www.archive-org-2014.com » ORG » J » JUANALFONSODEBAENA

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".

    Archived pages: 188 . Archive date: 2014-01.

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - Guía Didáctica de la Antología del Cancionero de Baena
    Descriptive info: Inicio.. >.. Publicaciones.. Guía Didáctica de la Antología del Cancionero de Baena.. Los naturales del Reino de Granada expulsados de Baena.. Antología del Cancionero de Baena.. Actas Congreso 1999.. Juan Alfonso de Baena y los diálogos poéticos de su cancionero.. La Poesía de Pedro de Santa Fe.. Actas Congreso (2002).. Justa poética (1678).. La época del Cancionero de Baena.. Nueva Planta de la iglesia de Albendín (1788-1790)..  ...   la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía (Delegación Provincial de Córdoba), a quien agradecemos su actuación en favor de la conjugación Cultura y Educación.. La Guía ha sido preparada por los profesores Juan Naveros Sánchez y María Eugenia Santos Flores y pretende ser una propuesta útil para el uso de la.. en las aulas universitarias y también de centros donde se imparte Bachillerato.. Agotada..

    Original link path: /publicaciones/guia-didactica-de-la-antologia-del-cancionero-de-baena
    Open archive

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - Certamen Poético, docta emulación y lid ingeniosa [...] en honor de San Pedro
    Descriptive info: Certamen Poético, docta emulación y lid ingeniosa [.. ] en honor de San Pedro.. Edición.. :.. Jesús L.. Serrano Reyes.. Vol.. I (facsímil):.. 184.. páginas.. Vol II (transcripción moderna).. : 184.. + 57 páginas.. * Preámbulo.. * Introducción.. * Notas.. * Bibliografía.. * Índice de participantes.. * indice de nombres propios.. * Índice de primeros versos.. N de ejemplares.. 500.. Fecha de publicación.. 2008.. Pedidos:.. administracion@juanalfonsodebaena..  ...   euros.. USA (Postal Express): 60, 47 euros.. Es una justa poética que se celebró en Baena, impresa en Granada en 1678, en honor de San Pedro, organizada por la Cofradía de San Pedro, compuesta por clérigos.. Existen dos ejemplares originales en todo el mundo, por lo que se ha hecho una edición en estuche de semipiel con dos volúmenes, uno facsímil y otro con la transcripción moderna..

    Original link path: /publicaciones/certamen-poetico-docta-emulacion-y-lid-ingeniosa-en-honor-de-san-pedro
    Open archive

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - La época del Cancionero de Baena: Los Trastámara y sus poetas
    Descriptive info: La época del Cancionero de Baena: Los Trastámara y sus poetas.. Autor:.. Óscar Perea Rodríguez.. N páginas.. 329.. N ejemplares.. Prólogo de.. José J.. Labrador Herraiz.. * Índice de poemas reproducidos.. * Índice onomástico-toponímico.. * Notas al índice de poemas.. mayo de 2009.. 15 euros.. + Gastos de enío.. España (ordinario): 1,26 euros.. Europa (CUI): 5,05 euros.. USA (Postal Express): 7,70 euros.. Palabras del prólogo.. : El presente libro, ante todo, pretende establecer unas premisas básicas en el conocimiento que, desde la perspectiva historiográfica, puede realizarse del Cancionero de Baena, basándose en la inserción de gran parte de sus poemas en el contexto  ...   desconocidos que, para la amplia mayoría de eruditos, investigadores o aficionados a la historia y a la cultura del siglo XV hispánico, son los poetas de cancionero.. El autor ha seguido el camino que ya aconsejase don Marcelino Menéndez y Pelayo, extrayendo toda la amplia esencia histórica que destila el Cancionero de Baena para leerlo y estudiarlo de una forma distinta a la habitual: no como un poemario, sino como si se tratase de una crónica coetánea de los tiempos an-tes mencionados, es decir, los comprendidos entre la llegada al trono de los Trastámara y la consolidación de su linaje al frente del reino..

    Original link path: /publicaciones/la-epoca-del-cancionero-de-baena
    Open archive

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - Nueva Planta de la iglesia de Albendín (1788-1790)
    Descriptive info: Serrano Reyes.. : 158.. : 500 (color).. * Estudio preliminar.. * Fuentes y bibliografía.. *.. Nueva planta de la iglesia de Albendín.. * Sermón panegirico-moral predicado en Albendín.. * Apéndice documental.. : enero 2013.. 5 euros.. La iglesia de Santa María de Albendín con toda probabilidad tiene un origen medieval.. En este libro se documenta la noticia más antigua de la misma al identificar el acontecimiento histórico que dio lugar a su consagración por siete obispos que acompañaban a Juan II en una incursión en territorio granadino que culminaría en la batalla de La Higueruela el 1 de julio de 1431.. La devoción por Ntra.. Señora de Albendín está reflejada en todas las fuentes consultadas.. La existencia de una cofradía ya en el siglo XVI avala el fervor existente no sólo en Albendín sino en la población de Baena, que  ...   Albendín, el duque de Sessa, D.. Vicente Joaquín Moscoso, solicita la erección de una nueva planta de la iglesia, cómo se tramita el expediente desde 1788 y cómo culmina la celebración de su estreno el 7 de agosto de 1790.. El primer documento incluye algunos de los poemas que se usaron a modo de tarjetas en la entrada de la iglesia.. El segundo recoge el sermón que tuvo lugar como colofón de los actos festivos de su inauguración.. Ambos contienen un valor historiográfico interesante que aporta más conocimiento a la historia de este pueblo, pequeño en población pero grande en historia.. El estudio preliminar recoge la investigación sobre algunos aspectos relevantes de la historia de esta iglesia, que vienen documentados en un apéndice final, para avalar e ilustrar la riqueza de datos que existe en los archivos sobre el tema..

    Original link path: /publicaciones/nueva-planta-de-la-iglesia-de-albendin-1788-1790
    Open archive

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - I Centenario de la Muerte de Francisco Valverde y Perales
    Descriptive info: Autores:.. Manuel Horcas Gálvez, José Antonio Morena López, José M Ocaña Vergara, Luis Miguel Serrano López, Jesús L.. Edición:.. : 246.. Preámbulo.. , Dña.. María Jesús Serrano Jiménez.. Sobre este centenario y esta edición.. , D.. Apuntes biográficos.. Labor histórica de Valverde y Perales.. Manuel Horcas Gálvez.. Francisco Valverde y Perales: un pionero de la arqueología en la Baena de comienzos del siglo XX.. José A.. Morena López.. Creación Poética de Francisco Valverde y Perales,D.. José M Ocaña Vergara.. * La Trayectoria  ...   + Gastos de enío.. En este libro conmemorativo del I Centenario de la Muerte de Francisco Valverde y Perales se recogen las investigaciones realizadas sobre sus cuatro facetas más importantes: la de historiador, la de arqueólogo, la de creador literario y la de militar.. Los cuatro estudios van precedidos de un preámbulo de la alcaldesa de Baena, de una palabras del director del Centro de Documentación Juan Alfonso de Baena que se ha encargado de la edición y de unos apuntes biográficos..

    Original link path: /publicaciones/i-centenario-de-la-muerte-de-francisco-valverde-y-perales
    Open archive

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - PROLOGUS BAENENSIS 1
    Descriptive info: Revistas.. PROLOGUS BAENENSIS 1.. Del cancioneiro al cancionero.. Un género que se resistió a desaparecer.. Continuidad de la poesía del siglo XV en cancioneros del XVI.. Juan Alfonso de Baena: ecos de un apellido.. PROLOGUS BAENENSIS 2.. PROLOGUS BAENENSIS 3.. Artículos.. Vicenç Beltran, (Universidad de Barcelona):.. Del  ...   Labrador Herraiz (Cleveland State University) y Ralph DiFranco (University of Denver):.. Un género que se resistió a desaparecer: Preguntas y respuestas a finales del siglo XVI y principios del XVII.. Serrano Reyes (I.. E.. S.. Luis Carrillo de Sotomayor).. Juan Alfonso de Baena: ecos de un apellido..

