonces ya se habían perdido murtuamente el respeto, y las pocas esperanzas que les quedaban acabaron por evaporarse el día en que lo despidieron del curro por absentismo y desplantes a los superiores.. Nunca llevó muy bien que alguien le dijera lo que tenía que hacer o cómo hacerlo; no iba con él.. Siempre fue un bala perdida, un espíritu libre, un inconformista sin dos dedos de frente.. Por no consentir en callar y tragar su orgullo, como todos los demás, dejaba a su mujer y los hijos con el culo al aire.. Ella hizo de tripas corazón, persuadida de que su oportunidad había pasado.. Se olvidó, al menos por un tiempo, del espléndido adarve que les tenia reservado el futuro a la vuelta de la esquina.. Siguió cantando, pero cosas menos alegres.. Se puso a trabajar limpiando la mierda de los demás, aguantando sus gilipolleces y sus miserias de nuevos ricos.. Todo por sacar adelante a sus hijos y a un marido que ya empezaba a dejarse dominar por la botella, cada vez más predispuesto a gastárselo todo en vinos y juergas con.. los amigotes del bar.. De cuando en cuando, como premio a sus esfuerzos, recibía alguna que otra paliza.. Un codo por aquí, un guantazo por allá, unos pocos insultos bien escogidos de su amplio repertorio o, como mal menor, un silencio despectivo.. Las cosas fueron de mal en peor, como suele ser habitual en estos casos.. Se separaron entre insultos, malos modos y desplantes.. Cada uno reprochaba al otro ser el culpable de haber perdido los mejores años de su juventud; ante eso, no tenían argumentos convincentes ninguno de los dos.. Quienes más sufrieron la separación fueron sus hijos, pero ellos dos apenas se daban cuenta empeñados en despedazarse mutuamente.. Él, siguió buscando una explicación a su fracaso como hombre entre los aterciopelados reflejos de las botellas, cada vez de menor calidad, hasta que acabó pidiéndole cuentas a un Tetra-brik.. Mejor así; de esa manera se libraba de la tortura de ver cómo.. el preciado líquido.. disminuía a velocidad de vértigo.. Ella, conservó la mente clara durante un tiempo; siguió cantando canciones, cada vez un poco más tristes.. Al final, le fue imposible cargar el peso de su frustración a la espalda por más tiempo.. Se dio a la bebida buscando una salida a la desilusión; ya nadie quería emplearla.. Se pasaba las tardes dormitando y salía a la noche para hartarse de alcohol hasta quedar sin sentido..  ...   el producto estuvo listo para ser amortizado con su primer disco y con el apoyo de su nada desdeñable físico.. El éxito por fin llamó a su puerta; MATILDE, en.. el BLUES DEL AUTOBÚS,.. fue superventas en todas las listas.. El fenómeno cogió desprevenida hasta a la propia Matilde, que se vio claramente sobrepasada por los acontecimientos.. La letra de la canción decía así:.. Sube al blus.. sube al blus.. Fue aquél un año de vértigo, una vorágine continua, sin control y, lo peor de todo, sin paracaídas.. Se le inventó un nuevo pasado, le buscaron a un famosillo como pareja estable, le crearon una nueva personalidad.. Ella, incapaz de asimilar tanta información, cambió el alcohol por la cocaína, las borracheras por el éxtasis; dilapidó todo lo que ganaba en juergas, viajes y saraos, y tardó bien poco en mandar a paseo al vejete que le había proporcionado cierta seguridad.. A su alrededor se formó una nube de advenedizos que chupó de tan efímera fama hasta dejarla seca como una pasa.. Y fue, entonces más que nunca, vulnerable a sus instintos primarios.. Se prometía recuperar a sus hijos, ahora que tenía una posición holgada, pero lo iba dejando para el día siguiente y ese día no acababa de llegar nunca.. Tal como había aparecido,.. de improviso.. , su estrella se apagó; pasó de moda tan rápidamente que ni ella misma se dio cuenta.. Nadie la echó de menos.. Enfilaba el ocaso de su efímera carrera como famosa.. Al final se dio cuenta que había perdido el ultimo tren a ninguna parte, ya no vendrian otros.. El bajón fue una interminable caida a los infiernos.. Se encontraron una noche especialmente fría mientras buscaban la protección de una fábrica medio derruida, huyendo de la congelación.. Al principio no se reconocieron; sus humanidades habían cambiado tanto.. , pero seguían siendo ellos.. Al final, en lo profundo de aquellos ojos extraños, consiguieron recordar a la otra persona.. -Anda, Matilde, por qué no me cantas aquel blus que te hizo famosa? siempre me gustó la letra; además, estabas preciosa con aquel vestido verde-lila.. Mujer, quizá así entremos en calor.. -A tomar pol culo mamón.. Afuera, la gente se afanaba en sus últimas compras antes de celebrar las fiestas más hipócritas del calendario.. Los árboles de navidad, atiborrados con miles de luces, iluminaban las calles asfaltadas.. El aire olía a nieve; no tardaría mucho en caer una buena nevada, que dejaría la ciudad como un pesebre, digno colofón a tan sentidas fiestas.. Al otro lado del puente se oían lejanas voces de chiquillos cantando villancicos navideños, risas y ocasionales gritos de júbilo de los consumidores que retornaban a sus cálidos y seguros domicilios.. En.. este lado del puente.. una voz cascada y ronca, por los excesos, entonaba los primeros compases del blus del autobús.. Los primeros copos de nieve, de un blanco inmaculado, empezaban a caer sobre los tejados del otro lado del puente, iluminado por multitud de guirnaldas multicolores.. Antes que aquella voz ronca terminase su desgarradora balada, la nieve de ese lado del puente ya estaba sucia y amarillenta.. El viento del olvido había hecho mella en ese lado.. Descorchado y lleno de mugre, el puente gris oscuro acogía entre sus arcos a los parias de la diáspora navideña.. Dos figuras derrotadas, pero irreconciliables, se abrazaron durante unos momentos.. Luego, cada uno siguió apostado en su mundo imaginario.. Afuera, la nevada se intensificaba por momentos; los copos ya caían por.. docenas sobre la ciudad.. Tan blancos ellos..

    Original link path: /babel/p/Tpedragosa9.htm
    Open archive





  • Archived pages: 695