www.archive-org-2014.com » ORG » L » LITERATURAGUATEMALTECA

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".

    Archived pages: 832 . Archive date: 2014-01.

  • Title: Sandra Monterroso
    Descriptive info: Sandra Monterroso.. Foto: José Mayorga.. Su taza habitada, mi taza habitada, 2006, Objeto intervenido.. Nació el 19 de abril de 1974.. ESTUDIOS.. 2004.. Maestría en Procesos de Diseño.. Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), Puebla, Pue, México.. Especialidad en Grabado.. Museo/Taller Erasto Cortés, Puebla, México.. Licenciatura en Diseño Gráfico en la Universidad Rafael Landívar, Ciudad de Guatemala, Guatemala.. EXPOSICIONES PERSONALES.. 2005.. Sucesos Carcomidos.. El Attico.. Galería de Arte, Ciudad de Guatemala, Guatemala (noviembre 5-diciembre 3).. Metabolismo.. Performance.. Centro Cultural de España, Ciudad de Guatemala.. Rostros de enjambre.. Intervención en espacio público.. Muros de la Corte Suprema de Justicia, Ciudad de Guatemala, Guatemala.. Ave Fénix.. Vestíbulo.. Torre del País, Bancafé, Ciudad de Guatemala.. (enero 13).. La transformación de las almas dormidas.. Festival del Centro Histórico.. Plaza de la Constitución, Ciudad de Guatemala, Guatemala (enero 13-26).. Un mundo sin objetos.. Performance, Universidad Rafael Landívar, Ciudad de Guatemala, Guatemala.. Cruces sobre la cultura de la muerte.. Montaje experimental.. Centro Cultural La Cúpula, Ciudad de Guatemala, Guatemala.. EXPOSICIONES COLECTIVAS.. Videografías invisibles.. Una selección de video arte latinoamericano.. Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español.. Valladolid, España (noviembre-diciembre).. Registro III.. Sol del Río.. Arte Contemporáneo, Ciudad de Guatemala, Guatemala (septiembre 22).. 1er Salón del Grabado.. Museo de Arte Moderno Carlos Mérida, Ciudad de Guatemala, Guatemala (agosto 11-septiembre 30).. Guaterica.. Galería Nacional del Centro Costarricense de Ciencia y Cultura, San José, Costa Rica, octubre.. Torre Financiera del País.. Bancafé (noviembre-diciembre).. 3er Concurso Centroamericano de Videocreación Inquieta Imagen.. Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, San José, Costa Rica (mayo).. Muestra de Videoarte Centro Americano.. Le Plateau, Paris, Francia.. Geografías Suaves.. Video Arte, Mérida, Yucatán, México.. 2003.. Octavo Salón Independiente de Arte Erótico.. De la cocina a la cama.. Galería de Arte Contemporáneo y Diseño, Puebla, México (diciembre 6).. 1er Concurso Centroamericano de Artistas Emergentes.. Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, San José, Costa Rica (noviembre 10).. Espacios a la experimentación II.. Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, San José, Costa Rica (abril-julio).. 2do Concurso Centroamericano de Videocreación Inquieta Imagen.. Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, San José, Costa Rica (abril).. 2002.. Instalación e Incertidumbre.. Galería de Arte Contemporáneo, Puebla, México (noviembre 15).. XIII Bienal de Arte Paiz.. Parque de la Industria, Ciudad de Guatemala, Guatemala (mayo 15).. Suyo-Ajeno.. Ajeno-Suyo.. Arte Contemporáneo de Guatemala.. Ex Teresa Arte Actual, México, D.. F.. (agosto 31-septiembre 30).. Exposición colectiva.. Colloquia.. Proyecto para el Arte Contemporáneo.. Ciudad Guatemala, Guatemala (abril).. Zonas Adyacentes.. Arte Contemporánea, Ciudad de Guatemala, Guatemala (marzo).. Tripiarte.. Festival Octubre Azul, Ciudad de Guatemala,  ...   según Sandra Monterroso.. Prensa Libre, Guatemala, marzo 1, 1999.. Rodríguez Muñoz, Lucía: Provocadores.. Prensa Libre, Ciudad de Guatemala, Guatemala, junio 17, 2001, pag.. 8-11.. EXTRACTOS DE LA CRÍTICA.. Así, entrando a diferentes niveles de pensamientos y acciones, la obra de Sandra Monterroso da fe de un compromiso con sus investigaciones y planteamientos.. Lejos de una tradición panfletaria o de la sombra de una receta ideológica y estética, Ave Fénix parte del hecho individual de discutir y cuestionar los acontecimientos políticos del propio país.. Pero, sobre todo, busca mostrar la complejidad del medio que los genera, a través de un lenguaje visual que recurre a significados más ricos y lecturas evocadoras.. Sin un recuento de las anécdotas del período de postguerra que vivimos, su obra viene a ser una metáfora de la transformación individual y de los ciclos regenerativos de una sociedad, así como un espacio donde la transformación nuestra transformación- depende de algo más profundo, no tanto de la firma de un acuerdo o la construcción de un monumento conmemorativo en un parque.. Rossina Cazali.. En Cat.. Torre del País, Bancafé, Ciudad de Guatemala, enero 13, 1999.. Ave Fénix se inserta en ese espacio tan explotado por el arte de estas dos últimas décadas donde la imbricación sociológica, filosófica, antropológica y una esencia puramente individual se funden en un punto de indeterminación, cual partes de un todo.. Todo que su mayor virtud radica en la imposibilidad de precisar el centro discursivo, en el poder definir o precisar cuál de las aristas o partes que lo conforman es la directriz.. Ariel Ribeaux: Ave Fénix: la resurrección según Sandra Monterroso.. Prensa Libre, Guatemala, lunes 1 de marzo, 1999.. En él (Tus tortillas mi amor), la protagonista parece dirigirse al espectador, a menudo mirando directamente hacia la cámara, pero el vínculo está impedido de establecerse por una brecha cultural, pues habla en un tipo de dialecto maya (el k ekchi ).. Con ello propone una situación de fricción entre la perspectiva de lectura occidental del espectador y el conocimiento ancestral de los guatemaltecos.. En cierto modo podría decirse que la artista juega con algunos dispositivos visuales que han provisto bases para el registro etnográfico, pero llevan al borde mismo la valoración exoticista.. Villacorta Jorge; Mariátegui, José Carlos: Videografías invisibles.. Una selección de videoarte latinoamericano 2000-2005.. Cat.. Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español, Valladolid, España, noviembre-diciembre, 2005, pag.. 3.. Correo electrónico:.. Pinacoteca guatemalteca.. Página de la Literatura Guatemalteca.. Copyright 1996-2006 Juan Carlos Escobedo.. Última revisión: 28/05/06.. por..

    Original link path: /sandramonterroso.htm
    Open archive

  • Title: Sandra Sebastián
    Descriptive info: Sandra Sebastián nació en la ciudad de Guatemalan en 1976, de padres de la etnia q anjob al.. A los 13 años empezó a hacer fotografías junto a su padre.. Estudió la carrera de periodista profesional en la Universidad de San Carlos de Guatemala y la licenciatura en Periodismo en la Universidad Panamericana.. Ha trabajado como fotógrafa en distintos medios escritos del país.. De 1998 a 2006 trabajó como reportera y fotógrafa en Siglo XXI y en elPeriódico.. De una manera disturbadora, sus imágenes muestran cómo la violencia se ha incrustrado en la sociedad guatemalteca.. Ha presentado la exposición individual Legado de violencia (2005) y las colectivas Por qué nuestros niños (2003) y El fotoperiodismo en Guatemala (2003).. En el 2006 fue una de las cuatro ganadoras del Premio del Festival All roads de National Geograhic.. Actualmente trabaja como fotógrafa independiente.. Entrevistas:.. Revista Recrearte - Sandra Sebastián.. Foto: Carlos Sebastián, Prensa Libre.. One has to  ...   lived in.. A self-taught photographer, Sandra Sebastian Pedro's major influences have been the people who allow her to document the small moments of their lives.. A Maya descendant of the Guatemalan Qianjob'al ethnicity, Sandra's work often depicts her nation's struggle with gang-related brutality in unforgiving detail.. With vibrant and often jarring images of daily life in conflict-ridden Guatemala City, Sandra strives to illustrate the lives of those impacted by gang violence.. Throughout her fifteen years as a photographer and nine years as one of the few female newspaper photojournalists in Guatemala, Sandra describes her work as One of the most important things that has happened in my life as a professional, indigenous individual, and as a woman.. She currently works as a freelance photographer for the newspaper El Periodico of Guatemala as well as for the Associated Press.. Sandra was a 2006.. National Geographic All Roads Photography.. program awardee.. (Citado de Lowepro.. com).. Última revisión: 20/10/06..

    Original link path: /sandrasebastian.htm
    Open archive

  • Title: Jorge de León
    Descriptive info: JORGE DE LEÓN.. GUATEMALA 13 DE JUNIO DEL 1976.. 1999-2003 Bachillerato en Diseño Gráfico e Industrial.. 1999-2003 Escuela Nacional de Artes Plásticas, curso 5to.. Año.. CURSOS ADICIONALES.. 1999-2003 Diseño y Critica de arte, con Danny Schafer.. 1999-2004 Proceso creativo y performance, Espacio Colloquia, con Luis González Palma.. 1999 Mural Infantil, con muralistas de Somarts Center de San Francisco CA.. Talleres sobre dibujo, escultura, diseño y pedagogía del arte, impartidos por Dirección de Arte y cultura, departamento de formación para las artes.. 2000-2001 Cine y literatura, por Espacio Colloquia.. 2001 Arte contemporáneo y museografia, Galería Contexto,.. 2002 Critica, curaduría y tendencias del arte contemporáneo, Galería Contexto.. LOGROS ARTISTICOS.. 2006 Invitado a exponer en SOMARTS Center, SAN FRANCISCO, EEUU.. 1999- 2003 Múltiples  ...   obra el circulo, Guatemala CD.. 2001 Participación en la exposición Contexto.. Mi vida loca.. Valladolid, España.. 2001 Participación en la exposición Suyo Ajeno, Ajeno Suyo, NIKE) esta obra tenia por nombre el logo de la empresa, México DF.. 2002 Participación en la XIII Bienal de Arte Paiz de Guatemala CD.. Participación en la exposición La Ciudad Colectiva.. Ya mi vida, ya mi cielo, ya mi amor , Centro Cultural Metropolitano, Guatemala CD.. 2003 Participación en la exposición Transferences of Sensation, con el circulo Vancouver, Canadá.. 2004 Ganador de glifo de plata con la obra documento de performance, Bienal de Arte Paiz, Guatemala CD.. Intervención pública en el Festival del Centro Histórico con la obra XX, Guatemala CD.. Última revisión: 26/03/06..

    Original link path: /jorgedeleon.htm
    Open archive

  • Title: Yasmín Hage
    Descriptive info: Autorretrato.. Yasmín Hage.. (Guatemala, 1976).. Vive y trabaja en Guatemala.. Estudios.. E.. scuela.. N.. acional de.. A.. rtes.. P.. lásticas (.. ENAP).. , Guatemala.. 1995-1996.. Dibujo y diseño con.. D.. aniel.. S.. chafer.. 1996-1999.. chool of the.. useum of.. F.. ine.. rts,.. B.. oston.. SMFA).. Exposiciones Colectivas.. Anual de dibujo.. SMFA, B.. Open Studios.. Dibujos.. tudio.. 8, S.. outh.. nd.. XVI festival de la juventud y los estudiantes.. G.. alería.. I.. mago del.. ran.. t.. eatro de la.. H.. abana,.. C.. uba.. 8.. ,.. oston.. Octubre Azul,.. Festival de arte urbano.. El estómago y el ser.. , video- instalación.. L.. a.. úpula, ciudad de.. uatemala.. Producción.. J.. osé.. O.. sorio.. Festival de Arte Integrado Free Jazz.. Soy puta,.. graffit.. i en vivo,.. 2.. 46 x 4.. 92 mts,.. eria.. acional (con.. R.. alph.. rrizarry,.. ulien.. aurau,.. anuel.. bregón).. an.. alvador.. Arte en transición II.. Donde me paro.. , dibujos.. l.. avroche.. Suyo/Ajeno, Ajeno/Suyo.. esusa, la.. cabecita y la perra.. , tira fotográfica.. X.. -.. T.. eresa.. rte.. ctual,.. éxico.. Curaduría.. elia de.. V.. ico.. +.. uillermo.. antamarina.. Blanco y Negro.. 20 calle 22-83 zona 10, local 3B,.. impresión digital.. aja.. údica,.. difico de.. orreos,.. Lo que hay es lo que hay.. Pisos.. Galería.. DS2.. Curador.. chafer.. Next.. Quién mira a quién o Una forma de ponerse contra la pared.. , f.. otografía.. undación.. olloquia, curaduría.. arío.. scobar.. Días Mejores.. Quién mira a quien o Una forma de ponerse contra la pared.. Proyecto fotográfico.. /G.. uatemala,.. entro de.. ultura.. ispánica.. osina.. azali.. Registro #1.. Historia de un crimen o Cuántas veces tendré que morir para ser siempre yo II.. Tira fotográfica.. oto.. eptiembre, galería.. ol del.. ío.. Curada por.. íctor.. artínez.. V Bienal del Caribe.. Partido de Futbol.. , video digital.. renal, frontera.. uatemala-.. elice.. i.. nismo.. Formas de cinismo.. , acción.. ontexto.. Curadora.. Landings.. amarindo-.. apa.. , instalación.. x.. onvento de.. onkal,.. érida,.. Y.. ucatán.. Curador,.. oan.. uran.. Artistas Emergentes.. video digital.. e.. lateau,.. arís.. irginia.. erez-.. atón de.. eorética, y.. aroline.. ourgeois.. Milenio.. Historia de una piel.. , dibujo 1.. 1 x 3.. 00 mts.. useo de.. oderno, ciudad de.. Jugar es Arte.. El Juguete).. Bomba Casera.. Negro Basketbolista.. ,.. juguete.. entro.. ultural.. asa  ...   de.. Linea Amarilla.. Intervención en 7 calle A entre 11 y 12 avenida zona 1.. Referencias.. Yasmín Hage presenta trabajo realizado en el Museum School de Boston.. Periódico.. iglo.. v.. eintiuno,.. guía 21.. Sáb.. 2 de agosto, pp.. 29.. l.. eriódico.. 7/08 pp.. 18.. Jóvenes que representaron a Guatemala en Cuba.. rensa.. ibre.. 29/08, pp.. 50.. Lucía Escobar (entrevista).. Yasmin Hage, el arte como exorcismo.. a.. uerda #47, año 4, pp.. 13.. Una relación en fotos gigantes.. agazine 21,.. eintiuno.. 28 de abril, pp.. 18.. Rosina Cazali.. Historias sobre el paredón.. 15 mayo pp.. Lucrecia Cofiño de Prera.. Yasmín Hage, la intimidad pública.. cordeón, suplemento cultural dominical de.. 14 de diciembre, pp.. Pasos a desnivel.. Mapa urbano de la cultura en Guatemala.. diciones.. urandería.. pps 11-20.. Directorio Cultural y Deportivo de Guatemala, (organización.. temática).. inisterio.. de.. ultura y.. eportes, diciembre.. Andrew Steinhauer.. Yasmin mines the mind: idea rich visually frugal.. he.. elize.. imes, newspaper.. january 25.. Yasser Musa.. TamarindPopeSoccerBulletWood, el trabajo de Y H.. inédito.. Andrés Ramírez Gaviria.. V bienal del Caribe: El sabor Tropical.. lash.. nternational, vol.. XXXVII, No.. 235, marzo-abril.. Lucrecia de Prera.. Descarada obscenidad.. 17 de mayo, pp.. 30.. El retorno a la pintura.. 1 de noviembre, pp.. María Victoria Véliz.. A través del espejo.. Revista.. axi #02, enero-febrero, pp.. 26.. Eugenia Montalván.. ¿Arte de Belice = Export Quality?.. Perspectivas,.. 35.. Abril, pps.. 9, 10, 11 y 12.. Image Factory Art Foundation, 10 years, inclusión fotográfica de.. Madera-Bala.. Maria Victoria Véliz,.. El oscuro objeto del deseo.. , revista ARTMEDIA 005, abril 2005, pp.. 06,08, 62,63,64.. Eugenia Montalván,.. Image Factory = Hiperactividad.. , Revista ARTMEDIA 007, octubre 2005, pp.. 08, 09, 17, 58,59 y 60.. Joan, Duran,.. Landings 2.. , catálogo amarillo de la exposición.. Bachelard y los vuelos fracasados.. , catálogo Landings 2, enero 2006, pp.. 8, 10, 24, 25, 48,49, 50, 51, 99.. Arte Sangriento.. , Periódico Al Día, Guatemala 15 de feb.. de 2006, n.. 3329, pp.. Marisol Rodríguez,.. Landings 2,.. revista TAXi n.. 09, año 2,.. Edición Especial de Verano,.. pp.. 39, 42, 43, 44.. Yasser Musa,.. Why we land? A post-script.. , unasletras.. com, feb.. ublicaciones.. Bajo las puertas.. axi # 3, 2005, pp.. 38.. Última revisión: 01/08/06..

    Original link path: /yasminhage.htm
    Open archive

  • Title: Benvenuto Chavajay
    Descriptive info: Benvenuto Chavajay.. Artista guatemalteco, nació el 23 de marzo de 1978 en San Pedro La Laguna, Sololá.. Egresado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) de Guatemala.. Ha participado en diversas exposiciones colectivas en el país y en el extranjero.. Premio Promesa, de Fundación Botrán en 2002; finalista HABITART, Arte Contemporáneo Centroamericano, 2003 y Premio Unico Certamen 15 de Septiembre Centroamericano, 2004.. Tercer lugar y menciones honoríficas de Helvetas, Cooperación Suiza en Guatemala.. Miembro y Fundador de la Asociación de Artistas Sampredano Tzunun-Yá.. Guatemala: playback.. Los recién llegados.. Un artículo sobre el arte contemporáneo guatemalteco por.. Javier Payeras..

