www.archive-org-2014.com » ORG » L » LITERATURAGUATEMALTECA

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".

    Archived pages: 832 . Archive date: 2014-01.

  • Title: Ixquín-Nehaib
    Descriptive info: Y luego comenzó otra conquista por otro cacique principal llamado Don Quicab 60, también bisabuelo nuestro, hijo y nieto de los principales mentados arriba.. Y venía coronado, lleno de muchas perlas y esmeraldas, lleno de oro y plata por todo su cuerpo.. El cual comenzó a pelear y a ganar más tierras.. Primeramente entró conquistando por Excanul 61, y ganó un grandioso pueblo junto al dicho Excanul; era también de indios mames.. Llamábase el principal de este pueblo Chuncakyoc.. Hizo grandioso destrozo, les quitó todo el oro, plata, perlas y esmeraldas que tenían, y a todos los atormentó.. Y este principal Don Quicab con toda su gente salió de Excanul y entró para Tzibampec 62 y desde este pueblo de Tzibampec despachó un correo para un pueblo llamádose Gumarcaah-Izmachí 63, por trece principales y trece cabezas de calpules, grandiosos indios, para que se viniesen con el dicho Don Quicab a la guerra, y a conquistar más adelante, y llevaban consigo trece pueblos de gente, y los pueblos son estos: Tamub, Ilocab, Ahau Quiché, con los Nehaib, los siete varones quichés, Chituy, Quehnay, Ahtohil, Ah Gucumatz, Sihajuanihá, Tepeu-Gucumatz, Pionacachil, Cacoh-Ecomac, Pop Rocché 64.. Todos estos pueblos principales, cabezas de calpul, iban con el cacique Don Quicab a la guerra, y conquista, y fueron entrando entre los indios de la costa que eran achíes, llamándose el.. pueblo y sitio Xetulul 65.. Entraron a mediodía y empezaron a pelear y les ganaron el pueblo y las tierras y no mataron a ninguno sino que los atormentaron y luego se dieron estos dichos indios achíes al cacique y ya le dieron de tributo pescado, camarón y otras cositas y  ...   a darle otros dos ríos, el uno llaman el Nil y el otro Xab 66, los cuales son de mucho provecho al cacique, le sacaban mucho pescado, camarón, tortugas, iguanas y otras muchas cosas que le sacaban de estos dos ríos para darle a dicho cacique Don Quicab.. 60 Hubo varios reyes quichés con el nombre de Quicab.. Se supone que el que aquí se menciona fue el primero, gran conquistador, de quien hablan todos los documentos indígenas de Guatemala.. 61 Excanul.. Gagxanul en el Memorial de Sololá, volcán desnudo , hoy Volcán de Santa María.. En el texto impreso se lee El volcán junto al pueblo de Santa María de Jesús.. 62 Cueva pintada.. 63 La capital del reino quiché, que los mexicanos llamaron Utatlán.. 64 Aquí se repiten los nombres de varias de las ramas del pueblo quiché: Tamub, llocab, Ahau Quiché, Nehaib, y aparecen como nombres de pueblos los títulos que usaban algunos ofíciales de la corte, como Chituy, Quehnay, Ah Tohil, Ah Gucumatz, Tepeu, Gucumatz, etc.. Cacoh Ecomac se llamaba a una de las parcialidades de Tamub, según la Historia Quiché.. Cakoh Egomé, príncipes de Tanub, en el Titulo de los Señores de Totonicapán.. 65 Xetulul, bajo los zapotes, que los mexicanos convirtieron en Zapotitlán, pueblo grande de la costa del Pacífico de Guatemala, cuyos habitantes se distribuyeron entre los pueblos actuales de Mazatenango, Cuyotenango, Samayac, San Francisco Zapotitlán, San Francisco Sambó, etc.. 66 Samalá, Ocós u Ocosito, Níl y Xab, nombres de otros tantos ríos de la costa del Pacífico de Guatemala, al poniente de Mazatenango.. Página de la Literatura Guatemalteca.. Copyright 1996-2006 Juan Carlos Escobedo.. Última revisión: 26/03/06.. por..