    Original link path: /revista/prologus-baenensis-1
    Open archive

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - Del cancioneiro al cancionero
    Descriptive info: Volver a PROLOGUS BAENENSIS 1.. Del cancioneiro al cancionero:.. Pero Vélez de Guevara, el último trovador.. (1).. Vicenç Beltran.. Universitat de Barcelona.. Siguiente.. Tras la muerte de Sancho IV (1295) en Castilla parece eclipsarse el rico panorama que en el cultivo de la poesía percibíamos a lo largo del siglo XIII.. (2).. Los provenzales, agotada y extinta su escuela, desaparecen y la lírica gallega, también.. Sin duda, tal fenómeno es más un problema de transmisión que de creación; es impensable que la poesía desapareciera de la vida social, pero las guerras civiles que ocuparon prácticamente la totalidad del reinado de Fernando IV y la minoridad de Alfonso XI debieron cortar de raíz el papel aglutinador y, especialmente, compilatorio, que tuvieron las cortes de Alfonso X y Sancho IV.. El cultivo de la lírica trovadoresca continuó en Portugal en la corte de don Denis (1279-1325) y uno de sus bastardos, Pedro de Barcelos, fue el compilador de un cancionero del que parecen derivar las dos copias italianas del Renacimiento gracias a las cuales nos ha sido posible reconstruir esta escuela: el.. Cancioneiro da Biblioteca Nacional de Lisboa.. y el.. Cancioneiro da Biblioteca Vaticana.. Allí se infiltraron diversos textos portugueses, posteriores a la época trovadoresca, cuya evaluación conjunta está aún pendiente.. (3).. ; junto a ellos existen al menos tres que, por diversos indicios, hay que situar en la corte de Alfonso XI.. (4).. , el resto de cuya producción poética se perdió quizá irremisiblemente.. Hasta las composiciones más antiguas del Cancionero de Baena, en los reinos de la corona castellana, el silencio de la poesía cortés en este período es total.. (5).. Sin embargo, las dos composiciones de origen castellano (Senhor genta y la Cantiga de Alfonso XI) tienen la singular importancia de demostrar la existencia de una profunda evolución que anticipa las modas de fines del siglo XIV: introducción de los quebrados y de las formas zejelescas, evolución de la lengua poética hacia el castellano y pérdida de las técnicas constructivas más características de la escuela galaico-portuguesa: distinción entre cantigas de amor y de amigo y sus rígidos códigos expresivos (vocabulario abstracto, paralelismo y conceptismo).. A su lado hay que colocar esta composición, apenas estudiada, que por diversos indicios habría que datar también en la primera parte del siglo XIV:.. Senhora, por amor [de] Díos,.. aved algún duelo de mí,.. que los miós ojos como ríos.. corren del día que vos vi,.. ermanos e primos e tíos.. todos los yo por vos perdí;.. si vos non pensades de mí,.. fi.. (6).. Entre la obra de Alfonso Álvarez de Villasandino se nos conserva al menos un intento de construir una cantiga de amor que, en gran medida, hemos de considerar fallido.. (7).. , aunque resulta un testimonio precioso de la continuidad de los recursos de este género hasta principios del siglo XV y la única prueba directa (aparte del testimonio del Marqués de Santillana en su.. Prohemio e carta.. (8).. ) de que, en Castilla, por estas fechas, existían aún cancioneiros de la escuela galaico-portuguesa.. También de este período es un testimonio extravagante, dos versos de una cantiga de escarnho reproducidos por don Juan Manuel en su.. Libro de las armas.. :.. Rey bello, que Deo confonda,.. tres son estas cona de Malonda.. Nótese que el texto está redactado inequívocamente en gallego, como denuncian las rimas.. En cuanto a la datación, los hechos relatados son de hacia 1252, aunque, naturalmente, la redacción de don Juan Manuel y, por ende, el texto que nos transmite, es más tardía.. (9).. Creo que en este contexto resultará de gran interés la recuperación y estudio de la cantiga que sigue, procedente del.. , cuya rúbrica dice así:.. EDICIÓN.. (10).. Este dezir fizo e ordeno el dicho don Pero Vélez de Guebara a una dueña muy vieja que andava en palacio del Infante don Fernando e non avía en el Reino quien quisiese con ella cassar, tanto era fea, e de vieja e de pobre, non enbargante que era dueña de muy buen linaje:.. Sancha Carrillo: si voso talante.. e de cassar, fazed ora assi.. commo me eu pague de vos, e dezí.. sed vos segura de ser ben andante:.. todas as donas de que me paguey.. vos acharedes que eu as casey.. antes que rey nin reina nin infante.. Mas vejo vos eu muy despagada.. de vosa ventura, avendo servido.. a Rey don Alfonso, que ovo vencido.. Albuhacen e o rey de Granada;.. e des aqueles que de él decenderon.. u vos criastes, segund me disieron,.. nunca mais de esto fuestes demandada.. Eu, por que vejo vuestra soedade,.. veño vos esto, señora, a dizer:.. vos non querades en al contender.. si non en esto, por vosa vondade,.. que si por esto non fore, señor,.. nunca creades que entendedor.. moira de amores por vosa beldade.. Que Deus non quiso que fose otorgada.. aquesta gracia a condes nin reyes.. nin an poder todas as tres leyes.. mais si vos ende podedes guisar.. commo vos eu ame e posa loar.. antes de un año seredes velada.. Finida.. E si vos de esto queredes dubdar.. que vos oje desen toda ultra mar.. nunca alaroça seredes chamada.. Testimonios:.. , Paris, Bibliothèque National, ms.. Esp.. 37 (PN7), ff.. 112rb-va.. Reproducción facsimilar de H.. R.. Lang,.. , New York, Hispanic Society, 1926, reimpresión de 1971.. Variantes: Rúbrica paalaçio 5 que todas ay las cosas de 7 infanta 8 vejo de vos muy 9 a vosa 11 e falta 12 e des i a.. 13 vos os c.. 14 e nunca.. Aunque varios editores leen fueste, la -s final está claramente copiada sobre la -e, aunque, como sucede en estos casos, es de menores dimensiones 15 El copista escribe claramente la -r- de vuestra, aunque el signo de abreviatura es el de una -a- (compárese con gracias del f.. 112rb) 16 dezjr 22 deuus 26 podes 29 deesen.. Ediciones anteriores: P.. J.. Pidal,.. El cancionero de Juan Alfonso de Baena.. (siglo XV) , Madrid, 1851 n 322, F.. Michel,.. , Leipzig, Brockhaus, 1860, n 322, H.. Cancioneiro gallego-castelhano.. The Extant Galician Poems of the Gallego-Castilian Lyric School.. (1350-1450), New York-London, Charles Scribner s Sons-Edward Arnold, 1902, n 53, J.. Nunes,.. Crestomatia arcaica.. , 8 edición, Lisboa, Livraria Clássica Editora, 1981 (primera edición de Lisboa, 1906), pp.. 343-344, J.. Oliver Asín, Historia y prehistoria del castellano alaroza.. Novedades sobre el Libro de Buen Amor , en.. Boletín de la Real Academia Española.. , 20, 1950, pp.. 389-421, especialmente pp.. 391-396, M.. García Blanco, El decir número 322 del Cancionero de Baena (a propósito del esp.. ant.. alaroça ) , en.. , 31, 1951, pp.. 23-29, por donde cito, luego incluido en.. La lengua española en la época de Carlos V.. , Madrid, 1967, pp.. 179-185, X.. M.. Álvarez Blázquez,.. Escolma de poesía galega.. II.. A poesía dos séculos XIV a XIX.. , Vigo, Galaxia, 1959, vol.. II, p.. 47 (con comentario literario atinadísimo),.. Cancionero de Juan Alfonso de Baena.. , ed.. Azáceta, n 322 y ed.. B.. Dutton-J.. González Cuenca, n 322 y R.. Polín,.. Cancioneiro galego-castelan.. (1350-1450).. Corpus lírico da decadencia.. , Coruña, Castro, 1997, n 41.. Jurado, El cancionero de Baena.. Problemas paleográficos, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1998, pp.. 196-197 comenta diversas variantes apuntadas por los editores anteriores; no puedo estar de acuerdo con la reposición del v.. 25 ope ingenii (propuesta por C.. Michaëlis en su reseña a la edición de Lang,.. Zeitschrift für romanische Philologie.. , 38 , 1904, pp.. 200-231) ni con algunos comentarios pensados desde la gramática castellana.. NOTAS AL TEXTO.. Rúbrica: palacio: en todos los romances antiguos tenía el sentido sala de reunión , más que la moderna de edificio.. El manuscrito lee con claridad paalaçio; podría suponerse que el copista esté traduciendo una rúbrica en gallego, o que en este punto su original usara el galleguismo paaço.. (11).. Cualquiera de las dos opciones nos situaría ante la imagen de un arquetipo en gallego, a lo que se opone el hecho de ser ésta la única composición en tal lengua entre la producción del autor.. 1 talante: con el valor de deseo, voluntad , fue usado por los trovadores.. (12).. ; existe también en castellano, aunque no parece haber sido muy usado en la poesía amorosa de la segunda mitad de siglo.. (13).. 2 Evidentemente, fazed no equivale en este caso al imperativo castellano sino al gallego fazede con elisión de la vocal final.. Un caso muy semejante de elisión, fazed assi puede verse por ejemplo en las.. Cantigas de Santa Maria.. de Alfonso el Sabio.. (14).. ; por lo demás, la elisión de la primera vocal cuando las dos en contacto son átonas es la regla en la poesía galaico-portuguesa.. (15).. Por su parte, la expresión ora assi ofrece dificultades métricas; la lírica castellana coetánea permitía la sinalefa entre dos vocales idénticas y átonas, e incluso entre vocales distintas cuando una de ellas pertenecía a una partícula átona (aunque los criterios no parecen haber sido extremadamente rigurosos).. (16).. , en cuyo caso el verso resultaría hipométrico.. Si atendemos a los usos de los trovadores, aún cuando en este caso preferían la elisión de la primera vocal, no dejan de ofrecer ejemplos de hiato.. (17).. como en e poylo ora / assi vyron andar, de Martin Soarez.. (18).. Digamos que la regularidad métrica del verso, si lo tomamos por un decasílabo, es más aceptable en la lengua de los trovadores que en castellano; si, por el contrario, suponemos que se trata de un verso de arte mayor, tendríamos que hacer sinalefa entre ora assi para que resultara un hemistiquio de cadencia óooó.. 3 Este verso es correcto tanto según la métrica castellana, que permitía la sinalefa entre una partícula átona y la palabra siguiente , como la trovadoresca, que elide siempre en este caso la vocal final de me.. (19).. dezi: desí , desde entonces, luego, después , tanto en castellano como en gallego.. (20).. 4 La forma verbal sed ha de ser un castellanismo; la forma normal en la lengua de los trovadores era seede, y no cabe la elisión ante una consonante.. Sí se documenta ser con una vocal simple, pero no encuentro en los glosarios casos de sede.. (21).. que, en cualquier caso, no resolvería los problemas métricos del verso si no omitiéramos además vos.. Si aceptáramos que el poeta escandía exclusiva o preferentemente según los esquemas rítmicos del arte mayor, sin atención prioritaria a la medida silábica, podríamos proponer un primer hemistiquio seede segura, que daría un verso hipermétrico.. ben andante: afortunado, dichoso, feliz o bien andante.. El término existe en castellano, aunque exige el diptongo.. 5 Este verso, tal como aparece en el manuscrito, no hace sentido; ni podemos admitir cosas, puesto que habla de mujeres (véase cómo dice de ellas que eu as casey en el verso siguiente), ni la frase es sintácticamente aceptable ni tampoco la métrica.. La conjetura más plausible ha de partir de una lectio difficilior, seguramente una construcción gallega o galaico-portuguesa extraña al copista castellano del tercer cuarto del siglo XV.. El paralelismo con expresiones semejantes en el corpus trovadoresco permite diversas conjeturas; es curioso que un sustantivo acompañado de todas, tal como aquí lo acepto, se construya antepuesto o pospuesto, sin artículo, pero sólo en las cantigas de escarnho: de todas cousas comprido (Afonso X.. (22).. ), de todas cartas dan (Gil Perez Conde.. (23).. ), mientras en las composiciones amorosas el artículo aparece siempre: toda las donas (Pero d Armea.. (24).. ), todas as outras donas (Johan Soarez Coelho.. (25).. ), todas as coitas (Pay Gomez Charinho.. (26).. ).. Por otra parte, la expresión que me paguey permite apócope (que m) en castellano medieval, pero no en gallego.. (27).. He tenido en cuenta también la cadencia típica del arte mayor, que el autor parece respetar al menos en la mayoría de los casos.. Ante la duda sobre cuáles fueron las pautas rítmicas preferidas por el autor, he preferido resolver el verso según una lectura que resulta aceptable tanto en gallego como en castellano.. me paguei: pagarse aparece con el valor de satisfacerse, contentarse en todos los géneros y niveles de lengua.. (28).. 6 Este verso resulta perfecto aplicando la métrica gallega y portuguesa, donde que no acepta la elisión ni la sinalefa hasta el siglo XVI, incluyendo en numerosas ocasiones el período galaico-castellano.. (29).. ; sin embargo, en castellano, tanto el encuentro de dos vocales idénticas en que eu como el hecho de que una de ellas sea una partícula átona permiten la sinalefa.. 7 Esta expresión es corriente en los trovadores con valor encomiástico: la encuentro en don Denis, Johan Soarez Coelho, Fernan Garcia Esgaravunha, Afonso Paez de Braga, Pay Soarez de Taveyros, Pero da Ponte, Lourenço y Pero Larouco.. (30).. Métricamente el verso resulta aceptable en gallego, pues entre los trovadores el encuentro de una vocal nasal (en este caso habríamos de nin como una grafía castellanizante de la partícula nen) seguida de vocal oral, fueran tónicas o átonas, se resolvía siempre mediante hiato.. (31).. En castellano, la consonante de nin evitaría también la sinalefa; sin embargo, para que la segunda parte del verso se ajustara a la cadencia del arte mayor sería imprescindible la sinalefa en este punto, resultando incompatible con el mantenimiento del cómputo decasilábico.. La enmienda de infanta en infante procede ya de la edición de Lang, y ha sido aceptada por cuantos han venido después.. 8 Este verso presenta numerosas dificultades; ofrezco una reconstrucción hipotética para el primer hemistiquio.. En el segundo, García Blanco proponía escandir muy, lectura del manuscrito, como bisílabo, ya que es usual en el lenguaje poético de los siglos XIV y XV.. (32).. ; sin embargo, Corominas-Pascual consideran inaceptable esta interpretación por razones etimológicas, ya que el aparente valor bisilábico de muy se debe a que los escribas del siglo XIV enmendaban sistemáticamente (.. ) sin preocuparse por el metro.. (33).. La alternancia entre la forma plena y apocopada de esta palabra con valor adverbial es frecuente tanto en castellano como en gallego-portugués, aunque en esta lengua, durante el período clásico, se observa cierta tendencia a preferir muy ante consonante y muito ante vocal.. (34).. En castellano rigen otras reglas: en la lengua del Cid, el participio, como participa del carácter del verbo, lleva siempre mucho , aunque no parece haber sido ésta una regla general en todo el medioevo.. (35).. ; la incertidumbre textual es por tanto muy acentuada.. Por otra parte, el segundo hemistiquio plantea métricamente una situación muy problemática: si aceptamos muy despagada sin enmienda el verso queda cojo de una sílaba, pero si lo enmendamos en muito rompemos la cadencia del arte mayor, que es correcta con la lectura del manuscrito.. Por todo ello he decidido dejar el texto como aparece.. El adjetivo despagado está documentado en la cantiga de amor con la acepción desgustado, descontente.. (36).. , así como en castellano, y se construye siempre con la preposición de: del ome enbidioso fue muy despagado (Libro de Alexandre.. (37).. ), de sue mantenencia era muy despagado (Berceo.. (38).. ), muito me despaguey d ela (Fernan Paez de Tamalancos.. (39).. 9 Este verso puede escandirse tanto según la medida trovadoresca (la elisión de la primera vocal es la regla cuando se encuentran dos átonas de términos contiguos no monosilábicos.. (40).. ) como según la castellana (sinalefa entre dos vocales idénticas.. (41).. Sin embargo, ambas eventualidades son incompatibles con la posibilidad de una cesura medial.. 10 Este verso parece estropeado por el copista: resulta hipermétrico aunque su cadencia es la del verso de arte mayor, con sus dos períodos acentuados óooó.. En castellano antiguo se aceptaba Alfons, pero resultaba ya arcaico para el copista del.. Poema del Cid.. (42).. ; en gallego no lo encuentro ni en el glosario de las.. Cantigas de Santa María.. ni en la relación de antropónimos de la versión de la Primera crónica general.. (43).. , por lo que no podemos aceptar esta posible corrección.. No corrijo Alfonso en Afonso, la forma gallega, por ser la hibridación lingüística frecuente, como bien sabemos, en el gallego de este época, desde la cantiga de Alfonso XI.. (44).. , a pesar de que la corrección lingüística general del texto induce a culpar al copista de esta anomalía.. Tampoco es aceptable en gallego la sinalefa o elisión de que ovo, cuyas primeras apariciones no se dan hasta el Cancionero de Resende y que sería sin embargo posible aplicando los hábitos de la sinalefa en castellano.. En la lengua de los trovadores, el verbo servir se construye sin preposición; la expresión más habitual es servir El-Rey, con artículo, aunque quizá esta construcción resultara demasiado artificial o sospechosa de contaminación lingüística para un castellanohablante (nótese el verso siguiente, donde el copista da la lectura o rey de Granada); véanse algunos ejemplos: non á i tal que já servia senhor (Johan Garcia de Guilhade.. (45).. ), Sempr eu punhei de mia madre servir (Johan  ...   