    Original link path: /benvenutochavajay.htm
    Open archive

  • Title: Escritor Arturo Arias
    Descriptive info: Arturo Arias, por Marvin Olivares, 2003.. Escritor Arturo Arias.. Entrevista por Juan Carlos Lemus, de Prensa Libre.. 25 de mayo, 2003.. Usted ha ganado dos veces el premio Casa de las Américas; como escritor, ha sido becado en Alemania, ha escrito varios libros y se le conoce relativamente poco en su país Por qué cree que ha tenido más reconocimiento en el extranjero?.. Porque he vivido fuera desde los 18 años.. Además, Guatemala es una casa muy chiquita, donde además de las envidias o las luchas de poder, un par de individuos pueden dictar gustos literarios y tratar de silenciar a los demás.. En el extranjero, uno es leído sin ese tipo de cargas emocionales, y valorado por la calidad de lo que escribe.. Sin embargo, esto no pasa sólo en Guatemala.. En todas partes se cuecen habas.. Octavio Paz se quejó toda su vida de lo que de él se decía en México.. Juan Goytisolo se queja de España.. Actualmente -tengo entendido-, prepara un libro de crítica sobre la producción cultural centroamericana.. Cómo la ve?.. Fascinante, sobretodo porque por primera vez se le está haciendo justicia a la cultura maya, y a la garífuna, que son dos de las expresiones más fascinantes del istmo.. Asimismo, por primera vez se empieza a valorar y reconocer figuras femeninas, lo cual es igualmente importante.. La literatura maya ejemplifica para mí las complejidades de negociar variadas diferencias culturales.. A partir de su ejemplo podemos conceptualizar posturas sobre la apertura de espacios para articular vínculos entre culturas, sociedades y lenguajes.. Cómo ve usted, desde fuera, al chapín común y corriente?.. No creo que exista un chapín común y corriente.. Existen muchos modelos.. Me parece que Luis Cardoza y Aragón describió brillantemente a uno de los modelos más desagradables del chapín común y corriente en Guatemala, las líneas de su mano , que es el chapín ladino, bolo, ramplón, clasemediero, machista, que siente lástima de sí mismo, pero que no hace nada por mejorar su situación.. Desafortunadamente, ese modelo todavía existe.. Pero hay otros modelos, más interesantes, más sabrosos.. De allí que evite generalizar.. Hay muchos chapines y chapinas que admiro, y de quienes me siento cercano.. Quiénes son los escritores guatemaltecos reconocidos, vivos, en los círculos literarios de Estados Unidos?.. Hasta la primera semana de febrero, Augusto Monterroso era indiscutiblemente la figura más alta, valga el oxímoron.. Ahora, no hay una figura única que acapare los laureles.. Somos muchos.. Por qué los escritores guatemaltecos no tienen poder editorial en Estados Unidos?.. Ningún grupo nacional latinoamericano tiene poder editorial en los Estados Unidos.. Algunos individuos, como García Márquez o Carlos Fuentes, lo tienen, pero a nivel individual.. El poder lo genera el volumen de ventas.. Ningún guatemalteco lo ha tenido en los Estados Unidos, ni siquiera Asturias, Cardoza o Monterroso.. Eso se debe, en primer lugar, a la dictadura del inglés.. Los gringos son monolingües y provincianos.. No entienden nada que no sea local, ni escrito en su lengua.. De allí que influyan los costos de traducción.. Pero, en segundo lugar, a la naturaleza del mercado interno, constituido por minorías étnicas que cotizan su propia cultura, y al poder de  ...   y de trágica esperanza en un sentido nietzscheano, donde se mezclarán el orgullo, pero también el lamento, donde aflorarán más las emociones.. A su vez, creo que entre los escritores se problematizarán las miopes agendas nacionales que no se preocupan por entender a Estados Unidos ni la globalización.. Nos alarmamos de los ingenuos estereotipos tropicalistas y racistas con que nos cuadriculan los estadounidenses, pero tampoco ayuda a construir relaciones interculturales más inteligentes que no conozcamos sus contracorrientes y alternativas.. Tenemos que repensar la interculturalidad en los tiempos largos de los intercambios entre las sociedades, repensar un nuevo tipo de multilateralismo basado en la construcción de una ciudadanía globalizada multicultural.. Por qué en Guatemala, según usted, no hay mujeres novelistas?.. Porque es un país abusivamente machista.. Enjaula a las mujeres, las amarga, no les da espacios para desarrollar el largo aliento que requiere la novela.. Yo creo que la gran mayoría de los hombres ladinos son homosociales, pues no quieren a las mujeres.. Prefieren estar entre ellos hasta embolarse y chillar.. O bien creen que el más vulgar o el que da más trompadas es el más macho, que es una forma clásica de homosexualidad reprimida.. A las mujeres las maltratan, les faltan el respeto, y las aprisionan en sus casas.. Hacen igual con los homosexuales abiertos, tildándoles de afeminados , como si fuera un insulto.. Sin embargo, poco a poco van saliendo, a pesar de los pescozones.. Ana María Rodas ha escrito cuentos brillantes, y hay muchas escritoras jóvenes que también están sacando cuentos de primera.. De entre todas ellas, saldrá una gran novelista.. Qué significa para usted ser presidente de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, que agrupa a más de 5,000 académicos del mundo entero?.. Un gran honor, y un reconocimiento hacia mi persona.. Una valoración por mis esfuerzos de toda una vida, no sólo por parte de académicos estadounidenses, sino también latinoamericanos.. Pero más que nada, una oportunidad por cambiar la mirada que se da desde Estados Unidos hacia nosotros los latinoamericanos, y de reposicionar las relaciones entre norte y sur.. Cuando le preguntan acerca de la literatura guatemalteca, cuál es su respuesta?.. Es tan maravillosa, como desconocida.. Asturias se anticipó a todo el boom , y nadie se dio cuenta.. Cardoza escribió poesía tan alta como la de Vallejo o Paz, y nadie se lo reconoce.. Monterroso es tan profundamente innovador como Borges, y pocos lo dicen.. La maravilla de la literatura guatemalteca es que es uno de los secretos mejor guardados del mundo.. Qué ha hecho usted por la difusión de la literatura guatemalteca en Estados Unidos?.. Tratar de crear críticos profesionales que se interesen por ella.. Casi cualquier estudiante de doctorado que trabaje sobre literatura centroamericana en California, me tiene en su tribunal de tesis, y trato de influir por allí.. Sucede en otras universidades del país también.. Asimismo, publico críticamente mucho, y siempre sobre literatura y cultura centroamericanas, a pesar de que me limita en mi propio mercado de trabajo.. Para mí es prácticamente como un trabajo militante.. Solitario, y con poco reconocimiento, pero que producirá creces a largo plazo.. Piensa retornar a Guatemala?.. Acaso me fui alguna vez?..