    Original link path: /ixquinnehaib3.htm
    Open archive

  • Title: Ixquín-Nehaib
    Descriptive info: Luego comenzó otro cacique Don Maho[co]tah con otros que son Ahau Quiché, Ahau Galel, los siete varones quichés, el Ahpop, el Ahpop Camhá, Galel y Atzih Vinac 67.. Este cacique recogió a todos estos principales para otra guerra que hicieron.. También eran nuestros bisabuelos este cacique y principales.. Luego se juntaron con sus hijos y todos armados con muchas flechas para ir a la conquista que hicieron, fueron entrando por Naguatecat 68, primer pueblo y mataron a más de cuatrocientos de los de Naguatecat, y conquistaron la tierra, les quitaron toda la hacienda que tenían, cacao, algodón, y se adueñó de todo.. Luego entró por otro pueblo llamádose Ayutecat 69, también peleando, habiendo tomado a doscientos indios ayutecos y les quitó muchas perlas, oro, esmeraldas y muchas riquezas, y se fue entrando por Mazatán, otro pueblo de muchos indios: entró peleando a mediodía.. Viendo los mazatecos la destrucción que había hecho por los demás pueblos no quisieron guerra, sino luego le dieron paz.. Luego los de Mazatecat le dieron de comer al cacique y a los principales y le dieron mucho pescado de presente y le dieron mantas y cada uno le llevó piedra para cimientos de su casa, y las mantas por tributo le dieron al cacique Don Mahocotah y a sus principales.. Y [habiendo] visto el cacique la bondad de estos mazatecos, los animó y los llevó a todos a conquistar a otro pueblo llamádose Tapaltecat.. Entraron peleando, y conquistaron la tierra y mataron cuarenta indios tapaltecos no más.. Luego los tapaltecos se dieron al cacique Don Mahocotah y diez días estuvo descansando y desde aquí despachó a un gran capitán llamádose Don Francisco Izquín Can, principal y cacique.. Luego dos indios principales de este pueblo le dijeron al cacique Don Francisco Izquín Can que no le habían de pagar tributo.. Llamábanse los principales Quep Ju y Guztín.. Y luego el cacique Don Mahocotah, visto que no le habían de pagar tributo los tapaltecas, los cogieron a entrambos a dos y los amarraron y se los trajo consigo el cacique Don Francisco Izquín Nehaib.. Luego fueron entrando por dos ceibas muy grandes.. Allí hicieron alto, pusieron al cacique y principales en estas dos ceibas, pusieron las armas y águilas, porque lo mandó un cacique llamado Gucumatz-Cotuhá 7O, que pusieran aquellas armas en aquellas dos ceibas, para señal de su mojón y a donde habían llegado a su conquista.. Luego de ahí se fue hacia la mar a conquistar, y a ganar la tierra y a holgarse por la mar, y luego el dicho cacique, por darles contento a sus soldados, se volvió águila y se metió dentro de la mar haciendo demuestra que conquistaba también la mar, y después de haber salido de la mar se holgaron mucho del buen suceso que habían tenido.. Desde allí despacharon a los dos que habían cogido en Tapaltecat a su pueblo del cacique Don Mahocotab y Don Francisco Izquín Nehayb.. Luego se volvieron por una gran sabana, por donde había cuatrocientos cerritos a modo de volcanes y dentro de estos cerritos, estaba una ceiba no muy grande, donde el cacique se metió adentro, y allí hicieron alto todos y allí durmieron.. Salió de allí y se fue a otro pueblo llamádose Xicalapa 71 y allí puso otro mojón y señal de su conquista.. Salió de Xicalapa y pasó por otro sitio llamádose Pachonté 72 y allí puso otro mojón y señal de donde llegó a su conquista.. Salió de aquí este cacique con toda su gente y llegó a otro sitio llamádose Cacbatzulub 73.. Este era un cerro muy grande.. Por aquí subió este cacique y puso su mojón, señal de donde pasó con todos sus soldados, y luego pasó otro  ...   que les habían dado y los tributos.. Todo esto mandaron los cabezas de calpul a todos estos principales que lo guardasen y que no se perdiese nada.. Llamábanse estos dos tesorero y contador, el uno Tepe[u] y el otro Gucumatz.. Y luego venían todos los pueblos, cuantos habían conquistado estos caciques que arriba están a pagarles tributo, lo venían a dejar todos sin que faltara ningún pueblo porque todos estaban ya sujetos a estos caciques sus conquistadores.. Aquí se acabaron estas conquistas y guerras que hicieron estos dos principales de Quiché Culahá 79.. 67 El Ahpop era el jefe de la casa de Cavec; el Ahpop Camhá, su segundo o rey adjunto del Quiché; el Ahau Galel era el jefe de la casa de Nehaib; el Ahtzic Vinac el jefe de la casa de Ahau Quiché.. 68 Probablemente la comarca que hoy se llama Nahualate, en la costa del Pacífico.. 69 Ayutecat, Mazatlán, Tapaltecat, antiguos pueblos de la costa de Soconusco, hoy Estado de Chiapas.. Posteriormente a la época a que se refiere el texto estos pueblos fueron invadidos y destruidos por el emperador mexicano Ahuitzotl.. La Crónica Mexicana de Alvarado Tezozomoc menciona varios pueblos de esta casta que fueron conquistados por Ahuitzotl: Xoconuchco, Xolotlá, Cozcatlán, Oyotlán, Mazatlán, Ayotecatl.. Refiere la Crónica que los Xoconuchco dijeron al rey Ahuitzotl que sus términos y mojoneras confinaban con los naturales de Guatemala, montes y ríos que eran muy grandes los montes ásperos y temerosos por los tigres grandes, serpientes muchas, los ríos muy caudalosos, y asimismo confinaban con los pueblos de los de Nolpopocayan que están asentados a las orillas del monte del volcán.. El Título de Totonicapán dice que Quicab llegó a la desembocadura de un brazo de mar y señaló los mojones de los Yaquiab y los Ayutar y Mazatecos.. 70 La tradición atribuye poderes mágicos al rey quiché Gucumatz, compañero dé Cotuhá, el padre de Quicab.. Según el Popol Vuh, Gucumatz se convertía durante siete días en águila y durante otros tantos en tigre, serpiente, etc.. 71 Pueblo antiguo de la costa de Zapotitlán o Suchitepéquez, al sur de Guatemala, comprendido en las tierras de Pachonté.. En la Descripción de Zapotitlán y Suchitepéquez, 1579, se lee: La mar del sur está como legua y media de dicho pueblo de Xicalapa donde está un río llamado Quiquizat [Tiquisate], cerca de la estancia de ganado de Juan Rodríguez Cabrillo de Medrano.. 72 Hacienda de la costa del Pacífico.. 73 Cacbalzulub, Qakbatzulú en el Memorial de Sololá, o sea danza del flechamiento , lugar vecino al Lago de Atitlán.. 74 Chicohom, Pan Che Chiqohom en el Memorial de Sololá, o sea en el bosque de los tambores.. Los cakchiqueles dieron ese nombre al lugar porque vivieron algún tiempo entre los troncos huecos de los árboles.. Pa Che Chicohom fue una de las estaciones de los quichés en su peregrinación, según el Título de Totonicapán.. 75 El tambor llamado tun en quiché y teponaztli en lengua náhuatl tiene la forma de un tronco de árbol hueco y está hecho totalmente de madera.. 76 Se repiten aquí los nombres de los fundadores de la dinastía quiché a excepción del primero y principal, Balam Quitzé.. 77 Tecpán Atitlán, nombre mexicano con que designaron, después de la Conquista, al antiguo pueblo cakchiquel de Tzololá, hoy Sololá, situado en un descanso de la montaña que se levanta al norte del Lago de Atitlán.. 78 Chuilá, Chichicastenango.. 79 Culahá era el antiguo nombre mam de Quezaltenango El documento lo une al del Quiché probablemente en reconocimiento de la participación que tomó en las conquistas que en él se relatan.. El mismo nombre antiguo se menciona en el Titulo de Totonicapán y en el Título Real de Don Francisco Izquín..