esto no ofrece dudas en ninguna de las dos lenguas, por lo que el verso resulta impecable desde el punto de vista métrico; por otra parte, la cadencia del arte mayor en el primer hemistiquio queda más de manifiesto a tenor de la prosodia trovadoresca, donde la conjunción copulativa e era tónica.. (111).. 30 desen, para que el verso sea correcto, debe escandirse como bisílabo, que, por lo demás, es la única forma documentada en galaico-portugués.. (112).. ; la grafía deesen del manuscrito ha de considerarse una castellanización del copista.. Desde el punto de vista métrico, tampoco ofrece dudas la elisión de la vocal final en toda Ultramar, aunque la sinalefa según la medida castellana no está prevista en este caso por no tratarse de un encuentro de la misma vocal ni ser toda palabra átona.. (113).. 30 El encuentro entre dos vocales idénticas y átonas en nunca alaroça permite aplicar la elisión de la primera vocal o la sinalefa, según prefiramos las normas de la métrica castellana o de la galaico-portuguesa.. alaroça: el término fue explicado por Oliver Asín.. (114).. , que lo consideraba clave de su interpretación del poema al convertir a Sancha Carrillo en una morisca; aunque estoy en total desacuerdo con este aspecto, sí es muy posible que el autor y su público fueran conscientes de ser éste un arabismo, incluso un arabismo manifiesto (fuera de este poema, sólo parece documentado en el Libro de Buen Amor.. (115).. ), y de que el autor proponía a la dama en cuestión un matrimonio a la morisca o con un moro, inaceptable para un cristiano.. Así el autor pondría digno fin a las injurias más o menos encubiertas que, a lo largo de toda la composición, iba lanzando a la pobre mujer que no valía, acaba diciendo, ni para un matrimonio interracial, deshonroso y prohibido por las leyes.. NOTAS BIBLIOGRÁFICAS.. ESTUDIO.. Los personajes históricos involucrados son de identificación fácil y, en el caso, de autor, está además muy bien documentado.. Se trata de Pero Vélez de Guevara, señor de Oñate, y formaba parte de la nobleza del Norte (asturianos, vascos y navarros) que prosperaron a mediados del siglo XIV con el cambio de dinastía, especialmente con Juan I (1379-1390), si bien no llegó a las primeras filas de la sociedad castellana, como sí hicieron en este momento los Mendoza, Velasco, Manrique, Stúñiga o Ayala.. (116).. Ignoramos exactamente la fecha de su nacimiento, aunque puede situarse alrededor de 1352, año en que sus padres, Beltrán de Guevara y Mencía García de Ayala, llevaban ya algún tiempo casados como consta por el documento de entrega de la dote materna.. (117).. Su padre, don Beltrán III Vélez de Guevara, había nacido antes de 1307, fecha en que su abuelo, Beltrán Ibáñez, aparece casado en segundas nupcias.. El primogénito de éste y hermano mayor de Beltrán III, don Ladrón, murió en la batalla de Algeciras (1342); aparece ya junto a Enrique II, el fundador de la nueva dinastía, que le concedió el señorío del Valle de Léniz y sus salinas, y confirma desde entonces los privilegios reales, una situación que continuó durante los reinados de Juan I (1379-1390) y Enrique III (1390-1406).. Don Beltrán III vivió hasta julio de 1400.. Como muchos nobles vascos, alternó el servicio a la casa real de Castilla con el que prestaba a la de Navarra, de cuyo rey Carlos II fue vasallo durante el reinado de Pedro I de Castilla (1350-1369); aunque durante la guerra civil pasó nuevamente al reino castellano para militar junto a Enrique de Trastámara, volvió a Navarra tras la derrota de Nájera (1367), donde fue hecho prisionero, pero reaparece ya junto a Enrique II en 1370.. Su extremada longevidad hace que, desde 1391, confirme los documentos reales junto a su hijo, nuestro Pero Vélez, que vivió por tanto larguísimos años bajo la tutela paterna; su primera aparición documental es de 1388, con motivo del levantamiento de Oñate contra la familia.. No podemos asegurar que hasta este momento estuviera desvinculado de la corte: más bien hemos de suponer que, como en general sucedía con los hijos de los grandes, se criara en ella; en cualquier caso, a partir de los dieciocho años los hijos de los grandes solían tener al rey o a la reina como señores.. (118).. , y nuestro personaje, si nació como se conjetura hacia 1352, habría alcanzado por tanto esta edad hacia 1370.. El testamento de su madre, de 1390, debió darle patrimonio propio, pues a partir de esta época le vemos efectuar compras de bienes en Álava.. A la muerte de su padre le vemos actuar en la política castellana y navarra; en 1403, el infante Fernando de Antequera firmó un pacto para casar a su hijo Juan (el futuro rey de Navarra y Aragón) con la princesa navarra Isabel.. (119).. y en garantía de su cumplimento Pero Vélez recibió la villa y castillo de Cerezo, por el que prestó vasallaje a Carlos III.. Este tipo de encargos solían recaer en personajes que gozaban de la confianza de las dos partes: la familiaridad con la casa del Infante está implícita en la rúbrica de este poema; luego (la conservación y cuidado estudio del Archivo de comptos permite estos hallazgos historiográficos, mucho más difíciles en Castilla) lo encontramos al servicio de la monarquía navarra: en 1404 se le gratifica por un viaje a Francia, en 1406 y 1414 sabemos que se desplazaron a Guipúzcoa (posiblemente para entrevistarse con él) emisarios del rey navarro y en 1408 recibió presentes de Carlos III y diversos lugares a perpetuidad.. A esta vinculación política debe vincularse su dezir (.. ) a madama Juana de Navarra.. (120).. Pasemos ahora a su actuación política en la corte castellana.. Aparte de su presencia constante como confirmante de los documentos regios, en 1406 figuró como testigo de la aceptación de la regencia del nuevo rey, Juan II, por su madre, Catalina de Lancaster, y su tío, Fernando de Antequera; de este año ha de ser su elegía al rey difunto, Enrique III.. (121).. ; en 1410 lo encontramos de nuevo como representante castellano en el pacto de Fuenterrabía con Inglaterra y en el sitio de Bayona.. Más tarde, en 1412, participa en las luchas de los bandos guipuzcoanos.. Por su cercanía a la corte casó con Isabel de Castilla, hija de Tello, hijo a su vez del rey Alfonso XI y hermano de Enrique II.. Debió morir el 14 de septiembre de 1414.. La fecha de este poema, por tanto, ha de fijarse antes de 1414; si atendemos a la información contenida en la rúbrica hemos de retroceder un poco más: en septiembre de 1412 Fernando de Antequera fue coronado Rey de Aragón, por lo que el rubricador no lo hubiera llamado Infante.. Por otra parte, su casa , o sea, el conjunto de personajes a su servicio donde el rubricador sitúa a Sancha Carrillo, fue instituida por su padre, Juan I de Castilla, en su testamento de 1385, aunque no sé si se aplicó de facto antes de su muerte, en octubre de 1390.. Por tanto, es muy probable que esta rúbrica fuera compuesta en el período 1390-1412 y, por tanto, el poema, cuya relación con estas circunstancias, por la mención de la mujer en su primer verso y por su coherencia con lo expresado en la rúbrica, parece relativamente segura.. Por otra parte, carecemos de argumentos para dudar de la autenticidad de la rúbrica (aunque no siempre sea así en este Cancionero), por cuanto resulta coherente, como veremos, con cuanto sabemos de todos estos personajes.. Pasemos ahora al segundo de los personajes, Sancha Carrillo, cuya individualidad no me ha sido posible establecer; sin embargo, no es difícil trazar un perfil social del personaje.. El arabista Jaime Oliver Asín llamó la atención sobre el término alaroça del último verso, que interpretó como esposa o recién casada conforme a la religión y costumbres del Islam ; sin embargo, creía que en la segunda estrofa el autor afirma la descendencia de Sancha Carrillo del rey de Granada Albuhacén o Abu-l-Hasan, que se enfrentó a Alfonso XI en la batalla del Salado, de ahí que la considerara morisca.. (122).. Mejor conocedor de la poesía galaico-portuguesa, Manuel García Blanco, proponía esta interpretación del poema, que grosso modo parece acertada: se trata de una burla dirigida a una dama de la corte del Infante don Fernando, el de Antequera, llamada doña Sancha Carrillo, de la que ya se nos indica en la rúbrica que era muy vieja , además de fea e de pobre , aunque de muy buen linaje.. Si esta manifestación se toma en su recto sentido [de lo cual no tenemos ningún motivo de duda] caería por tierra la suposición de ascendencia mora.. (123).. Precisemos un poco más: el autor propone a dicha mujer ser su entendedor, a cambio de lo cual propone casarla debidamente; casar a las amantes no era ni mucho menos una costumbre desusada entre los grandes linajes, pero el realismo de la proposición sitúa este poema en las antípodas de la retórica cortés, a la que formalmente el autor se acoge.. Por otra parte, este pago resultaría un tanto caro si la mujer en cuestión fuera una morisca, dada la marginación y pobreza en que vivió siempre esta minoría, ni es de esperar que, en tal caso, el poeta tuviera razón ninguna para dirigirle una sátira, cuando habría tenido numerosos medios mucho más eficaces de satisfacer su deseo o, en su caso, su rencor.. Por el contrario, el matiz morisco y por tanto degradante del término alaroça adquiere mayor sentido si pensamos en Sancha Carrillo como una dueña (esto es, una dama o señora).. que andava en palaçio del Infante.. Como ya hizo García Blanco hemos de buscarla, por tanto, entre los miembros de la alta sociedad castellana.. Lo cual es tan fácil de hacer como difícil de precisar, entre los numerosos linajes que usaron este apellido: señalaremos los más conocidos, los Carrillo de Acuña (luego condes de Buendía), los Carrillo de Albornoz y los Carrillo de Huete y Priego, todos ellos en tierras conquenses.. (124).. Lo más probable es que debamos pensar en estos últimos, que generaron una nube de servidores de la realeza y la alta aristocracia durante todo el siglo XIV para entroncar después con los Mendoza y crear un condado en Priego de Cuenca; desgraciadamente, no habiéndose situado sus descendientes entre los primeros linajes castellanos, los grandes genealogistas antiguos apenas se ocuparon de ellos.. (125).. y, al basarse nuestro conocimiento por una parte en las referencias inconexas de las crónicas, por otra en la documentación vinculada al mayorazgo, ignoramos de ordinario el nombre de sus esposas, así como los de sus hijas y los de los vástagos que no destacaron en la contienda política.. (126).. , o no somos capaces de colocarlos en un punto concreto del árbol genealógico.. Sin embargo, no será ocioso señalar que cuando Juan I de Castilla, en su testamento, estableció la casa de Fernando de Antequera en 1385, nombró su alguacil mayor a Fernán Carrillo, hijo de Juan Carrillo.. (127).. ; siendo su homónimo, es probable que se trate del marido de Teresa de Meneses y padre de Pedro Carrillo, el halconero mayor de Juan II (cuyo tutor, no lo olvidemos, fue Fernando de Antequera) y su cronista.. Lo que sí sabemos con certeza es que éste fue montero mayor y ballestero de Juan I desde su época de infante, siendo ésta la plataforma sobre la que se basó el futuro del linaje.. Se ha señalado también la presencia de Pero Carrillo, alguacil mayor de Toledo y Burgos, a la coronación de Fernando como rey de Aragón, en Zaragoza, en enero de 1414.. (128).. Jerónimo Zurita señala la existencia de un precedente curioso, una Sancha Carrillo, aya de Leonor de Castilla, hija del rey Fernando IV, que intrigó durante la mayoría de Alfonso XI y luego en la corte aragonesa, cuando Leonor se casó con Alfonso IV de Aragón; ésta estaba casada, dice, con Sancho Sánchez de Velasco.. (129).. y por supuesto no podía tratarse de nuestro personaje aunque quién sabe si algún recuerdo de su existencia podría haber motivado que Pero Vélez remontara su origen a la corte de Alfonso XI.. La identificación de ambas Sanchas podría haberle sugerido la hipérbole de su longevidad.. No será ocioso por otra parte recordar que este Fernán Carrillo tenía un hermano llamado Sancho.. (130).. , lo que pone de manifiesto la presencia de este antropónimo en la familia y refuerza la conjetura de que debemos integrar en ella a la Sancha de Pero Vélez.. Por otra parte, es posible que Pedro Vélez emparentara con los Carrillo y hay noticias de que ambas familias mantuvieron una política de enlaces familiares repetidos durante este período.. (131).. Pedro Carrillo el halconero era mayor de lo que pensaba Juan de Mata Carriazo; si su Crónica es posterior a 1454, como sugieren las alusiones a Juan II como ya difunto, entonces su autor debía ser ya octogenario.. (132).. , pues lo sabemos liquidando la herencia paterna con su hermano Ferrán Carrillo en 1402 y esto difícilmente podía suceder antes de los veinticinco años, mayoría de edad legal a efectos patrimoniales.. (133).. ; este mismo año el Rey le confirmaba el señorío de las Cañaveras, lo que confirma su acceso al pleno disfrute de la herencia familiar.. (134).. Por otra parte, unos años después, en 1408 pactó con Íñigo López de Mendoza, hijo de Pedro González de Mendoza, miembro de una rama secundaria de esta familia, y de Aldonza de Ayala, el matrimonio del hijo de éstos, Diego Hurtado de Mendoza, con Teresa Carrillo, hija suya y de su esposa Guiomar de Sotomayor, siendo ambos, como solía suceder, menores de edad.. (135).. Si tenía más de veinticinco años en 1402 y casaba una hija en 1408 debió haber nacido algo antes de 1380.. (136).. ; una hipotética hermana o prima suya, con una edad sensiblemente próxima a la suya, tendría también la veintena hacia 1400 y, según los parámetros de aquella época, sin marido (aunque sólo fuera por palabras de futuro, sin haber celebrado todavía las velaciones.. (137).. ) podía ser considerada, a todas luces, una solterona.. El resto (la edad avanzada, incluso la fealdad) podía ser simplemente la hipérbole habitual en las cantigas de escarnho y en la sátira de los cancioneros del siglo XV.. Tampoco es necesario pensar que, aún siendo el objeto de la sátira la soltería de Sancha Carrillo, sea ella la destinataria.. En la cantiga de escarnho no resulta difícil que cualquier circunstancia de determinado personaje sea el instrumento para tirar por elevación contra otro; tenemos el ejemplo de Pero da Ponte, que, ponderando la soledad de una pecadora penitente, Marinha López, dirigía sus dardos contra Lope Díaz de Haro, a la sazón en guerra contra Alfonso X y abandonado de sus antiguos aliados.. (138).. Es posible, por tanto, que el destinatario en este caso no sea Sancha Carrillo; al fin y al cabo, en los usos sociales de entonces (y de mucho antes y de mucho después) el matrimonio de un joven, y más de una mujer, era competencia de otros, más concretamente de los padres, los tutores o el cabeza del linaje, incluso del señor, el magnate junto al que prestaban sus servicios, quizá en este caso el infante Fernando de Antequera, a veces, el propio Rey.. (139).. Cualquiera de ellos (y en particular los más directamente implicados, el padre o el hermano mayor si aquél hubiera muerto ya) podía ser el destinatario de las malicias de Pero Vélez de Guevara; y el móvil podía ser también ajeno al pretexto, sin que podamos descartar la controversia política.. Sólo la completa identificación de esta Sancha Carrillo y de las circunstancias de la sátira nos permitirían avanzar más en este camino, y, quizá, proponer una datación más ajustada para el escarnho que nos ocupa.. Pero es hora ya de adentrarnos en su estudio literario.. Empecemos por el aspecto quizá más interesante: la métrica.. En la anotación a cada uno de los versos he desarrollado con prolijidad la casuística de las dos normas que puede aplicárseles, la castellana y la galaico-portuguesa, y las conclusiones son realmente difíciles de precisar.. La segunda es relativamente bien conocida gracias a un trabajo de Celso F.. da Cunha, publicado por primera vez en 1950.. (140).. , extremadamente riguroso, donde partía en cada punto de las lecturas de los manuscritos para examinar más de cerca su fiabilidad ecdótica en los casos dudosos; por el contrario, para los problemas relativos a la sinalefa y el hiato en la lírica castellana de cancionero, dependemos todavía de los trabajos de D.. C.. Clarke, basada en textos de fiabilidad más que dudosa.. (141).. y elaborados al margen de la obra de Cunha, a pesar de la frecuencia con que uno y otro invocan el testimonio de textos galaico-portugueses o galaico-castellanos..