    Original link path: /entrevistaarturoarias.htm
    Open archive

  • Title: Cascabel
    Descriptive info: PRIMERA PARTE.. EL SORPRENDIDO PESCADOR DE SUEñOS.. CAPITULO UNO.. 1.. scupiendo humo, las llantas del carro rechinaron al tomar la primera curva con exceso de velocidad.. Sacudido por el repentino movimiento Tom Wright se prendió de la manecilla de la portezuela para no perder el equilibrio.. En el asiento de adelante el capitán Pacal permitió tolerantemente que su masa fuera guiada por las fuerzas centrípetas que lo apelmazaban contra la portezuela.. Al quedar inclinado hacia la ventana la luz del sol iluminó de lleno su rostro, subrayando las incontables cicatrices.. Un soldado cetrino con la frente singularmente pequeña y una boca coronada por un par de gruesos labios morados hacía de chofer.. Tenía la vista fija en el frente sin decir nada ni mover un sólo músculo del cuerpo.. El carro era sólido.. Sin duda blindado.. Los vidrios estaban polarizados.. Tomaban todas las precauciones del caso.. La ventanilla trasera tenía una calcomanía.. Era la cabeza triangular de una serpiente venenosa conformando casi un triángulo equilátero dentro de un círculo rojo.. Afuera del círculo y alrededor de éste decía en letras negras "sólo los que vencen tienen derecho a vivir.. ".. Un raquítico perro blanco con manchas cafés cuyas costillas eran ampliamente visibles a distancia se atravesó la calle.. Para su sorpresa el soldado aumentó la velocidad.. El perro dudó un instante.. Levantó una pata delantera y una oreja.. Enseguida corrió hacia la izquierda, con dificultad, como si tuviera reumatismo en las patas.. El conductor dio un timonazo a la izquierda y aceleró más aún.. Tom Wright cerró los ojos.. It is the cause, it is the cause, my soul.. La gran literatura siempre reñía con la ordinariedad de la acción cotidiana.. Escuchó el ruido seco del golpe como el que hace un saco de papas al caerse de un camión seguido de los lastimeros aullidos del animal que, iniciándose como sirena, disminuía de a poco como el sonido de la televisión cuando se apaga de súbito con el mecanismo de control remoto.. El conductor emitió un ligero rugido como si la risita ronca estuviera trabada en el fondo de sus amígdalas.. Pacal se volteó con una mueca de sorna.. Estaba incómodo retorciendo el pescuezo para dirigirle la palabra en el asiento trasero.. Tal vez el sacrificio del perro era una retribución por la incomodidad, aunque fuera una escena de película barata o más bien de novelita de espionaje de segunda.. Pensó con melodramática vulgaridad que él podría llamarse John Hawk o Don Barth o Tom Gass y ser un duro de.. thriller.. con agua fría en sus venas mientras abría y cerraba la mano derecha nerviosamente.. Cierto.. Sabía desde hacía mucho tiempo que el país tenía costumbres raras.. Se las había contado una voz áspera como la pelusa del durazno con alborozo juvenil.. Una voz cuya dulzura todavía se le atragantaba en la garganta.. Hubiera preferido ir en el asiento de adelante para captar el paisaje, ver los movimientos alborotados de la gente y del tráfico, darse cuenta de la situación, admirar el jadeo de los volcanes que en su parasítica lujuria aprisionaban la ciudad que buscaba evadirse sofocada por todos los recovecos que encontraba.. Pero prefirió no decir nada.. Pacal le dirigió la palabra.. -Entonces como le venía contando, pues, aquí están.. Y pa' que no nos diga que "qué sabe el coche de chupar bolita," le aseguro de buena fuente que son los que tienen a Mister Gray.. Le pasó una carpeta, utilizando la palabra inglesa de "folder.. " No hizo ninguna alusión al incidente del perro.. Tomó el folder en sus manos con un asomo de cólera que hubiera preferido no mostrar.. Dentro había un sobre de papel manila y al interior de éste varias fotos brillantes, todas 8 x 10.. Todas de rostros.. La mayoría de frente.. Algunas de lado.. Todas negro y blanco.. No le gustaba la idea de lidiar con guatemaltecos.. Ya había tenido una experiencia y le bastaba.. Tampoco conocía a Gray.. Su misión era un sugestivo peregrinaje de instrucciones confusas y contradictorias.. Pero sobretodo estaba el recuerdo de ella.. A pesar de los años pesaba como una cargada nube que no permitía que los rayos del sol brillaran con toda su fuerza.. No había vuelto a ver a otro guatemalteco fuera de un corpulento hombre de pelo colocho que se llamaba Fuentes algo.. Lo conoció una vez en Washington hablándole candorosamente de Miterrand.. Cerró los ojos y se dejó seducir por apariciones fantasiosas.. A lo mejor de todo ese relajo sacaba una historia entretenida.. Al fin, había aeropuertos, infidelidades, millones, droga, CIA, guerrillas, militares.. Esa tarde el cielo estaba completamente encapotado.. A pesar de los famosos colores ansiosos y letales del país todo parecía tan gris, empañado y tullido como las fotos blanco y negro.. Solo la imagen de la mujer, distorsionada por el tiempo y los años, sobresalía con algún colorido por encima del ajetreo del carro que avanzaba velozmente hacia un hotel tan impersonal como cualquier otro.. -Son feos.. Parecen salidos de una mala película.. Lo decía por no tapiar la conversación.. No veía nada claro fuera del montón de fotos en blanco y negro de desconocidos, una armonía de rostros que no le gustaban, narices achatadas, labios gruesos, ojos medio chinos, pelos largos y colochos, oscuros y amenazadores.. Una excesiva repetición de anatomías poco estéticas.. Lo único claro era la borrosa imagen de la mujer.. Era lo único que lo movía hacia tan inhóspita tierra aunque la agencia no supiera nada de su existencia.. Bueno.. Casi lo único.. Deseaba ser promovido para no volver a ese tipo de trabajos sucios.. Ascender hacia donde se respiraba despacio y las vísceras no se estremecían continuamente.. Quería una pensión decente que le permitiera mandar a sus hijos a la universidad.. La vida es siempre una trampa, pensó.. Pacal insistía.. Era una voz metálica, gangosa, monótona, mandona.. Otro exceso que empalagaba.. Hacía los ademanes de escucharlo pero eran puros ademanes.. El susurro de Pacal, clásico de quienes no pueden decir las cosas directamente, le producía un leve dolor de cabeza.. Deseaba o un par de Tylenoles o un vaso de whisky con hielo o los dos de preferencia.. Y que se callara esa voz que seguía hablando como si le hubieran dado cuerda.. -A éste es al que miramos rondando por la Oficina de Exportación Internacional donde operaba el banco Nugan Hand.. Sospechamos que puede ser el cerebro de la operación.. Es miembro de la dirección urbana del EGP.. El sólo escuchaba.. Pero tenía qué decir algo.. Para que Pacal no lo tomara por un gringo imbécil más y para disipar la imagen de la mujer de su cabeza.. O bien el deseo del whisky y los Tylenoles.. Qué le importaba a él quién dirigía esa organización terrorista? Era cuestión de hacer limpieza general y ya.. El mundo entero se había podrido.. Yes.. Cuál es su nombre?.. -Su seudónimo es.. Kukulkán.. "El Mayan Golf Club, le dijo ella una vez, es uno de los clubes más exclusivos del país a pesar de estar sobre uno de los lagos más contaminados y asquerosos del continente.. Sin embargo se encuentra a la suficiente altura como para evadir el vaho de la basura que baja descaradamente de una capital mal planeada, sobrepoblada y miserable por el infeccioso río Villalobos para contaminar un lago que hace cincuenta años fue paseo de los ricos y jardín de recreo privado del general Ubico pero que ahora no es sino la sombra de un país que es todo él una sombra furtiva y temerosa.. Es un club exclusivo aunque en cualquier nación medianamente civilizada sería definitivamente muy mediocre.. Pero en la vida todo es relativo.. Más aún en un paisito centroamericano donde muchos todavía piensan que viven en la ciudad más importante del istmo y que Miami es más interesante que París.. A ese club pertenecía Sandra.. En realidad, como a cualquier persona inteligente, el golf le aburría.. Lo jugaba por esnobismo y sin duda para flirtear con los muchachones que la hacían de instructores con la soñada esperanza de que alguna señora rica no muy dañada por los maltratos del marido necesitara sus caricias.. Aunque en Guatemala hasta eso era difícil.. Hasta la libertad sexual había que ganársela a pulso y con exceso de discreción y de temores por la vida de los afectados.. Pero Sandra se había educado en el extranjero.. Si no golf, el tenis le permitía exhibir sus piernas inusualmente largas y bien formadas para un país donde predominaba la pata corta y la mala pata.. En realidad decía que no se tomaba eso en serio como no se tomaba nada realmente en serio.. Lo único que le importaba era el placer de jugar con su vida y con la de los demás porque de acuerdo a sus propios pensamientos no había mejor orgasmo que fajarse el físico de a de veras como en la ruleta rusa, disolviendo su propio miedo en la líquida invisiblilidad del erotismo.. Lo demás la tenía sin cuidado.. Con el objetivo de preservar sus intereses, no los de su familia sino.. sus.. intereses, cumplía las formalidades sociales para quedar bien con el circulito de viejas culonas y evitarse el clásico "qué dirán" que atrajera la ira de su suegro.. Pero como se consideraba más inteligente que todos y en caso extremo podía usar su atractivo para defenderse, entendiendo muy bien que todo capricho podía someterse a la dictadura del deseo cuya sinfonía ella tan bien sabía dirigir, tampoco se angustiaba mucho por la última alternativa.. Empezó a llover.. A lloviznar más bien, llovizna chipe.. Tenía compromisos.. Además, por mucho que se las daba de guapo, el "instructor" no valía la pena.. A la legua se veía que era un pobre tipo.. Tal vez estaba en el Colegio Americano como decía, pero con beca.. Chambeando de "instructor" era la única manera de que lo dejaran entrar al Mayan.. Qué apellido tendría? Ni lo decía.. Mala seña.. Hombre que se avergüenza de su apellido es un mal nacido y apellidos hay pocos en un país de ese tamaño.. Si su hermano la oyera se indignaría y la acusaría de burguesa y otra tonelada de barbaridades más.. Y qué.. Le regalaba toda la conciencia social que quisiera.. Ella era caquera y a mucha honra.. Alguien tenía que defender la dignidad del elitismo.. Dejó de jugar.. Tenía qué volver a la ciudad.. Había un delicado asunto por atender.. De hecho ya era? Sí, era la hora de irse.. La esperaban en el Camino Real.. Pensó brevemente en el asunto y se sonrió para sus adentros por lo que dirían su marido o su suegro si supieran.. 3.. De pasar un vehículo cualquiera por la mal llamada "salida al Salvador" ni cuenta se daba que existía una mansión a escasa distancia del desvío hacia Muxbal porque no quedaba sobre la orilla de la carretera.. Había que adentrarse por un camino de tierra angosto y enlodado que daba la impresión de ir hacia un caserío de mala muerte o hacia una ranchería.. Nadie que no lo conociera podría pensar que se dirigía hacia una de las casas más lujosas del país.. Si por casualidad alguien se aventuraba por los baches y charcos de lodo que hacían las veces de túmulos naturales, se topaba con un alto muro de adobe --o aparentemente de adobe-- cafezusco, indiferente y triste como cualquier otro que uno pudiera encontrarse, salvo por dos cosas: era más alto (también más grueso y con columnas de acero, pero eso no se veía a simple vista) y tenía alambre electrificado con púas arriba.. Detrás del muro se percibía una densa línea de árboles.. Diligentes cipreses formaban una barrera boscosa.. Luego venían los jardines, exquisitamente mantenidos, con una grama rabiosamente verde bien parejita que parecía alfombra y arriates cortados a la francesa.. La casa estaba hasta el fondo.. Tenía ladrillos rojos con columnas dóricas a la entrada y techo de tejas que cualquier hijo de vecino hubiera confundido por un cruce entre.. Lo que el viento se llevó.. y el Hotel Tzanjuyú en Panajachel.. El resultado final era tan extraño como la noción de tan singular mezcla.. Generalmente no se veía movimiento en el jardín fuera de los perros policía, dos o tres jardineros acuclillados sobre algún arriate podando alguna terca matita y carros blindados con vidrios polarizados que entraban y salían con regularidad.. Pero dentro de la casa siempre cundía el ruido y movimiento.. Iba y venía gente, iban y venían sirvientes con bandejas llenas de vasos con hielo.. En la entrada había por lo menos dos o tres guardaespaldas, las Uzis recostadas sobre la pared y la escuadra saltándose por entre los pantalones como una especie de deformación fálica, leyendo alguna novelita pornográfica.. Esa lluviosa tarde cuya opacidad metálica dificultaba que desde las ventanas de la sala pudiera divisarse la pared de la entrada el ruido y conmoción eran aún más intensos a pesar de que por las circunstancias del tiempo no había visitas, ni ministros, ni hombres de negocios extranjeros.. El problema eran las muelas de don Leonel.. Para que un hombre pasada la cincuentena acostumbrado a la elegancia, el dinero y el poder, de los que habían crecido ordenándole a los coroneles que le hicieran sus mandados, que se las daba de muy macho y de que todavía podía con las mujeres, que no le temía ni a dios padre, diera de gritos por un dolor de muelas es que tendría que ser serio.. Caricatura del tipo de hombre que representaba, Don Leonel vestía de negro.. Siempre lo hacía desde que lo llevaron a conocer de niño al San Simón de Zunil.. La imagen lo impresionó.. Decidió que iba a ser San Simón cuando llegara a la edad adulta.. Así, desde que comenzó a ejercer poder se vestía rigurosamente de negro.. Hasta sus lentes eran negros y no se los quitaba ni dentro de  ...   distancia porque detestaba el mal aliento.. -Los de atrás vienen conmigo.. Tratelos con cariñito.. Su voz melodiosa sonaba como si hablara con bolitas de miel en la boca.. El soldado los vio, ojeó apenas la cédula, pura formalidad, se la devolvió, se cuadró y dio la orden que la dejaran pasar.. Ella apachó el botón para subir el vidrio polarizado.. Por el espejito vio que a sus hombres los dejaban pasar con igual rapidez.. Le hizo gracia pensar que podría ser un miembro del EGP.. La hubieran dejado pasar igual simplemente por sus manerismos, por su lujo, por su clase.. Recordó a su hermano.. Los cuques eran una bola de imbéciles, pensó.. Además, fuera de Arbenz nunca había existido un militar guapo en ese mugroso país.. 6.. Llegaron al Camino Real.. Un empleado uniformado corrió obsequioso para abrir la puerta con sus guantes blancos.. Tom Wright bajó sin soltar el portafolio en el cual llevaba el folder con los sobres de papel manila.. Dejó sin embargo que se encargaran del equipaje.. Caminó al lado del capitán Pacal hacia el registro del hotel.. Observó que tenía una deformación en el pie, un zapato con una suela más gruesa que la otra.. Caminaba con el pie torcido como si fuera patituerto.. Sin embargo disimulaba bastante bien su afección.. Casi no se le notaba al desplazarse.. Pacal percibió su mirada.. -Herida de guerra.. Nosotros no somos oficiales de sillón.. Tom Wright se hizo el disimulado.. Se fijó con detenimiento en cada corredor, bares, salidas, el movimiento del personal y de la gente que entraba y salía como si el hotel fuera un centro comercial.. Notó la ausencia de teléfonos públicos, lo cual no dejó de sorprenderle en un hotel de esa magnitud.. Distraídamente extrajo uno de sus pasaportes.. Sabía que era el correcto por puro hábito.. Se lo entregó al empleado tras el mostrador.. Sin ningún esfuerzo llenó la forma para registrarse, anotando el nombre y dirección que correspondían al pasaporte que había enseñado sin cometer falla alguna.. Puro hábito.. Cumplida la formalidad le inclinó ligeramente la cabeza al capitán mientras trataba de dibujar una ligerísima sonrisa con los labios que solo los que lo conocían bien hubieran entendido como tal y no como señal de desaprobación.. Veterano lector de señales sutiles, Pacal inmediatamente recogió la intención.. Lo tomó del brazo y le indicó hacia dónde caminar.. -Le recomiendo aquel.. Más tranquilo.. No hay jovencitos porque no tocan música ruidosa y a veces se encuentra señoras guapas de ésas que andan muy nalgonas y muy solitas.. Se sonrió dejando ver su diente de oro.. Muy elegantes los manerismos del capitán, pensó, pero la vulgaridad aflora.. Toda mi relación con él será una larga y aburrida serie de lugares comunes y carcajadas nerviosas.. Dieron marcha atrás.. Salieron y doblaron hacia la derecha hasta un cercano cuartito con escasa luz y pocas mesas.. Un mesero se les acercó inmediatamente.. -Doble.. scotch on the rocks.. , por favor.. -El mío con agua pura.. El mesero se alejó.. Tom Wright extrajo las fotos de su portafolio y las reexaminó con sumo cuidado.. Sacó una libreta y empezó a tomar garabateadas notas.. So.. , revisemos esto por última vez.. -Cuantas veces guste.. Ya sabe que estamos aquí para que vuelvan a reverdecer sus laureles.. -Gray llegó a Guatemala hace cerca de tres meses.. -Así es.. Correcto.. -Proclamó muy públicamente que buscaba áreas dónde invertir e insinuó que estaba.. backed.. , apoyado, por sus socios australianos de una manera substancial.. -Correcto.. What the fuck is an Australian doing in Guatemala anyway.. ?.. Pacal sonrió y le guiñó el ojo.. -Si alguien le pregunta en español, diga que qué putas estaba haciendo un australiano en este país de mierda.. -Bueno, qué putas está haciendo un australiano en este país de mierda?.. El capitán se carcajeó con su característico exceso.. -Pues, imagínese nomás.. Enmedio de esta locura, a río revuelto ganancia de pescadores.. Porque si no, camarón que se duerme se lo lleva la corriente.. Ambos rieron ahora.. El capitán se mantuvo dentro de pautas más moderadas de la carcajada.. El mesero llegó con los tragos.. Por fin, pensó Tom Wright.. Sentía que se le nublaba la mente y empezaba a cabecear por falta de elixir.. La mano temblorosa agarró el vaso como garra de felino.. El capitán alzó el suyo.. -A que le pongamos el cascabel al gato.. - Gato? Son muy huidizos.. Mejor por que sobrevivamos.. Sintió el ardor del whisky que le remojaba el esófago, refrescado por el hielo.. Cerró los ojos para dejarse absorber completamente por la reacción de alivio del cuerpo que volvía a la vida, que se despertaba.. Ahora ya podía pensar.. Dejó el vaso vacío sobre la mesa, indicándole con los dedos al mesero que le trajera otro y se puso a releer sus notas.. -Entonces.. Gray fue entrevistado en la TV y en los periódicos.. Correcto?.. -Sí.. Todo muy público.. Muy visible.. Demasiado.. God.. , o era un perfecto imbécil o era carnada para la guerrilla.. Y en ese caso.. Pacal se sonrió y alzó los hombros en un gesto de " quién sabe?", dramatizándolo con las manos.. Wright pensó que el capitán o sabía más o intuía más pero no estaba dispuesto a compartirlo.. Se las daba de servil, respetaba los rangos, pero era listo.. Tendría qué averiguarlo por otros canales.. -Bueno.. En la mañana del cinco de febrero, alrededor de las 7:20 de la mañana, estaba en su cama leyendo el periódico.. Una sirvienta llegó a decirle que "dos caballeros del ministerio de la defensa lo buscaban.. Y entonces.. -Vestido sólo con una bata y pantuflas bajó a ver qué querían.. En vez de oficiales se encontró con dos jóvenes bien vestidos y de buenas maneras.. -Caramba, se memorizó el informe.. -Lo leí quién sabe cuántas veces en el avión.. After all.. , mi misión es rescatarlo.. Pero necesito verificar todos los datos.. -Apúrese entonces, antes que se le caliente el segundo trago.. Yo tengo una cita en el ministerio en.. El capitán miró su reloj con detenimiento, tardándose lo suficiente para evidenciar que se trataba de un lujoso Rolex con todos los exóticos aditivos que podía traer maquinaria tan fina que relucía enmedio de la pelambre del brazo que asaltaba su carátula.. una hora y diez minutos.. -No me diga que los guatemaltecos son puntuales.. -Mucho más que los guanacos y los nicas.. Ya va a ver.. Somos todavía la capitanía general en muchos sentidos.. La metrópolis de Centroamérica.. -Yep.. Ya sentí el calor insoportable del tipo de paraíso tropical del cual me está hablando.. Acabemos.. Pacal dejó escapar de nuevo su sonrisa maliciosa.. -Uno de los jóvenes le puso una pistola en la sien a Gray y le gritó:.. -" Esto es un secuestro, quieto o se muere!".. Pacal alzó la voz demasiado al dramatizar las líneas del muchacho.. Los escasos clientes del bar en aquella hora de la tarde se voltearon hacia ellos con expresiones de pánico en los rostros, que inmediatamente cedió su lugar a indignación.. Pacal se puso colorado y saludó con un gesto de la mano para disculparse.. La punta del bigote se le humedeció con las gotitas de sudor que le corrieron libremente por el rostro.. Tom Wright no se inmutó y mantuvo la vista clavada en sus notas, continuando como si tal cosa.. -No opuso resistencia.. Lo condujeron hacia un carro que esperaba afuera con otros dos jóvenes disfrazados de policías militares.. Le ordenaron subirse al asiento de atrás y salieron rápidamente del lugar.. Para mientras Sandra Herrera llegaba al hotel.. Su presencia era lo suficientemente marcada como para que paseantes y orejas la confundieran a primera vista por una posible actriz de cine.. El observador cuidadoso desahuciaba esa hipótesis al observar las arrugas en torno a los ojos, los poros de la nariz ligeramente gruesos, las venas de las manos demasiado saltonas.. Pero el aura persistía.. Al fin, en Guatemala nadie tenía la más mínima idea de cómo eran las actrices de carne y hueso.. Por lo demás su ropa siempre era sport y práctica pero elegante, no dejando duda alguna sobre su exquisito gusto y capacidad adquisitiva.. Alguna chalina de seda complementaba su atuendo o protegía el pescuezo.. La comitiva era melodramática.. Entraba manejando a exceso de velocidad y frenaba con lujo de rechinidos.. El portero corría a abrir la portezuela de su BMW casi al mismo instante en que la camioneta de los guardaespaldas, luchando por no perderla, crujía con igual dramatismo convulso.. Ni bien había parado la camioneta cuando ya dos fascinerosos con Uzis en las manos saltaban a ambos lados.. Otro guardaespaldas corría a abrir la puerta e inspeccionar el corredor de la entrada mientras el portero se llevaba el "be eme" al parqueo.. Ella entraba entonces con el pelo largo y el aroma de su perfume flotando en el ambiente.. Caminaba siempre de prisa, con agilidad de gacela, casi casi dando saltitos y apoyándose con fuerza en las puntas de los pies.. La boca entreabierta, sonriente, los ojos de águila absorbiendo el nuevo ambiente, computando quién estaba allí y qué estaba haciendo.. Dándole vueltas a la tarea por delante mientras dejaba que los observadores admiraran su magistral cuerpo deslizarse como Nefertiti por la alfombra del hotel.. En el barcito Tom Wright y Pacal se daban la mano para despedirse.. Estaba cansado.. El viaje había sido largo y tedioso.. La falta de humedad en los aviones siempre lo afectaba y el servicio dejaba qué desear en los vuelos hacia Centroamérica a pesar del bar abierto.. Asimismo la tensión del operativo no dejaba de jugarle una mala pasada en los jugos gástricos.. El dolor de cabeza no disminuía.. Una vena enmedio de la frente y otra atrás en la base del cráneo le tamborileaban como la batería de un conjunto de rock n'roll.. Los lentes de contacto le molestaban en los ojos resecos.. Sentía la respiración congestionada.. Se volteó para ver salir a Pacal y la vio pasar por el corredor.. No lo creyó.. Pensó que era un fantasma, una visión, un espejismo que le torturaba las hendiduras de las entrañas.. De ser el autor de una detectivesca historia del cándido Tom y la guatemalteca desalmada hubiera escrito que en ese instante las rodillas se le aguadaron, o bien que sintió una urgente necesidad de ir al inodoro, pues un apretón en la boca del estómago obligaba al esfínter a reaccionar con prontitud.. Era ella.. Tenía que serlo.. Corrió hacia donde se percibía en el aire su silueta como un aura perfumada.. Se interpuso un guardaespaldas.. El bigotudo de frente sudorosa, un tick en la comisura del ojo, narices ensanchándose y olor de sudor ácido, estaba dispuesto a todo.. Pacal se dio cuenta y corrió a calmar los ánimos.. - Calma! Aquí no ha pasado nada! Este señor está conmigo! Ministerio de la Defensa!.. -Pues enséñele al baboso a cuidar con quien se mete.. La voz de amujerado desencajaba con el conjunto del cuerpo y del arma.. Los guardaespaldas se alejaron rápidamente, volteándose a ver para atrás todo el tiempo como bailando una rumba maldita.. Pacal no les quitaba el ojo de encima.. - Así es como piensa encontrar a Gray?.. - Quién era esa mujer?.. -Sólo eso me faltaba.. No me diga que hasta ustedes se atolondran cuando ven pasar un culo de esos.. -No sabe.. - No se! Ni que no supiera rascarme mis propias pulgas.. Who was she, for Christsake.. !.. -Alguien demasiado poderosa y rica hasta para usted, míster.. Viene de una de las familias más ricas del país.. - Nombre?.. -Herrera.. Es una de las Herrera.. La mujer y sus guardaespaldas habían desaparecido.. Todo volvió a su ritmo ordinario.. Gente iba y venía de prisa, los hombres siempre de saco y corbata, las mujeres de vestido lujoso aunque sin ostentar ninguna joya.. Se quedó viendo insistentemente hacia donde había desaparecido y se preguntó si no lo soñó, si no sería la fatiga, la bebida o sus brumosas fantasías.. No tenía dudas.. Pero.. a lo mejor no era ella.. A lo mejor creía que era ella porque quería verla y porque vino a buscarla y porque tenía qué admitirse a sí mismo que todavía lo obsesionaba.. Había venido por ella.. Ahora lo sabía.. Lentamente caminó hacia el elevador.. No se había fijado en qué habitación estaba.. Miró la llave.. 312.. Aquí todavía usaban llaves en vez de tarjetas computerizadas.. Era múltiplo de tres, tres veces 104, o 26 por 4 por 3.. Había una serie de posibilidades.. Pensando en ellas se encaminó hacia la habitación cuando el elevador se abrió en el corredor adecuado.. Iba con la pesada lentitud del sonámbulo.. Abrió.. La luz del sol poniéndose en el horizonte y cubriendo de un tierno rojizo los muros blancos mientras se desvanecía con la misma lentitud del deseo lo deslumbró.. Entrecerrando los ojos bajó la persiana.. Todo era blanco.. Algunos adornos típicos en las paredes, cama doble, amplia.. Se quitó el saco y lo colgó con descuido en la primera sercha que encontró en el closet.. Deshizo el nudo de la importunada corbata y la tiró sobre una silla.. Se sacó los zapatos y se dejó caer como un pesado fardo sobre la cama, rebotando ligeramente ante el impacto.. Entre dientes murmuraba "tiene que ser ella.. No podría equivocarme a pesar de los años.. Durante un instante se imaginó muchos años después en una casa suburbana de su país.. Ella era su mujer.. La casa estaba tan llena de cuadritos, adornitos, muebles inútiles y floreros que él se perdía en el barroquismo del espacio.. Enmedio de esa domesticidad sofocante él escribía un libro que evocaba el romanticismo aventurero de su reencuentro con ella en Guatemala, bajo las balas.. Sus fantasías de una vejez apacible importunada sólo por el agotamiento opresivo de la domesticidad lo hicieron sonreír y le devolvieron la tranquilidad.. Se relajó y se quedó dormido..