    Original link path: /ixquinnehaib4.htm
    Open archive

  • Title: Ixquín-Nehaib
    Descriptive info: Y luego les vino a todos estos nuestros antepasados nueva de Moctezuma, enviándoles a advertir que pagasen tributo, y así lo hicieron.. Le despacharon muchas plumas quetzales, oro, esmeraldas, perlas, diamantes, cacao y pataxte y también mantas, de todo cuanto por acá les daban a los caciques, tanto envíaban, a Moctezuma a Tlaxcala, que es en donde estaba el dicho Montezuma 80.. Muchos años se estuvieron sin hacer más conquistas, no más de que se estaban en su pueblo pagándole tributo al dicho Moctezuma hasta que vino la conquista nueva de los españoles y de Don Fernando Cortés y el Tunadiú que llaman.. Luego en el año de mil y quinientos y doce vino nueva que despachó Moctezuma a estas tierras avisando como venía ya la conquista de los españoles, y que estuviesen todos prevenidos y armados para defenderse de los españoles, y que avisasen a todos los demás pueblos que estuviesen armados.. Llamábase el correo Uitzitzil 81.. Luego, así que supieron de esta nueva los caciques de Chi Gumarcaah Yzmachí, luego levantaron sus banderas y empezaron a coger sus armas de todos, y mandaron tocar sus teponauastis y todos sus instrumentos de guerra.. Luego en el año de mil y quinientos y veinte y cuatro vino el Adelantado Don Pedro Alvarado, después que había conquistado ya a México y todas aquellas tierras.. Llegó al pueblo de Xetulul Hunbatz 82 y conquistó las tierras, llegó al pueblo de Xetulul, se estuvo el dicho Don Pedro de Alvarado Tunadiú, tres meses conquistando a toda esa costa.. Luego al cabo de este tiempo despacharon los de Xetulul un correo a este pueblo de Lahunqueh, avisando que venían acá ya los españoles conquistando, y luego el cacique que estaba en este dicho pueblo de Lahunqueh, llamádose Galel Atzih Vinac Tierán, despachó otro correo a los de Chi Gumarcaah avisándoles también como venían ya los españoles a conquistarlos para que luego se apreviniesen y estuviesen armados.. También despachó correo a otro cacique del pueblo de Sakpo1iah 83 llamádose Galel Rokché Zaknoy Isuy.. Otro correo también despachó a los caciques de Chi Gumarcaah, llamábase este correo Ucalechih 84 , el que fue con la nueva al rey.. Luego el rey de Chi Gumarcaah despachó a un gran capitán llamádose Tecún-Tecum 85, nieto de Quicab, cacique.. Otro vino por su alférez llamado Quicab Cavisimah 86.. Otro correo vino a Chi Gumarcaah que despachó el capitán Don Francisco Izquín Ahpalotz Uzakilba1há.. Despachó un sargento, Don Juan Izquín, que era nieto de Don Francisco Izquín Nehayb, capitán, y luego vino el gran capitán Tecum, nieto de Quicab, y el alférez llamado Quicab Cavisimah y traía la bandera Tecum, capitán, y el alférez y sargento traían la bandera, y esta bandera traía mucho oro en la punta, muchas esmeraldas.. Y este capitán traía mucha gente de muchos pueblos, que eran por todos diez mil indios, todos con sus arcos y flechas, hondas, lanzas y otras armas con que venían armados.. Y el capitán Tecum, antes de salir de su pueblo y delante de los caciques, mostró su valor y su ánimo y luego se puso alas con que volaba y por los dos brazos y piernas venía lleno de plumería y traía puesta una corona, y en los pechos traía una esmeralda muy grande que parecía espejo, y otra traía en la frente.. Y otra en la espalda.. Venía muy galán.. El cual capitán volaba como águila, era gran principal y gran nagual.. Vino el Adelantado Tunadiú a dormir a un sitio llamado Palahunoh, y antes de que el Adelantado viniese, fueron trece principales con más de cinco mil indios hasta un sitio llamado Chuabah.. Allí hicieron un grandioso cerco de piedras porque no entrasen los españoles, y también hicieron muchísimos hoyos y zanjas muy grandes, cerrando los pasos y atajando el camino por donde habían de entrar los españoles, los cuales se estuvieron tres meses en Palahunoh, porque no podían entrar entre los indios, que eran muchos.. Y luego fue uno del pueblo de Ah Xepach 87, indio capitán hecho águila, con tres mil indios, a pelear con los españoles.. A media noche fueron los indios y el capitán hecho águila de los indios llegó a querer matar al Adelantado Tunadiú, y no pudo matarlo porque lo defendía una niña muy blanca; ellos harto querían entrar, y así que veían a esta niña luego caían en tierra y no se podían levantar del suelo, y luego venían muchos pájaros sin pies, y estos pájaros tenían rodeada a esta niña, y querían los indios matar a la niña y estos pájaros sin pies la defendían y les  ...   lanza y lo atravesó por el medio a este capitán Tecum.. Luego acudieron dos perros, no tenían pelo ninguno, eran pelones, cogieron estos perros a este dicho indio para hacerlo pedazos, y como vido el Adelantado que era muy galán este indio y que traía estas tres coronas de oro, plata, diamantes y esmeraldas y de perlas, llegó a defenderlo de los perros, y lo estuvo mirando muy despacio.. Venía lleno de quetzales y plumas muy lindas, que por esto le quedó el nombre a este pueblo de Quetzaltenango, porque aquí es donde sucedió la muerte de este capitán Tecum.. Y luego llamó el Adelantado a todos sus soldados a que viniesen a ver la belleza del quetzal indio.. Luego dijo el Adelantado a sus soldados que no había visto otro indio tan galán y tan cacique y tan lleno de plumas de quetzales y tan lindas, que no había visto en México, ni en Tlascala, ni en ninguna parte de los pueblos que habían conquistado, y por eso dijo el Adelantado que le quedaba el nombre de Quetzaltenango a este pueblo.. Luego se le quedó por nombre Quetzaltenango a este pueblo.. Y como vieron los demás indios que habían matado los españoles a su capitán, se fueron huyendo, y luego el Adelantado Don Pedro de Alvarado, viendo que huían los soldados de este capitán Tecum, dijo que también ellos habían de morir, y luego fueron los soldados españoles detrás de los indios y les dieron alcance y a todos los mataron sin que quedara ninguno.. Eran tantos los indios que mataron, que se hizo un río de sangre, que viene a ser el Olintepeque; por eso le quedó el nombre de Quiquel 89, porque toda el agua venía hecha sangre y también el día se volvió colorado por la mucha sangre que hubo aquel día.. Luego, así que acabaron con la batalla de los indios, los españoles se volvieron a este pueblo de Quetzaltenango a descansar y a comer.. Después de haber descansado los españoles, fue un principal de este pueblo de Quetzaltenango a ver al Adelantado.. Llamábase el cacique Don Francisco Calel Atzih Uinac Tierán, y otro Don Noxorio Cortés Galel Atzih Uinac Rokché, y el otro cacique llamado Don Francisco Izquin, y otro cacique Don Juan Izquin, y otro principal Don Andrés Galel Ahau y otro cacique Don Diego Pérez.. Estos seis caciques principales ya estaban bautízados, que luego los mandó bautizar el Adelantado Don Pedro, y les puso el nombre de cada uno de estos principales; estos cuatro caciques fueron los primeros que se bautizaron, que eran los cabezas de calpul del pueblo de Quetzaltenango.. En agradecimiento del bien que les había hecho el Adelantado, fueron estos seis caciques y le llevaron de presente mucho oro, perlas, esmeraldas y diamantes, y el Adelantado se los agradeció mucho y les fue poniendo a todos su Don y les dijo que ellos eran los principales de este pueblo y luego les puso zapatos a cada uno de estos seis principales el Adelantado y también los vistió a uso español y luego les dijo que había de enviar de aquel oro que le habían presentado a Don Carlos Quinto, Emperador de Castilla.. Y los caciques se holgaron muy mucho de que lo enviara.. 80 De todos los documentos indígenas conocidos éste es el único que afirma que los quichés pagaban tributo al emperador mexicano.. 81 Huitzitzilín en lengua mexicana, nombre del colibrí o picaflor cuyo plumaje era muy estimado antiguamente.. El historiador Fuentes y Guzmán asegura que en un manuscrito de los indios de San Andrés Xecul que tuvo en sus manos se refería que un mensajero de Moctezuma llegó ante el rey quiché llevando la noticia de que los castellanos estaban en México y tenían preso al emperador azteca.. El mensajero se llamaba, según dicho manuscrito, Ucalechih Uitzizil.. 82 Xetulul-Hun Batz, el antiguo pueblo que los mexicanos llamaron Zapotitlán.. Hun Batz (1 Mono) era un día del calendario indígena.. 83 Sakpoliah, hoy San Pedro Almolonga, 4 kilómetros al sur de Quezaltenango.. 84 Título honorífico quiché.. 85 Tecum Umam, nieto de uno de los reyes Quicab, según el texto, general de los ejércitos quichés que pelearon con los castellanos.. 86 Quicab y Cavisimah eran los reyes de la nación quiché que engrandecieron a su país y gobernaron muchos años antes de la conquista española.. 87 En el municipio de Quezaltenango hay una aldea llamada Xepach.. 88 En el pinar , los llamados llanos del Pinal junto a Quezaltenango, donde se libró la batalla decisiva de la guerra entre los quichés y los castellanos.. 89 Sangre en quiché..

