www.archive-org-2014.com » ORG » L » LITERATURAGUATEMALTECA

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".

    Archived pages: 832 . Archive date: 2014-01.

  • Title: Raíz desnuda
    Descriptive info: RAIZ DESNUDA.. PIEDRA.. En las aristas de la piedra muda.. mi timidez, mi espanto, mi desasosiego,.. lo inacabado, lo inconforme que en mí batalla.. he comprendido al fin.. Del corazón callado de la piedra,.. de sus apretadas moléculas provengo.. y cual ella es dura, inmóvil y prisionera mi alma,.. oquedad de silencio amargo,.. musgo el rumor de mis palabras:.. al tiempo que la vence oscura resistencia.. y a la mano que la busca donación de atributos serviciales,.. de todas las formas infatigablemente habitada.. y ocultando, recelosa, la forma cierta de su desvelo.. En el secreto fondo de mi consistencia.. están dormidas las imágenes del hombre,.. el agua, el pájaro, la vivienda, la escritura.. de su acaecer perdido,.. el recreo de sus ojos, el aceite de su fatiga.. Pero mi alma de piedra muda.. sólo reclama la acariciante soledad del liquen,.. la mano de la estrella descendida.. y la delgada pesadumbre del agua,.. alivio a la tortura.. de tener una escondida conciencia,.. un ser que a los ojos asoma.. y sólo, calladamente, a la muerte espera,.. y para qué la muerte, oh piedra!.. Oh piedra de mis sentidos,.. piedra de mi sed inagotable de todos los ríos de la tierra,.. piedra, en la noche de mi canto,.. desprovisto ya de sílabas y de hojas desolado.. De los minerales de la luz, cuando.. el mundo era solo una escarpada roca sin retorno,.. bañada de silencio y de luz,.. mi alma sombría tiene el recuerdo,.. criatura de humilladas deidades nativa,.. toda interior como mordido remordimiento,.. hacia la nada en tránsito sin fin.. NOVIEMBRE.. Las gentes, las buenas gentes, mueren, desaparecen,.. se van de nuestro lado dulcemente, sin despedirse,.. sin decir su nombre oscuro, vencidas por la muerte.. Dónde está, deshecha rosa, aquella muchacha enamorada,.. aquel joven de violentas risas, ya ciprés en su féretro.. y más pálido que el recuerdo de un no vivido día?.. -Yo no supe su nombre de dalia, de flor sencilla.. La vi en las tardes a la orilla de los rezos, junto a los cines,.. y era como un cisne no decidido a la orilla de un estanque.. Supuse su signo, su historia, sus sueños, el color.. desconocido de sus muslos, vagamente musgosos.. La hubiera llamado Evangelina, Rosa del Aire,  ...   a los déspotas hundieron en incesante cieno,.. con llameante fierro marcaron a la historia:.. estén sus nombres sobre nuestras marchitas frentes.. Pero nosotros, hombres de un siglo enloquecido.. esclavo de sus máquinas, esclavo de su oro,.. tenemos un deber más sencillo, más triste y más oscuro:.. caerán nuestros nombres como vencidas hojas.. por implacables otoños cercenadas,.. no quedará en el aire huella de su caída,.. de su vuelo la impronta en la tierra hollada.. Cantaremos la paz, edificando sueños;.. será nuestra palabra de fuego el inflamado.. escarnio, el baldón del vendedor de armas,.. del negrero de indefensas naciones,.. cantaremos, poetas oscuros e indefensos,.. el trabajo y el pan que la luz acrecienta,.. no la innoble matanza ni la insidiosa intriga.. no tendremos mármol ni laureles,.. clarines ni aplausos de mujeres,.. nuestra dicha será el fuego del hogar tranquilo,.. la sonrisa inocente de los niños,.. la alegría estallante de las espigas en las eras,.. la bulliciosa actividad de río de las ciudades,.. y el sereno afán de pensadoras frentes.. Nuestro deber oscuro es cantar a la paz,.. a la armonía, al fraternal abrazo.. de comunión de sueños de los hombres!.. A laurel ni a renombre aspiraremos,.. recompensa sin precio ni mudanza.. serán para nosotros ignorar el temor,.. deparar al hombre, y a nuestro corazón, la libertad.. ANIVERSARIOS.. Todos los días son aniversarios.. que una memoria infiel no conmemora:.. aniversarios de lejanas dichas,.. de sueños, de inquietudes y de auroras.. "Hoy hace veinte años, lo recuerdas?".. -"Hace diez años.. " -Se abandona.. a indolencia cruel, a yerto olvido,.. la memoria.. Toda la vida sangrará esta herida!.. Cómo no recordar luz tan gozosa?.. Perseguiremos siempre, sin descanso!.. la gracia audaz de tan intacta forma.. Y no olvidamos! De súbito, nos viene.. antigua lumbre, nos enciende y dora,.. y nos puebla de imágenes queridas.. o de remordimiento nos agobia.. Algo más fuerte que nosotros.. en nosotros perdura y se incorpora,.. vence la acerba voluntad del olvido,.. nos abochorna.. Quisiéramos llorar nuestra flaqueza.. y desandar caminos, y solloza.. en.. nuestro corazón ajena vida,.. extraño tiempo en la memoria.. de dolores, de dichas, de victorias.. El corazón sólo recuerda nubes,.. perdidos sueños e intangibles formas!.. Página de la Literatura Guatemalteca.. Copyright 1996-2006 Juan Carlos Escobedo.. Última revisión: 26/03/06.. por..