    Original link path: /arias1.html
    Open archive

  • Title: Cascabel
    Descriptive info: CAPITULO DOS.. Al capitán Pacal le dolía ligeramente el muslo izquierdo.. Había intentado jugar tenis por primera vez después de su accidente en el club de oficiales para impresionar a una muchachita sonrosada que le hubiera significado un sabroso fin de semana en Río Dulce.. Sin embargo ya ya se vio perdido.. A pesar de lo bien entrenado que tenía el pie deformado y de los trucos aprendidos para desplazarse con aparente normalidad se jaló el músculo la primera vez que corrió.. Su ineptitud en esas condiciones relucía hasta dejar de ser graciosa para convertirse en patética.. Se molestó con la risa que provocaba.. Además tenía las piernas cortas.. Parecía esas caricaturas del correcaminos, la espalda erecta y las piernitas dando vueltas como hélices.. Abandonó la cancha malhumorado.. La niñita se rio en su cara y encontró compañía más sabrosa.. Habían pasado cuatro días pero seguía molesto.. Cuando llegó al despacho del ministro, favoreció ligeramente la pierna mala antes de sentarse.. El teniente Alpírez que hacía de secretario privado del ministro de la defensa corrió solícito para ayudarle.. -No es nada, teniente.. No se preocupe.. - Los rigores del combate, capitán?.. -Los rigores de la imbecilidad.. Ambos rieron.. Alpírez volvió a su sitio y el capitán se acomodó en el sofá.. Musitaba sobre su inmediata entrevista con el ministro.. Tenían que rendirse informes de procedimientos gordos.. El explicaría la llegada de Wright.. El ministro le comentaría de Castañeda.. En su camino del hotel al centro había encontrado un gran despliegue del Pelotón Modelo y del Comando Seis.. El Rubicón había sido cruzado.. Pensó en Wright, en la Sandra Herrera y en cómo ésta sacó de quicio al gringo.. Le hizo gracia.. -Ay, gringuito.. Si tan solo supieras.. - Señor?.. -Nada, teniente.. Hablando solo.. -Cuídese mi capitán, que por menos han tirado gente a la jaula de los leones pa' que se los coman vivos.. Este tenientillo se cree el muy gracioso pero no es más que un imbécil, pensó.. Se le ocurrió la manera de arreglar que lo mandaran a una fuerza de tarea por el norte del Quiché para que viera acción de a de veras y tuviera que dormir a la intemperie.. Así se haría hombre.. A todos los huecos los ponen de oficinistas se dijo a sí mismo.. De pronto se abrió la puerta.. Automáticamente se puso de pie.. Sintió casi inmediatamente el jalón del muslo que le dibujó una mueca de dolor en el rostro.. -Puede pasar, capitán.. Y cuídese.. Va a quedar hecho un viejo achacoso antes de llegar a teniente coronel.. Alpírez se sonrió quedito, con una especie de silbidito que casi parecía hipo, satisfecho de su chiste.. El capitán entró al despacho del ministro jurando que lo que era ese tenientillo terminaba sus días en el Quiché.. -Buen día, Pacal.. -Aquí siempre molestando, general.. -Nada, nada.. Siéntese pues.. El capitán miró el escritorio.. Una taza de café sucia, un cenicero lleno de colillas con cenizas desperdigadas a su alrededor, pilas de papeles, algunas hasta con pequeñas motitas de polvo.. La mayoría tenía el sello oficial del gobierno de la república.. Algunos tenían los encabezados de organizaciones clandestinas de extrema derecha e izquierda.. Varios teléfonos con miles de lucecitas se prendían y se apagaban.. En la pared de atrás se veía el último juguete del señor ministro.. Unas mini-pantallas de televisión que pasaban simultáneamente información de todo tipo.. En una de ellas Pacal ya iba viendo lo que el general iba a contarle.. -Es la toma de la televisión, le dijo el general.. -La van a editar para presentarla en las noticias de la noche.. La cámara enfocaba la concha acústica del parque central.. La manifestación celebraba su mitin.. Todos estaban apelmazados alrededor de la concha.. Arriba, un orador.. Era el Castañeda ese.. Jovencito, de anteojitos.. Tenía un suéter beige bastante liviano.. El cuello de la camisa se asomaba por sobre el suéter, las colas de la camisa sobre el pantalón.. Fachudo el patojo.. Hablaba con pasión.. La imagen se veía sin sonido pero Pacal lo percibía por los movimientos histriónicos.. De pronto el Castañeda se volteaba a ver a la izquierda.. La gente comenzaba a alocarse, a correr en dirección contraria.. Se veía cómo se pegaban unos a otros con desesperación, como ganado huyendo del fuego.. Por eso eran masa.. -Se acerca la parte más emocionante.. La cámara se movía muy rápido como si vibrara.. Era difícil ver bien.. Unos hombres de civil con las caras cubiertas y Uzis en la mano subían corriendo al escenario de la concha acústica.. No había nadie en el escenario.. De pronto reaparecía Castañeda corriendo hacia la calle en dirección opuesta a la multitud.. -Fíjese en aquella moto.. En efecto, apenas se percibía una moto parada en la calle.. Dos hombres en ella.. El de atrás se levantaba.. Un ligero reflejo evidenciaba otra Uzi.. Castañeda los vio al último momento.. Hacía gestos hacia la multitud como de que se alejaran.. La imagen vibra, evidenciando líneas negras horizontales.. Castañeda se dobla y cae al asfalto.. El conductor de la moto se para a su vez.. Se acerca lentamente al cuerpo.. Saca una escuadra del cinto y le pega el tiro de gracia a quemarropa.. Lentamente ambos caminan de vuelta hacia la moto.. La imagen se disuelve.. - Y van a pasar eso en la televisión?.. -No seás imbécil.. Te dije que no estaba editado todavía.. - Y a quién se va a culpar del crimen?.. El general se sonrió.. Volvió al escritorio y escarbó entre sus papeles.. Levantó dos de ellos.. Uno tenía el membrete negro con letras muy finitas, el otro de letras gruesas azules.. -A ver, cuál te gusta más a vos.. Ejército Secreto Anticomunista o Jaguar Justiciero?.. -El papel azul es más bonito.. -Ese entonces, pues.. Y mirá.. quiero que me ayudés a redactar mi discurso comprometiendo a las fuerzas armadas a esclarecer este bárbaro crimen hasta las últimas consecuencias.. -De acuerdo, mi general.. Nomás le informo del gringuito.. Un desfile de carros levantaba una polvareda al avanzar hacia la mansión disfrazada en la maleza.. Porosos muros de adobe abandonados y descascarados alineaban el angosto camino por el cual tenían que pasar obligatoriamente los vehículos.. En uno de ellos, hacia el lado derecho, se leía una pinta escrita con letras negras bien ordenaditas: "Ciudadano, defiende tu ejército.. " Del lado izquierdo había otra dos hechas con igual esmero sólo que con pintura azul: "Guatemala es paz y desarrollo" y "El ejército es paz, patria, orden.. " Por encima de esas pintas geométricas perfectamente alineadas con letras del mismo grosor alguien había escrito con pintura roja, letras delgadas y temblorosas hechas a la carrera, en una diagonal que a duras penas conseguía mantenerse alineada, "Viva el EGP.. Los carros llegaron al portón y se detuvieron.. Este se abrió electrónicamente.. Algún observador cuidadoso habría percibido la cámara de televisión colgando de una esquina en una de las columnas que sostenían el portón.. El desfile continuó imperturbable hasta la puerta principal de la mansión.. En cuanto se detuvo el primero, el mayordomo, Jonás, apareció condescendientemente en la entrada, abriendo la portezuela trasera del vehículo.. Alvaro salió.. Entre él y Jonás ayudaron a extraer a don Leonel y plantar sus pies sólidamente en la tierra.. -Ya, papá.. Viste qué fácil?.. -Fácil la gran chucha.. -Pues ya se te fue el dolor, no? Acaso no te sentís mejor? -Si irse el dolor es que le quede a uno la sonrisa torcida como cucurucho después de cargar la procesión.. -Señor, por cierto.. - Qué pasa, Jonás?.. -Llamó el señor ministro.. Que venía pa' acá.. - Carajo! Qué friega! Y cómo sabía que yo iba a estar en la casa? Estos ya se creen que son la mamá de Tarzán.. -Es que ellos lo saben todo señor.. Era una casa modesta en un barrio popular de la ciudad.. Casa del viejo estilo español con un balcón que daba a la banqueta defendido por una gruesa reja que evocaba las puertas de las prisiones y el portón de un zagúan.. Ese había sido modernizado y ahora era metálico, pintado de un gris claro, con manchones de óxido ascendiendo de las esquinas de abajo.. Fuera de eso seguía siendo una casa típica de principios de siglo con paredes altas, amarillentas y descascaradas, cornisas bordeando el techo y ennegrecidas tejas mohosas.. Por dentro la casa era un desastre.. Casi no tenía muebles.. Cajones de madera dispersos desordenadamente por las diferentes habitaciones pasaban por mesas.. Todos estaban llenos de papeles, de tazas de café abandonadas sin limpiarse, cucharitas, bolígrafos, fósforos, ceniceros nunca vaciados, libros desperdigados.. Todo el ambiente estaba impregnado de un olor a cigarro que se pegosteaba en todos los rincones como viejos ungüentos de tiempos detenidos.. Gruesas motas de polvo se acumulaban en las esquinas de cada cuarto que a veces viajaban hacia  ...   rocas.. - Qué pasa? Decíme patojo.. -Nada.. -Nada la gran chucha.. Decíme.. Le dio un sorbo a su bebida.. Sintió el calor relajante en la garganta y el escalofrío en la espalda.. La mirada se le enderezó y pudo ver a su padre directamente a los ojos.. -Nomás que tengo que salir con el avión.. -Ah vaya.. Entonces.. business is business.. como ya se ha dicho hasta el hartazgo que dicen los gringos.. Alvaro hizo una mueca que pudo ser burla o ansiedad.. Dio otro sorbo a su whisky.. Vio de reojo a su padre, su imágen grisácea bebiendo con la cabeza echada hacia atrás.. Hay que atender el negocio cueste lo que cueste.. -Sólo que yo nunca le oí a un gringo decir eso.. -Es porque son gente de hablar enredado.. - Cómo así?.. -Gargajean infinitivos humedecidos por muñones de frases entrecortadas.. -Cuidado.. -Si no los critico.. Son nuestro mercado, pagan puntualísimo.. Pero no por eso voy a dejar de bailar de medio lado.. Don Leonel sintió que se caía de sueño pero no quiso evidenciarlo.. Erecto y silencioso, dejó que la fuerza misma de su personalidad le avivaran al hijo su ansiedad, sus temores, su mariconería.. Gracias a dios tenía una nuera que era una chulada.. Era lo único que le envidiaba.. Eso y la edad.. Cómo le hubiera gustado agarrar el avión y recibir personalmente el cargamento.. Así se había forjado este país.. Con hombres de pelo en pecho.. -Te quedaste como estatua de sal.. Mejor andá acostate.. El sol obligaba a entrecerrar los ojos aún cuando se estuvieran usando anteojos oscuros.. Picaba en los brazos desnudos y uno lo sentía atravesar la piel y alojarse entre los músculos como pulgas.. En la espalda.. En el cuello.. Pero sobretodo en la espalda.. Aunque acababa de salir en su traje de baño, Tom Wright sentía que si no se metía al agua empezaría a sudar y a sufrir en cuestión de segundos.. Ya los lentes se le habían humedecido del sudor de la frente.. Los dejó con su toalla y la llave del cuarto en una mesita a la orilla de la piscina y se tiró.. En contraste con el sol, el agua estaba fresca.. Sentía como si una mano gigantesca le masajeara el cuerpo, lo exprimiera suavemente y lo sobara con aceite.. La frescura era avasalladora.. Se asomó a la superficie y el reflejo obnubilante le obligó a cerrar los ojos inmediatamente.. Apenas distinguiendo el final de la piscina braceó y pataleó, gozando el movimiento y sintiendo el placer del esfuerzo muscular.. Levantaba un brazo y lo volvía a hundir deliciosamente mientras la pierna, larga, larga, somataba la superficie del agua, cayendo como la del perro con manchas cafés y costillas ampliamente visibles.. Contó las brazadas como siempre lo hacía.. Automáticamente.. Una, dos, tres, cuatro.. Pensó en los múltiplos de esos números.. Contar era otra manera de borrar la realidad.. Casi tan relajante como nadar.. La vida le parecía muchas veces como intervalos a rellenar entre nadadas.. Pocos placeres más grandes conocía.. Para aclarar la mente, relajar el cuerpo, huir de la realidad, dejarse envolver por el silencio y la imaginación.. Nadar, pensar, alejarse de todos, inquietudes diluyéndose en el silencio, lejos de todo.. Bloquear la mente con juegos de números.. 405 era múltiplo de nueve porque su suma equivalía a 9.. Era 3 veces 135 o 9 veces 45, 27 veces 15.. y así seguía.. La fuga total en forma de espiral.. Casi con pena dejó que la palma de su mano tocara la orilla de la piscina.. Había terminado.. Dudó sobre dar otra vuelta más.. Sopesó la tranquilidad de alejarse del mundo contra el placer de tenderse en una silla reclinante y ser inundado por el sol mientras la mente divagaba.. Los músculos se le aflojaron.. Pesó eso último.. Salió de la piscina.. Volvió a la mesita donde había dejado sus lentes oscuros y se tumbó en la silla reclinante.. Cerró los ojos.. Sintió el gozo de la frescura del agua mezclada con el picor del sol como una lucha entre dos fuerzas por posesionarse de él.. Era un momento delicioso en el cual no le gustaba interrogarse sobre si iba a llegar al final del camino, y su convicción de que hiciera lo que hiciera nada cambiaría.. Fue cuando oyó la voz inolvidable a su lado, cerca del oído, dirigiéndole la palabra en inglés.. -Tom.. Tú eres Tom, no?.. Tendría que ser un sueño incierto.. Pero era demasiado real y cercano.. Fingió indiferencia pero no fue posible.. Abrió los ojos.. Ella estaba parada frente a él, su rostro cercano al suyo.. - Sandra!.. Ella dejó entrever un ligero gesto de coquetería.. Se sintió desnudo, literal y figurativamente.. En la profundidad de sus ojos vio toda una vida que volvía para asaltarlo con fuerza descontrolada luego de tanto tiempo.. Estaba como un gusanito a punto de ser devorado por un águila real.. Ella leyó el sobresalto en su rostro y se tragó la carcajada.. - Así que no me has olvidado después de tantos años.. - Sandra! Cómo hubiera podido.. !.. - Ni siquiera un detallito? El más chiquitito?.. No he olvidado nada.. -Y sin embargo.. el tiempo ha pasado.. -El tiempo pasa siempre.. Han sido.. -Quince años.. Y ocho meses.. Oh my God.. ! Te acuerdas de veras!.. -Claro, sonzo.. Pensabas que estaba actuando?.. es solo que.. Ella sonrió de nuevo.. El también.. Otra vez se dejaba seducir por la sonrisa.. Los ojos y los recuerdos de ambos se enroscaron.. Volvió a revivirlos y quiso creer en ellos por un instante.. A desearla y recordar su intensidad.. A recordar cómo esa sonrisa se transformaba en una boquita ferozmente entreabierta cuando lo deseaba, como un vidrio empañado por la brisa del mar.. -Veníte.. Acompañame a la cafetería.. -Seguro.. Se levantó de la silla.. Ella le deslizó un brazo bajo el suyo.. Sintió el calor de su cuerpo.. Era un genuino placer infinito, deseado, soñado, el de estar con quien sabía usar su cuerpo y provocar deseo con el menor gesto, la más leve trepidación, apenas rozándole su propia piel.. -Así que eres una He-rre-ra ahora, verdad?.. -Dios mío, ya te enteraste?.. -Estoy en el negocio de saberlo todo.. -Desde luego.. - Lo eres entonces? Una He-rre-ra?.. - Pero si ya lo sabés pues! Vamos, Tom.. No pensaste que seguía siendo la colegiala timidita que hablaba con acento y se deslumbraba ante todo que conociste hace.. -Quince años y ocho meses.. -No, Sandra.. No pensaba eso.. No esperaba eso.. No esperaba nada.. No esperaba verte siquiera.. No sabía si ibas a estar aquí.. -Al menos te acordaste que era mi país.. O se te había olvidado hasta eso?.. -Nunca se me olvidó nada.. Nunca te olvidé.. Nunca.. -Solo el nombre de mi país.. -No te conocí en tu país.. Nunca estuve aquí antes.. Te conocí en el campus de Tulane.. Pero me acuerdo que tu papá estudiaba serpientes.. Sigue estudiando serpientes?.. -Y creándolas también como buen herpetólogo.. Y tu hermana? Siguió en sociología?.. - Mi hermana! Ahora es profesora de un colegito miserable del medio oeste y ni me habla.. - Terminó entonces? Y por qué no te habla?.. -Diferencias políticas.. Dejemos el tema.. -Va pues, pero acordate que gracias a ella nos conocimos.. Mi compañera de cuarto adorada.. Decime entonces.. Me hubieras llamado si yo no te hubiera encontrado primero?.. -Por favor.. Este es un viaje de negocios.. Cosas muy serias.. -Ya veo.. El anglo-sajón protestante se toma tan pero tan re en serio sus negocios que ni siquiera se acuerda que la mujer que dice no haber olvidado nunca vive en la misma ciudad en la que él está operando.. Mejor deberías decirme la clásica mentira de que me has estado esperando todos estos años.. -Te he estado esperando todos estos años.. Y ojalá pudieras decirme que no hay otro hombre.. -Ojalá.. Pero siempre nos quedará Nueva Orleans.. El se sonrió con un dejo de timidez que le provocó a ella la imperdonable emoción de una mirada burlona.. Evitó ofenderlo transformándola a medio camino en gesto cómico y desvió su pensamiento hacia su padre.. Visualizó miles de frascos perfectamente ordenados cubriendo los cuatro muros de la habitación, cada uno con una serpiente dentro, cada uno perfectamente etiquetado y cerrado, todas las serpientes apuntando sus ojos hacia el centro de la habitación donde ella acariciaba un grueso pitón de varios metros de largo que le enroscaba todo el cuerpo.. Su padre le había explicado que en el período maya clásico vasijas de piedra labrada en forma de pitones se usaban para recoger la sangre de los sacrificios o bien para guardar bebidas alucinógenas que inducían visiones.. De allí que nada fuera lo que aparentaba ser y menos aún cuando aparecía disfrazado de una ceremoniosa seriedad que no era sino una manera más sutil de carnavalizar..