    Original link path: /revista/prologus-baenensis-1/del-cancioneiro-al-cancionero
    Open archive

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - Un género que se resistió a desaparecer
    Descriptive info: Un género que se resistió a desaparecer:.. Preguntas y respuestas a finales del.. siglo XVI y principios del XVII.. Cleveland State University.. Ralph A.. DiFranco.. University of Denver.. Al Prof.. Joaquín Gimeno Casalduero,.. con agradecimiento.. La labor de inventariar la poesía castellana de los siglos de oro para verterla en la Bibliografía de la Poesía Áurea ha hecho que nos topemos, con más frecuencia de la que podríamos suponer, con un género que tuvo mucho éxito en el siglo XV.. [1].. El Cancionero de Baena, hermosa recopilación llevada a cabo por Juan Alfonso, hijo ilustre de la villa cordobesa, en el primer tercio del siglo, es el testimonio más rico en preguntas y respuestas que tenemos en nuestra literatura.. [2].. Mediante este antiguo debate, los poetas se planteaban una amplia gama de temas, muchos de seria y compleja teología y otros para entretenimiento y solaz de los lectores que aplaudían tanto la agudeza manifestada en las disputas como el ingenio y la destreza verbal de los contendientes.. [3].. Ni los aparentemente trasnochados temas que abordan las preguntas, ni la dificultad del discurso, ni la complejidad sintáctica y verbal de los versos ni la monotonía que la métrica apropiada al género exigía fueron motivos suficientes para que estos debates poéticos fuesen a parar al desván de los recuerdos.. Fue una moda medieval que no acabó por borrar la enorme y diferente poesía italianizante ni el nuevo discurso renacentista.. [4].. Los compiladores de los poesías varias no desaprovecharon nada de lo que caía en sus manos para llenar apresuradamente los folios de sus cartapacios.. Partiendo de la lírica del XV la transformaron en lírica renacentista, y, por razones que están todavía sin investigar, mantuvieron también su aprecio por la poesía dialogada medieval, a pesar del verso largo, la rima pesada y el lenguaje formulístico.. [5].. No desaparecieron, pues, de las misceláneas poéticas del XVI y del XVII las preguntas ni las adivinanzas.. A éstas los copistas de esos siglos prefirieron llamarlas quesicosas o qué es quesi cosa, aunque tampoco descartaron la vieja etiqueta.. Las preguntas nos llegan con la misma solemnidad de entonces; las adivinanzas, acertijos o enigmas son también, como antaño, ingeniosos todos, más abundantes y, por lo tanto, disponiendo de mayor amplitud para darles a algunos polisemia erótica.. En definitiva, se trataba de hacer un esfuerzo mental y hallar una solución, solución que normalmente es apuntada en los manuscritos al final de cada pasatiempo.. [6].. Entre estos alegres acertijos suelen aparecer las más serias y ponderadas preguntas, arropadas, a veces, en su complejo esquema métrico por consonantes.. No pretendemos hacer aquí un estudio completo de la supervivencia del género, sino dar simplemente noticias de que todavía a finales del XVII hay manuscritos que recogen composiciones algunas medievales, otras, acaso, imitaciones, para que los estudiosos del género se acerquen a las fuentes que las acarrean.. En otras ocasiones, como en el caso de nuestros poemas 5 y 6 del MN 22.. 783, el copista del XVII recurre al Cancionero general (1511), folio 155, para transmitir uno de los diálogos poéticos.. [7].. Pero antes de ofrecer los textos que hemos hallado en ciertos manuscritos, unos de finales del XVI y otro del XVII, no estaría de más recordar una novela de mediados del XVI cuyos personajes se divierten con el debate poético.. Ha sido Gaspar Gil Polo en el Libro Quinto de su Primera Parte de Diana Enamorada quien ha sabido sacar muy buen partido del juego cortesano.. Sirviéndose de la pastora Diana, trae a colación cómo las preguntas, adivinanzas en realidad, eran un pasatiempos frecuente entre las pastoras:.. Cómo había yo, dixo Diana, de entender tan difficultoso y moral enigma,.. si las preguntas en que las pastoras nos exercitamos, aunque suelen ser muy.. llanas y fáciles, nunca las supe adeuinar?.. Felicia, desafiando la falsa modestia de Diana, piensa que están a tiempo para deleitarse con una fiesta de preguntas y respuestas, y pondera que no será menos deleyte esta fiesta que otra.. Comienza Silvano que en dezir preguntas tenía mucha destreza , le siguen Selvagia y Belisa, ésta con otra pregunta de las muchas [que] hay más delicadas que la anterior, continúa Ismenia con un enigma que a los más avisados pastores ha puesto en trabajo , la tímida Alcida sigue la ronda y la cierra su hermana Clenarda.. Diana, que ha demostrado tener un estremado saber [que] tiene estrañamente maravillados a todos, recibe un riquísimo anillo con una piedra de valor , a semejanza de los poetas del XV cuando recibían por premio unas varas de lienzo, unas calzas o unos guantes.. Los enigmas que presenta Gil Polo como es lógico están en consonancia con la época y la sociedad cortesana en que se  ...   muy abierto.. 45 el camino, y vays no errado.. Assí que, a mi parescer,.. oluido queda oluidado,.. y memoria ha de valer.. porque en ella podéis ver.. 50 que en todo le ha despriuado.. 3.. OTRAS.. Quál es la cosa criada.. de tierra, por no mentir,.. que con agua fue abiuada.. y con fuego fue acabada.. 5 y con ayre es su biuir?.. Pies ni cabeça no hauía,.. ni ningún otro embaraço,.. sola vna boca tenía.. y sin piernas posseýa.. 10 la fuerça sólo en vn braço.. 4.. Quien substenta nuestro ser.. sin falta y sin resistencia.. según puedo conoscer,.. 76v es en quien es la potencia.. 5 de nuestro convalescer.. Es la más menospreciada.. y tenida en más valor,.. es nuestra fuerça y vigor,.. es la ques tenyda en nada.. 10 y es el más suäue olor.. 5.. 77.. Fiel y muy noble, amigo y señor,.. razón me combida a os la dirigir,.. a esta pregunta quiera difinir.. no perjudicando su sciencia y honor.. 5 Cient mil yerros, digo, serían y son.. y en ello no ay duda sino ques assý,.. si yo pensasse que en vos no estaría.. cierta y muy clara su declaración.. PREGUNTA.. Ondeado bien el mundo orbeado,.. 10 lo que ay en él todo es nascido,.. quen vn solo curso se ha recogido,.. acabado ya el tiempo limitado.. Rezia cosa es si ha transmutado.. de vno en dos cursos para estar en su ser, [sic].. 15 onde paresce hauer de nascer.. dos solas vezes, y esto es forçado.. 77v Suele ser nieto de su mismo padre,.. hermano assí mismo de quien lo parió,.. entra y sale por do se engendró.. 20 y este es marido de su mesma madre.. Y esto que nasce dos vezes no más,.. y con vna sola caresce de hablar.. Esto os suplico queráis declarar,.. pues que otro tal no se bió ya más.. Por los mismos años que el lisboeta, finales del XVI, se confeccionaron otros dos manuscritos que aportan la misma pregunta y respuesta.. Se trata del MP 973, ca 1586, titulado Poesías de Maestro León , también conocido como Fuentesol, por haber pertenecido a la biblioteca vallisoletana del Conde de Gondomar, cuya casa se distinguía por el sol de piedra que flanqueaba el dintel.. Recoge obras de poetas de primerísima fila, como Hernando de Acuña, Lupercio L.. de Argensola, Vicente Espinel, Francisco de Figueroa, Luis de Góngora, Diego Hurtado de Mendoza, Fray Luis de León, Jorge de Montemayor y Lope de Vega.. También se copiaron poemas de otros poetas de importancia, como Almeida, Sánchez de las Brozas, Cairasco, Cobos, Liñán, Vargas.. Es de capital importancia para el estudio de las obras del fraile Melchor de la Serna, cuya poesía erótica circuló en una veintena de manuscritos.. Entre tan nutrido grupo de poesía renacentista, se copió una pregunta que trae ecos de aquellas tensas polémicas de Villasandino en el Cancionero de Baena.. El otro manuscrito que nos ha dejado testimonio de la misma pregunta, en casi idéntica redacción, es el Cartapacio de Pedro de Penagos, procedente también de la biblioteca del Conde de Gondomar, recopilación que comenzó el 9 de agosto de 1593 el poeta Penagos, aunque el traslado se deba a múltiples manos.. Dividido en secciones, la pregunta abre otra de poemas con temas diversos y métrica variada.. La cuestión se plantea dentro del esquema de pregunta disyuntiva típica, aunque la pregunta y la respuesta no guardan las consonantes:.. Pues en responder soys tan acabado.. que ygual yo no hallo a vuestro primor,.. deçidme: de dos quál es el mejor,.. ser buen bachiller o ruyn liçençiado?.. 5 Perfecto real y falso ducado,.. el pájaro en mano, el buytre que bola,.. la mala compaña, la vida que es sola,.. villano muy bueno, ydalgo ynfamado,.. frayle perberso, seglar rruyn casado,.. 10 el ruego de buenos, el salto de mata,.. el vino en barreña, el agua en la plata,.. jigante cobarde, enano esforçado.. Cauallo desnudo, borrico enmantado,.. gallina en dolençia, çebolla en salud,.. 15 virtuoso basallo, señor sin virtud,.. sierbo dichoso, señor desdichado,.. dinero sin bolsa, bolsón sin dinero,.. el rico cautibo, el pobre soltero,.. verdugo que aorca, alcalde aorcado.. 20 es buen bachiller y ruyn liçençiado.. [11].. El manuscrito de la Biblioteca Nacional de Madrid, signatura 22.. 783, códice del XVII cuyos folios están ocupados por largas églogas, cartas y madrigales, reservó unos folios para La bella mal maridada y sus coplas, para el villancico Afuera dormirás el pastorcico , con su glosa, para una canción a la Virgen al tono de don golondrón , para dos de zagales y para dos adivinanzas y dos preguntas, estas cuatro composiciones copiadas alternativamente.. Todas las piezas se hallan en los folios 48 al 53.. Los textos son:..

    Original link path: /revista/prologus-baenensis-1/un-genero-que-se-resistio-a-desaparecer
    Open archive