    Original link path: /cbranas4.html
    Open archive

  • Title: El Carro de Fuego
    Descriptive info: EL CARRO DE FUEGO.. (1959).. SILENCIO.. Estás, amada, llena de silencios dormidos.. como árbol en la noche, agobiado de nidos.. Un equilibrio de éxtasis pliega apenas tu frente.. y por tus ojos pasa la ruta del poniente.. Un aire de caricias ondula la marea.. castaña de tu pelo con luz que balbucea.. Por tus brazos desnudos la tristeza desciende.. en tibia miel que, lánguida, tu reposo sorprende.. Un ademán pausado inicias, que se queda.. en el aire prendido como nube de seda.. En torno tuyo vibra la atmósfera dorada.. de julio, que te envuelve en su luz hechizada.. Estatua de silencio intacto, te sostiene.. gravitación del tiempo, que a verte se detiene.. Callas, sin voz, venida de mundos transmigrantes.. por donde hemos viajado, amada, siglos antes.. De tu silencio al borde, mi temor se estremece.. y mi actitud, de niño aterrado parece.. Por qué callas, amada, si de la vida fuera.. el silencio sombrío del no ser nos espera?.. Dime no importa qué; palabras sin sentido;.. mas llena con tu voz, mi silencio aterido;.. que si de nuevo callas, mi corazón varado.. será un árbol sin nidos, o un espejo empañado.. l937.. LEJANO AMOR.. Te llamaría Olvido si en tus ojos no hubiera.. de pronto, a veces, una profunda llamarada.. que del pasado viene y te torna extranjera.. un instante en mi vida una vida en mi nada.. Te ensombrece un reproche de silencios helados,.. escapas hacia mundos de enigma y lejanía,.. desoyes mi clamor, mis gritos desolados,.. me abandonas en lóbregos desiertos de atonía.. Haces bien: paladeo contigo tu venganza;.. nuestro error remidimimos en la común ausencia,.. sabiendo que no queda en el tiempo esperanza,.. que agotó nuestra lámpara hace tiempo su esencia.. Amor, remoto amor! Recuerdas cómo ardían.. las cosas y tus ojos, tu corazón, mis besos.. en los ardientes días? Si del azul venían.. las nubes de los sueños cargadas de embelesos!.. Fulgían nuestras frases en la luz engolfada,.. nos dibujaban alas livianos movimientos,.. y en mis brazos, reposo de tu cabeza amada,.. corrían prematuros, paternos ardimientos.. Todo pasa un instante por tus ojos vencidos,.. lumbre fugaz enciende, relámpago de pena.. Yo repaso perdones, recíprocos olvidos,..  ...   Sólo mi alma no.. Tú no estarás mañana, no!.. DONDE ESTA MI ALEGRIA?.. A los niños que juegan bajo el sol en el prado.. y a la vida dichosos parecen ensalzar.. pregunto con mi viejo corazón desolado.. Dónde está mi alegría?.. Los niños no responden ni dejan de jugar,.. y entonces con el llanto en los ojos prendido,.. me pregunto a mí mismo, miedoso de llorar:.. Existió mi alegría?.. A la nube que pasa en el cielo dormido,.. al pájaro que canta lejano en el confín.. y a la ráfaga errante, pregunto conmovido:.. Pero nube ni pájaro, ni ráfaga por fin.. saben de esa su loca perdida compañera.. que raptó en ígneo círculo un día danzarín.. Si el río lo supiera, si la lluvia supiera!.. Astros o vientos, mares, lirios, la noche, el día.. quién lo supiera, quién! Ah, ni tú, primavera,.. dónde está mi alegría!.. ESPERA TODAVIA.. Luctuosa amante que a mi voz acudes,.. solicita al infiel amante.. espera todavía!.. Espera a que corone con su grave.. lauro mi sien la vida, y que agote.. mi afán la esencia de un negado instante!.. Con prisas locas te llamó temprana.. mi juventud un día, y tú llegaste,.. desmelenada, esquiva,.. pero la mano vaciló cobarde!.. En dilatada prórroga de ausencia.. ardió mi llama delirante,.. sombrías horas tuve de soledad y vicio,.. no un absoluto amor que mi soberbia ufane.. Pero ahora retornas, con tu callado paso,.. reproche en la sonrisa y reclamo de amante.. que escarnecida mas no escarmentada,.. su fuerza estricta, su sortilegio sabe.. He sido amante infiel, lo sé, sirena,.. negra sirena de tenebrosos mares,.. y vienes con tu hermético misterio.. a recabar derechos en el divino instante!.. Tengo en las manos ebrias presa por fin la vida,.. y este fugaz minuto, ha venido tan tarde!.. Espera todavía:.. la eternidad es tuya, temible y fiel amante.. Cobardía.. Lo sé, y tu sonrisa apruebo.. y tu rencor aguardo, mas no el grave.. lauro y la rosa dejas que mi cabeza alcance?.. Dones para ti acopio en laureles y rosas,.. pues ya no juventud me queda para darte.. Espera todavía, que todavía.. la eternidad es tuya seré el más fiel amante..