    Original link path: /arias2.html
    Open archive

  • Title: Cascabel
    Descriptive info: CAPITULO TRES.. La oficina del señor ministro era amplia.. No se veía exceso de lujo pero sí más suciedad de la necesaria.. Había demasiados muebles y todos excesivamente pesados.. Habían demasiados papeles.. Demasiados teléfonos.. Demasiados libreros llenos de papeles y recortes de periódicos empolvados.. Demasiados cuadros de mal gusto en la pared.. Demasiadas pantallitas de televisión atrás del escritorio.. Había pocos libros, pocas ventanas.. Y la pintura estaba descascarándose.. El mantenimiento de la infraestructura no era el fuerte del régimen.. Aunque del lado positivo, las espesas alfombras aislaban el ruido.. Sin embargo el silencio más parecía una especie de abandono que un alivio del zumbido callejero.. El capitán Pacal se preocupaba de esas cosas.. Quería estar seguro que cuando estuviera en situación semejante no viniera gente de la categoría de los Herrera y notara por medio del mal gusto de su oficina el modesto origen que tanto luchaba por disfrazar.. Cauteloso y desconfiado, el ministro de la defensa apenas si levantó la cabeza con un ligero gesto interrogativo y disparó una única palabra.. - Y?.. -Sin novedad, mi general.. Todo bajo control.. El ministro observó a Pacal.. Su innato don de liderazgo sumado a sus conocimientos de política local y relaciones con los altos círculos de la sociedad hacían de él un hombre prometedor.. Es decir, un hombre peligroso.. Todavía no sabía si Pacal era de fiar.. Desde luego partía de la presuposición evidente a todo político de que en el fondo nadie lo es.. -Que no se nos pase de listo como los otros, usted.. -No hay ningún cuidado, mi general.. -Usted es el hombre, capitán, dijo el general con tono solemne.. Rubricaba sus palabras con un asentimiento de cabeza.. -No entiendo, mi general.. -Que usted es el hombre para asegurarse que el gringo no se nos orine fuera del guacal pues.. Que se creía usted.. ?.. -No pues, ya ve.. Uno hace tanta conjetura.. Pero tiene razón.. El general se sonrió maliciosamente y le guiñó el ojo.. Pacal permaneció mudo, disciplinándose a la jerarquía.. Sintió un ligero escalofrío en la columna.. "Tengo que mejorar mi relación con el general," pensó.. "Su instinto le está mandando señales y eso está pisado.. Nunca sobran las piedras para asentar las patotas cuando la corriente del río está brava.. " Abrió risueño la boca, exhibiendo su diente de oro como ejercicio de conciencia.. -Dígame.. Y si el gringo encuentra al banquero?.. -Ya encontré la manera de retrasarlo su poquito, general.. -Muy bien, Pacal.. Así me gusta.. Eficiente como siempre.. -Sí señor.. A sus ordenes.. -Puede retirarse.. Se puso de pie y saludó.. Dio media vuelta y se dirigió a la puerta principal.. En cuanto salió el tenientillo Alpírez, gracioso como siempre, corrió solícito hacia él.. - Le puedo servir en algo, mi capitán?.. Podrías, pensó Pacal, pero no te tengo ninguna confianza pisado.. Y en este negocio abrir el pico es sinónimo de serrucharse la cabeza.. -No gracias, teniente Alpírez.. Hasta mañana.. -Hasta mañana mi capitán.. Pacal observó que en el corredor del ministerio había una protección inusitada.. En la puerta principal, al fondo, todo el mundo estaba con ametralladoras en la mano.. Dobló hacia la derecha, dirigiéndose al corredor lateral que llevaba a una modesta puerta en el callejón de atrás.. Obviaba así la necesidad de ser observado o molestado al entrar y salir.. Sintió una vez más la satisfacción de ser parte del selecto grupo que gozaba de esta prerrogativa.. Pero se le combinó con la preocupación de esa frase del general.. "Usted es el hombre, capitán.. Las montañas chirriaban de verde en esa mañana de un cielo azul que abusaba del azul.. Tom Wright sentía que se había metido dentro de una pintura de Van Gogh, tan fuerte era la intensidad de los verdes y azules y el brillo del sol y lo ondulante de la vegetación y los cerros.. Podía dedicarse a gozar el paisaje ya que Sandra conducía.. Dejó que sus ojos flotaran en la maraña de percepciones multicolores, adormeciéndose por la intensidad refulgente.. Enseguida volvió el instinto de observarlo todo desde un punto de vista operativo.. Fijarse en los caminos, los movimientos de la gente alrededor de las cunetas, el grado de vegetación a la orilla de la carretera, que felizmente el ejército había cortado para evitar potenciales emboscadas.. Se volteó a verla con unos ojos mansos de gratitud y cariño.. Aún no salía del asombro de reencontrarse después de tanto, del amable aturdimiento de humor que lo entretenía sobremanera, de lo irresistible que eran sus brazos ligeramente peluditos como bañados por una brillante pelusa de polvo de oro que casi obligaba a la mano a posarse sobre ellos y sentir su calentura.. Volteándose para apreciarla mejor vio el carro de los guardaespaldas que los seguía de cerca.. No tenía el hábito de ser custodiado y menos de confiarle su seguridad a otros.. La desconfianza era la marca de su oficio.. En cualquier hoyo podía saltar la liebre.. - Te siguen a todas partes?.. -A todas.. - No es pesado tenerlos siempre tras de uno?.. -Es mejor que ser secuestrada.. Tienes razón.. El carro avanzó por la carretera.. En las afueras de la ciudad la población estaba vestida con atuendos indígenas de todos colores que reforzaban más aún la impresión expresionista.. Los trajes chorreaban rojos y anaranjados, amarillos y morados, todos refulgientes y moviéndose rápido rápido, a ritmo de trote contínuo como en las películas de los años veinte.. Mientras más se alejaban, menos gente vestida a la occidental había.. Pero no disminuía el número de gente.. Esa ciudad era aparentemente pequeña pero compacta y parecía un hormiguero.. Era fea.. Feísima.. Y ruidosa.. Casas cuadradas de cemento, todas iguales y todas sucias, camionetas bañándolo a uno con las fumarolas de diesel que oscurecían el cielo, bocinazos por todas partes, peatones zigzagueando entre los vehículos, que se escapaban de morir atropellados de puro milagro, chuchos ladrando y correteando a cualquiera que pasara frente a ellos, marchantes vendiendo hasta las cosas más inusitadas (muñequitos de felpa, lagartijas plásticas) entre gritos y frenazos y malos olores, basura acumulada a la orilla del asfalto carcomido bloqueando el rodaje del agua que se atascaba en charquitos.. Todo era un movimiento pestilente que giraba, que mareaba.. Era frenetismo, abuso de nervios, movimientos de agotamiento, permeados siempre de suciedad, movimientos en que por encima de lo verde de las montañas, lo azul del cielo y lo colorido de los trajes indígenas, se imponían el gris y el café como tonos dominantes.. Y olían a muerte.. El aparente ajetreo tropical era una burda manera de disfrazar el ahogamiento amargo de muerte que pesaba en el aire.. El carro continuaba alejándose del ruido, huyendo del clima cafezusco, derritiéndose en el legítimo verde del campo.. -Parece que vamos alejándonos cada vez más.. Ella se sonrió y lo volteó a ver.. Sus dientecitos, más del lado pequeño pero nada desproporcionados, invitaban a una mordida dulce.. Los labios finos estaban ligeramente resecos ahora que no tenían lípstic puesto.. Los ojos bailaban como gitanos.. Automáticamente se inclinó hacia un lado para detectar si tenían lentes de contacto o no.. No tenían.. - No que solo íbamos "allí nomasito"?.. -Cierto, pero fijate que después se me ocurrió que podía llevarte a conocer el lago.. - Pero Sandra! Te dije que tenía que encontrarme con Pacal!.. Sonrió como si lo que acababa de decir no tuviera importancia alguna.. -Estás recién llegado por dios.. El capitán entiende.. Además tenés que conocer un poquito antes de operar, no?.. Se rio con burla y eso lo enojó.. Se sintió manipulado y detestaba sentirse así.. Se la quedó viendo con una mirada estrábica.. Fue entonces, frente a frente con esos ojos absorbentes que se recordó por fin de dónde provenía esa sensación de malestar que la ciudad le producía.. Sus pesadillas de niño, desde siempre, habían sido ojos que lo veían a través de la obscuridad.. El trataba de escapar en cámara lenta de una ciudad inefable que, ahora lo sabía, era Guatemala, esta Guatemala en la cual finalmente se encontraba fundiendo sueño y realidad.. Algo malo tenía qué pasarle, lo supo en ese instante.. Apesadumbrado dijo:.. No tengo tiempo para andar de turista.. Da la vuelta o me bajo del carro.. Sandra se carcajeó y esto terminó de encachimbarlo.. Ahora se estaba burlando abiertamiente de él.. Le recordó detalles de hacía 16 años que lo habían enojado con la misma intensidad.. Su sonrisa era como tirarle una pedrada a un sapo.. Solo que el sapo era él.. -Tom, voy a más de cien ahorita, no me vas a decir.. De prontó jaló el freno de emergencia, mandando con el gesto a volar el teléfono celular que cayó sobre el asiento trasero.. El carro zigzagueó con violencia.. Sandra se prendió al timón con una expresión de pánico, apretando los dientes hasta casi morderse.. En cuestión de segundos recuperó el control y se detuvo al borde de la carretera.. El carro de los guardaespaldas se paró tras de ellos.. Las puertas volaron abiertas en todas direcciones  ...   la tentación de inclinarse pensando que uno podía tocarlos.. En días de mercado el lustre del fúlgido colorido ondulante que subía del parque era tan mágico como el arco-iris.. Los comerciantes de todas las aldeas, en sus trajes multi-colores, obstruían el paso de vehículos mientras trocaban alimentos y objetos de todo tipo con movimientos rápidos y firmes.. Nadie se quedaba quieto ni un instante.. Ese día sin embargo la percepción era otra.. La gente había corrido a esconderse a sus casas.. Las calles estaban desiertas.. Lo único que se escurría por ellas eran hombres y mujeres de verde olivo con armas de diferentes tipos en las manos.. En el parque central había un mitin.. Una mujer, también de verde olivo, con largas trenzas cayendo sobre sus espaldas, hablaba en cakchiquel por un altoparlante.. Menos de un centenar de personas la escuchaba, todos apretados unos contra otros, entre temerosos y resignados a las circunstancias que los habían agarrado allí.. Alrededor del parque había más hombres y mujeres armadas.. Unos corrían para arriba y para abajo en las calles que subían hacia el banco y la salida del pueblo.. De vez en cuando se escuchaban balazos y explosiones que hacían saltar a todos y apretarse más unos contra otros, las extremidades fuera de control.. En el parque no estaba pasando nada fuera del mitin.. Buscando crear un ambiente festivo, un jovencito se subió a la torre de la iglesia e hizo sonar las campanas en todo su esplendor.. En la boca calle que salía del parque hacia el banco, Ariadne y Vallejo agitaban los brazos y gritaban en todas direcciones con firmeza y frenesí.. De pronto un viejo guerrillero indígena dobló alrededor de la esquina cargando una máquina de coser.. Vallejo lo vio y apresuró el paso hacia él.. -Pero, puta, de dónde.. Regresá eso!.. -Mirá, vos comandante.. - No hay "peros" que valgan! Regresala!.. El rostro del viejo cambió en cuestión de segundos al enojo y luego a la resignación.. Sin decir una palabra más comenzó a dar media vuelta para volver de donde había venido.. -Esperáte.. El viejo se paró, cargando todavía la máquina de coser.. Dibujó apenas en su expresión el renacimiento de una esperanza.. Vallejo se dirigió hacia él y colocó su mano sobre su hombro.. -Acordáte.. Tomamos el pueblo para mostrar nuestra fuerza política.. No pa' saquear.. Solo recuperamos las armas del enemigo y el dinero de los ricachones.. Lo demás.. no.. se toca.. -Sí, mi comandante.. El rostro del viejo se volvió a desinflar.. -Tenemos que ser ejemplo de conducta moral.. No pueden vernos robando nada.. Si no, cómo vamos a construir una nueva sociedad?.. -Con las máquinas de coser.. Vallejo lo miró severamente.. El guerrillero se hizo el loco y volvió de donde había venido.. Vallejo se quedó siguiéndolo con la vista.. Momentos después Ariadne llegó corriendo.. - Qué le dijiste?.. -Que teníamos qué ser ejemplo de conducta moral.. - Vos que fumabas mota por kilo hasta sentado en el inodoro y que jurabas que la salsa era más importante que Beethoven?.. -Sho, no me salgás con ésa, pues.. -Ahora sos un muchachón reformado que ya no chupa.. -En vez de joderme, decí.. Queda resistencia?.. -Se escondieron todos en el cuartel de la Policía Militar Ambulante.. Ya ni nos responden el fuego.. - Y entonces? Esa balacera?.. -Es que nosotros no podemos entrar.. Son unas paredes como así de grueso.. Solo con morteros podríamos romperlas.. Y no tenemos.. -Ah la chucha.. Y allí se encerraron todos los soldados?.. -Menos sus dos bajas.. Los demás corrieron pa'dentro.. -Y no recuperamos armamento entonces.. -Solo el de las bajas.. Vallejo apretó los labios y bajó la vista.. Con el rostro circunspecto empezó a caminar en pequeños círculos.. -Sin morteros qué le vamos a hacer.. Vallejo siguió caminando en pequeños círculos.. Da la orden de que dejen de disparar.. Hay qué ahorrar parque.. Sobretodo si no se recuperó nada.. -Está bueno.. Y damos también la orden de repliegue?.. -En cuanto termine el mitin.. El mitin continuaba.. La oradora agitaba las manos con emoción e instaba al público a participar.. Las mujeres que al principio eran las que estaban más alejadas de la oradora se habían apretado más hacia el punto donde la guerrillera de trenzas hablaba.. Cuando la ordadora dijo, " hay preguntas?" nadie se atrevió a decir nada.. Las mujeres empezaron a cuchichear entre ellas, sonriéndose y haciendo comentarios queditos.. Finalmente una mujer joven, sholca, levantó tímidamente el dedo.. La oradora le dio la palabra.. La mujer se amishó al sentir que todos se volteaban a oírla pero finalmente se atrevió a preguntar:.. -Compañera, y cuando triunfe la revolución, las mujeres vamos a tener que seguir lavando y cocinando y haciéndonos cargo de los niños, o va a cambiar nuestra vida también?.. La oradora aprovechó la coyuntura para lanzar una última descarga acerca de la igualdad para todos, igualdad que era no sólo entre indios y ladinos, católicos y protestantes, entre indios de diferentes etnias, sino también entre hombres y mujeres.. Cuando dijo aquello fueron los hombres que estaban en primera fila los que comenzaron a murmurar y a volverse a mirar a las mujeres de reojo.. Pero la compañera no les dio tiempo de decir nada.. Diestramente intensificó el tono del discurso, se prendió del micrófono como si fuera pastor evangélico, elevando los giros discursivos hasta un punto de fervor cuasi místico en cuyo punto todo el público, iluminado, repitió al unísono " Hasta la victoria siempre!" y levantando el puño izquierdo al aire (algunos se confundieron y levantaron el derecho pero levantaron puño de todas maneras) gritaban como si estuvieran poseídos " Hasta la victoria siempre!".. Vallejo observó que el mitin terminaba y se apresuró a dar instrucciones a los diferentes guerrilleros que convergían hacia él.. En cuanto escucharon lo que tenían que hacer salieron corriendo en dirección contraria.. Caminó cuesta arriba en dirección de la salida del pueblo.. Sorpresivamente escuchó una sirena de ambulancia.. Se volteó asombrado, preparando el Galil para cualquier situación inesperada.. Efectivamente la ambulancia del pueblo avanzaba lentamente hacia él, haciendo sonar la sirena.. Se paró en la orilla de la banqueta, recostado contra el muro y vio cómo continuaba tan tranquila hasta que pasó al lado suyo.. Sólo entonces percibió que eran dos compañeros los que iban al volante, jovencitos y felices de la vida, ululando la sirena.. Atrás de la ambulancia venía una camioneta extraurbana llena de guerrilleros.. Los que festejaban y cantaban al interior lo reconocieron y le presentaron armas por entre las ventanillas, saludando y gritando " Hasta la victoria siempre!" Vallejo explotó en un ataque de risa.. Casi parodiándolos, levantó el puño izquierdo en su dirección.. La ambulancia y el bus continuaron avanzando cuesta arriba, ululando la sirena y gritando " Hasta la victoria siempre!".. -Es una locura, no?.. Se volteó, sorprendido de no haber escuchado que Ariadne se le acercaba hasta que ya estaba pegadita a él.. -Estos muchachos si que ah, la gran flauta.. A ver.. Vonós rapidito tras ellos antes de que armen un lío en el camino.. Ariadne hizo señales al conductor del carro con vidrios polarizados parqueado en el parque.. El vehículo se acercó y ambos se introdujeron en el asiento trasero.. Avanzaron cuesta arriba.. En cuestión de segundos Sololá volvió a su anterior tranquilidad.. Fuera de los cientos de agujeros de balas en el muro exterior del cuartel de la Policía Militar Ambulante, nadie hubiera sabido que el pueblo acababa de ser tomado por la guerrilla.. El sol brillaba fuerte, el lago se veía de un azul profundo.. Los volcanes saltaban amenazando con agarrar a la catedral de su torre y sacudirla como muñeco de felpa.. No había nadie en las empedradas calles empolvadas.. En la carretera sin embargo la tranquilidad no había vuelto.. El carro de Vallejo y Ariadne se topó con varias columnas de guerrilleros a la orilla del camino y hubo que parar y girarles instrucciones para la dispersión.. Igualmente sucedió con los grupos paramilitares locales cuya seguridad había que garantizar para que no los detectaran, pues ellos seguían residiendo en la localidad.. Cuando alcanzaron a la ambulancia y al bus extraurbano ya ambos se encontraban a la altura de Los Encuentros.. Los vehículos los estaban esperando a la orilla de la carretera.. Los policías de la garita habían desaparecido.. La ambulancia seguía ululando y los guerrilleros del bus gritando y cantando.. Cientos de vendedores se habían aglomerado en torno a ellos insinuando nerviosamente comida, refrescos y objetos típicos.. Los guerrilleros comían tacos, enchiladas y tortillas con frijoles y salsa mientras gritaban " Hasta la victoria siempre!" Los vendedores reían temblorosos, pasaban comida y refrescos por las ventana del bus y repetían maliciosamente " Hasta la victoria siempre!" De los cerros llegaban corriendo con sus pasitos cortos más y más vendedores seguidos de muchachitos gritando en cakchiquel y perros ladrando.. Un niño volaba un barrilete de papel de china anaranjado y azul.. Había hasta un mago chino hilvanando agujas con la boca mientras se paraba en un solo pie..