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - Continuidad de la poesía del siglo XV en cancioneros del XVI
    Descriptive info: Continuidad de la poesía del XV en cancioneros del XVI.. Continuidad de la poesía del XV.. 2.. Canciones viejas y ajenas; canciones nuevas.. Michael Gerli ha observado cómo la poesía de cancioneros ha sido explotada cual negro telón de fondo contra el que se contrasta el esplendor renacentista.. También ha señalado que la denominada poesía cancioneril continuó siendo el sustrato principal de la poesía española casi hasta finales del siglo XVII: como botón de muestra, recuerda que Pedro de Cartagena (1456-1486), durante el Siglo de Oro, fue considerado una de las voces líricas más innovadoras de su tiempo (pp.. 171-73).. Es preciso acercarse a la poesía cancioneril del XVI desde ese punto de vista, más acorde con la evolución que demuestran los textos líricos y el interés que exhiben los poetas de la época que los compusieron.. Este enfoque debe considerar que la poesía renacentista castellana es consecuencia del crecimiento orgánico que se efectúa con la simbiosis de enunciados, temas y formas, durante una evolución ininterrumpida de la poesía que llamamos medieval , aunada con la renacentista importada ésta de Italia a finales del XV.. El colosal resultado florece en España a principios del XVI, cruza el Atlántico, y forma los siglos de oro de nuestra literatura.. Necesitamos conocer mejor los textos, labor que exige la compulsa atenta de todas las fuentes tanto manuscritas como impresas de que disponemos, y valorarlos sin descomponer estos conjuntos [letra y glosa], a veces tan sabiamente preparadas , tal y como las conocieron los copistas o editores de los cancioneros que nos las han conservado ;.. necesitamos, además, el cuidadoso estudio de la difusión de los poemas dentro de las circunstancias de la época en que se compusieron.. En tiempos del fashionable non-sense, parece oportuno recordar ciertos presupuestos que se caen por su propio peso.. Los compiladores y poetas del XVI llamaron vieja a la poesía que pasó de los siglos XIV y XV a la mayoría de sus cancioneros y cartapacios.. Es bastante raro el manuscrito del XVI que se circunscriba sólo al verso italianizante y omita de sus folios formas o temas de la poesía tradicional castellana.. Lo común es encontrar que en esos manuscritos hay reservados unos folios, o muchos, para trasladar a ellos las canciones viejas que circulaban por España, y también por tierras novohispanas, en cartapacios, pliegos y billetes.. A esos folios también fueron a parar directamente letras, canciones o romances tomados de la abundante tradición oral.. Frecuente también es hallar en ellos unas secciones en las que con elegancia y claridad renacentista se subraya el carácter viejo y nuevo de unos poemas, con los cuales los poetas engastaban los gustos heredados del pasado y las modas al día en los centros estudiantiles y cortesanos de Alcalá, Madrid, Salamanca, Sevilla o Toledo.. Los poetas castellanos del XVI no rompen con el pasado, antes, recogen los viejos poemas del XV para contrahacerlos, imitarlos, glosarlos y revestirlos así de nuevo ropaje.. Se sirven de ellos como pretexto para reinventar la poesía que, por necesidad, irá cargada de las resonancias y gustos propios del contexto social y artístico de los reinados de Carlos V y Felipe II.. En definitiva, el corpus lírico áureo lo irán tejiendo, en sus contextos, los poetas que utilizaban aquellos estribillos heredados de la poesía tradicional.. La poesía del siglo XV castellana, liberada de tan rígida vestimenta como había heredado, floreció en folios y folios de un alto número de manuscritos e impresos áureos: sobre ella se basaron las nuevas formas prescritas por la moda renacentista y con ella se funde la tradición culta italiana.. Ciertamente que no toda la poesía del XV pasó al siglo siguiente, ni los cancioneros del XV, uno por uno, recogieron toda la poesía de su siglo.. Por ejemplo, géneros de tanta raigambre como los romances o los villancicos populares se quedaron fuera del arcaizante Cancionero de Baena y de otras compilaciones; pero no por eso aquéllos se perdieron y no llegaron al conocimiento de los lectores del siglo XVI: más allá del papel y de la pluma quedaban la voz y la memoria, como bien claro han dejado Pidal, Armistead, Catalán, Costa, Frenk o Pedrosa, además de otras docenas de romancistas y folcloristas.. La transmisión textual prueba que se mantuvo la continuidad, como si se tratara de tejer un mismo tapiz aunque con hilos de diferentes colores.. Esta evolución que observamos en el desarrollo poético quedó confirmada en el artículo Del XV al XVII: doscientos poemas , aparecido en el libro-homenaje a Brian Dutton (1996).. En aquella ocasión reuníamos doscientos poemas del XV que andaban tan frescos y lozanos en tiempos de Felipe II como lo estaban en la época de sus bisabuelos los Reyes Católicos.. Y a esos testimonios podríamos seguir añadiendo bastantes más.. En el XVI se trasladaron misceláneas poéticas del siglo anterior y, a la vez, composiciones de un sólo autor con el mismo interés que se copiaban poemas de actualidad.. Unos poemas viejos fueron más del agrado del nuevo público que otros, y mientras unas composiciones pasaron a la historia, otras dieron pie a que los músicos las metieran en solfa y a que los poetas las glosaran, algunas hasta el aburrimiento.. Por su parte, la antigua lírica prolongaba su vida en los cantares, mientras se introducía en ambientes cultos con un vestido decente y a la moda, dejándole sólo la cabeza al descubierto.. El Cancionero de Juan Alfonso de Baena.. El.. nunca quiso ser un amplio muestrario de toda la poesía que circulaba por Castilla a fines del siglo XIV y durante el primer tercio del siglo XV.. Es, por el contrario, una selecta colección de poemas hecha por el cuidadoso baenense Juan Alfonso, poeta culto y ávido lector, en la que agrupó sus propios poemas y otros compuestos por determinados poetas, casi todos ellos marginados , que recuperaron la voz que las circunstancias sociales, políticas y religiosas del momento les denegaban (Hutcheson y Márquez Villanueva).. Con su cancionero, Juan Alfonso se propuso, además de otros objetivos, entretener tanto al rey y a sus hombres como a la reina, sus damas y sus doncellas, cuyos gustos cortesanos conocería y tendría muy en cuenta mientras juntaba y seleccionaba el contenido de su obra.. En él incluyó poesía lírica en gallego y en castellano, y en él agruparon cantigas y canciones con dezires y preguntas y respuestas: conviven en la colección la poesía para ser cantada y la poesía para ser contada.. La cuaderna vía había muerto en Aljubarrota, y nuevas formas empezaron a crecer en el jardín de la gaya ciencia.. La novedad métrica, buscada con parecido entusiasmo y elaborada con la complicación con que se pulía la piedra de las cresta góticas, vino acompañada por la inclusión de todos los temas que conformaban la vida, y así la poesía de ese momento trató, con tono serio a veces o con gracia burlesca otras, temas amorosos, eróticos, religiosos, mitológicos, satíricos, políticos, filosóficos, morales, humorísticos o de pasatiempos: todo un despliegue de posibilidades insospechado unos años antes.. Parte de la gran riqueza que Baena reunió en su.. Cancionero.. , y además la atesorada en otras colecciones del XV, cayó en manos de los poetas del XVI que la pasaron a sus abultados cartapacios.. Es fácil encontrar en el XVI cuadernillos completos de poesía del XV junto a otros en los que se plantaron poemas en endecasílabos italianos recién salidos de la péñola.. No sólo se aprovecharon de las letras, villancicos, coplas y canciones para usarlos como pretexto para escribir otras composiciones, sino que continuaron aficionados a los mismos géneros.. Con frecuencia vemos que muchos folios de esos cartapacios están dedicados a peticiones, a adivinanzas o a preguntas y respuestas, modalidades que había incluido Baena en su obra.. Encontramos en el.. una colección de poemas seleccionados con un propósito específico.. Ahora bien, como selección implica por necesidad exclusión, Baena excluye de su libro, de los 646 poemas que han contado Dutton y González Cuenca, otros tipos de poesía que también convivían en Castilla.. Aunque bien es cierto que hay una intención festiva, lúdica, en muchos de los poemas, como en ciertas preguntas y respuestas, adivinanzas, recuestas, poemas de escarnio e, incluso, en el puñadito de poemas eróticos que se copió en sus folios, hay también otras composiciones doctrinales muy del agrado de la época.. Y entre todas ellas están las heredas, las que juegan al escondite entre tantos poemones serios, y, así, en convivencia normal, sin estridencias, corren por los folios canciones, refranes y letras y que después pasarán a formar parte del acervo de la poesía cancioneril del Siglo de Oro.. El Cancionero de Juan del Encina.. El año 1496 se publicó en Salamanca el.. Cancionero de Juan del Encina.. Belleza y armonía formal, tipográfica, poco corriente la de este cancionero, según ha escrito de él Vicente Beltrán.. Como otros cancioneros del XV, posee una organización jerárquica por géneros , a la que se une el cuidado añadido de los encabezamientos con explicaciones teóricas y apuntes históricos, para dar a su contenido un carácter didáctico ( Tipología , 1999).. De las 169 composiciones que cuenta Dutton en esta colección salmantina, 31 pasaron al.. Cancionero musical de Palacio.. , recopilado hacia 1500 con adiciones que lo prolongan hasta el año 1520.. Once piezas, unas con más fortuna que otras, fueron a parar a otras misceláneas del Siglo de Oro.. De estas once, tres - Pelayo ten buen esfuerzo , Para verme con ventura y No consuela mal de muchos - pasaron al.. Cancionero de la Catedral de Segovia.. (1500) y al manuscrito británico Add.. 101431 (1500), y allí parece que acabó su caminar por la difusión manuscrita, aunque a buen seguro que seguirían propagándose en coros reales y capillas catedralicias.. Otras dos composiciones, Tan buen ganadico y Todos los bienes del mundo , se copiaron en un cancionerillo florentino de hacia 1510, el cual contiene cuatro canciones de Encina y otra de Escobar.. La composición Romerico, tú que vienes se difundió y cantó a principios de siglo y llegó hasta el vecino Portugal, donde halló cobijo en el musical de Elvás (1520).. La composición Circundederunt , después de copiarse en el.. , como las anteriores, pasó al MN 4114, copia del XVIII, que es copia de otro manuscrito del XVI, hoy desaparecido, y éste, a su vez, toma de modelo un cancionero del XV ( Del cancionero manuscrito de Pero Guillén de Segovia, de la librería de Cámara del Rey ).. Una vez vista la fortuna de este ramillete, sigamos las huellas de las tres composiciones de la colección de Encina que tuvieron mayor difusión.. El villancico No tienen vado mis males que, después de que se copiara en el.. Musical de Palacio.. , halló acogida en la primera edición del.. Cancionero general.. de Hernando del Castillo (1511), folio 146v, entró en el musical portugués de Elvás (cuando también pasó a éste el villancico Romerico, tú que vienes ).. Del.. General.. lo tomó el.. Cancionero llamado guirlanda esmaltada de Fernández de Constantina.. (1520) y lo volvemos a encontrar, unos veinte años más tarde, en el.. Espejo de enamorados.. , p.. 128.. Todavía en 1556 se copió en el.. Cancionero de Upsala.. , núm.. 4, como se esperaría de una colección musical.. En total, sesenta años durante los cuales este poema no había cesado de agradar a un público que poco tenía que ver con el de los años en que la canción iniciara su andadura.. Las otras dos piezas, tan apreciadas durante el Siglo de Oro, son Pues que jamás olvidaros y Pésame de vos, el conde.. La primera salió de las prensas venecianas en 1518, y de nuevo en 1520, y medio siglo después (ca.. 1570) el.. Poesías varias.. , MP 617, 163r, la incluyó en uno de sus apartados, mezclada con otras composiciones de Juan Álvarez Gato, Rodríguez del Padrón y Garci Sánchez de Badajoz.. La letra fue acrecentando su aceptación en el siglo XVI, y después de su paso por el.. y del.. , salió de la imprenta, el año 1561, en el.. Cancionero llamado Sarao de amor.. , 38, con la glosa Será tu vista cobrar.. Hacia 1581-82 se había extendido por Castilla, y Francisco Morán de la Estrella la copió en su.. Cartapacio.. , 104v, pero en su pasar por folios, coros y academias esta letra había adquirido una glosa distinta:.. De miraros á naçido.. tener por gloria el penar,.. y de no os ver an cresçido.. las ansias del desear.. Y en faltando el contemplaros.. más me aflige mi pasión,.. si me falta el galardón,.. o, qué mal hiçe en amaros!.. Si tengo triste la vida,.. por vos alegre me siento,.. y si de más soy servida.. ese será mi contento.. Si me queréis como os quiero,.. proseguiré mi yntençión,.. El proceso de creación y copia había terminado y comenzaba así una nueva fase de recreación, con la cual se iniciaba la adaptación de la vieja letra a los gustos de poetas, músicos y lectores de finales de siglo.. La segunda canción, Pésame de vos, el conde , se imprimió en el.. de 1511, 131, y años después fue intercalada en la versión impresa del Romance del Conde Claros Media noche era por filo.. El Poesías varias, MP 617, 217, copia la canción de Antonio de Soria Más mancilla os he, señor , dirigida al conde de Haro, la cual concluye con el verso Pésame de vos, el conde.. Entre 1570-80, se trasladó al cancionero TC-LM 506, cuando en éste se volcó parte del contenido del Poesías varias de Palacio.. Otra canción de Encina en la que nos interesa detenernos es Amor con Fortuna :.. Amor con Fortuna.. me muestra enemiga,.. no se qué me diga,.. que después de haber pasado al Cancionero musical de Palacio, se copió en un cancionerillo de 30 folios que alguien cosió al final del llamado Cartapacio de Pedro de Padilla (1584), donde el carmelita andaluz dejó copiada de su puño y letra una interesante muestra de su obra.. El Cancionero de poesías varias ms.. II-617 de la Biblioteca de Palacio.. Uno de los testimonios más ricos para comprobar el desarrollo de la transmisión poética del XV al XVI y su evolución en este siglo se encuentra en el.. Cancionero de poesías.. varias, ms.. II-617 de la Biblioteca de Palacio [MP 617], compilado hacia 1570, tal vez por el repentista Juan Sánchez Burguillos (1512-1580).. Existe en el manuscrito un orden cronológico: hasta el folio 149v se copiaron poesías del siglo XV y a partir del 224 otras que pertenecen al siglo XVI, con poquísimas excepciones; en medio alternan las de uno y otro siglo con gran libertad.. El orden cronológico es muy flexible, pues el compilador operaba también guiado por el criterio de reunir los poemas por materias.. Por ejemplo, seis poemas de Villasandino se copiaron al final de la segunda parte de la miscelánea.. La agrupación por materias era habitual, criterio que ya provenía del.. Cancionero de Baena.. y que Hernando del Castillo aplicó a su colección, como él mismo dejó explicado con detalle en el prólogo.. Si sólo se hubieran conservado los 149 folios del manuscrito habría que considerarlo copia tardía de un cancionero del XV.. A él fueron a parar poesías que andaban dispersas por 37 fuentes.. del XV y en él están representados unos 40 poetas de ese siglo, a los que hay que añadir media docena más que nacieron en el siglo anterior:.. casi todos van cortados por el mismo rasero, sin distinción de su antigüedad o de su reputación.. Los poemas que reúne el MP 617 son composiciones de renombrados autores del XVI, como Acuña, Alcázar, Boscán, Castillejo, Cetina, Garcilaso, Figueroa, Diego Hurtado de Mendoza, Montemayor, Sánchez Burguillos, Ramírez Pagán y Silvestre: corro de poetas muy recientes, incluso vivos en el tiempo de la recopilación, asidos de la mano de autores viejos.. Cuando el recopilador del MP 617 se dispuso a formar la colección, la inició con el poeta más viejo de los representados en el.. : Alfonso Álvarez de Villasandino, del cual tomó siete poemas: dos cantigas y cinco dezires, composiciones fechadas entre 1391 y 1410, indicio claro del interés que suscitaba la vieja poesía hacia 1570; más de siglo y medio había pasado desde que el famoso Villasandino los compusiera.. Las dos cantigas a que nos referimos son Hasta aquí pasó Fortuna (CB, n 32) y Loado sejas, Amor (CB, n 33) que corresponden a los números 329 y 330 del MP 617.. 1) Hasta aquí passó Fortuna (1410).. De esta cantiga hecha a ruego del conde Pero Niño.. sólo se conserva esta versión, y la que guarda el.. CB.. , con variantes, y una última estrofa que en MP 617 ha adquirido ya otro sentido.. 