    Original link path: /ixquinnehaib5.htm
    Open archive

  • Title: Ixquín-Nehaib
    Descriptive info: Venían con este Adelantado cuatro padres de la orden de San Francisco y otros dos dominicos.. Llamábanse uno Fr.. Gonzalo, y otro Fr.. Francisco, y otro Fr.. Juan Doctor y Fr.. Martín 90.. Estos frailes fueron los que bautizaron a estos cuatro caciques, que la fiesta del Espíritu Santo fue la advocación de este pueblo, que fue esto en 7 días del mes de mayo de 1524 años que vino el Adelantado Don Pedro de Alvarado Tunadiú a conquistar estas tierras.. Y luego fueron estos seis caciques 91 a recoger a todos los demás sus hijos y demás gente que se había ido al monte, fueron por ellos para bautizar por mandato del Adelantado.. Después de haberse recogido y bautizado los demás naturales, luego le hicieron casa al Adelantado arriba de las casas reales de los justicias.. Allí fue donde el Adelantado tuvo casas, y estuvo en este pueblo cuatro años hasta que se acabó de sentar la fe de Dios entre los naturales y al cabo de ese tiempo fue el Adelantado Don Pedro a hacer otras conquistas y dejó en su lugar a un español llamádose Juan de León Cardona, teniente en dicho lugar y casas.. Llamábase el  ...   conquistas y estos no fueron forzados sino que fueron de su voluntad, y como ya se habían hallado todos con los españoles, iban de buena gana.. Y éste es el título y probanza de este pueblo de Quetzaltenango y conquistas que hicieron nuestros antepasados y nuestros bisabuelos que nos dejaron para hasta el día del juicio.. Don Juan Cortés, Reyes Caballero,.. Don Juan de Rosales,.. Don Juan de Rojas 94,.. Don Juan Osorio Cordés Reyes Caballero Zaknoy,.. Don Diego Pérez Quemaxidapul,.. Don Andrés de Chávez Calel Ahau Reyes,.. Don Domingo Cac Exqub,.. Don Martín Mexía,.. Don Franciscode Ayala Tieram,.. Don Pedro Alvarado Ahxepach.. Ante mí Don Pedro de Alvarado, Juez, Capitán español conquistador.. Fr.. Gonzalo,.. Francisco,.. Martin,.. Juan Dotor.. Y estos el título y probanza de este pueblo de Quetzaltenango y del pueblo de Santiago Chuatzak Momostenango.. 90 No es exacto que estos frailes hayan llegado con Alvarado.. El único eclesiástico que acompañaba a los conquistadores era el Padre Juan Godínez.. 91 El texto enumera cuatro y seis caciques indistintamente.. 92 Saccahá, Xacahá en el Popol Vuh, pueblo vecino a Quezaltenango.. 93 Títulos nobiliarios del Quiché.. 94 Don Juan de Rojas y Don Juan Cortés fueron los últimos reyes del Quiché..