    Original link path: /arias3.html
    Open archive

  • Title: Cascabel
    Descriptive info: CAPITULO CUATRO.. EGP OCUPA SOLOLA! decía el titular del periódico.. Abajo una foto apócrifa de hombres moviéndose con trajes pintos y Galiles en la mano.. El pie de foto pretendía que el escandaloso tabloide tenía una fotografía "exclusiva" de la ocupación del pueblo tomada por el fotógrafo del mercado local.. Tom Wright no tenía tiempo para dejarse seducir por su provinciana gracia.. La calidad era inferior al más mediocre periódico de pueblo en su país.. Se salvaban únicamente por estar suscritos a cadenas internacionales de noticias, cuyas notas reproducían en las páginas interiores en pésimas traducciones.. Sabía que en el consabido duelo que se empezaba a establecer con un cerebro que aún desconocía, la toma de Sololá eran pasos de animal grande.. Tenía que descifrarlo, pensar con mucho cuidado.. De preferencia después de remojar su reseco cerebro con un vaso de whisky con hielo.. Su mano derecha se abría y cerraba nerviosamente en anticipación del sudor gélido del vidrio del vaso.. Sin embargo el juego también era contra el tiempo.. Y esa era una comodidad de la cual no se disponía.. Cuántos días tendría? Dieciocho era múltiplo de nueve, tres por tres, fortuna cabalística.. Era su problema, porque el número era él.. El teléfono sonó.. Antes de levantar el auricular se sentó, sabiendo que se le presionaba a actuar.. - Aló?.. Sí.. Soy yo.. Seguro.. Lo leí, señor.. Era lo que hacía en este momento.. Lo se, lo se, no soy ningún imbécil.. Por eso vine.. Exacto.. Escuche.. Se quedó con el auricular en la mano.. Había anticipado todo menos que le colgaran el teléfono y se quedara oyendo el melancólico pito del tono burlándose monótonamente de su predicamento.. Colgó lo suficientemente fuerte para descargar un ataque de furia pero no tanto que lo dañara de veras y lo pusiera en la embarazosa situación de tener que solicitarle otro al hotel, atrayendo así atención sobre su persona.. Tiró el periódico sobre la cama.. Flotó ligeramente, cayendo abierto a la mitad con las páginas interiores desarreglándose y evidenciando un gran anuncio de brassieres Maidenform modelado por una nada atractiva muchacha local con tristes pretensiones de ser Bianca Jagger.. Aún no conocía a su contacto.. Sabía que estaba disimulado tras un puesto secundario en la embajada.. Sabía también que llegaría el momento en que tendrían que operar juntos.. Idealmente cuando hubiera liberado al banquero.. y/o capturado al jefe del comando que lo secuestró.. Entonces rendiría cuentas y agarraría el primer avión fuera de ese maldito país cuyo olor de muerto era aún más fuerte que su belleza lujuriosa.. Sin embargo eso era demasiado simple.. Además su contacto, como todos los especialistas en la materia, tenía la misión de garantizar la desinformación.. De mantener ciertas noticias lejos de los titulares de los periódicos.. Entonces.. sabía que la toma de Sololá era real.. Ignoraba las dimensiones verdaderas de la misma.. Pero por qué había aparecido en los titulares de los periódicos? No había censura? No que era prohibido mencionar a los subversivos en la prensa? Quién había autorizado la noticia? Su contacto? El ministerio de la defensa? Ambos? Y desde luego a esto lo seguía la siguiente pregunta: Por qué? Cuál era el objetivo de dejar pasar esa información? Preparar a la población de la capital para algo? Lucha de influencia entre su contacto y el ministro de la defensa? Conspiración del sector empresarial que controlaba la prensa? Tenía que desentrañarlo.. Su siguiente movida dependía de ese símbolo velado.. El encabezado era como una serpiente enroscada en el camino.. Congelaba sus movimientos.. Tenía qué decidir si dejaba que se escabullera o sacaba su machete para cortarle la cabeza.. Pero el animal inmisericorde tenía reflejos más rápidos que los suyos.. Se escuchó un toquido en la puerta.. Respondió apenas al tercero.. Sabía que la decisión, intuida pero aún no formulada, tenía que ver con lo que le estaba esperando del otro lado.. Un botones impecablemente uniformado aguardaba sin expresión, portando un azafate en la mano derecha.. En el azafate había un papel doblado.. -Mensaje urgente para el señor Tom Wright.. -Soy yo.. Lo tomó.. Luchó brevemente cuando la mano se le trabó en la bolsa delantera del pantalón pero consiguió liberar algunas pocas monedas.. La expresión del botones no cambió en lo más mínimo.. Cerró la puerta tras de sí y abrió la tarjeta inmediatamente.. Decía: "Querido.. Tengo noticias importantes para tí.. Encuéntrame en la piscina a las diez.. Besos.. Sandra.. Una nube de desprecio invadió su rostro.. No era lo que esperaba.. Hizo una bola con el papel y dejó que la cólera fluyera.. Lo tiró al suelo.. Sí, quería verla.. Pero era otra serpiente en su camino.. Ahora no podía distraerse.. Sin embargo no tenía pistas claras y estaba presionado por el tiempo.. Pisó el papel.. Sandra era una Herrera.. Quizás podría darle luz sobre el asunto del periódico.. Habiéndose justificado con rigor protestante dejó que la emoción de reencontrarse con la mujer se apoderara de él como el vapor de una esencia de perfume.. Empezaba a prepararse para bajar cuando recordó el papel.. Lo recogió con suavidad, lo puso en un cenicero y le prendió fuego, observando cómo la llama consumía rápidamente la bolita hasta no dejar sino una pila de ceniza gris muy fina.. Vertió las cenizas en el basurero y salió apresuradamente de la habitación.. -Ya no estamos enojados entonces, querido?.. Sentada frente a ella a la orilla de la piscina en una mesita blanca de metal, respondió cortante:.. -Están pasando cosas serias en este país.. -Y me lo venís a contar a mí, querido, por dios.. Estaba igual de bella.. Mentira.. Estaba aún más bella que el día anterior.. El pelo negro le caía suelto a todo lo largo de la espalda y la ligera brisa de la piscina lo elevaba apenas un poquito, creando el efecto de que flotaba, de que levitaba.. Lo miraba intensamente con esos grandes ojos almendrados que lo desarmaban con la sola mirada.. La boca, cuyo labio inferior parecía una gran fresa madura, expresaba una inimaginable mezcla de dureza y de la más seductora de las sonrisas, ambos gestos trenzados entre sí con cada movimiento de labios.. Se inclinaba ligeramente hacia un lado al hablar como si quisiera recostar su hombro contra uno y la tentación de acercársele y dejar que lo hiciera era grande.. La blusa tenía abierto el primer botón.. Era una blusa liviana.. Cuando se movía hacia él dejaba ver el nacimiento de sus senos apenas cubiertos de un fino, breve y transparente brassiere.. Parpadeaba por el resplandor del sol matutino reflejándose en el agua de la piscina pero también por el esfuerzo de mover sus escurridizos ojos lejos de la blusa que lo encandilaba como ratón antes de ser engullido.. How do you know.. -No te me hagás, chulo.. Familias como la mía se mantienen porque saben todo lo que pasa para capearlo con ventaja.. Hubo un silencio espeso como tufo pardo.. Se sentía ridículo.. Además, en una guerra de miradas perdía en segundos.. Para romper la tensión adelantó con escasa sutileza sus manos regordetas y prensó la de ella entre las suyas.. El gesto, poco armónico y nada elegante, estuvo a punto de provocar una carcajada que Sandra apenas contuvo conociendo su susceptibilidad.. -Okay, disculpa.. Qué es lo que sabes?.. -Es lo único que te importa, verdad?.. -No bajé por placer.. Bajé por razones de trabajo.. -Ustedes no son humanos.. Son robots.. -Somos tenaces.. Tenemos suerte a veces.. Pero por encima de todo somos profesionales.. Además, la suerte siempre es el resultado del esfuerzo invertido en un trabajo.. Ahora si explotó Sandra en una sabrosa carcajada, tan fuerte que podía oler su aliento del otro lado de la mesa.. Ella agarró su dedo índice, se mojó la punta en su lengua y luego hizo una línea vertical imaginaria en el aire con el mismo dedo.. Sure.. Te vamos a otorgar un punto por esa reflexión, querido profesional.. El no entendió la alusión.. Se sentía demasiado tenso como para que sus burlas lo entretuvieran.. Conseguían sacarle gotas de humor de la misma manera que el taladro del dentista le sacaba gotas de sudor.. -Mi papá te manda saludes.. Recordó confusamente al viejo cuando visitó a su hija en la universidad.. No muy alto, flaco, medio calvo, bigotito blanco.. -Gracias.. Cómo está?.. -Más viejo que cuando lo conociste.. La banal respuesta era típica.. Imprevista y esquiva se perdía siempre en movimientos laterales que distraían a su interlocutor o exasperaban hasta generar un movimiento en falso.. -Bueno, ya.. Hablemos de negocios.. Se quedó silenciosa.. El sintió que cada segundo se prolongaba indefinidamente, como si lo hubieran dejado en barbecho.. Era un largo martirio, como si corriera cuesta arriba cargando un pesado bulto bajo el pegajoso sol tropical.. -Bueno pues.. No tengo toda la mañana.. -Claro que no, querido.. Para tí el tiempo es oro.. Se paró.. Sentía un picoteo en el hígado como si se hubiera apretado el cincho más de lo que su descuidado vientre aceptaba.. En el instante en que lo ganaba la impaciencia y se daba media vuelta para alejarse ella lo tomó de la mano.. -Esperá.. Es serio.. sentate.. Volvió a sentarse.. Se inclinó hacia él con un gesto de melodramática complicidad.. -Tom, fuentes de mi confianza me han informado.. - Qué?.. -Que el EGP tiene planes para secuestrarte.. La noticia le cayó como si un boxeador acabara de noquearlo.. Pero sólo por un corto instante.. No dijo nada.. Cuando recibía información crítica su rostro permanecía inexpresivo hasta que el flujo de adrenalina disminuía y el proceso lógico racional podía reiniciarse.. Construcción creativa lo llamaba.. - Me oíste?.. -Te oí.. Susurraba palabras expulsando viento por entre los dientes y la lengua como si fuera el silbido de una serpiente.. A él se le habían olvidado detalles en esos quince años.. - Entonces qué? Me voy a esconder bajo mi cama?.. Sandra se mosqueó.. Volvió la cara hacia la piscina con un movimiento brusco.. Advirtió que le temblaban los labios.. -No, pero.. El no podía estarse quieto.. Multitud de emociones lo asaltaban como champán agitado.. Pero ante la ligera descompostura de ella los viejos instintos volvieron a salir a flote.. -Es una manera de encontrar a Gray en poco tiempo.. Alzó el vaso de whisky con soda con varios cubitos de hielo flotante e hizo un gesto de brindar a su salud.. - El banquero? Por eso estás aquí?.. Ella frunció el ceño.. El se rió incierto, luego acentuó el gesto histriónico como si fuera un sordomudo.. Después se quedó callado, con aire ausente, bebiendo otro sorbo de su trago.. -No importa por qué estoy aquí.. No vine de vacaciones.. -Veniste a rescatar al banquero secuestrado, no es cierto?.. -Tal vez vine a secuestrar a un comandante del EGP.. Lanzó un suspiro de satisfacción al comprobar que las palabras surtían el efecto deseado.. - Qué! Estás.. Le preocupó la sorpresa que ella manifestó.. Instintivamente miró alrededor para cerciorarse una vez más que nadie los escuchaba o se fijaba en ellos.. Sandra se golpeó la frente para dramatizar lo descabellado de la idea.. Le tomó la mano para forzar una reacción de complicidad.. - Shhh! Por favor.. -Pero.. te diste cuenta de lo que dijiste?.. Volvió a reírse, esta vez con una cierta melancolía.. -Dije secuestrar un comandante del EGP.. En este país y en este trabajo todo es posible, querida.. - Por qué me lo dijiste?.. -Porque no se lo he dicho a nadie más.. - Y? Qué tiene que ver.. -Quiere decir que si después recojo ese rumor entre los chismes que circulan por esta ciudad que adora.. gossip.. -Las bolas.. las bolas, solo hay una persona, una sola, que habría podido originarlo.. Se sonrió socarronamente.. Bebió reflexivamente y volvió a colocar el vaso sobre la mesa con un pulso ligeramente tembloroso.. Ella le indicó con el dedo que se acercara.. Se inclinó hacia Sandra.. -Querido.. Fuck you.. -Ahora que lo decís, no lo hicimos ya hace quince años?.. Sandra arqueó los labios en un gesto de repugnancia.. Saltó como un resorte, titubeando sólo durante un mínimo instante en que los labios temblorosos indicaron un contenido impulso de gritar.. Dando media vuelta se alejó furiosa.. Tom Wright tuvo una visión súbita de esa misma escena, quince años antes, un rumor de adolescencia que lo golpeapa como oleaje del mar.. Los pasos largos, decididos y cargados de una energía casi eléctrica, los brazos bamboleándose rítmicamente al lado de la curvácea cintura, el pelo flotando ligeramente con la suave brisa como un súbito vuelo de pájaros, la ternura melodiosa de su trasero que casi lo obligaba a correr como sonámbulo tras ella e implorar perdón.. - Secuestrar a un comandante del EGP? Está loco?.. -Para nada.. Pero es la segunda persona que me lo dice hoy.. -Ah, la gran.. Peligroso que ya alguien más sepa de esto.. Pero además, cómo jodidos propone hacer semejante hazaña?.. Pacal dio media vuelta y empezó a caminar a lo largo del corredor del ministerio.. La luz amarillenta y la falta de ventanas creaban un ambiente de estrechez que resaltaba sus pasos.. El extraño eco claustrofóbico retumbaba hasta el techo.. Tom Wright explicó con un ligero tono de hastío:.. -Nugan Hand va a exigir como condición para pagar el rescate que un comandante esté presente cuando se entregue el dinero.. Pacal parecía fatigado.. Tom Wright le daba vueltas y vueltas a lo que acababa de enunciar, ensimismado por la idea.. - Y entonces? Lo agarra así nomás.. Pacal hizo un gesto de agarrar un objeto invisible con la mano y cubrirlo con la palma de la otra.. Se le quedó viendo con los ojos fijos y una ligera expresión de sorna que apenas se detectaba en la comisura de la boca.. -Ya le diré los detalles.. Confíe en mí.. -Eso mismo dijo su anterior presidente y dejó que los sandinistas tomaran el poder.. -Bueno, no exageremos tampoco.. Pero piense.. Si agarramos a un comandante no tendrán que volver a ser humillados como ayer.. Dejó ir las palabras con clara precisión.. Estaba pescando.. Quería saber cómo reaccionaba Pacal ante la acusación.. El capitán se le quedó viendo y en cuestión de centésimos de segundo la expresión de los ojos se disolvió de un odio intenso y certero a una gentil sonrisa cargada de ironía.. -Usted sabe que Sololá no cuenta.. Los dejamos operar para terminar de cuadricular nuestra información y destruirlos en cuanto acaben las lluvias.. -Tal vez.. pero salió en los periódicos.. Contribuye a crear un clima de pánico y los hace aparecer como incompetentes.. -El señor ministro ya le explicó a los señores del CACIF.. - Y el público? La gente de la calle?.. -Esta es Guatemala.. Se maneja desde arriba la cosa.. - Por qué dejaron que saliera la noticia en los periódicos?.. Pacal no contestó.. Se dio un cuarto de vuelta y levantó la vista con infantil concentración como si fuera un inspector de techos.. De perfil relucían más que de costumbre las cicatrices de su cara.. - Sabe mi gente.. -Este es un país soberano.. La embajada sabe lo que tiene que saber.. Al entendido por señas.. Cauterizó el arrebato de cólera con una sofocada risa.. -Dígale eso a Gray.. o a la prensa.. Pacal bajó la cabeza e indicó con la mano que volvieran a su oficina.. Había tocado un nervio importante.. -La única manera de eliminar la amenaza de una vez por todas es capturando su cerebro.. Así puede obtener toda la estrategia, los planes.. y se desmoronan como muñecos de lodo.. La debilidad de estas organizaciones es su estructura vertical.. Todo depende de la cabeza.. Los militantes no tienen margen de autonomía.. Son como los mayas clásicos.. Se capturaba a los sacerdotes y sus seguidores se rendían sin pelear.. O bien huían sin saber qué hacer, como pollos con la cabeza cortada.. -Si es tan fácil por qué ustedes no ganaron en Vietnam?.. Hubo un largo silencio.. Sintió que para volver a ganarse su confianza tenía que darle respuesta a la espinuda pregunta.. -Era diferente.. Para empezar hubo el problema del negocio de las drogas.. Algunos temían que el fin de la guerra implicara el fin del negocio de la heroína.. Oficiales vietnamitas de la línea dura estaban más interesados en su cuota de poder personal que en ganar, algunas de las familias importantes hacían negocio con la ayuda que mandábamos y no querían ver ese cordón umbilical cortado ni perder sus ganancias, y.. -Usted es tan listo.. Desde luego sabemos que nada de eso pasa aquí, que ésta es una guerrita fácil de ganar, no?.. - Sucede aquí?.. El capitán se enderezó.. Soltó su clásica carcajada cuyo hipócrita eco fanfarrón resonó como lento derrumbe por el corredor.. El diente de oro brilló con la luz amarilla y reprodujo su imagen como espejo, creándole la impresión de ser prisionero de un diente monstruoso.. Pacal le colocó el brazo sobre la espalda de manera un tanto brusca y lo dirigió hacia el interior de su oficina.. -Desde luego que no, Mr.. Wright.. Esta es estrictamente una cruzada anti-comunista.. El bien contra el mal.. Simple.. Por eso es que nuestra causa le gusta a sus fundamentalistas sureños.. - Y usted lo cree?.. -Lo que yo crea no viene al caso en este momento.. Concluida la ironía cortó la risa súbitamente.. Consideró que no convenía empujar el asunto y anunció que se retiraba.. El edificio del aeroclub era pequeño, cuadrado, de cemento macizo y muchos ventanales.. Se veía aún más pequeño debido a la enorme cantidad de avioncitos a su alrededor.. Uno pensaría que una cantidad inimaginable de guatemaltecos había optado por el avión como su principal medio de transporte.. Los había de todas formas y colores, desde los más pequeños, simples y de un solo motor con hélice hasta los ligeramente mayores y con dos motores.. Todos tenían como característica la capacidad de aterrizar en pistas de tierra, en pistas en malas condiciones.. Eran aviones para volar a fincas y el lodo que salpicaba sus lados testimoniaba su fatigosa tarea.. A veces ese mismo lodo era conveniente para disimular el número de serie del avión.. Don Leonel, en un traje que parecía mal cortado por lo mucho que había disminuído de peso desde que se lo talló el sastre, y Alvaro, más bajo de estatura e infinitamente más efusivo, caminaban hacia uno de esos aviones bastante cubiertos de lodo.. Una enfermera morena y gordita que parecía piñata en forma de ganso ayudaba al viejo a sostenerse de pie.. Los guardaespaldas de ambos los seguían muy de cerca proyectando casi una inocencia juvenil de clausura de escuela.. - Y cómo salió lo del material?.. -Sin novedad.. - Y entonces? Por qué esa cara?.. Alvaro no sabía a qué se refería su padre.. Imaginó que algo estaría delatando con su rostro y con el sigilo de un ladrón se preguntó qué.. Llegó a la única conclusión que le pareció posible por haberla ruminado la noche anterior.. -Me preocupa el gringo.. Ahora quiere secuestrar nada menos que a un comandante del EGP!.. - Baboso! Lo van a matar nomás.. -Ya lo sé, pero nos va a acarrear un trancazo de problemas.. Mirá lo del banquero.. - Qué sugerís?.. -Pues encontrar la manera de sacarlos de aquí sin que vengan más gringos a meter las narices en lo que no les importa.. -Esa es tu chamba.. Para eso te mandé a estudiar a los Estados Unidos.. Pa' que sepás cómo lidiar con esos.. - Por qué me atolondra siempre con tanta pregunta?.. -Esa es mi chamba.. Tengo que actuar mi papel de finquero regañón..  ...   al general Lucas cuando salió a lustrarse los zapatos al parque central.. -Otro día, Pacal.. No tenemos mucho tiempo, sabe?.. -Sí, como no.. Tiene usted razón.. Es que ya vio cómo es uno.. Poniéndonos serios entonces, pa' que no diga que uno tampoco, usted estaba diciendo que nosotros, es decir, usted y yo.. Multitud de ideas asaltaron la mente de Tom Wright como burbujas de Alka-Seltzer.. Empezó a hablar en el tono de voz que sólo empleaba cuando los hilos parecían estar en su lugar.. -Bueno, no.. En realidad no.. Es nuestra operación, sabe? Pero sí voy a necesitar de su asistencia.. si el ministro de la defensa está de acuerdo, desde luego.. - Desde luego! Sólo un poquito de ayudita, no?.. Pacal gesticulaba en el aire como un director de opera planificando el montaje de la misma.. A pesar del kepi, el pelo se le escurría para un lado y para el otro.. Las cejas subían y bajaban conforme los ojos se agrandaban o achiquitaban visualizando la perfección escénica.. -Silenciosa, no muy visible, no muy oficial.. -Usted me entiende.. La repetitiva carcajada se volvió a desatar con estruendo de catarata.. Quiso refugiar su nariz en el extremo opuesto del asiento trasero pero la vigorosa mano que tomó la suya se lo impidió.. Ante tan melodramática situación Tom Wright optó también por reírse, de manera que los sonidos de ambos inundaron el rancio aire del vehículo como ilusiones desvalidas.. -Agárrese Tom, que este puente por donde vamos pasando está culebreado.. Instintivamente se agarró del respaldo del asiento delantero.. Vio que efectivamente cruzaban un puente que asemejaba una "s".. Ni quiso preguntar por qué.. Le bastaba percibir su esperpéntica forma serpentina para imaginarse lo peor y visualizó el vehículo en el fondo del barranco de un verde intenso fragmentado por los explosivos cagajones de pútrida basura cafezusca que cáfilas de seres habían depositado en la seca vereda de su riachuelo.. Las vibraciones de la camioneta que detrás de ellos envenenaba el cielo con el humo espeso de su escape podía ser la masa crítica que les diera en el trasto.. Pero no.. Pasaron al otro lado y disimulados entre el ruidoso ambiente denso y abstruso que generaba la multiplicidad de camiones y camionetas se perdieron en la distancia inundados de risas y de falta de frescura.. Se abrió la portezuela de su auto.. El portero le tendió la mano a Sandra pero ella dio un saltito hacia adelante ignorándolo olímpicamente y apresuró su paso hacia el interior del hotel.. La copiosa cabellera flotaba como una sombra urgida de alcanzar a su dueña.. Se deslizó acrobáticamente con sus zancadas firmes hacia uno de los escasos teléfonos públicos entre la cafetería y la salida hacia la piscina.. Sus guardaespaldas le dieron alcance y establecieron una prudente tierra de nadie entre ellos y los mirones de ojos espantados.. Marcó un número.. No había terminado de marcar y ya le sonaba ocupado.. -Teléfonos de porquería.. Nunca entran las llamadas.. Marcó de nuevo.. Al tercer intento consiguió línea.. Tres damas de alcurnia con brillantes parches de rouge en las mejillas de unas caras demasiado empolvadas y collares de perlas la vieron y chillaron con voces agudas:.. - Sandrita! Qué sorpresa! Usté por aquí.. La línea Maginot que la protegía se abrió tímidamente ante aquellos rostros fantasmáticos, dejando que las viejas la picotearan a preguntas.. - Pero cómo está de guapa Sandrita, dichosos los ojos que la ven!.. - Ay niña! Qué horror tener que andar así, verdad? Pero como están los tiempos.. Anteriormente tan altiva y segura de sí misma, se encogió durante un instante ante los pequeños besos en las mejillas, fríos como la muerte, mientras la ahogaba el olor a perfume.. - Ay, chulas! Qué gusto de verlas! Hacía tanto! Discúlpenme si no las saludo como la gente pero ando corriendo que ustedes no se imaginan!.. -No, chula.. Usted no se preocupe.. Nosotros sabemos cómo son estas cosas, verdad Doloritas?.. Un pellizco en la mejilla izquierda sancionó como gesto íntimo la complicidad implicada en la frase.. Sorprendida saltó hacia atrás y forzó una sonrisa por aquello del "qué dirán" mientras la Doloritas estiraba el cuello para tratar de discernir el número al cual Sandra llamaba.. -Ya la dejamos en paz, chula.. Siga con sus negocios nomás.. Sandra les dio palmaditas afectuosas en los hombros.. Las mujeres se alejaron satisfechas de sí mismas.. Hasta parecían haber subido de peso en el intercambio.. Volvió a dirigir su atención al auricular.. - Aló! Aló!.. Del otro lado de la línea sólo se escuchaban sonidos electrónicos y un melancólico silencio pesado.. Colocó su mano sobre el aparato.. -Ay, este hombre.. Será capaz que no está?.. Colgó con violencia apenas contenida.. Era absolutamente compulsiva.. Su padre, un hombre chaparrito, apuesto, con bigotes a lo David Niven y ojos vivarachos que aparecía siempre con un suéter tejido y la inevitable pipa en la boca era metódico y riguroso como buen científico (profesión absurda en un país como el nuestro decía siempre ella.. A quién le importa ser director del Museo Nacional de Historia Natural en un país donde nadie visita museos más que las sirvientas y sólo para poder besuquearse con sus novios?).. Ella no.. Desde siempre sentía como si se quedara sin aliento cuando las cosas no salían como quería.. Detestaba que le rompieran sus planes.. Le trastornaban su día y la sumían en histéricos ataques de cólera.. Su papá la miraba con ternura cada vez que hacía uno de sus caprichos.. Para calmarla le leía o explicaba una de sus historias favoritas de serpientes.. -Ya me tenés harta con tus culebras, gritaba, y salía de la habitación somatando la puerta.. -Ya mejorarán las cosas, alcanzaba a oir tras el somatón de puerta, con tono filosófico.. -Ya mejorarán.. El le había explicado la relación simbólica que la serpiente tenía con el vudú, tales como el "damballah-wédo" que es un dios serpiente.. Existía el viento-serpiente, la noche-serpiente, siempre como una larga prolongación cuya cabeza final se encontraba con el inicio, conciliándolo y promoviendo el encuentro de los contrarios.. La serpiente, le decía, se aproxima a los extremos.. Penetra y desaparece en las entrañas de la tierra, resurgiendo como el sol con movimientos ascendentes.. Al cambiar de piel muda y permanece al mismo tiempo, siendo siempre la misma.. Simboliza la fertilidad y la perennidad ancestral en su función de animal totem, de serpiente cósmica, similar a una diosa maya llamada Ixchel.. Irrumpe de la tierra humillada, de la tierra de la humillación y hiere los cielos, donde subiendo y enlazándose con los astros realiza por fin la gran conciliación de los contrarios como Tojil y el Jaguar en Llamas.. En su polivalencia simbólica el ofidio pasa a ser figura de la no sujeción, de libertad plena, de vuelo libre para las alturas, del encuentro del amor, o del reencuentro de la primitiva unidad rota que llevará hacia la fraternidad universal de todos los pueblos.. Salió a la piscina buscando con la vista hasta descubrir una mesita libre.. Se volteó y vio a sus hombres a punto de seguirla.. Con el mentón les hizo un gesto rápido.. Ante la mirada despectiva de los que recorrían el pasillo se volvieron hacia la entrada principal del hotel para esperar.. Con sigilosa rapidez ocupó la mesita vacía.. Ni bien se había sentado cuando un mesero ya estaba inclinándose hacia ella.. -Whisky con agua, por favor.. Con bastante hielo.. A pesar del "por favor" sonó más a bofetón que a solicitud.. El mesero se retiró presuroso.. Se relajó.. Observó todo lo que sucedía en torno suyo con detalle.. Había un gordo que le pareció raro.. Sería traficante.. Y un par de gringos que hablaban bajito entre sí.. Agentes de la embajada o huecos.. Un chapín se paseaba nerviosamente de un lado a otro como si le hubiera fallado un contacto.. Podía ser guerrillero pero más seguro que fuera de alguna organización anticomunista.. Nadie la observaba fuera de las miradas libidinosas normales.. Por un brevísimo momento cerró los ojos.. -Pensé que era imposible acercase sin ser malmatado por uno de tus gorilas.. Abrió los ojos abruptamente.. Simultáneamente intentó ponerse de pie y agarrar su bolsa como impulsada por un resorte.. Tom Wright estaba frente a ella.. El vaso de whisky sudaba en la mesa.. Se había quedado dormida.. Unos instantes tan solo pero se había quedado dormida.. Furiosa se reprochó el descuido mientras abría su sonrisa mecánicamente como rancio dulce de canela.. -Están bien entrenaditos.. Saben cuales chuchos muerden y cuales son nomás perros falderos.. -Así de ordinario me ves.. -Ordinario no.. Inofensivo.. Tomó de la mesa el vaso de whisky y sorbió rápidamente la mitad del mismo.. Antes de que Tom Wright tuviera la oportunidad de sentarse se puso de pie y metió su brazo bajo el suyo.. -Tom, por qué no nos vamos a un lugar donde podamos hablar con mayor privacidad?.. -No eras tan directa en la universidad.. En aquellos tiempos te hubieras puesto colorada de oír semejante proposición.. Le retiró el brazo con la rapidez de un coralillo.. -Tu tampoco eras tan poco caballero.. En aquella época todavía pretendías respetar a las mujeres.. La voz se ablandó hasta recuperar su tono azucarado.. Juntando sus labios para darse un besito en la punta de los dedos colocó los mismos en su cuello, directamente bajo la oreja.. -Y tú eras una dama.. Eras tan dama que hasta las bellezas del sur palidecían a tu lado.. Empezaron a caminar de vuelta hacia el interior del edificio.. Ella se le acercaba más con cada paso, tomándolo de nuevo del brazo.. -Eramos tan jóvenes entonces.. tan inocentes.. Es difícil seguir siendo inocente con todas las cosas que pasan aquí, Tom.. -Es difícil seguir siéndolo cuando nos vamos poniendo viejos.. Reaparecieron los ojos de coralillo, aclarándose el iris y cerrándose la pupila.. -Vamos, Tom.. Sabés exactamente qué es lo que estoy tratando de decir.. En los Estados Unidos es todo tan simple, tan predecible, tan naif.. Aquí no se puede hacer eso.. A uno le disparan, lo secuestran.. Ni siquiera se sabe quién está de qué lado dentro de una misma familia.. - Aún cuando uno es parte de una de las familias más poderosas del país?.. -Especialmente cuando uno es parte de una familia así.. Todos los pedigüeños quieren algo de uno y se enojan cuando no se lo das, todos te envidian y te pelan a tus espaldas.. Todos te odian y maquinan cómo darte en la torre.. El golpe te puede venir del lado menos inesperado, del flanco que creías tener cubierto.. -Entonces ustedes disparan de vuelta.. -Se hace lo que se puede para sobrevivir.. Se junta plata para poder largarse si es que hay que irse.. Babosos no somos.. Uno sólo es leal a su instinto de preservación.. - Ni siquiera a la familia?.. -A la familia sí, claro, hombre.. Cómo se te ocurre.. O por lo menos, pues, a los que están más cercanos a uno.. -Lo dices como si te trajeras algo entre manos.. -Ay Tom.. Si tan sólo supieras.. Estaban ya frente al elevador.. Con automatismo genuino apacharon el botón.. Cuando el mismo llegó y se abrieron sus puertas entraron tranquilamente como si se hubieran puesto previamente de acuerdo.. -Me llegó un chisme.. - Ah, sí? Contá.. -Que don Leonel estaba comprando las casas de los amenazados de muerte que se tenían qué ir del país a precios de quemazón.. -Ah, saber, Tom.. Esos sus negocios, quién sabe.. Se le acercó más, enroscándole el brazo.. Se inclinó sobre su hombro con ternura de niña y cerró los ojos.. El sentía que su corazón aceleraba sus latidos.. Le tomó las manos y miró de frente su rostro triangular mientras se esforzaba por hablarle con la altivez de un caballero.. -No voy a poder verte por algunos días, Sandra.. Tengo que.. exportar unas telas típicas.. - Esa es la clave para la entrega del rescate que el EGP ha exigido por Gray?.. Negó con la cabeza, se mordió los labios y se inclinó a besarle la frente con exceso de gestualidad.. -Sabes demasiado para tu propio bien.. -Así es como sobrevivimos.. Saber es poder.. Tenemos que estar al tanto de todo.. Por eso la gente de tu país nunca ejerce poder.. No saben lo que está pasando.. Menos en tus círculos.. En eso no son tan diferentes los dos países.. La puerta del elevador se abrió.. Saltó hacia fuera seguida caballerescamente por un súbitamente indeciso Tom Wright.. -No sabía que veníamos a mi cuarto a hablar de política.. -No sabía que veníamos a tu cuarto.. Se volteó y lo miró con una ligera sonrisa irónica.. -Pero si tú dijiste.. Never mind.. Vamos a tu cuarto.. Caminaron hacia la habitación.. Se detuvieron frente a la puerta mientras él hurgaba sus bolsillos en busca de la llave.. -Una cosa no ha cambiado en todos estos años.. Sigues llena de contradicciones.. -Terca, me decías.. Se te había ocurrido después de leer aquella novela del gobernador ese de Louisiana.. All the King's Men.. de Robert Penn Warren.. -Esa.. -Es cierto.. Ya eras terca, y ahora estás aún más terca.. -Aprendí bastante de esa novela.. - Desde cuando la gente aprende de la literatura!.. Entraron a la habitación.. Estaba en sombras a pesar del gran ventanal que daba sobre la piscina.. Una persiana veneciana gris impedía el acceso de luz más allá de los rayos oblicuos que diagonalmente pegaban contra el techo.. - Qué oscuridad, Tom! Parece madriguera!.. -Me molesta el sol muy brillante.. Sin consultarle avanzó hacia la ventana y tiró la cuerda de la persiana.. El cuarto fue despiadadamente inundado de luz.. Tom Wright entrecerró los ojos al ser bañado de un blanco intenso.. -En cuanto a lo de ser terca, es otro instinto de sobrevivencia.. Hay qué contradecir siempre a la gente para sorprenderlos y mantenerse ágil.. El poder se ejerce cuando uno obliga a los demás a tratar de adivinar qué es lo que uno va a hacer y luego darles la sorpresa haciendo lo opuesto de lo que creían.. No te parece?.. -Muy lista.. Por eso abriste la persiana?.. Además no es listura.. Es un sexto sentido que uno tiene, como si crecieran antenas invisibles aquí en la frente para anticipar las movidas de los demás y estar siempre un paso adelante de todos.. Es nomás la naturaleza humana.. - O la naturaleza de la mujer?.. -A lo mejor.. -Siempre tuviste ese toquecito filosófico.. -Y vos siempre fuiste un mango, pero duro de aquí arriba.. Papas sin sal les decía mi mamá.. Y hasta comen sin sal, sin salsas, sin chile.. no tienen picante en su vida, ni literal ni metafóricamente hablando.. Son de un aburrido tal que les interesa más la comida sana que la comida sabrosa.. Y hablando de chiles.. -Entonces, nos hemos reunido aquí esta mañana para discutir las fallas culturales de mi gente?.. -En primer lugar no, porque no son fallas sino barrancos, y ojalá que mantengan siempre la distancia porque debe ser triste volverse vegetariano y pretender masticar sin chile y sin sal.. De todas maneras aquí no nos tenemos que preocupar por la salud porque nadie se muere de muerte natural.. Y en segundo, si me tomé la molestia de buscarte está mañana, querido, era nomás pa' decirte que cuando pagués el rescate, el EGP va a tratar de secuestrarte a vos.. - Es lo que temes? O lo sabes con certeza?.. -Temerle sólo a los fingidores que cuando quieren quitarse el disfraz lo tienen pegado a la cara.. Lo sé con certeza, desde luego.. Soy miembro del EGP.. Tom Wright pegó un salto contra la pared con un gesto de pánico peregrino como si buscara protegerse la espalda.. - Ves? Es lo que quiero decir con lo de papa sin sal.. Ustedes creen cualquier cosa que la gente les dice.. A lo mejor no me consta que te vayan a secuestrar, querido.. Eres del EGP o no?.. -Tal vez sí.. tal vez no.. Ese es un secreto que me llevaré a la tumba.. -Como digas, mi querido Watson.. Entonces qué tenemos qué hacer? Qué debo hacer?.. -Iría con Pacal y su gente y trataría de cogerlos mientras ellos te trataban de coger a vos.. Al fin que de cogidas estamos hablando, no?.. Yeah, right.. En primer lugar, si eres del EGP, eres una traidora por aconsejarme capturar a tu propia gente.. A menos que sea una trampa la que me estás preparando.. Y en segundo, es simplemente absurdo.. Me ven venir con mil soldados en uniforme y se quedan como gorriones esperando que los agarre.. Tus instintos dejan mucho qué desear, querida.. - Será?.. - Y qué si no?.. -Imaginate.. Se quedaron parados frente a frente.. Sandra sonreía ligeramente.. El le veía la boca, los ojos, el pelo.. Sentía un atolondrado flato en el estómago.. Ella desprendió apenas los labios, permitiendo que se le escapara la punta de la lenguita de su boca.. Alzó las cejas y se le acercó.. El no se movió.. Sonriendo ligerísimamente, apenas mostrando las albas puntas de los colmillos por debajo de los labios, se le siguió acercando.. -.. Mis.. instintos dejan algo qué desear?.. Se le acercó más aún.. El se pegó contra el muro como si fuera papel secante.. Ella siguió avanzando.. Se inclinó y le dio un beso liviano en la boca.. En seguida se alejó unos pasos.. - Aún dudas, amor?.. Caminó hacia la cama.. Se sentó, aventándose el pelo hacia atrás.. Cruzó una pierna sobre la otra y se inclinó, apoyándose sobre los codos.. De pronto la claridad del día aumentó de intensidad.. Tom Wright, pegado contra la pared como figura de decoración en un ordinario cuadro de hotel, suspiró y dio un par de tímidos pasos hacia la cama.. Se detuvo a medio camino como si dudara todavía.. Ella inclinó la cabeza y dejó que la cabellera cayera sobre la cubrecama.. Rotó el cuello de un lado hacia el otro como si le pesara el cráneo o quisiera relajar el pescuezo.. Al mismo tiempo subió aún más las piernas.. Tom Wright dijo:.. -En la universidad no eras así.. Su voz se había debilitado.. Parecía que colgaba apenas de un hilito, mortecino murmuro de ahogado.. -La universidad fue hace 15 años.. Además, pa' vos si fue así.. Era para mí que no.. Pero en esos tiempos a vos no te importaba la igualdad.. Parecías señor feudal protegiéndome de lo que suponías que querían decir las miradas de los demás.. Su voz era un ronroneo.. Tom Wright se sentó a la orilla de la cama juntando ambas piernas como las mujeres con falda corta.. Alargó el brazo y apenas si le palpó las piernas con la puntita de los dedos como si se tratara de un gesto desmañado o torpe que apenas recordaba después de mucha falta de práctica.. Ella no se movió.. -Has cambiado.. -Vos también, Tom.. Antes metías mano con mayor rapidez.. Se sintió electrizado.. Retiró las manos.. Se miró las palmas y se puso de pie enmedio de un desorden gestual.. - Será que con la vejez aquel ardor que te hacía tirarte sobre todas hasta terminar en el éxtasis sublime del polvo se acabó ya?.. Ella se paró y sin quitarle los ojos de encima lo abrazó y acomodó su cabeza contra su hombro, arrullándolo dulcemente para terminar de espantar los infinitos fragmentos de su incertidumbre.. Con ese mismo gesto dulce y paralizador le apretó los brazos, comprimiendo sus costillas hasta que él sintió que se quedaba sin aliento, que la luz del cuarto había huído y lo pulverizaban unos tentáculos de color rosado..