    Original link path: /cbranas5.html
    Open archive

  • Title: Jardín Murado
    Descriptive info: JARDIN MURADO.. (1960).. LO QUE TE PEDIA.. Soledad te pedía.. y soledad me diste,.. y es ésta la alegría.. de mi existencia triste.. Miro a los otros llenos.. de juventud y risa:.. mis júbilos serenos.. se quedan en sonrisa.. Joviales padres miro.. que con sus niños van.. Los envidio y suspiro.. desde ti, soledad.. Otros tienen riquezas,.. amor, goces, honores;.. yo deseo, tristezas,.. libros, sueños y flores.. Todos celan ufanos.. los bienes duraderos:.. como el agua en las manos,.. los míos, huideros.. No me quejo ni lloro.. ya con llanto indebido:.. bajo el otoño de oro.. tengo lo que he querido.. Soledad te pedía,.. me diste soledad:.. valor dame, alma mía,.. para mi soledad.. DINOS SI LO SABES.. Tanta prisa de sangre desbocada.. para mover la máquina del mundo,.. tanta industria de ansia arrebatada.. que enardece el espíritu errabundo.. Tanta simiente de esperanza pura,.. tanto fervor de próspera cosecha,.. tanta espera a siniestra desventura,.. tanta alegría en vendaval deshecha.. Tanta fiebre de ahíncos estudiosos,.. tanta quimera de riqueza pronta,.. tantos niños de júbilo armoniosos,.. de deseo, de amor, mágica impronta.. Tanta plegaria en el azul perdida,.. tanto paso sin huellas en la  ...   tu universo.. RECIPROCO FERVOR.. El trigo que madura.. promesa de tu pan.. tómalo con ternura.. en medio de tu afán.. La rosa que revienta.. regalo de color.. tu mano turbulenta.. tómela con amor.. Del agua que sonríe.. donada a tu merced.. a su gracia confíe.. el ardor de tu sed.. Del día en luz vestido.. y de la oscuridad.. el inmenso sentido.. capta de caridad.. Las cosas convocadas.. llegan a tu querer.. y como iluminadas.. de ofrendarte placer.. Repare tu impaciencia.. en su luz virginal,.. descubra, en su existencia,.. lo sobrenatural.. Pues humildes, gozosas.. se entregan a tu bien,.. sabe tú amar las cosas.. y darte a ellas también.. PARA MANANA.. Para hombres venideros labro mi poesía.. Tendrán pienso mis sueños, mis angustias, mis dudas.. Clamarán en las noches de soledad sombría,.. de espanto temblarán con sus almas desnudas.. Mi momentáneo yo, este ser que detento,.. préstamo voluntario y para mí forzoso.. de una naturaleza que ignora mi lamento,.. será en ellos, tal vez, un aliento gozoso.. Para quien ame y sufra lo que he amado y sufrido.. negada a la esperanza mi perenne agonía,.. dejan lección doliente mi verso y mi gemido..