    Original link path: /ixquinnehaib6.htm
    Open archive

  • Title: Bernal Diaz del Castillo
    Descriptive info: Capítulo XVIII.. De los borrones y cosas que escriben los cronistas Gómara e Illescas acerca de las cosas de la Nueva España.. Estando escribiendo esta relación, acaso vi una historia de buen estilo, la cual se nombra de un Francisco López de Gómora, que habla de las conquistas de Méjico y Nueva-España, y cuando leí su gran retórica, y como mi obra es tan grosera, dejé de escribir en ella, y aun tuve vergüenza que pareciese entre personas notables; y estando tan perplejo como digo, torné a leer y a mirar las razones y pláticas que el Gómora en sus libros escribió, e vi que desde el principio y medio hasta el cabo no llevaba buena relación, y va muy contrario de lo que fue e pasó en la Nueva-España; y cuando entró a decir de las grandes ciudades, y tantos números que dice que había de vecinos en ellas, que tanto se le dio poner ocho como ocho mil.. [.. ].. Dejemos esta plática, e volveré a mi materia; que después de bien mirado todo lo que he dicho que escribe el Gómora, que por ser tan lejos de lo que pasó es en perjuicio de tantos, torno a proseguir en mi relación e historia; porque dicen sabios varones que la buena  ...   los verdaderos conquistadores, pues tan pocos soldados como venimos a estas tierras con el venturoso y buen capitán Hernando Cortés, nos pusimos a tan grandes peligros y le ganamos esta tierra, que es una buena parte de las del Nuevo Mundo, puesto que su majestad, como cristianísimo rey y señor nuestro, nos lo ha mandado muchas veces gratificar; y dejaré de hablar acerca desto, porque hay mucho que decir.. ] Diremos lo que en aquellos tiempos nos hallamos ser verdad, como testigos de vista, e no estaremos hablando las contrariedades y falsas relaciones (como decimos) de los que escribieron de oídas, pues sabemos que la verdad es cosa sagrada, y quiero dejar de más hablar en esta materia; y aunque había bien que decir della e lo que sé, sospecho del coronista que le dieron falsas relaciones cuando hacia aquella historia; porque toda la honra y prez della la dio sólo al marqués don Hernando Cortés, e no hizo memoria de ninguno de nuestros valerosos capitanes y fuertes soldados; y bien se parece en todo lo que el Gómora escribe en su historia serle muy aficionado, pues a su hijo, el marqués que agora es, le eligió su corónica e obra, e la dejó de elegir a nuestro rey y señor [.. ]..

    Original link path: /bernal1.html
    Open archive

  • Title: Bernal Diaz del Castillo
    Descriptive info: Capítulo CV.. Cómo se repartió el oro que hubimos, así de lo que dio el gran Montezuma como lo que se recogió de los pueblos, y de lo que sobre ello acaeció a un soldado.. Lo primero se sacó el real quinto, y luego Cortés dijo que le sacasen a él otro quinto como a su majestad, pues se le prometimos enel arenal cuando le alzamos por capitán general y justicia mayor, como ya lo he dicho en el capítulo que dello habla.. Luego tras esto dijo que había hecho cierta costa en la isla de Cuba que gastó en el armada, que lo sacasen de montón; y demás desto, que se apartase del mismo montón la costa que había hecho Diego Velázquez en los navíos que dimos altravés con ellos, pues todos fuimos en ellos; y tras esto, para los procuradores que fueron a Castilla.. Y demás desto, para los que quedaron en la Villa-Rica, que eran setenta vecinos, y para el caballo que se le murió y para la yegua de Juan Sedeño, que mataron en lo de Tlascala de una cuchillada; pues para el padre de la Merced y el clérigo Juan Díaz y los capitanes y los que traían caballos, dobles partes, escopeteros y ballesteros por el consiguiente, e otras sacaliñas; de manera que quedaba muy poco de parte, y por ser tan poco muchos soldados hubo que no lo quisieron recebir; y con todo se quedaba Cortés, pues en aquel tiempo no podíamos hacer otra cosa sino callar, porque demandar justicia sobre ello era por  ...   riqueza en oro en planchas y en granos de las minas e tejuelos y barras fundidas, y al repartir dello vió que no le daban sino cien pesos, cayó malo de pensamiento y tristeza; y un su amigo, como le veía cada día tan pensativo y malo, íbale a ver y decíale que de qué estaba de aquella manera y suspiraba tanto; y respondió el piloto Cárdenas: " Oh cuerpo de tal conmigo! Yo no he de estar malo viendo que Cortés así se lleva todo el oro, y como rey lleva quinto, y ha sacado para el caballo que se le murió y para los navíos de Diego Velázquez y para otras muchas trancanillas, y que muera mi mujer e hijos de hambre, pudiéndolos socorrer cuando fueren los procuradores con nuestras cartas, y le enviamos todo el oro y plata que habíamos habido en aquel tiempo?" [.. Y como le decían [a Cortés] que había muchos soldados descontentos por las partes del oro y de lo que habían hurtado del montón, acordó de hacer a todos un parlamento con palabras muy melifluas, y dijo que todo lo que tenía era para nosotros; que él no quería quinto, sino la parte que le cabe de capitán general, y cualquiera que hubiese menester algo que se lo daría; y aquel oro que habíamos habido que era un poco de aire; que mirásemos las grandes ciudades que hay e ricas minas, que todos seríamos señores dellas, y muy prósperos e ricos; y dijo otras razones muy bien dichas, que las sabía bien proponer..