2) Loado sejas, Amor (1410).. Esta cantiga, como avisan Dutton y González Cuenca, gozó de gran popularidad en el XV, a juzgar por las menciones que de ella se hace.. Se nota en MP 617 la dificultad del copista moderno para dar sentido a términos gallegos, sin duda ajenos a él.. A la versión del Cancionero de Palacio [SA 2653, ca.. 1440],  ...   aceptación, y volvió a copiarse dos veces: en esta ocasión en el manuscrito de París PN 373 (72 y 152v) y en el salmantino.. Cartapacio de Ramiros Cid y Piscina.. [MP 1580] con una glosa anónima en el folio 25v y con otra en el folio 92 atribuida a un tal Ordóñez.. Pasó al siglo XVII en los folios 82v y 218v del voluminoso MN 3915 (1620), y se extendió a otros manuscritos contemporáneos, como el de Lisboa, LN 3072, 28v, el PMBM 23/8/7, 263v y el MN 17.. 477, 54, incluido en la Carta de los Catarriberas , de 1565.. La bella malmaridada.. Es de sobra conocido que la canción más traída y llevada por glosadores buenos y malos en el siglo XVI fue La bella malmarida.. Es una de las viejas canciones que forma el entramado de la nueva poesía del Siglo de Oro.. Entró -como Vive leda , Las tristes lágrimas mías , y muchas otras letras del XV- en los folios que el recopilador del MP 617 apartara para las glosas hechas a las poesías heredadas de los viejos tiempos y que, en definitiva, son parte del cuerpo de los nuevos poemas del XVI.. Esa canción, que por sus vestigios parece remontarse al siglo XIII y que cientos de años después, en 1596, Lope transformara en comedia, andaba por el siglo XV en Castilla y se copió en el llamado.. Cancionero de la British Library.. , ca.. 1500:.. La bella malmaridada.. de las más lindas que vi,.. acuérdate quánto amada,.. señora, fueste de mí.. Llorar quiero a ty y a mí.. pues nuestra dicha fue tal,.. a mí porque te miré.. y a ty por te ver ansí.. y aquel tiempo en que me vi.. Versión coetánea, con tres estrofas, mucho más elaborada, es la que forma parte del.. (1498-1520) donde aparece, en esas tempranas fechas del XVI, acompañada de una glosa tallada en la más pura ortodoxia trovadoresca: alabanza a la dama bella y casada, servicio amoroso, y deseo de correspondencia:.. Tú lloras por malcasada,.. yo porque te conocí,.. si has de tener amado.. señora, tomes a mí.. La canción, con variantes, y sus glosas circulaban en el siglo XV junto a este otro cantar zejelesco inspirado también en el romance: Soy garridilla e pierdo raçón / por mal maridada.. Es una composición puesta en voz femenina, en boca de la misma hermosa cuya belleza contrasta con la villanía del marido que nunca un besillo me dio con virtud / en todos los días de mi juventud / que fui desposada.. Hacia 1555, el ya mencionado zamorano Pedro de Lemos copió en su antología, MP 1577, (i), 26v, entre unas viejas cantiñas portuguesas, el villancico: Soy garridica / y viuo penada / por ser mal cassada.. Y le dio nueva glosa, conforme al estilo que mandaba a mediados de siglo:.. Soy y fuy garrida.. de mi naçimiento,.. de muchos querida.. amada de çiento;.. todo este contento.. no lo tengo en nada,.. por ser malcasada.. Cabellos dorados.. solía tener,.. desque fui casada.. dexélos perder;.. no estoy para ver.. ni balgo ya nada,.. Fuéronme a casar.. por mi mala suerte,.. la vida por muerte.. me quisieron dar;.. con mucho pesar.. uivo yo cuitada,.. Esta canción, que estuvo de moda en las décadas centrales del siglo , como ha confirmado Margit Frenk ( El Masson 56 ), se halla en los mss.. MP 1577, 26v (ca.. 1555), MBP 56, 52v (ca.. 1450-1470, 1580-90), MN 5593, 81 (mediados del XVI), MN 2621, 89v (finales del XVI), en el.. compuesto por Juan Timoneda, 36v, y en la edición valenciana de 1562: Las obras de don Ioan Fernández de Heredia así temporales como espirituales, f.. 85.. Hay una evidente relación entre el acompañamiento glosístico a la letra del cartapacio de Pedro Lemos (MN 1577) y la del.. Cancionero musical Masson.. : nos inclinamos a pensar que la versión castellana de tres estrofas bien pudiera haberse inspirado en la coetánea portuguesa, que cuenta con una estrofa menos.. Sin embargo, y en marcado contraste, la difundida glosa de Fernández de Heredia es un largo diálogo entre una dama y un galán , a modo de sainete: aspecto novedoso en la difusión de la mal casada.. Otro testimonio de que la copla era conocidísima en el XV, lo hallamos en un poema anterior a 1477, y nos lo ofrece nada menos que el caballo de Antón de Montoro, cuando, para quejarse a su amo por el hambre de cebada que está pasando, pide prestados estos dos conocidísimos versos, uno de la poesía culta manriqueña y otro de la llamada tradición popular: Aquel de pobres abrigo / de los más lindos que vi.. Desde comienzos del XVI y de forma ininterrumpida durante todo el siglo, la historia de la bella se extendió a través de pliegos sueltos.. Hemos recogido más de una docena de testimonios: desde el Regestrum de Colón (que ofrece el testimonio del pliego comprado en Tarragona con un romance atribuido a Juan de Zamora) hasta otro pliego del 1593 con los romances nuevamente compuestos por Andrés López (García de Enterría, p.. 81).. Los pliegos difundieron la extensa glosa de Quesada Cuando amor en mí ponía , basada en el romance de 24 versos.. Es evidente, a juzgar por las fuentes que nos han quedado, que impresores y ciegos, metidos en el comercio de pliegos, ayudaron en gran manera a la difusión de la cancioncita.. Entre los años de 1527 y 1547 circuló en manos de nuevos músicos, entre otros, Juan de Molina (1527), Velázquez de Ávila (1530-40), Narváez (1538) y Valderrábano (1547), quienes le dieron un acompañamiento culto para cantarla en círculos cortesanos, o -como resume Higinio Anglés- para interpretarla en el ambiente musical racialmente hispánico que imperaba en la corte castellana de Carlos V y de su mujer Doña Isabel, secundados en este punto por las casas nobles del reino.. El mismo musicólogo recoge la noticia de la suntuosidad con que España deparó la llegada del joven rey Carlos V celebrando fiestas, danzas y músicas populares que alternaban con la cortesana ejecutada por los músicos flamencos.. La versión más antigua que tenemos, según Eugenio Asensio, es el romance de 20 versos que incluyó Juan de Molina en su.. Cancionero salmantino.. de 1527.. La versión más extensa que conocemos tiene 54 versos y la imprimió Lorenzo de Sepúlveda en Romances nuevamente sacados de historias antiguas de la crónica de España, en Amberes, el año 1551.. De esta versión, los versos 1-18 y 29-30 coinciden con la otra versión de 20 versos publicada por Molina en 1527.. Contrafacta: a lo divino.. Hacia mediados de siglo, concretamente en 1560 y en 1566, salió de la imprenta un pliego con la Glosa peregrina de Luis de Aranda, el cual, en el tercer cántico, Lucifer y sus privados, que subtituló De la encarnación de nuestro Señor Jesu Cristo, incorporó los cuatro primeros versos del romance, contrahaciéndolo:.. Estaba en contemplación.. cómo auie de concebir.. una virgen y parir.. sin ninguna corrupción,.. y cómo muerte y pasión.. su hijo auie de sufrir.. En esto estaua ocupada.. quando el ángel llegó allí,.. en qual dixo en su embaxada:.. Ave María sagrada,.. de las más lindas que vi.. Señora de gracia llena,.. el señor Dios es contigo,.. díjome lo que te digo:.. que concebirás sin pena.. y parirás nora buena.. tu descanso y nuestro abrigo.. El señor de los señores.. desde el cielo os dice assí:.. O Virgen, flor de las flores,.. si auéis de tomar amores,.. vida, no dexéys a mí.. La vieja letra adquirió así una dimensión más y empezó su andadura por los caminos de la secular, quizá milenaria , tradición de los contrafacta, poesía a lo divino, tan apreciada en un ambiente de fervor religioso postridentino: el intercambio entre lo popular y divino, lo secular y lo litúrgico, sería la constante de este siglo.. La afición al traslado a lo divino fue tan extendida que Wardropper se refiere a los poetas como los divinizadores del XVI.. Uno famoso, e ineludible cuando se trata este aspecto, fue Sebastián de Córdoba, quien sin ningún empacho se dedicó a trasladar en sentencias más provechosas para el alma las obras de Boscán y Garcilaso, tan profanas y amorosas que son dañosas y nocivas mayormente para los mancebos y mujeres sin espiriencia.. No sólo la poesía culta se tornó a lo divino, la tendencia de volver a lo divino los estribillos populares se acentuó muchísimo en la segunda mitad del siglo XVI.. El licenciado Juan López de Úbeda se quejaba del abuso que hay tan universal el día de hoy de el cantar cantares tan obscenos en guitarrillas , y aconsejaba recordar el fin para el que se crearon los instrumentos a la vez que invitaba a cantar a lo divino, pues se te ofrecen cosas compuestas al mismo tono : su Vergel de 1582 es un espléndido muestrario de poemas contrahechos.. Dos años antes, fray Bartolomé Ponce había publicado su Primera parte de la Clara Diana en siete libros donde incluyó este contrahecho que publicamos en su totalidad:.. si auéys de tomar amores,.. vida, no oluidéys a mí.. Queriendo el hijo de Dios.. casarse con la natura.. buscó la dama más pura.. y no halló otra qual vos,.. limpia, humilde criatura:.. porque hermosura tan alta.. en alto fuese empleada,.. soys dama con Dios casada.. y ansí no os pondrán por falta.. la bella malmaridada.. Nunca hallastes en el suelo.. marido que os ygualasse,.. y porque aquí no os faltase.. fuistes le a buscar al cielo.. un tal que os sobrepujasse.. Él es quanto a vos conuino,.. vos soys qual conuino a sí,.. es lo que digo de mí,.. que os hizo el vervo diuino.. Hízoos tan hermosa Dios.. que de vuestro amor vencido,.. de los cielos á venido,.. señora, a casar con vos.. niñito recién nacido.. Ya que estáis bien empleada,.. llena de gloria y fauores,.. os ruegan los pecadores.. seáys nuestra enamorada,.. si auéys de tomar amores.. Tomad amores, señora,.. de los tristes hijos de Eua.. que os tienen por madre nueva.. do el bien de Dios se athesora,.. como lo muestra la prueua:.. si estos amores tomáis.. (hermosa entre quantas vi).. lo que os suplico aquí.. es que, pues las vidas dais,.. La segunda glosa está en el Libro iii, 148v-149v, y es como sigue:.. Glosa.. Santa planta consagrada,.. Cruz do luz biua procede,.. gloria que la gloria excede.. de Dios, por ser más honrada,.. ser esposa se os concede.. La sinagoga os tenía.. en todo tan infamada,.. que Dauid, desque lo oýa,.. por vos, cantando, dezía:.. Mas ya después que en vos puso.. Dios las prendas tan preciadas,.. de sus carnes consagradas.. perdióse del todo el vso.. de las infamias pasadas.. Quedastes tan fauorida.. (según siento yo entre mí).. que sólo el ser conocida.. es merced alta y crecida.. Aquel que se enamoró.. de vos Cruz tan gloriosa,.. por dexaros victoriosa.. enclauado os abraçó.. como a muy amada esposa.. Sería, pues, necedad,.. dándoos Dios tales fauores,.. pedir con prolixidad.. que nos digáys la verdad,.. si auéis de tomar amores.. En vos el Rey de la vida.. nuestra vida restauró,.. en vos la muerte venció,.. perdió vida dando vida,.. siempre bibuiendo murió.. En vos, la vida dexando,.. lleuó vida para sí,.. pues en vos quedó tal mando,.. yo os suplico, Cruz, llorando,.. vida, no oluidéis a mí.. Otro contrahecho de la bella se documenta también en el MN 4154, 173, ms.. de principios del siglo XVII, pero esta vez la glosa va dirigida al alma, a la que el poeta invita a recapacitar, a que se aparte del pecado y, en definitiva, a que goce del amor de Dios:.. Ser de Dios, alma, querida,.. ay valor que se le yguale?.. Mira que pierdes perdida,.. buelue a Dios, que mucho vale;.. demanda vida a la Vida,.. y si quieres por amor.. sentir diuinos dulzores,.. ama al Señor de señores,.. busca perfecto amador.. si has de tomar amores.. El son de la bella fue tan conocido que Francisco de Ocaña, en su.. que recoge canciones para la Navidad y la Pascua, impreso en Alcalá de Henares el año 1603, despacha una de sus piezas con el epígrafe: otra al tono de la bella malmaridada ; en este caso la letra de la canción no tiene nada que ver con la famosa copla.. Contrafacta: a lo erótico.. Era de esperar.. Si la bella se glosó a lo divino y a lo humano, también tenía que ofrecernos la poesía del Siglo de Oro alguna versión de la famosa letra que no fuera apropiada para su canto en las capillas reales o en los conventos.. Podrá resultar paradógico, sin embargo, que en los archivos de la catedral de Jaén se hayan encontrado hace pocos años unos folios en los que se copió una glosa erótica a la bella , cuya segunda estrofa reza:.. Putas viejas de Porcuna.. de esas munchas conocí,.. pero sin duda ninguna.. de entre todas soys vos una.. Teatro.. La copla, como tantas otras letras de moda, pasó de la calle al escenario.. La llevó a las tablas Gil Vicente: el teatro vicentino es pródigo en el uso de cancioncillas de tipo tradicional y, especialmente, de villancicos y romances; con ello, sienta las bases de una práctica escénica que se desarrollará en el teatro posterior y, en especial, en la Comedia Nueva de Lope de Vega.. Documentamos la bella en cuatro comedias del portugués de los años 1521, 1525, 1529 y 1532.. En esos años, concretamente, en 1524, circulaba un pliego con el romance de Juan de Zamora, y también otro en el.. del malagueño Juan de Molina que vio la luz en Salamanca en 1527, en el que, según Asensio, probablemente para conquistar el pan cotidiano, gastó sus fuerzas trasladando y refundiendo obras ajenas , entre otras la antigua versión del romance.. A mediados del siglo, la bella circulaba en Farsas y Autos, pero fue Lope quien supo recoger el motivo para hacerlo tema de una de sus obras; no pudo resistir la tentación de transformar la popular canción en asunto para las tablas.. Montesinos observa esa debilidad de Lope por la poesía callejera y urbana precisamente estos últimos años del siglo XVI en que Lope se forma son de gran interés en la historia de esta canción destinada al canto (p.. 138).. A finales del año 1596 concluyó su comedia La bella malmaridada, inspirándose en el romance que Lorenzo de Sepúlveda incuyera en su libro de romances, y que Lope podría haber leído en la edición de 1551 o en las posteriores de 1576 o 1580.. Son los años, hacia 1575, en que -según Wardropper- la lírica popular se refugia en el teatro (p.. 303).. Supo el dramaturgo sacar buen partido a la cancioncilla, y de ella se sirve en varias obras suyas, fechadas ya en el XVII.. A principios de ese siglo, Tirso de Molina sigue recordando la canción en algunas de sus obras.. También echa mano de la copla Calderón, aunque Wardropper afirma que el canto popular apenas asoma a la obra de Calderón (p.. 305), hemos encontrado que el escritor madrileño recurrió a la bella en varias comedias: La señora y la criada (1636), Con quien vengo vengo (1640) y El acaso y el error (s.. a.. ).. Las mil caras de la bella.. Si la bella circulaba en los extremos divino y erótico, también divirtió en otros muchos aspectos humanos, desde su tratamiento canónico dentro de la concepción amorosa trovadoresca al desenfadado humor de algunas de sus glosas.. La vieja copla se halla arropada en estudiados alardes de ingenio en los que, por lo cumún, se integran elementos heredados del mundo pagano ( Natura , Fortuna , Destino ), lenguaje y actitudes que se desprenden del doctrinal cortesano al uso -incluyendo, claro, los lances eróticos- y una buena dosis de humor, salpicada de juegos polisémicos, como en la glosa del MiT 994, 17v:.. O ynbidiosa, falsa, abara.. Fortuna, cómo as podido.. que una beldad sola y rrara.. esté sujeta a un marido.. de mal talle, cuerpo y cara?.. Remediad, señora, los.. daños de ser engañada,.. açelde sierbo de Dios,.. pues él os á hecho a bos,.. Y pues soys oro afinado,.. y él es bil y baxa escoria,.. sea de bos muy regalado,.. no çene sin pepitoria.. de pitones de benado;.. y al darle del guisadillo,.. esta canción le desçí:.. En abril canta el cuquillo,.. que es para el patiorrillo.. de las más lindas que vi.. En 1538 recogió Narváez el primer testimonio de la glosa Lucero resplandeciente que compusiera don Diego de Jerez, deán de Plasencia, para Betriz de Trejo; fue un poema muy apreciado que se copió en la primera parte del MN 3902, 59v, códice de hacia 1560-1570,.. en el cual se suma el gusto por la poesía vieja del XV, con ejemplos de la continuidad de ésta en tiempos de Carlos V y con la nueva poesía italianizante.. Por los mismos años, hacia 1555-1565, el poeta Pedro de Lemos, en la ciudad de Toro, reunió obras de diversos estilos, entre los que se hallan sonetos, glosas y..