    Original link path: /cbranas6.html
    Open archive

  • Title: Palabras Iluminadas
    Descriptive info: PALABRAS ILUMINADAS.. (1961).. LA VISITA.. Ante tu puerta, Amiga, me detengo.. esta tarde dorada, rosa, lila.. Con mano vagamente apresurada.. aprieto el aldabón y lo acaricio.. como si ya algo tuyo en él temblara.. Pienso en las veces que lo así temblando,.. en las manos extrañas que lo asen.. confiadas o medrosas o indolentes,.. y en tu mano gentil que en él se posa,.. ave impaciente o lirio sosegado.. He de llamar.. Los ojos entrecierro,.. y te veo, en tibiezas de tu cama.. en errante lectura sumergida,.. puliéndote las uñas sonrosadas,.. peinándote la ardiente cabellera.. o a tus flores sonriendo en el jardín.. Te veo.. Estás hermosa en tu descuido,.. en el candor de intimidad segura,.. en languidez dichosa, e imagino.. que piensas en mí: " por qué no viene?".. Por la calle desfilan presurosas.. las gentes, aturdidos los vehículos,.. los rumores, fantasmas de la vida.. El poniente se pinta de celajes,.. una luz de impaciente despedida.. blanquea las fachadas, se introduce.. por techos y ventanas a los patios,.. ha de envolverte en su cendal vibrante,.. ha de poner reflejos en tus ojos.. Mi imagen estará en tus ojos?, sueño.. El tiempo se derrama, miel tranquila,.. sobre mi sueño.. Es tarde, me reclamo:.. Para qué he de llamar, si la he tenido.. más cerca de mis manos y mi sueño?.. Y suelto el aldabón como soltara.. a su reposo un ave malherida.. y me voy por las calles hervorosas.. rebosado de incierta dulcedumbre.. y de sutil remordimiento herido,.. diciendo en sueños: Volveré mañana.. AMANTES VIEJOS.. Ya no tenemos nada que  ...   todo.. Nos queda sólo, amantes viejos,.. el silencio, la sombra y el olvido.. UNA NIÑA DORMIDA.. Calla, Silencio amado, que ella duerme.. cándidamente a tu costado.. No te muevas.. No alces tus afelpadas manos,.. no la acaricies.. Mírala, Silencio,.. como si fueras un tranquilo espejo,.. y en el gozo mortal de contemplarla.. no sonrías siquiera, conmovido.. o temeroso.. Al más tímido movimiento.. que hagas despertará: no podrás devolverle.. las estrellas que juegan en su sueño.. Así callo, Silencio, cuando a mi lado duerme,.. por infantil fatiga dominada:.. me parece.. como estar a la orilla de un acechante abismo,.. en la noche escondida de un diferente mundo.. Pero calla, Silencio, calla: puede.. oír la voz de nuestro pensamiento, y despertar.. HUBO UN MOMENTO.. Hubo un momento.. Iba la luz debajo de las cosas,.. nada sangre en invisibles venas,.. en venatorio jubileo.. tras ninfas a su afán esquivas.. iba jadeando el viento,.. iba el amor por entre ardidos bosques.. por ignoradas playas suspirando.. En el pretil del día estabas tú.. y a ingrávido silencio sonreías.. en estupor de estrella.. en un pozo sin término caída.. Bajo tu piel la luz temblaba,.. no querían tus ojos libertarla,.. eras toda no carne y sueño,.. sino aura presa, equívoca aureola.. Hubo un momento en que a mi sueño.. navegante.. la imagen pareciste de su sueño.. y ya lanzaba el grito luminoso.. contra la noche sin estrellas, " tierra!",.. pero la luz se iba y se iba el viento.. y en su bosque el amor se extraviaba.. Ay, todo fue un momento.. Dioses, hubo un momento..