    Original link path: /bernal2.htm
    Open archive

  • Title: Bernal Diaz del Castillo
    Descriptive info: Capítulo CXXVI.. Cómo nos dieron guerra en México, y los combates que nos daban, y otras cosas que pasamos.. Pues desque amaneció, acordó nuestro capitán que con todos los nuestros y los de Narváez saliésemos a pelear con ellos, y que llevásemos tiros y escopetas y ballestas, y procurásemos de los vencer, a lo menos que sintiesen más nuestras fuerzas y esfuerzo mejor que el día pasado.. Y digo que si nosotros teníamos hecho aquel concierto, que los mejicanos tenían concertado lo mismo, y peleábamos muy bien; mas ellos estaban tan fuertes y tenían tantos escuadrones, que se mudaban de rato en rato, que aunque estuvieren allí diez mil Hétores troyanos y otros tantos Roldanes, no les pudieran entrar; porque sabello ahora yo aquí decir cómo pasó, y vimos este tesón en el pelear, digo que no lo sé escribir; porque ni aprovechaban tiros ni escopetas ni ballestas, ni apechugar con ellos, ni matalles treinta ni cuarenta de cada vez que arremetíamos; que tan enteros y con más vigor peleaban que al principio.. Por manera que nos maltrataban y herían muchos de  ...   aquellos indios con tanto ánimo cerrar los escuadrones vieron; y porque decían otras muchas cosas y causas que daban a ello, como adelante verán.. Y quedarse ha aquí, y diré cómo con harto trabajo nos retrujimos a nuestros aposentos, y todavía muchos escuadrones de guerreros sobre nosotros con grandes gritos e silbos, y trompetillas y atambores, llamándonos de bellacos y para poco, que.. no sabíamos atendelles todo el día en batalla, sino volvernos retrayendo.. Aquel día mataron diez o doce soldados, y todos volvimos bien heridos; y lo que pasó de la noche fue en concertar para que de ahí a dos días saliésemos todos los soldados cuantos sanos había en todo el real, y con cuatro ingenios a manera de torres, que se hicieron de madera bien recios, en que pudiesen ir debajo de cualquiera dellos veinte y cinco hombres; y llevaban sus ventanillas en ellos para ir los tiros, y también iban escopeteros y ballesteros, y junto con ellos habíamos de ir otros soldados escopeteros y ballesteros y los tiros, y todos los demás de a caballo hacer algunas arremetidas..

    Original link path: /bernal3.htm
    Open archive

  • Title: Bernal Diaz del Castillo
    Descriptive info: Capítulo CXLIII.. COMO SE HERRARON LOS ESCLAVOS EN TEZCUCO, Y COMO VINO NUEVA QUE HABÍA VENIDO AL PUERTO DE LA VILLA RICA UN NAVÍO, Y LOS PASAJEROS QUE EN EL VINIERON; Y OTRAS COSAS QUE PASARON DIRÉ ADELANTE.. COMO hubo llegado Gonzalo de Sandoval con gran presa de esclavos, y otros muchos que se habían habido en las entradas pasadas, fue acordado que luego se herrasen; y de que se hubo pregonado que se llevasen á herrar á una casa señalada, todos los más soldados llevamos las piezas que habíamos habido, para echar el hierro de su majestad, que era una G, que quiere decir guerra, según y de la manera que lo teníamos de antes concertado con Cortés, según he dicho en el capítulo que d'ello habla, creyendo que se nos había de volver después de pagado el real quinto, que las apreciasen cuánto podían valer cada pieza; y no fué ansí, porque si en lo de Tepeaca se hizo muy malamente, según otra vez dicho tengo, muy peor se hizo en esto de Tezcuco, que después que sacaban el real quinto, era otro quinto para Cortés y otras partes para los capitanes; y en la noche antes, cuando las tenían juntas, nos desaparecieron las mejores indias.. Pues como Cortés nos había dicho y prometido que las buenas piezas se habían de vender en el almoneda por lo que valiesen, y las que no fuesen tales por menos precio, tampoco hubo buen concierto en ello, porque los oficiales del rey que tenían cargo d'ellas hacían lo que querían por manera que si mal se hizo una vez, ésta vez peor; y desde allí adelante muchos soldados, que tomábamos algunas buenas indias, porque no nos las tomasen, como las pasadas, las escondíamos y no las llevábamos á herrar; y decíamos que se habían huído; y si era privado de Cortés, secretamente la llevaban de noche á herrar y las apreciaba en lo que valían y les echaban el hierro y pagaban el quinto; y otras muchas se quedaban en nuestros aposentos, y decíamos que eran naborias que habían venido de paz de los pueblos comarcanos y de Tlascala.. También quiero decir que como ya había dos o tres meses pasados que algunas de las esclavas que estaban en nuestra compañía y en todo el real conocían á los soldados cuál era bueno é cuál malo, y trataba bien á las indias naborias que tenía ó cuál las trataba mal, y tenían fama de caballeros, y de otra manera las vendían en el  ...   trajo entonces por comisario y quien tenía cargo de las bulas, á Jerónimo López, que después fué secretario en Méjico; vinieron un Antonio Carvajal, que ahora vive en Méjico, ya muy viejo, capitán que fué de un bergantín; y vino Jerónimo Ruiz de la Mota, yerno que fue, después de ganado Méjico, del Orduña, que ansimismo fue capitán de un bergantín, natural de Burgos; y vino un Briones, natural de Salamanca; á este Briones ahorcaron en esta provincia de Guatemala por amotinador de ejércitos, desde á cuatro años que se vino huyendo de lo de Honduras; y vinieron otros muchos que ya no me acuerdo, y también vino un Alonso Diaz de la Reguera, vecino que fué de Guatemala, que ahora vive en Valladolid; y trajeron en este navío muchas armas y pólvora, y, en fin, como navío que venía de Castilla, é vino cargado de muchas cosas y con él nos alegramos, y de las nuevas que de Castilla trajeron no me acuerdo bien; más paréceme que dijeron que el obispo de Burgos ya no tenía mano en el gobierno, que no estaba su majestad bien con le desque alcanzó á saber de nuestros muy buenos é notables servicios, y como el obispo escribía a Flandes al contrario de lo que pasaba y en favor de Diego Velásquez, y halló muy claramente su majestad ser verdad todo lo que nuestros procuradores de nuestra parte le fueron á informar, y á esta causa no le oía cosa que dijese.. dejemos esto, y volvamos á decir que como Cortés vio los bergantines que estaban acabados de hacer, y la gran voluntad que todos los soldados teníamos de estar ya puestos en el cerco de Méjico, y en aquella sazón volvieron los del Chalco á decir que los mejicanos venían sobre ellos, y que les enviasen socorro, y Cortés les envió á decir que él quería ir en persona á sus pueblos y tierras, y no se volver hasta que á todos los contrarios echase de aquellas comarcas; y mandó apercibir trescientos soldados y treinta de á caballo, y todos los más escopeteros y ballesteros que había, y gente de Tezcuco; y fué en su compañía Pedro de Alvarado y Andrés de Tapia y Cristóbal de Olí, y ansimismo fué el tesorero Julián De Alderete, y el fraile fray Pedro Melgarejo, que ya en aquella sazón había llegado á nuestro real; é yo fuí entonces con el mismo Cortés, porque me mandó que fuese con él; y lo que pasamos en aquella entrada diré adelante..