    Original link path: /revista/prologus-baenensis-1/continuidad-de-la-poesia-del-siglo-xv-en-cancioneros-del-xvi
    Open archive

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - Juan Alfonso de Baena: ecos de un apellido
    Descriptive info: I.. E.. S.. Luis Carrillo de Sotomayor , Baena.. HAY DOS ÁMBITOS de estudio referidos al.. , que siguen necesitando de una investigación ardua y continua: el relativo a la biografía del autor, así como el de la aclaración de numerosos términos que siguen aún sin identificar.. Sobre el primero, tenemos los trabajos de Nieto Cumplido;.. sobre el segundo, las aportaciones de la edición de Brian Dutton y Joaquín González Cuenca.. En el contexto en el que nos encontramos, en el I Congreso Internacional sobre el.. , con la pregunta Dónde está Baena en el.. ? , podríamos referirnos a la persona de su autor o al pueblo del que éste tomó su nombre.. La palabra Baena , al igual que aparece en el anteprólogo del.. , es una palabra clave.. El objetivo de este trabajo se bifurca al pretender arrojar algo de luz sobre los dos ámbitos de estudio mencionados: qué existe en el.. relativo a esta localidad cordobesa que pueda estar sin desvelar?, y qué se puede aportar sobre la descendencia de Juan Alfonso de Baena? Para responder a estas dos preguntas trataré de demostrar la existencia de algunas referencias toponímicas e históricas de esta localidad en el.. Por otra parte, me propongo alertar sobre posibles hallazgos de la descendencia del poeta, que puedan servir de punto de partida para nuevas investigaciones.. Siendo, pues, la palabra Baena también causante de este encuentro, bueno será que tratemos de comprenderla.. La localidad de Baena, según nos transmite Francisco Valverde y Perales (pp.. 54-56) era conocida en tiempo de los árabes, en los siglos IX y X, como Bayena.. Así aparece mencionada por historiadores como Aben-Adhari, refiriéndose a la guerra civil protagonizada por el célebre Omar Ben Hafsun.. Posiblemente tomado del latín ballaena , aludiendo al mito de Perseo y al monstruo marino, y a la constelación del hemisferio sur (Bernard Pellequer: pp.. 23-24).. Si bien, según Antonio Bujalance Frutos (1966), el origen habría que explicarlo acudiendo al nombre de Castra Vinaria , según unos documentos procedentes de los archivos ducales de Baena, hoy sin encontrar.. De Castra Vinaria pasaría a Vineana , y de ahí se entendería la Baniana de Ptolomeo, y con los árabes pasaría a Baiana o Baiena.. Sea cual fuere el origen cierto del nombre, según los datos del Centro Español de Heráldica, el apellido Baena , este antiguo y muy noble linaje tomó nombre de la ciudad de Baena, de la cual fueron conquistadores sus ascendientes en 1240.. Aunque muchos Baena siguieron en esta ciudad, una rama de la familia, quizá la primogénita, pasó a Córdoba, fundó mayorazgo allí, y algunos se apellidaron Ruíz de Baena, Martínez de Baena, Rodríguez de Baena.. Con este último apellido de Rodríguez de Baena aparece, por ejemplo, un Pedro Rodríguez de Baena en 1431 Escribano del Rey (Juan II), Notario público en la Corte y todo el reino , según nos cuenta Valverde y Perales (p.. 79), quien escribe un mandamiento por orden del Mariscal Diego Fernández de Córdoba para que el pueblo de Baena acepte a su hijo Pedro como Señor de la villa y le paguen pechos y derechos.. En sus dos artículos sobre el tema, Manuel Nieto Cumplido aporta los únicos datos que existen sobre la vida de Juan Alfonso de Baena y su descendencia, apoyados en documentos históricos y no en fuentes literarias.. Conocemos, así, el nombre del padre, de su esposa y de, al menos, dos hijos.. Además de estas tres relaciones de parentesco, la aparición de Francisco de Baena, escrivano del Adelantado Diego de Ribera , como autor de la composición 105, hace suponer que fuera su hermano.. Así lo recogen, entre otros, Dutton y González Cuenca (p.. 132), y Amador de los Ríos (tomo vi, 138).. Si bien no hemos encontrado documentación que avale estos comentarios, sí nos parece oportuno resaltar una característica del lenguaje que usa Francisco de Baena en la composición 105: Señor, vientre de potrica (v.. 9), dice a Villasandino.. En el estudio sobre.. El habla de Baena.. , López de Aberasturi et al.. (p.. 47) mantienen que los diminutivos -ico y -ete, vinculados en Andalucía con las zonas que presentan influencia aragonesa [y que] encuentran en Baena escaso arraigo , hemos de significar el uso de este mismo diminutivo recogido en la.. Antiguas Ordenanzas de la Villa de Baena.. 717) en 1480: los pellejeros e agujeteros compravan así los unos como los otros pellejos e cabricas, [.. ] cabriticas.. , por lo que si bien no pueda parecer concluyente ni determinante, sí nos aparece concordante con el habla reflejada por el escribano Francisco de Baena y el del escribano del concejo Diego Pérez.. Y en la obra que acabamos de citar,.. , aparecen abundantemente los ecos del apellido Baena, uno de los que figura con más ocurrencias, sin duda alguna, durante los siglos XV y XVI.. En esta relación, que aparece más adelante, muestro las apariciones más importantes.. De aquí se puede deducir que los portadores del apellido Baena ocupaban puestos de responsabilidad en la localidad.. Sin embargo, no podemos afirmar taxativamente que alguno de ellos tuviera parentesco directo con Juan Alfonso de Baena, aunque se pueda suponer, al igual que se supone que Francisco de Baena era hermano de Juan Alfonso.. Durante el siglo XVI podemos encontrar el apellido Baena, entre otros lugares, en Sevilla, donde, según Adolfo de Castro, Isabel Baena, siguiendo las palabras de la relación oficial del Tribunal de la Inquisición de Sevilla, fue una dama ilustre y mujer honesta , que fue quemada viva en la hoguera en 1559.. También en Sevilla encontramos el caso de la obra que el Cabildo autorizó a Francisco de Baena a construir el retablo de la Natividad de la Catedral de Sevilla en 1552, junto a la puerta de San Miguel, con una curiosa inscripción sobre la autoría que reza así: Tunc Discebat Luisius Vargas.. (3).. Cristobal de Villalón, quien firmara con el seudónimo de Cristóforo Gnofoso , escribió en 1553 la obra.. El.. Crotalón.. , donde aparece un gentil hombre de casa que era su amo, que se llamaba Françisco de Baena, que iba por capitán! , a emprender la conquista de Orán en África (pp.. 214-15).. Pero sin duda, lo que parece más llamativo en mi búsqueda de la descendencia de Juan Alfonso de Baena está relacionado con Cataluña.. Por casualidad encontré que Sanpere y Miquel, en su obra.. Los Cuatrocentistas Catalanes.. Historia de la pintura en Cataluña en el siglo XV.. , dedica un capítulo a Los Cordobeses en la Escuela Catalana.. Juan Alfonso de Baena (pp.. 66-83).. Sanpere recoge en su libro el apunte encontrado por el Padre Villanueva, que dice refiriéndose a la Iglesia de San Cugat: en las paredes colaterales había antes unos cuadros con la historia del Santo Martir, que hoy están en el archivo: hallo en una nota que los pintó un maestro Alfonso en 1473 por el precio de 900 florines (tomo xix, p.. 23).. Este hallazgo, junto al de la existencia de un Jaime Alfonso, maestro de casas, picapedrero, escultor y arquitecto, quien en 1468 recibe del Prior del Monasterio de San Jerónimo de Vall de Hebrón un documento para la construcción y labra de un claustro en dicho monasterio (fotocopia del cual tenemos en nuestro poder del Archivo de Protocolos Notariales de Barcelona),.. y ejecutando obras en el Monasterio de San Jerónimo de Belén, lo relaciona con Alfonso de Bayena, cuyos servicios son contratados por el gremio de tejedores de lino en 1494 para construir un osario en la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced de Barcelona, llevan a Sanpere a decir sin rigor científico: No se llaman los dos maestros Alfonso? Que Alfonso es el apellido no puede cabernos duda: el de Baena no es sino designación de lugar, de procedencia, de origen (p.. 73).. De tal manera que Sanpere considera que Alfonso de Bayena es el autor del famoso e importante cuadro, Martirio de San Cugat (Museo Nacional de Arte de Cataluña) y de otro llamado El Santo Guerrero , ambas obras de arte únicas.. Sin embargo, en 1941 J.. Anaud y F.. P.. Verrié, en un artículo titulado El retablo del Altar mayor del Monasterio de San Cugat del Vallés y su historia , identifican al autor de la tabla del Monasterio de San Cugat como Aine Bru, pintor alemán, quien había contratado la pintura del retablo del altar mayor de San Cugat antes del mes de octubre de 1502, constando que lo realizó entre 1504 y 1507, recibiendo el último pago el 21 de agosto de 1507.. Así nos lo confirmó el profesor Antoni José Pitarch, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Barcelona.. Desde 1906 a 1941 se había mantenido que Alfonso de Bayena era el autor de estos dos importantes cuadros.. Resonancias vanas? Sobre este asunto, en mi humilde opinión, pueden arrojarse numerosas dudas, que apunto por si algún audaz e interesado especialista en arte quiere tomarlas.. Primero: el recibo que encontró el Padre Villanueva tiene, como reconocen Anaud y Verrié otra fuente.. Ellos citan estas dos:.. a) Abaciolo Catalogus sive series Abbvatum Monasteri Sancti Cucuphatis Vallensis , Archivo Diocesano, folio 112v.. Que dice: Anno 1473, octava junii, Clavarii Thecae comuni Monasterii egerunt cum domino Alfonso pictore, ut depingeret Altare majus s.. Cucuphati; pretio 900 florerorum, qui valent 495 11.. b) Archivo de la Corona de Aragón.. Monacales (Benedictinos) legajos grandes, n 45, pliego suelto fol.. 21), que dice: Hoc tempore (1473-1479) fuit depictum tabulatum Altaris Majoris Sancti Cucuphatis Ecclesiae Monasterii ab Alfonso pictore/cum adminastratores teche comunis Monasterii persolvere promiterunt 900 florenos; id est 495 11, s.. , octava junii anno 1473.. Que concuerde el año y toda la demás información en tres fuentes diferentes, la que usan Anaud y Verrié y la de Villanueva (desconocida) es muy significativo.. Más lo es que los mismos autores digan en el mismo artículo que las palabras fuit depictum son una afirmación gratuita, paráfrasis poco afortunada de un texto como el del Archivo Diocesano.. La redacción es incoherente (p.. 32, n.. 2).. Es extraño de entender el por qué estos autores consideran gratuitas las palabras fuit depictum (fue pintado).. En cualquier caso, Anaud y Verrié entienden que ningún documento nos habla de la realización de este contrato, pero de otros posteriores (los que encuentran relativos a Aine Bru) se desprende que no tuvo efectividad y el caso de una obra contratada, pero no realizada, no es extraño en la historia de nuestra pintura (p.. 33, n.. 6).. Es posible, y como me comunicó el Profesor Pitarch y la Directora del Museo Nacional de Arte de Cataluña, nadie hoy en día considera a Alfonso de Bayena autor de los cuadros citados.. Pudo tratarse de otro cuadro el pintado por Alfonso de Bayena, tal y como sugiere Folch i Torres (pp.. 18-19), quien, basándose en datos hagiográficos, apunta en un artículo que no es lo mismo degollación que decapitación, y que San Medí fue degollado, mientras que San Cugat fue decapitado.. Recordemos que el Padre Villanueva indica que en la nota que encuentra Alfonso aparece como autor de unos cuadros con la historia del Santo  ...   