    Original link path: /cbranas7.html
    Open archive

  • Title: El niño ciego y otros poemas
    Descriptive info: EL NIÑO CIEGO Y OTROS POEMAS (1962).. EL NIÑO CIEGO.. 1.. Déjanos, Júpiter, la luz y combate contra nosotros.. Ayax.. (enero).. En la noche de enero plata negra!.. está el ciego asomado a su ventana,.. el niño ciego.. Qué estrellas brillarán, madre, en la noche?.. pregunta sin querer, cierra los ojos.. y extático se queda.. contando estrellas en su noche.. Madre, murmura, las estrellas son.. como niñas desnudas?.. Dices que brillan, qué es brillar?.. Brillar, no es el perfume que me llega.. del naranjal en flor?.. o es como el canto del jilguero.. que por distante, no lo escucho?.. o como el canto.. del surtidor?.. No delires, mi niño,.. (en la noche de enero plata negra!.. la madre se echa a sollozar).. Dame una estrella, madre, si me quieres,.. no dices que en el cielo.. hay estrellas a chorros? Dame una,.. madre, para jugar con ella.. esta noche de enero, madre!.. No delires, mi niño, las estrellas,.. sábelo, son los sueños de los hombres.. y tú los tienes en tu corazón.. (En la noche de enero.. se ha soltado a cantar un ruiseñor).. (marzo).. Tierno calor que a estío en primavera.. anuncia y anticipa.. El niño ciego pensativo aguarda.. a indecisa pregunta fiel respuesta.. (Crecer, alzarse sobre sí,.. de qué oscuro misterio sobreviene?).. Ya soy grande, te alcanzo, madre,.. con mis besos el cuello, y me parece.. que hubiese ido trepando por tus miembros.. hasta encontrar tus besos en su cuna.. Qué alta eres! No creí alcanzarte nunca,.. y ya te domino entre mis brazos;.. pero tú me dominas en ternura.. Sigues siendo mi niño, tú, hijo mío.. Pero he de reprocharte, madre,.. que en manos de otros me abandones,.. quieres que aprenda tantas cosas.. que tú no sabes cómo me hacen daño.. Si no he de verlas, para qué las rosas,.. las nubes y las islas?.. Madre, yo tengo miedo de saber!.. No basta con saber que tú me quieres?.. Ay, mi niño, mi siempre niño,.. mi joven árbol que no sabe.. de los amargos vientos de la vida.. Madre, yo tengo miedo de sentirme.. crecer, no el joven árbol que tú dices,.. sino esta triste cosa, un hombre.. por qué he de ser un hombre, madre,.. y.. no sólo un acento de tu voz?.. (junio).. Madre, cómo decírtelo? No puedo.. es como si tuviera en la garganta.. un nudo de dulzura, un delicioso peso que me oprime.. como cuando de niño me besabas.. en medio de mi llanto, el pecho:.. es como si estuviera dulcemente.. cargado de racimos.. Madre, ya han reventado las espigas?.. se doran las manzanas, por ventura?.. Yo no puedo decírtelo.. y siento tu mirada que me quema.. y el corazón quisiera..  ...   en la calle?.. No es nada, pobre niño ciego,.. sólo es que pasa el huracán!.. (diciembre).. Un quejumbroso viento de noviembre.. en los cipreses, entre los rosales.. Madre, pregunta el Niño Ciego,.. por qué dices que has de morir?.. Morir ya sé que es deslizarse.. suavemente en el tiempo hacia la nada.. Yo no podré dejar que mueras,.. tú no puedes dejarme, madre,.. no cabría en la tierra.. mi soledad.. No me atormentes, Niño, y como cuando.. eras niño, callar te ruego:.. morir, para nosotros, hijo mío,.. los pobres, es un bien.. Como otras veces te pregunto, madre,.. por qué nosotros somos pobres, pero.. no me respondas que lo quiere Dios.. Dios lo quiere, mi niño,.. no sabemos por qué.. El quiso que yo fuera ciego.. y querrá despojarme de tu luz?.. No delires, mi niño.. que puede oírte Dios:.. cuando me vaya, El verá por ti.. Déjame que te bese, madre,.. que alise con mis besos tus arrugas,.. que acaricie en tus ojos.. la luz, no dejes que en lo alto de la vida.. ahora que diciembre viene,.. pueda quedarme sin tu luz!.. (Un quejumbroso viento de noviembre.. en los cipreses, entre los rosales,.. rotas las alas, sube lentamente,.. como buscando a Dios.. ).. UN HOMBRE.. Me llamo Juan.. Estoy aquí, en la tierra,.. por un designio ignoto, resignado.. a mi patria parcial y a mi progenie,.. ellas a mi presencia resignadas:.. más bien dichosos, si se quiere, al hábito.. de sabernos vitalmente enlazados.. Abro mi puerta y viénese mi patria.. a los ojos, desnuda, en esplendor;.. mi pueblo se me entra en las entrañas.. en el rumor de niños que corean,.. de obreros, de artesanos, de muchachas,.. de gentes que transitan y trabajan,.. que me ignoran, llevándome en su sangre,.. de pronto en el caudal de su mirada.. En la noche me pongo a ver al bosque.. de las estrellas.. Su temblor absorta.. mi ánima confundida.. En ellas miro.. que mi patria perdida se evapora.. a tiempo que me llama.. Desmesúrase.. mi patria en ellas, mi progenie, y vuelvo.. sin sentirlo a mi tierra, o bien mi tierra.. sin sentirlo a mi vuelve, y me recobra.. En este juego de mortal entrega.. transcurre ese temblor llamado vida,.. y yo, Juan, con mi nombre mancillado.. por los días, los hombres y los sueños,.. olvido preguntar por qué he venido,.. por qué es mi patria esta sencilla tierra,.. por qué amo a mi progenie y la rehuyo,.. por qué he de preguntar, a dónde, a quién,.. y pienso que me llamo Juan, y basta.. Puedo ver a la tierra que sonríe.. y al cielo que se puebla de miradas.. Un hombre entre los hombres.. Juan.. Y basta..