    Original link path: /arias4.html
    Open archive

  • Title: Cascabel
    Descriptive info: CAPITULO CINCO.. La mesa era la misma.. Parecía como si sus usuarios se especializaran en acumular periódicos amarillentos en pilas desordenadas.. Surgían como fantoches empolvados por todos los rincones del cuarto.. De tan altas que eran las pilas se inclinaban unas contra otras.. Aumentaba el número de tazas sucias y de ceniceros sin lavar.. Para ellos el café y los cigarros eran tan importantes como las noticias diarias en la televisión.. La mesa era el punto neurálgico de la dirección del frente urbano.. Allí se planificaban el vórtice de actividades que tomaban lugar cotidianamente en la ciudad.. Que había que embutir algún mensaje para la montaña, o para México, o para Costa Rica ("Pedile al Tino que se quede trabajando otra vez esta noche, vos, porfa.. ").. Que acababa de llegar un embutido con sugerencias del comandante en jefe ("Ah, la gran chucha, otra vez aquel se mandó sin consultar.. Que se planeaba un nuevo accionar para las organizaciones revolucionarias de masas ("Hay qué mantener ocupado a ese pisado del Pablo que si no, o se chupa todo el pisto en el Club 45 o nos forma una fracción.. Que fulano y sutano tenían días sin aparecer y se temía que habían caído en manos del enemigo "(Vos, aquel dice que desde la primera noche cuando pasó por la casa esa les dio el silbidito de siempre y que no contestaron.. Le dio cosa y se fue a la mierda hecho huevo.. Que había que planificar sesiones para formar nuevos militantes y cuadros medios ("Tenemos que formar la columna vertebral comunista de esta mierda porque si no, en ese movimiento amorfo pisado nos comen el mandado los curas.. Que había qué redactar un nuevo análisis de coyuntura nacional e internacional ("Puta, muchá, el frente internacional está presione y presione que qué pisados le dice a la prensa sobre el secuestro de Gray.. Que había que preparar un nuevo número de la revista de la organización y escribir sus artículos ("Vos, cerote, echate el güiri güiri de la cuestión étnica y yo me echo uno sobre los sindicatos, pero cuidadito con corregirme el estilo, pisarrín.. Que había qué organizar un nuevo operativo para comprar juguetes en Panamá y meterlos al país ("Al pisado del Damián ya no lo mandás porque con eso de la pantalla se gasta un pistarrajal comprándose tacuches y quedándose en los mejores hoteles.. No tienen principios los cerotes.. Las actividades estaban rigurosamente compartimentadas.. Sólo Kukulkán y Vallejo participaban de todas las decisiones.. Ni siquiera Ariadne podía hacerlo aunque todos sabían que estaba capacitada.. De llegar a pasarle algo a cualquiera de ellos ocuparía su lugar aunque no le gustara al comandante en jefe.. -Ese pisado pa' lo único que quiere mujeres es pa' que le sirvan su cafecito bien caliente mientras carbura.. O pa' quitarse la goma.. Cuando le salen arrechas como la Bruja las deja el pisado aunque sean las madres de su hijo y el padrino sea el Ché.. No aguanta las mujeres chingonas.. Consciente de que más temprano que tarde iba a ser la primera mujer en llegar tan alto, Ariadne balanceaba su comportamiento entre una rigurosidad a prueba de balas y una actitud lisonjera hacia Kukulkán que le molestaba a ella misma pero que no podía controlar.. Cada vez que se sentaba en la mesa Vallejo se ponía frente al afiche con su rostro.. Los ojos de la foto saltando hacia él le reafirmaban la distancia recorrida desde los años de la escuela secundaria dedicados a perseguir muchachitas bien como la Carmencita Fischer, a nadar y nadar en la piscina de su casa hasta llegar a ser casi campeón nacional en crawl y mariposa y a organizar excursiones a los volcanes de Agua y Pacaya en el Liceo Javier.. Hacía mucho de eso.. Recordaba sus años locos en París poco antes del 68 donde conoció por primera vez a gente del eje y de miles de organizaciones de todo el mundo: vascos, palestinos, eritreos, irlandeses, tupamaros, montoneros, y las mil variantes del marxismo y marxismo-leninismo habidas y por haber.. Fue el período de su fase trostkista.. De las inacabables discusiones sobre el "Documento de marzo de 1967" escrito por el ahora comandante en jefe.. El de beber con Roque Dalton y pelearse sobre si Bola de Nieve tenía una voz más meliflua que el Benny Moré.. Cuando descubrió a Elena Burque y después de varios toques de haschisch con opio llegó a jurar que la salsa era más importante que Beethoven.. El de los insomnios en las primeras horas de la madrugada, solo en su buhardilla parisina después de bajarse varias botellas de vino barato, garabateando poemas para borrar la mordiente nostalgia por la chava que lo había abandonado.. -No me mirés con esa cara que no he dicho ni mierda contra el sexo débil.. Ay, jodida, duele!.. Después ya había sido volver al país, organizar clubes de excursionistas que poco a poco hacían algo más que subir volcanes, incorporarse gradualmente.. Ahora estaba allí, frente a frente consigo mismo, viendo sus otros ojos que lo veían de vuelta reimaginándolo pero que también veían hacia arriba como si contemplaran las montañas azuladas que se perfilaban incesantemente en un horizonte que no terminaba de llegar del todo pero que se anticipaba premonitoriamente.. "Oh, azules altos montes" como decía el poema de Juan Diéguez Olaverri.. Lo importante era no dejar nunca de reirse de sí mismo.. Ariadne lo observaba con cuidado.. Su intensidad era lo que lo hacía atractivo.. La enormidad de esa frente en la cual parecían dibujarse cada uno de los miles de pensamientos que fluían simultáneamente por todo su largo y ancho con conexión directa hacia la boca que mascullaba sin cesar acerca de la transformación del planeta de un mundo bipolar a un mundo multipolar, acerca de las implicaciones de un nuevo orden económico internacional para Centroamérica o sobre la necesidad de perfilar un programa para darle una fisonomía más partidaria a la organización que no dejaba de ser sino un movimiento muy amplio y heterogéneo.. -Es que cómo son, y encima malhablados.. Ariadne era también capitalina pero clase media.. Nada de piscinas y viajes a París.. Colegio de monjas, eso sí, y tuvo suerte.. Las monjas se radicalizaron y ella se fue en la colada.. Si no por allí andaría de ama de casa con algún marido aburrido, tejiendo en punto de cruz y asistiendo las tardes a tecitos o a "baby showers.. " La ironía era que ahora también lo hacía.. Era una de sus tareas para enterarse de lo que las jóvenes señoras casadas con los nuevos ejecutivos que controlaban la Cámara de Industria y Comercio estaban pensando.. Detestaba hacerlo, le chocaba, pero estaba consciente de la valiosa información que obtenía.. De puras noveleras y por tratar de impresionar a sus comadres, las señoras soltaban la lengua y decían más de lo que debían.. Así había salido la información sobre Gray.. Kukulkán entró de último.. Ya para entonces Vallejo acababa su primera taza de café y encendía el segundo cigarro.. -Qué cantidad de humo, compañeros.. -Ja, qué de a huevo va la virgen, y vos con tu pipa pues?.. -Pero la pipa no hace tanto daño como esa porquería que vos fumás.. Parecen cigarros de tusa.. -De envidia se te caen los ojos, pisarrín.. Es la última cajetilla de.. Gauloises.. de las que me trajo el "Lagartija.. -Va, pues.. Y por cierto, qué hubo con el "Lagartija"?.. -Anda en México entrevistando a Cara de Angel, pero nos publicó el comunicado en.. Le Monde Diplomatique.. Le cortó un par de párrafos el baboso pero salió bien.. - En español?.. -Y en francés también, pa' que veás.. Ni que fuera uno.. Date tu paquete.. Y entrémole a la reunión porque voy a tener un contacto en.. menos de una hora.. -Dale pues.. Ni quién que te lo esté impidiendo.. -Sho.. Cayénse los dos.. Pónganse serios y que hable Kukulkán.. - Vos vas a tomar nota?.. -Mi triste destino de mujer.. Ya ni lo discuto con ustedes dos, par de machistas.. Dale nomás.. Hablé esta mañana con Arlequín.. Van a pagar.. Ya está arreglado el contacto.. Va el gringo en persona.. Ariadne levantó la vista del papel.. - Vas a ir vos también en persona?.. Kukulkán hizo un movimiento afirmativo de cabeza y bebió un gran trago de café.. -Aquí está la clave.. Al hablar por teléfono hay que referirse a la compra y venta de tejidos indígenas.. -Contestame directamente por favor.. -Sabés que tengo que ir.. Vallejo se aclaró la garganta y se interpuso en medio de la conversación con aire profesorial.. -Ariadne tiene razón, comandante.. Dijimos que van a tratar de agarrar a los que vayan a ese contacto.. -Es lo que quieren.. Por eso tengo que ir.. Arlequín.. - Quién manda en esta organización? Vos o Arlequín?.. Kukulkán se quedó perplejo ante el inadmisible tono de reproche de Ariadne.. -Suficiente, compañera.. Reconozco el riesgo pero se lo que estoy haciendo.. No nos metimos a esto para andar con vainas.. Tenemos que ser audaces al planificar y luego ejecutar la acción con prudencia.. Dejemos de una vez por todas este punto.. En cuanto a la clave, huipil significa recompensa.. -Antes esta organización la dirigía un exquisito y un audaz.. Ahora esas características se han juntado en una sola persona pero el resultado no es una síntesis sino un corto circuito.. - Suficiente! No quiero volver a oír un solo murmullo!.. -A la hora de tomar una decisión me disciplino.. Pero mientras tanto tengo voz para opinar e ideas qué traer a la mesa.. Y no me gusta que me regañés como si fueras mi papá! Si dije lo que dije es porque no tomás en cuenta ni lo que dije ni lo que Vallejo dijo, que es una preocupación real, no algo subjetivo.. -Ya tranquilícense muchá que el tiempo corre.. Decilo a las claras.. Por qué pensás que tenés que ir?.. -Porque soy el cebo para que el ratón caiga en la ratonera.. -Pero el gringo también puede ser el cebo pa' que vos caigás.. No hablaste de eso con Arlequín a calzón quitado?.. -Cierto.. Así es este negocio.. Llega siempre el momento en que uno queda frente a frente y los dos tienen que jugársela.. Como un.. bluff.. en póker.. Este es uno de esos momentos.. Por eso vamos a planificar con extremada prudencia.. Pero no por eso vamos a dejar de rifarnos el físico.. Estamos? Así que dejemos tranquilos los calzones de Arlequín y estudiemos este cuadro.. Ahora ya no hablaba con la voz metálica que empleaba cuando rumiaba la enjundia de una réplica adecuada sino una ligeramente canturreada que no por eso perdía su firmeza ni su ligero dejo de militar acostumbrado a dar órdenes.. -Espero que el.. funcione, porque si perdemos esa apuesta estamos pisados.. -Mejor aún, vamos los tres.. No podemos dejar la seguridad del comandante en otras manos.. Así que como los tres  ...   pareció un nido de cascabeles agitando simultáneamente sus colas.. El vapor inundó gradualmente la atmósfera de la habitación.. Como si estuviera reaprendiendo a caminar fue tomando una a una las prendas de vestir que aún le faltaba ponerse.. Las manos hechas un hielo se le torcían, entraban al revés, perdía el equilibrio.. Tuvo que sentarse en la cama.. Se le pegosteaban al cuerpo húmedo de su propia ducha, del sudor frío de la tensión y del vapor que inundaba despiadadamente la habitación.. Fuck you Latins.. Fuck this country.. And fuck you.. Terminaba de amarrarse su zapato Rockport, de los más anchos porque su pie ahora insensible así lo requería (parecen tamales desparramados sobre la hoja de plátano le había dicho ella alguna vez, hacía ya más de 15 años) cuando Sandra reapareció como un espejismo enmedio del vapor, su pelo empapado colgándole sobre los hombros.. Sintió un estremecimiento en las arrugas de su voluntad.. Ella se le quedó mirando y dijo en un tono desprovisto de agresividad:.. -Y en cuanto a coger, también dejan mucho qué desear.. En un instante se volvió a perder en los vapores del baño como si no hubiera sido más que una tenue ilusión.. Pero siendo la línea entre su cerebro y su boca directa y ágil, y su orgullo sensible, reaccionó a la increpación anterior.. -Ni sabías la diferencia en Tulane.. Me imagino que este clima disoluto ha intensificado tus apetitos y has experimentado las variantes que desconocías.. Toda esa educación católica que me restregabas en la cara para justificar no acostarte conmigo ya es cosa del pasado y tu marido debe ser un pobre cornudo que solo te sirve por su gordísima cuenta de cheques.. -La verdad que esos matices los aprendí de tu hermana.. No se si sabés todo lo que me enseñó.. Y además dejame decirte, nenón, que a estas alturas de la vida a mi ya no me cogen.. Yo cojo.. A quien quiero y cuando quiero.. Yo!.. Cuando volvió a salir del baño ya estaba completamente vestida.. No había secadora así que tenía el pelo húmedo colgándole al lado de los hombros, dejando una mancha oscura donde se reposaba contra la blusa.. Se quedó parada frente a él, enredados en un largo silencio saturado de benévola melancolía.. Ella sacudió la cabeza tristemente.. -Qué bueno que te dejé.. Lo mejor que pude haber hecho.. Las palabras laceraron una vez más su orgullo.. Agotado como estaba intentó todavía levantar una mano sin decidirse si era un amago de bofetada o un intento de verdad.. Ella en cambio no lo dudó.. Levantó su brazo izquierdo para detener el posible golpe mientras le sonaba tremenda cachetada con la otra.. El eco no se desvanecía cuando ya somataba la puerta de la habitación.. Lo dejó temblando por esa furia que ni entendía ni podía controlar.. Abría y cerraba la mano derecha nerviosamente.. Una vez afuera Sandra trastabilló hacia el elevador.. Gemía inconteniblemente.. Trémula y vacilante hacía esfuerzos sobrehumanos por calmarse.. Visualizó una situación similar cuando niña.. Llegó en condiciones parecidas a su casa después de una bárbara pelea con su mejor amiga.. Su distraído padre se impresionó lo suficiente como para alejarse un momentito de los reptiles embotellados para abrazarla y susurrarle frases cariñosas.. "No llore mi florecita, que a las que lloran así las pica el aspid que picó a Cleopatra.. Respiraba agitadamente con inspiraciones entrecortadas como si una mano invisible le apretara los bronquios e impidiera que el oxígeno los inundara.. Se apoyó contra la puerta del elevador en el preciso instante en que ésta se abrió.. La sensación de vacío al desplomarse le produjo vértigo.. Reganó su equilibrio, cayendo hincada y apoyando las manos contra la pared del fondo.. En ese momento el ascensor inició un viaje hacia arriba.. El repentino jalón terminó botándola completamente.. Hubiera vivido la vergüenza de ser descubierta sentada en el piso del elevador por la persona de dos pisos más arriba si no es porque al abrirse la puerta no había nadie.. Empezaba a reincorporarse cuando el elevador salió disparado hacia abajo y perdió el equilibrio de nuevo.. Esta vez rebotó un par de veces contra la pared opuesta.. Al llegar al primer piso luchaba por reganar su compostura como perro asustado por una tormenta eléctrica.. Un percutante dolor de cabeza le atravesaba las sienes como taladro.. Caminó pretendiendo mantener todo el control que sus nervios exhaustos eran capaces de generar.. Buscó con desesperación el único teléfono público entre la cafetería y la puerta de la piscina.. Corrió hacia él como animal sediento y discó un número.. No terminó de marcarlo y ya le sonaba ocupado.. - Mierda! Ya no se puede uno ni comunicar en este país!.. Siguió intentando con agresividad hasta conseguir que le entrara la línea.. - Aló? Está el capitán Pacal? Gracias.. Capitán.. ? El ratonsote ya se comió el queso.. Me tengo qué ir.. Adiós.. Colgó.. Empezó a alejarse distraídamente.. Las gentes y las tiendas del hotel pasaban a su alrededor como niebla.. Golpeó con la mano una de las pilastras para recuperar su sentido de sí misma.. Respirando profundamente miró su reloj de pulsera.. Al verificar la hora volvió hacia el teléfono público.. Le daba dolor de cabeza sólo de pensar en llamar de nuevo.. Hasta México tenía teléfonos públicos por todas partes.. Continuaba desocupado pero un hombre estaba parado al lado.. Miró alrededor pero la brutal realidad de que había sólo uno en el mejor hotel del país la hizo sentirse empequeñecida.. Para su felicidad el hombre se alejó de improviso.. Corrió hacia el aparato y visualizó la página de su libreta donde tenía el número anotado en clave.. Hizo un esfuerzo por recordar cada número.. Marcó.. No entró la llamada.. Insistió.. Tuvo suerte.. A la segunda el aparato le dio línea.. - Aló? Está el vendedor de tejidos? Pásemelo por favor.. Aló? Sí.. Me tengo que ir rapidito.. Sólo para decirte que la culebra avanza y va agitando los cascabeles.. De momento, todo como previsto.. Cuidado con Pacal.. Depositó el audífono en su sitio y caminó hacia la puerta del hotel, buscando a sus guardaespaldas con la vista.. La casa de don Leonel parecía un hormiguero agitado.. Por todas partes pululaban hombres armados haciendo resonar ecos metálicos como si estuvieran a punto de ser asaltados por un fantasmal ejército de miles de efectivos.. El ministro de la defensa estaba de visita.. El general detestaba a los viejos llenos de ínfulas que regañaban como si no hubiera mañana.. Sin embargo tenía que trabajar con ellos.. Ya no sería sirviente de los ricos pero todavía era su socio.. Además formaban parte de la misma coalición.. Por el momento.. El general estaba sentado en el sofá de la sala dejando que su abundancia de carnes se expandiera hasta ocupar todos los recovecos posibles.. Frente a él, don Leonel y Alvaro se veían disminuidos.. Al viejo viscoso, arrugado y enjuto el ministro ya empezaba a tratarlo más como a un niño que como una figura de completo respeto.. Y Alvarito era un niño de verdad a pesar de ser casado y con responsabilidades importantes.. Con una mujer guapísima además.. -Gran gusto tenerlo por aquí mi general.. Sabrá que pese a la reverencia que tengo por el trabajo de todos ustedes, campanadas me han llegado ya de como van las cosas, y me pica la lengua por preguntarle cuándo y dónde.. -Ya me lo imaginaba don Leonel.. Yo no lo iba a molestar por cualquier cosita.. Usted me conoce.. Hemos ocupado todo nuestro tiempo en trazar planes para los años que vendrán y por fin parece que ya no son sueños.. El plan Cascabel va procediendo.. Los ojos de Alvaro se abrieron al escuchar el nombre.. - Cascabel! Yo no sabía que.. -Era confidencial.. Pero ahora tenés que saberlo porque está en marcha en este mismo momento.. Buscó a su padre con la vista.. Don Leonel parecía rejuvenecerse con la noticia.. Se reacomodó en la silla, sentándose en la orillita de la misma e inclinándose hacia el general.. No quería perderse ni una sola palabra.. Acercándose también hacia él e ignorando a Alvaro el general prosiguió:.. -Mi agente habló hace poquito y me vine directamente.. En este mismo momento, veamos qué horas son, ya nuestro personaje va rumbo a su contacto.. Parece que lograron retrasarlo como queríamos.. Ahora tendrá qué usar el de reserva y los encontrará en la obscuridad.. El resto está bajo control.. Don Leonel se frotó las manos con jugosa anticipación.. -Estoy alardeando como viejo chocho.. Discúlpeme.. Ya se que es poco elegante y decoroso.. Pero después de sentir que me pasé toda mi juventud luchando con fantasmas, es emocionante que en nuestra vejez no sólo recordemos nuestras glorias juveniles sino que disfrutemos del presente enmedio de tanta calamidad.. Nuestros muertos no pueden regresar pero aunque suene pomposo, me estoy saboreando el momento triunfal que le da sentido a su aflicción.. Qué queda pendiente?.. -Sólo que responda el departamento de Estado.. Tenemos todo calendarizado pero tenemos qué atenernos a la respuesta de.. Alvaro sentía que hablaban un lenguaje en clave que él no manejaba.. Con cierta timidez se atrevió a preguntar:.. -La verdad, alguien debería explicarme lo que está pasando.. - Atenete a lo que se te diga!.. Está bien, don Leonel.. Porque ahora vamos a necesitar a Alvarito.. Mirá.. Esperamos que cuando el EGP secuestre al agente de la CIA, el departamento de Estado reaccione duramente y se comprometa a eliminar la subversión en el país.. - Pero no que nos convenía que no se destruyera el EGP pues?.. - Quitate de ay!.. -Tranquilo, don Leonel.. Y vos Alvarito, no te preocupés.. Este no es El Salvador.. Nosotros decidimos.. A los americanos no les va a quedar otra que apoyarnos porque ya están bien cogidos.. -Suena canijo.. Y gracias por la confianza.. Pero dígame señor ministro, sus contactos con ellos son seguros?.. -Mucho más de lo que te imaginás, Alvarito.. Mucho más.. Ni lo creerías si supieras.. El ministro contuvo una sonrisita aguda y maliciosa que le obligó a cerrar los ojos dada la gordura del rostro rojo y terroso, mientras tamborileaba en el piso con su bota.. -Usted me recuerda a alguien, general, pero no termino de ubicar a quién.. En cuanto se me venga le digo.. Afuera, el incandescente sol de una tarde que amenazaba con lluvia pero que no se resolvía a soltarla debilitaba todo a su alrededor como un súbito ataque de gripe que reducía el raciocinio y generaba burbujas en la mente, lasitud en los músculos y lentitud en los gestos y movimientos.. La carne se pudría ante el tibio aire bochornoso que no ventilaba sino que sofocaba más y la sangre se evaporaba angustiosamente ante el deslumbrante resplandor blanco que rebotaba de casa en casa calcinando los colores, que se reflejaba de vehículo a vehículo como infinidad de rayos que convergían como lanzas sobre las estrábicas pupilas para dejarlas ciegas de tanta luminosidad..

    Original link path: /arias5.html
    Open archive





  • Archived pages: 832