sobre la que, quizás, más luz pueda arrojarse desde el conocimiento de la historia de Baena es la 383 (vv.. 21-30), que recogemos aquí, con texto y notas, tal y como aparece en la edición de Dutton/González Cuenca:.. Los señores de Lerena Llerena (Badajoz).. e Lucena (Córdoba).. os faran muchas mercedes,.. non dudedes MS dudes.. si metéis en socarrena cueva, escondrijo ( topónimo?).. mi vallena e ataçena, sic, ??, ?? c.. f.. 425 v13.. en la malena del almena sic, ??.. vos me dades sin tomar.. nin furtar.. del cantar de çegaluena sic, ?? (o topónimo?).. El enigma que encierran las palabras vallena , ataçena , malena y çegaluena no ha sido aún resuelto.. La palabra vallena aquí se refiere no a un animal como en la composición 425, v.. 64 cuando dice El que de la gran vallena / a Jonás quiso librar , sino al pueblo de Baena, tal como ya hemos mencionado al comienzo de nuestra intervención al citar nuestra fuente la Historia de la Villa de Baena de Valverde y Perales en sus páginas 54, 55, y 56.. La palabra ataçena considero que quiere significar la actual alacena , pero con el significado que en el siglo XV pudo tener esta palabra, que se deriva del árabe hazena : recámara o librería.. La palabra malena no requiere para cualquier baenense ninguna explicación, pues todos conocen cual es el barrio de la Malena.. Este nombre se deriva de la antigua parroquia existente en tiempos de Juan Alfonso con el nombre de Parroquia de la Magdalena.. Y aquí hemos de volver al apellido Baena , tantas veces contenido en las.. Ordenanzas de la Antigua Villa de Baena.. Parece haber estado la familia de Juan Alfonso de Baena vinculada a la Parroquia de la Magdalena y su barrio, que él menciona en esta composición.. Así aparece el 3 de agosto de 1472 (p.. 160) Joan Alfonso como jurado de la magdalena ; también el 16 de abril de 1478 (p.. 281), el 20 de marzo de 1480 (p.. 779), el 12 de agosto de 1484 (p.. 682), el 8 de febrero de 1485 (p.. 683), apareciendo ya en 1493 otra persona como jurado de la Parroquia de la Magdalena.. No consideramos que sea casualidad esta conjugación del dato literario y el dato histórico.. La palabra almena se refiere a la parte saliente de las murallas, en este caso del castillo.. La palabra çegaluena es un adjetivo referido a los segalaunos, pueblo de las Galias, en Provenza.. Esta región es el lugar de nacimiento de la poesía provenzal que influiría en Europa, en España y en bastantes poetas recogidos en el.. Juan Alfonso modifica las vocales finales por conveniencia para la rima.. La palabra socarrena , que aparece también con la duda de que sea una cueva, queda confirmada como tal, pues está en relación con las casas-cueva al modo del Sacromonte granadino que existían en el barrio baenense de la malena , como queda documentado en las Antiguas Ordenanzas de la Villa de Baena (pp.. 730-31), que en 1532 se mandan cerrallas pues por las muchas cuevas que ay en las calles principales desta villa en las collaciones de Sant Salvador e la Magdalena, se hunden muchas casas por razón de las muchas bestias que pasan por encima (p.. 730).. Desvelados estos significados, podemos entender mejor lo que Juan Alfonso le está diciendo a Juan García: que los señores de Llerena y de Lucena (sus enemigos) le agradecerían muchísimo si él metiera en una cueva a su Baena y su librería (su saber poético y su erudición), en el barrio de la Magdalena, desde la almena, le daría, pero no le robaría, el cantar de los cegalaunos, es decir, la tendencia galaico-provenzal que Juan Alfonso defiende en oposición a la tendencia alegórico-dantesca de los poetas más modernos incluidos en el.. La idea es que sus enemigos le agradecerían que escondiera, acallara su erudición que, como el mismo Juan Alfonso reconoce yo leí dentro de Baena / do aprendí fazer borrones (+586, vv.. 163-64).. Pero no sólo aprendió a fazer borrones , sino que adquirió una erudición envidiable, como lo refleja en la composición +586 con una enumeración larguísima (vv.. 167-290) de libros que había leído.. Esperamos haber contribuido a esclarecer algunos términos que permanecían sin identificar en el.. y a iniciar un nuevo camino en la investigación sobre la descendencia de Juan Alfonso de Baena.. Y acabamos con las palabras de Francisco Cantera Burgos, con las cuales nos identificamos, indicando que, aunque ya se ha andado algo el camino, todavía restan, a nuestro juicio, un buen cúmulo de casos que requieren nuevos esfuerzos (p.. 75).. EJEMPLOS DEL APELLIDO BAENA EN LAS.. ANTIGUAS ORDENANZAS DE LA VILLA DE BAENA.. FECHA.. NOMBRE.. OCUPACIÓN.. PÁGINA.. 3-8-1472.. Joan Alfonso.. Jurado de la Magdalena.. 160.. 16-4-1478.. 281.. 3-3-1480.. 629.. 20-3-1480.. 779.. 12-8-1484.. 682.. 8-2-1485.. 683.. 24-5-1489.. Alfonso de Baena.. Escribano del Cabildo.. 632.. 29-4-1490.. 633.. 23-12-1492.. Juan de Baena.. Camarero.. 488.. 21-1-1497.. Rodrigo de Baena.. Contador del Conde.. 149.. 9-5-1502.. Bartolomé Fernández de Baena.. Alcalde de Luque.. 386.. 9-5-1502.. Alfonso de Baena.. Testigo del hermanamiento Baena-Luque.. 404.. 24-6-1504.. 309.. 16-4-1514.. Joan Pérez de Baena.. Regidor.. 695.. 9-5-1518.. 93.. 23-8-1521.. 220.. 9-4-1525.. Fernando de Baena.. 515.. 11-9-1526.. 694.. 2-10-1526.. 685.. 17-3-1527.. Regidor.. 681.. 23-8-1527.. 746.. 22-3-1527.. Diego de Baena.. Bachiller.. 703.. 26-5-1528.. 796.. 7-3-1529.. Juan de Baena.. Escribano público.. 339.. 19-4-1532.. 730.. 14-4-1534.. 178.. 29-5-1534.. Alférez.. 673.. 22-1-1535.. 151.. 12-2-1538.. Joan Pérez Baena.. 758.. 22-8-1539.. Jurado.. 274.. 11-3-1539.. 234.. 28-8-1540.. Procurador Mayor del Consejo de la villa.. 153.. Testigo de pregón.. 155.. Resumen de personas con apellido Baena:.. Diego de Baena.. Joan Pérez de Baena.. Fernando de Baena.. Joan.. Bartolomé Fernández de Baena.. Rodrigo de Baena.. Bibliografía.. Ainaud, Josep M.. , y Verrié, F.. P.. El retablo del altar mayor del Monasterio de San Cugat del Vallés y su historia.. ABMAB.. , ii, 1 (1941), 31-51.. Amador de los Ríos, José.. Historia crítica de la literatura española.. [1861-1865].. 7 vols.. Ed.. facsímil.. Madrid: Gredos, 1969.. Antiguas ordenanzas de la Villa de Baena.. de Francisco Valverde y Perales.. Baena: Ayuntamiento, 1998.. Bujalance Frutos, Antonio.. El nombre de Baena.. Tambor.. , 50 (1966).. Cantera Burgos, Francisco.. El Cancionero de Baena: judíos y conversos en él.. Sefarad.. , 27 (1967), 71-111.. de Brian Dutton y Joaquín González Cuenca.. Madrid: Visor Libros, 1993.. Corominas, Joan.. Breve diccionario etimológico de la lengua castellana.. 3 ed.. Madrid: Gredos, 1976.. Folch i Torres, Josep M.. Incerteses sobre la taula del martiri de San Cugat o de San Medí, atribuida al Mestre Alfonso.. Bulletí dels Museus D Art de Barcelona.. i.. Barcelona: Junta de Museus, 1931.. Historia del arte de Andalucía.. Arte del Renacimiento.. Sevilla: Ediciones Gever, 1989.. López de Aberasturi Arregui, I.. , et al.. (Aproximación pedagógica).. Baena: I.. Luis Carrillo de Sotomayor , 1992.. Martínez Ferrando, Jesús Ernesto.. Pere de Portugal, rei dels catalans.. Institut d Estudis Catalans.. [Barcelona] (1936), 117-165.. Mayer, August L.. En torno al maestro Alfonso y a Bartolomé.. Revista Española de Arte.. , xii (1934-1935), 36-43.. Nieto Cumplido, Manuel.. Aportación histórica al Cancionero de Baena.. Historia, Instituciones, Documentos.. , 6 (1979), 197-208.. Juan Alfonso de Baena y su cancionero: nueva aportación histórica.. Boletín de la Real Academia de Córdoba.. , 52 (1982), 35-57.. Pellequer, Bernard.. Guía del cielo.. Madrid: Alianza Editorial, 1994.. Post, Chandler Rathford.. A History of Spanish Painting.. v.. The Hispano-Flemish Style in Andalusia.. Cambridge: Harvard University Press, 1934.. Puigggari, José.. Noticia de algunos artistas catalanes inéditos de la Edad Media y del Renacimiento.. Barcelona: Memoria de la Real Academia de Buenas Letras, 1888.. Ráfols, Josep F.. Diccionario biográfico de artistas de Cataluña, desde la época romana hasta nuestros días.. Tomo i.. Barcelona: Milla, 1951.. Ramírez de Arellano y Díaz de Morales, Rafael.. Diccionario de artistas de la provincia de Córdoba.. En Colección de documentos inéditos para la historia de España, por el Marqués de la Fuen Santa.. Tomo cvii.. Madrid, 1893.. Sanpere i Miquel, Salvador.. Los cuatrocentistas catalanes.. Barcelona: Tipografía L Avenç , 1906.. Sutá Viñas, Juan.. Boletín de la Sociedad Española de Excursiones.. , xlviii (1944), 159.. Valverde y Perales, Francisco.. Historia de la villa de Baena.. Córdoba: Diputación Provincial, 1982.. Villalón, Cristobal de.. El Crotalón de Cristóforo Gnofoso.. de Asunción Rallo.. Madrid: Cátedra, 1990.. Villanueva, J.. Viaje literario a las iglesias de España.. Valencia: Imprenta de Oliveres, antes de Estevan, 1821.. Notas.. Manuel Nieto Cumplido, Aportación histórica al Cancionero de Baena , y Juan Alfonso de Baena y su.. : Nueva aportación histórica.. (Madrid: Visor Libros, 1993), de donde proceden todas las referencias, que vienen indicadas con el número de poema y versos citados.. Historia del Arte de Andalucía.. 295.. AHPB, Esteve Mir, Manuale Trigesimun polmun contratum comune, 1467-1468, fol.. 965 (29-i-1468).. AHPB, Antons Vinyes, lxiiii liber sive copibrevium comune, 1467-1469, s.. (15-x-1470) y (1-iv-1471).. AHPB, Anons Vinyes, Quinquegesimum manuale comune, 1469-1471, s.. (15-x-1470), y (2-iv-1471).. Sobre este Maestro Alfonso puede consultarse: A.. L.. Mayer, En torno al maestro Alfonso y a Bartolomé ; J.. Martínez Ferrando; Pere de Portugal, rei dels catalans ; Rafael Ramírez de Arellano y Díaz de Morales,.. , tomo cvii, pp.. 233, 287; J.. F.. Rafols,.. Diccionario bibliográfico de artistas de Cataluña.. , tomo i, pp.. 20-21; Juan Sutá Viñas, p.. 159.. 6.. De 1494 tenemos un ajuste pasado entre Alfonso de Bayena (Baena?) y el gremio de los tejedores de lino, para la obra de un osario en la iglesia de Ntra.. Sra.. de la Merced, donde se lee entre otras cosas, que el osario ó carner se abriría delante de la capilla de Ntra.. de los Ángeles, abogada del gremio, hecho de 4 losas nuevas, de seis palmos de largo y de once ancho en conjunto, debiendo llevar esculpidas (picades) dos señales del oficio la aguila e les taules, e 2 tovalloles una a cascuna banda del senyal, e en los caminalls, qui hagen un palm dample , la siguiente inscripción: Aquest es lo carner de la Cofraria de la Verge Maria dels Angels, dels teixidors de drap de lí, lo qual fou fet a 10 de juny any de m.. ccc.. lxxxx.. iii.. Los administradores sufragarían la piedra, y el artífice concluiría su obra, limpiada y bien nivelada la tumba, por precio de 9 libras barcelonesas.. 7.. Hemos de hacer referencia aquí a la época tan difícil para los judíos, a lo que sucedía en las aljamas, especialmente en 1491 en Sevilla, donde perecieron muchos de ellos.. También hemos de significar el ocultamiento y cambio de nombres, así como el trasiego de estos artistas que, como el famoso pintor cordobés Bartolomé Bermejo, se llamaba Bartolomé de Cárdenas (ver Mayer, p.. 36), casualmente como la familia de la mujer de Juan Alfonso, como nos confirma Nieto Cumplido (1982, p.. 39).. 8.. , fol.. 34r, o en la edición de Dutton y González Cuenca (p.. 743) en el Suplemento + 586, vv.. 163-66.. 9.. Joan Corominas,.. Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana.. , s.. v.. 10.. Extraídas de la edición de Francisco Valverde y Perales.. 11.. He incluido este nombre, a pesar de no tener la palabra Baena por su similitud con el nombre del autor del..

    Original link path: /revista/prologus-baenensis-1/juan-alfonso-de-baena-ecos-de-un-apellido
    Open archive

  • Title: Port@l Juan Alfonso de Baena - PROLOGUS BAENENSIS 2
    Descriptive info: La crítica al sistema jurídico del derecho común en el Cancionero de Baena.. Siglo XV.. ISSN: 1577-2144.. Faustino Martínez Martínez (Universidad Complutense de Madrid):.. La crítica al sistema jurídico del derecho común en el..

    Original link path: /revista/prologus-baenensis-2
    Open archive





  • Archived pages: 188