    Original link path: /cbranas8.html
    Open archive

  • Title: La sed inumerable
    Descriptive info: LA SED INNUMERABLE.. LO SOBRENATURAL.. Amo en las gentes lo que hay de inconsciente,.. de alegría, de asombro, de incierta espera,.. ese abismarse en la vacía contemplación de un crepúsculo,.. ese precipitarse en enjambre en torno de un accidente,.. ese congregarse en rezos y procesiones,.. ese arder en repentinas iracundias ante la injusticia,.. injustamente alzadas, tal vez.. Amo sus movimientos desinteresados,.. amo la expresión de sus instintos que echa a luz.. de antiquísimos naufragios quillas de barcos, áncoras,.. o bien ciudades enteras sumergidas, atlántidas sin nombre.. y de su mortal leyenda despojadas.. Me digo su hermano cuando las veo.. por caminos soledosos, por jardines desguarnecidos,.. pasear su caudal silencio, sus ojos por un turbio.. ensueño empapados,.. inseguras del ángel que las seguía,.. y ya va delante, no alcanzable más.. Amo a las gentes, nada más, cuando escapan,.. cometas, mariposas, o jabalíes acosados,.. a su ser tangible, vacante el pensamiento,.. la razón dormida,.. con algo, sin imaginarlo, de sobrenatural.. l8 de diciembre de l957.. SUEÑO MILITAR.. No creo estar equivocado más de una vez.. si declaro que hubiera querido ser soldado.. (y general todo entorchado y emplumado.. en un carnaval).. Pero soldado sí, adrede,.. con un limpio fusil en los ojos.. y el aire rebelde en las polainas.. ligero y afilado en mastín.. Atento a la disciplina del viento.. y a la carrera.. cultivaría golondrinas en el cuartel.. Soldado antiejemplar para las marchas.. forzadas hacia el pasado.. y con paso acelerado dispuesto.. a entrar a saco en el futuro infiel.. Ahí donde se me ve de paisano.. torpe y a la deriva en las calles,.. llevo un redoblante lleno de sol.. soldado de un ejército invisible.. que en vehementes mareas sube.. por las rampas del crepúsculo.. sin darse cuenta, ni por vencido, de su heroicidad.. Pero mi sueño militar concluye.. más acá de la ordenanza y no sé si del bien y el mal.. porque yo habría sido a la verdad un mal soldado.. por mi bien.. y me habrían fusilado por la espalda del viento.. por desertor.. porque yo nunca habría disparado.. a la madreselva ni a la rosa ni al ruiseñor.. 30 de octubre de l954.. LAS VENCEDORAS.. Yo he visto a las madres jóvenes llevar de la mano.. a sus niñitas como se lleva un trueno de la mano.. Sonríen coléricas y deseantes,.. dueñas imperiosas de la vida.. Arrastran un rumor de perfumes calurosos.. y no encuentran compensación a su júbilo.. Un mordaz silencio las acosa,.. un viril remordimiento las persigue.. Con ángeles a remolque.. ondea su fuerza navegante.. -Nosotras somos las manzanas granadas,.. nosotras somos las granadas embriagadas.. -Dejadnos pasar con nuestros estandartes,.. dejadnos pasar con nuestras llamas repetidas.. El viento descompuesto se adelanta a su estatua.. y las moldea con furor.. Las madres jóvenes con sus hijitas de la mano.. pasan como si llevaran un trueno de la mano.. 3 de noviembre de l954.. DEL REGRESAR.. Cuando yo regreso del espejo,.. cuando vuelvo de los países desencantados,.. cuando reprimo mis raíces subversivas,.. cuando incremento el lastre de mis alas escondidas,.. cuando pierdo la curiosidad por el humo,.. cuando desdeño la nube sin oficio,.. cuando digo adiós al camarada viento,.. pongo a orear a sol o a sereno mi cansancio,.. guardo mi voz doblada en las alacenas del silencio.. y me vuelvo en fin de costado para dejar escépticamente.. que otras constelaciones se aproximen al borde.. siniestro de mi noche.. y se destrocen.. Veo entonces sin malicia a las tranquilas rosas.. envejecer,.. veo a los ríos a la distancia escribir sus lentas biografías.. sin saber para qué.. Y no  ...   frustradas torres,.. o bien en sencilla democracia.. sufrida alfombra a multiplicados pasos inacabables.. tejedores incesantes de la vida sin cesar tendían.. De lo que fueron, carcomidos vestigios,.. y no las alas que pudieron ser,.. puestos a la luz de nuevo ahora,.. su ser, su sed antigua, a la intemperie muestran,.. su despedazada flor,.. al tiempo resistentes, al tiempo,.. signos de sueños ya deshechos, de olvidados hombres,.. ladrillos hijos de los hombres,.. de sus creadoras manos nunca del todo destruibles frutos,.. de su anhelar testigos, de su eficacia documentos.. y a su servicio y a su desdén jubilosos siervos,.. ladrillos de Nínive, de Roma, de Segovia o de Guatemala,.. viejos ladrillos, mis hermanos,.. proscritos de la esperanza.. y vivientes siglos después de las rudas manos.. que los moldearon para la ajena efímera esperanza.. ESTE DIA CUALQUIERA.. Hoy, veinte de marzo del año tal,.. yo estoy vivo, en mi país, en mi ciudad,.. o en qué ciudad no importa.. Mañana no!.. Sé que lejos laten ríos violentos,.. sé que cerca se alzan montes huraños.. con un azul de ojos de niño exótico,.. que en alguna parte no terminan de tenderse.. sin término llanuras, praderas, marismas,.. ah, el mar, que también existe, más allá!.. Es decir, la tierra con su variedad,.. con su fortaleza, por soles, nieves ultrajada,.. por huracanes, cataclismos, hombres,.. y en la noche, naufragada y palpitante,.. entre negras sábanas a fornidos dioses entregada,.. exhausta.. Y yo vivo en medio de esta procelosa maravilla.. y tengo un nombre, un oficio, un deber.. y tempestades de deseos, aquí, secretamente,.. en la voz ahogada, prisionera.. Y yo respiro, y ando, y caigo, y giro.. y vuelvo a ver los árboles sedientos.. y los pájaros disparados.. en la embriaguez de la música del viento.. y estoy inmóvil y absorto y maravillado.. de un día más en el pecho ardiendo.. Hoy veinte de marzo.. junto a mujeres primaveras indiferentes,.. frente a hombres en su quehacer ensañados,.. desprovistos de miradas para la tierra.. que bajo sus pies pasa y fulgura,.. astro menor sin importancia.. donde los labios a los labios se juntan,.. yo vivo una sola vez, un día innumerable,.. ya ido de mis manos,.. nunca a mi pecho resarcido,.. pero qué más da, si vivo.. y la tierra es bella y la vida fluye,.. sed en mis arterias locas,.. por mí, a través de mí, misteriosa, vagabunda,.. en este minuto que acaparo y me traspasa,.. hoy, veinte de marzo,.. hoy, veinte de marzo, tan lejos de la esperanza!,.. en que me doy cuenta, antes de morir.. (DEL OTRO LADO DE LA NOCHE).. Del otro lado de la noche.. auroras asesinadas vírgenes de desgarradas túnicas,.. flotantes nubes vagabundas, bruma, hollín, silencio.. de negras estrellas rodando sin rumbo en el vacío.. abierto.. del otro lado de la noche.. Allá, donde un abismo a otro abismo acecha.. y allá, donde regresa pavorido el viento.. una luz incesante está prisionera de sí misma,.. una luz para ningunos ojos destinada.. y a su propio ser negada.. Perseguirte desde la entraña palpitante de las madres sucesivas,.. perseguirte en la entraña de los días que nos fueron dados.. y en los mudables días de los hombres,.. perseguirte en el tiempo, de tiempos sin término erizado,.. ese sólo ha sido el destino entreabierto.. y el abismo entrevisto se ha cerrado para en otro abismo abrirse.. y a sí mismo devorarse sin fin.. Oh luz angélica, sierva de las cavernas impenetrables,.. señora de lo desconocido, oh luz angélica, para qué.. replegada del otro lado de la noche, donde nunca.. ninguna estrella brillará.. 9 de marzo de 1962..