    Original link path: /bernal4.html
    Open archive

  • Title: Mateo de Zúñiga
    Descriptive info: Nazareno de la Merced.. Mateo de Zúñiga.. Siglo XVII.. Según el historiador Miguel Álvarez Arévalo, el Nazareno de la Merced es la primera obra barroca hecha en Guatemala y también el primer Nazareno.. Fue esculpida por Mateo de Zúñiga entre 1654 y 1655 por encargo de Bartolomé Vásquez Montiel y Nicolás Pérez de Santa María, mayordomos de la Cofradía Penitencial de Nazarenos.. Joseph de la Cerda realizó el encarnado de la imagen, que es lo que le da vida a la piel y las heridas del mártir.. En total, tuvo un costo de 65 pesos.. El 27 de marzo de 1665, el Nazareno, aún desarmado fue llevado al templo de La Merced de la Antigua Guatemala.. Lo armaron dentro de la sacristía y la pusieron en veneración.. Desde ese momento la población de Santiago convirtió al Nazareno mercedario en uno de los bastiones principales al extremo de que cuando los terremotos de 1773 obligaron al traslado de la ciudad, el capitán general Martín de Mayorga mandó a que la imagen se trasladara en 1778 y con ella se vino un significativo grupo de devotos que estaban indecisos , dice Luis Gerardo Ramírez Ortiz, miembro de la cofradía..  ...   que expulsaron a las órdenes religiosas del país.. Tan sólo una parte fue registrada en los Libros de Aumento de la Cofradía que se encuentran en el convento de Capuchinas.. El Jesús Nazareno de la Merced fue consagrado e1 5 de agosto de 1717, por fray Juan Bautista Álvarez y Toledo.. Fue la primera imagen en América que recibió este reconocimiento eclesiástico.. Según los datos, en 1702 se celebró por primera vez lo que hoy se conoce como la procesión de La Reseña.. El cortejo procesional era distinto a los actuales: las andas eran más pequeñas y recorrían sólo las naves del templo.. Participaban hombres y mujeres vestidos de disciplinantes, porque la cofradía en sus inicios era mixta.. Al parecer, el Hermano Pedro de Betancur participó en la procesión entre 1657 y 1661.. Entre 1910 a 1960 uno de los elementos más significativos de la reseña fueron las bandas de música.. En algún momento se llegó a integrar una banda de hasta 100 músicos.. También esculpió la imagen del Jesús de Candelaria, de la ciudad capital, y la de San Sebastián que se venera en la iglesia del mismo nombre.. Fuentes: Prensa Libre.. Pinacoteca guatemalteca.. Última revisión: 18/02/07..

    Original link path: /mateodezuniga.htm
    Open archive

  • Title: Francisco Cabrera
    Descriptive info: Da.. Joaquina Valdez y Cepeda.. Miniatura numerada 586.. Francisco Cabrera.. Cabrera, Francisco (1780-1845).. Miniaturista y grabador.. Nació en la ciudad de Guatemala el 18 de septiembre.. Para 1796, cuando tenía 16 años, su maestro Pedro Garci-Aguirre lo propuso como maestro corrector de la Casa de la Moneda y la Sociedad Económica de Amigos del País.. A finales de 1808 participó junto a Casildo España y Manuel Portillo en la notable obra impresa Guatemala , por Fernando VII.. Después de la Independencia, en 1821, su labor como troquelador de la Casa de la Moneda se hizo de mayor responsabilidad porque los modelos debían diseñarse en Guatemala.. Como retratista, además de Garci-Aguirre tenía influencias de Juan José Rosales, grabador y pintor guatemalteco que conservaba parte de la tradición barroca, pero con elementos románticos, entremezclado todo ello en un agradable tono de pintor popular.. Cabrera representa el auge del retrato en miniatura en Guatemala y fue en esta especialidad que ganó fama.. Las miniaturas- retratos hechos sobre marfil- llegaron a varios centenares.. Otra obra importante de Cabrera fue su participación en el Atlas Guatemalteco, con mapas y planos hechos por él y Casildo España.. También realizó algunas figuras de santos.. BIBLIOGRAFIA.. H.. Garavito: Francisco Cabrera: Miniaturista guatemalteco (Guatemala City, 1945).. Francisco Cabrera (1781 1845) (exh.. cat.. by J.. Luján-Muñoz, Guatemala City, Bib.. N.. , 1984).. Cabrera,  ...   his work as a printmaker and medallist, Cabrera gained artistic recognition especially as a miniature painter, working mostly in watercolour on ivory in a meticulous technique.. He produced some miniatures on religious themes and others of birds, but the majority, measuring no more than 50 mm in height or width, were portraits of members of the Guatemalan aristocracy and bourgeoisie.. It is not known exactly how many he produced, but from the middle of the 1830s he began to number them, starting from 500; the highest known number of the approximately 200 authenticated miniatures is 745.. Although he suffered some illness, he was most productive during the last five years of his life.. An evolution can be discerned from his earliest works, dating from c.. 1810, in which he painted in compact and smooth vertical strokes on grey backgrounds tinged with green, through to the extraordinarily fine quality of anatomical drawing in his final works, with pale blue backgrounds.. He had several students, including Justo Letona, José Letona, Delfina Luna and Leocadia Santa Cruz, but none rivalled him in quality.. As a miniature painter he remained an essentially solitary figure, following no local precedents and leaving no substantial legacy.. BIBLIOGRAPHY.. JORGE LUJÁN-MUÑOZ.. Luján-Muñoz, Jorge: 'Cabrera, Francisco', The Grove Dictionary of Art Online, ed.. L.. Macy (Accessed 07/12/2002) http://www.. groveart.. com.. Última revisión: 28/05/06..