    Original link path: /cbranas9.html
    Open archive

  • Title: CANCIONERILLO DE OCTUBRE
    Descriptive info: CANCIONERILLO DE OCTUBRE.. (1966).. (EL GRILLO).. Entre la hierba oscura.. en la noche de plata.. canta constante el grillo.. en serenata.. (El ruiseñor.. canta mejor).. Humilde sabe el grillo.. que su canto horadante.. exaspera al durmiente.. y al caminante.. Qué importa que haya canto.. mejor que el canto mío?.. suspira en su tiniebla.. cantor sombrío.. Cantamos a la misma.. inalcanzable estrella,.. que acoge por igual.. nuestra querella!.. (Canta mejor.. el ruiseñor!).. Cante mejor, dichoso,.. nocturno ruiseñor,.. yo, grillo humilde, digo:.. esta es mi voz.. *.. Anda, anda, corazón viajero.. por el mundo de la imaginación.. Cielo, tierra ni mar te queda,.. sólo te queda la imaginación.. Yo haré la tierra, el mar, el cielo.. desde el abismo de mi soledad,.. de sueños poblaré mar, cielo y tierra,.. me basta con mi soledad.. Ay, corazón viajero.. tu soledad es perdición,.. has de llorar tu soledad vacía.. si se te muere la flor de la imaginación.. Hormiga, hormiga, te has pasado la vida.. recorriendo los mismos senderillos,.. una brizna llevando a tu mísera troj.. Te engríes de prudente y laboriosa,.. el invierno sañudo no te sorprenderá.. Ay, mi hormiga insensata,.. por cuidar de la vida.. nunca supiste la gracia de cantar,.. te atrapará mañana la muerte.. con la despensa llena, pero sin un cantar.. Flor de lino, flor de lino,.. en tus ojos todo el cielo,.. flor  ...   no es tu adiós este delgado viento.. que entre los árboles murmura.. y estas hojas que caen.. y este arrebol muriente del ocaso.. y esta mullida languidez del alma.. y este sollozo como en sueños.. apenas entreoído y ya lejano.. Te vas octubre de dorados días.. y son mis días lo que en tu regazo.. te llevas, corderillos temblorosos,.. hacia una eternidad más triste.. que mi asolada soledad, octubre!.. Señor, los niños se despiertan.. con hambre, vueltos de la noche,.. y tú les das rocío.. Los viejos tiritan de frío,.. los pobres viejos,.. sin ilusión, sin pan y sin abrigo.. y tú les das un sol de papel.. que alumbra sus recuerdos.. y no calienta su piel.. Tú los hiciste, dicen,.. a semejanza tuya,.. pero olvidaste darles.. tu fuerza o tu poder.. Es así.. Ha sido así.. Yo no sé.. Soy muy torpe, mi Señor,.. y no comprendo tu proceder.. Ya he vivido bastante, ahora puedo.. morir.. Los días que me esperan, qué me pueden.. traer?.. Tristezas, alegrías, tedio, cuitas,.. pesar.. Ya he vivido bastante, puedo ahora.. partir.. Para qué nuevos días, si no puedo.. soñar?.. Calla! Nunca se vive ni bastante ni más.. Cuando el final se.. acerca.. más quisieras.. vivir.. No digas he vivido ya bastante,.. no más.. Has de echarle los brazos a la vida.. cuanto más en la noche.. te sientas naufragar!..