    Original link path: /franciscocabrera.htm
    Open archive

  • Title: Sermón para José María Castilla
    Descriptive info: Sermón para José María Castilla.. que el cardenal Medés.. predicó en Roma el día de la.. Ensartación de Nuestra Señora de Lorreto.. Pater meus Licet, decore tico.. Et ese multer introduxit in simium.. Mi padre Eliceo me enseñó a jugar al tico,.. y me dijo que a las mujeres se lo metieras en el mico.. San Lucas, Cap.. 11 y 8).. "O joder o morir, oh almo coño!.. que un bello, tierno y virginal retoño,.. vale más que la vida y que la gloria.. que sólo sirven de adornar la historia".. Así un filósofo pagano,.. Octavio Augusto, emperador romano;.. Oh vosotros, muchachos negligentes.. que servís de ludibrio a los vivientes.. pasando el tiempo en ocio tan profundo.. cual si no hubiera coños en el mundo!.. Vosotros que en el seno de la nada.. pasáis la juventud desperdiciada,.. despreciando los dones del Eterno.. y qué ganáis sin mérito el infierno.. Vosotros, que tal vez cuando natura.. os despierta la sangre y que os apura.. a buscar en la carne algún deleite,.. untáis la mano de asqueroso aceite,.. y así vuestra lujuria se amortaja.. en una triste y desabrida paja.. Y tú, sexo embustero y desaseado,.. en qué empleas la flor que Dios te ha dado?.. Vírgenes tontas, con vosotras hablo,.. no sois ni para Dios ni para el Diablo.. Ahora, que inflamado de elocuencia.. al predicar la fornicaria ciencia.. más que Bossuet y Fenelón me siento,.. hembras y machos, escuchad mi acento.. Mas para oir con fruto mis razones,.. cada varón empuñe sus cojones.. y las hembras su coño y sus dos tetas.. que jalan más que doce mil carretas.. Y en esta posesión, devotamente.. invoquen a San Priapo omnipotente.. y a Santa Magdalena la judía,.. diciendo con la boca: Ave María;.. Pater meus Licet,.. etc.. Dice San Agustín (tomo segundo.. De civitate Dei) que en este mundo.. todos quieren joder hembras y machos.. jóvenes, viejos, niños y muchachos.. Sin que nadie le falte este deseo,.. aunque vista sotana o solideo,.. un carajo gentil, robusto y sano,.. todas las mañanitas muy temprano.. al levantarse el sol, bajo la manta.. las ropas a su vez también levanta.. con arte tal y tan graciosa maña,.. que pabellón parece de campaña.. Echale mano presuroso el dueño.. y pone en dominarle grave empeño:.. entre una y otra pierna le sujeta,.. y con un movimiento de puñeta.. hace por engañar a aquel priapismo.. que es quererse engañar uno a sí mismo.. En la alcoba inmediata alguna niña,.. sin aprensión a que su madre riña,.. pretendiendo buscarse chinche o pulga,.. pechos, piernas y todo se lo espulga.. Y llegando a espulgarse el rubio moño,.. suave tupé de su virgíneo coño,.. en el himen tropieza plano dedo.. y le da un pellizquito y se está quedo.. Decidme fieles: No es gran desatino.. que estando el uno al otro tan vecino.. que apenas lo separa un débil muro,.. esté éste tan ardiente, aquel tan duro,.. y cada cual se quede con su antojo.. que sólo imaginarlo causa enojo?.. Para evitar los males de que os hablo,.. escuchad las palabras de San Pablo:.. Mortales;  ...   dicha.. sin disfrutarlo con su propia picha.. También da grima el fraile majadero,.. que sin hallar por caso algún trasero.. de joven monaguillo o de novicio,.. que le quiera prestar el tal servicio.. empuña airado el nabo soberano.. y desata las cabras con la mano.. Cuánto desprecio al Grande Federico.. y cuan justo llamarle fuera el Chico,.. pues que causando muertes a millares.. de potentes y fuertes militares,.. no fue capaz de darle a nadie vida!.. Oh triste suerte! Oh juventud perdida!.. Opinan San Ambrosio y San Bernardo.. con relación a Eloísa y Abelardo,.. que su amor vela y su bandera amaina.. cuando no va seguida de una vaina.. que premie sus trabajos y sus penas,.. y haga más llevaderas sus cadenas.. Y que si Eloísa le escribió a su amante.. tantas cartas de amor, como es constante,.. era por la esperanza que tenía.. de que le echara alguna vaina fría.. con el triste virote a medio palo,.. que el echar una vaina nunca es malo.. Desde que el mundo es mundo, aunque se eche.. a ciencia cierta de que falta leche.. preñado de dulcísimas razones,.. después que le cortaron los cojones.. Abelardo no pudo darle gusto,.. confieso la verdad: fue tal el susto.. que le causó la operación tirana.. al destrozarla la esencial membrana,.. que por toda su vida quedo lelo:.. y hasta su sombra le erizaba el pelo.. que daba compasión: mas no me quejo.. porque, el tal Abelardo era un pendejo.. Ahora pues, platónicos zoquetes.. que tenéis tan hinchados los cachetes.. después de trasnochar tras una reja,.. a riesgo de que caiga alguna teja.. y os aplaste los sesos derretidos.. De qué sirven suspiros y gemidos?.. No os mueve a compasión esa doncella.. tan rolliza, tan joven y tan bella,.. que tropezando viene a la ventana.. donde pasa la noche y la mañana?.. Por qué no le premiáis sus afanes.. haciéndola salir a los zaguanes.. donde cómodamente se le enseña.. cuál es de amor la verdadera seña?.. Oh mortales ingratos! Me estremezco.. y este siglo de luces compadezco.. de la inacción que reina por doquiera!.. Cómo podéis vivir de tal manera?.. Señor! a ti dirijo mis plegarias.. que, aunque espantosas, son tan necesarias.. a fin de corregir a los mortales.. que por desgracia son tan animales.. Permite que de lo alto de tu cielo.. un diluvio les sirva de consuelo.. no de agua, ni de fuego, pues repito:.. lluvia tan baladí les diera un pito;.. sino de leche, incordios, purgaciones,.. úlceras, crestas, cangros, sabañones,.. sarna, chancros, viruelas, bubas, granos.. y postemas, ladillas y gusanos;.. Y sobre todo Padre un monstruo envía.. en tanto acopia que oscurezca el día.. Mas no Señor, piedad, piedad Dios mío.. que ya veo correr de leche un río.. Con carajos y coños juntamente:.. tened piedad de la afligida gente.. que ha escuchado devota mis palabras,.. tened piedad que se me van las cabras!.. Y entre tanto que el mundo se corrige.. y que el carajo al coño se dirige,.. sobre las aras de tu santo templo.. les voy a predicar con el ejemplo.. Dixit Condenes Medés..

    Original link path: /mjgarciagranados1.html
    Open archive





  • Archived pages: 832