    Original link path: /cbranas10.html
    Open archive

  • Title: Alfonso Orantes
    Descriptive info: DEL POEMARIO ALBORBOLA.. t e m a.. a eugenio silva peña.. r!.. O A.. m a m o R! M.. a O.. R!.. amorfo amor - amargo amor.. amorfo amor amortigua.. amoroso amor amarga.. amor amortiza amor.. amordaza amor amante.. y el amorío amorata.. amor amortaja amor.. amor - amor !.. amor amargo !.. amor amorfo !.. amoricones !.. amor ?.. amortigua, amordaza, amorata, amortiza, amortaja.. amor.. amoral !.. d u c h a.. anófeles romántico.. aquella noche trompetillaba el mismo cántico;.. a la vulgar blancura del burgués plenilunio.. consonante dió junio.. el poeta aburrido.. del monótono ruido.. y del mismo indumento de novia.. sin himeneo del cursilón paisaje,.. siente profusa fovia.. y como una protesta se desgarra su traje.. nuevo adán, deshonesto.. a la luna acribilla con mil y un denuesto;.. la interpela.. y la llama: bocio de la noche; viruela.. en la cara aplastada del cielo; cancro.. del infinito; chancro.. del azul sifilítico; ano.. albino de lo in-humano;.. cochino esfinter mensual; celeste polilla;.. plato.. roto en malhadado garabato;.. tortilla.. de yeso, seca y fría; ridícula oreja.. de un tazón azulenco de falsa porcelana.. desportillada y vieja;.. palangana.. para el baño de asiento.. del picado y sarnoso firmamento;.. bacinica.. donde un sol con uremia.. se orina; media lata de anemia;.. bandeja.. de incomparable plata añeja;.. último colmillo.. de falsa noche-lobo sin boca; lobanillo.. flotante; gargajo.. purulento de luz;.. rodela de pus;.. moneda falsa.. ayer.. te decían: colombina,.. hoy: cafiaspirina.. sin cruz bayer,.. sin poder para siquiera hacer menor.. el dolor..  ...   cosas de amarillo usado;.. los árboles su abulia y su descuido.. exhiben en sus copas desgreñadas;.. usan los cerros delantal con mugre.. y los llanos sus sábanas manchadas.. el volcán que es montera de horizontes.. lleva una felpa tiesa y engrasada.. y el mismo cielo tantas veces pulcro,.. con nubes tiene el rostro embadurnado.. ante aquel espectáculo indolente,.. surge la tempestad riñendo truenos;.. fulmina rayos su visión airada.. y azota con sus látigos de viento;.. aquellas expresiones de su enojo.. -que al huir pavorido el eco arrastra -.. rematan al final desesperadas.. en un copioso llanto de aguaceros.. cuando le pasa aquel berrinche al día.. -que amilanó el espíritu del aire-.. y enjugándose lágrimas se aclara.. su vista turbia y su ánimo se aplaca,.. entonces ve - como ojo estupefacto-.. que con llorar despercudió el paisaje.. sinfoneta con fuga de la madrugada.. para joseh castañeda.. albor, albórbola albada!.. albardillada la luna cabalgando en la alborada.. trae luz alborozada.. albórbola alborotada mira la tierra arbolada.. la tierna tierra aterrada tirria tirita;.. tirada suelta el grillo en grita,.. grima de la madrugada.. pampa, pampera palurda, por pura pampirolada.. ante su lloro llorosa rocío riega.. y regada.. va a la vega.. vagarosa.. vaga el arrollo arrullado,.. arrullo que arruga el ceño.. de la barranca barrosa.. boquiabierta por el sueño.. prima pringa,pamposada,.. al páramo parancero eriza en el pajonero.. un pájaro pajarero pajaritea un agüero.. y cuando cae la aguada chorreando.. chorro chorrero por grifo de la cascada.. al cielo brinca un lucero, lucífero lucifero..

    Original link path: /aorantes6.htm
    Open archive

  • Title: Alfonso Orantes
    Descriptive info: DEL LIBRO SONETOS.. A CLAUDIA LARS.. Ahora que padeces por la espina.. que tenías clavada entre la rosa.. de tu vida de niña prodigiosa.. y sabes la verdad que se avecina.. Ahora que tu espíritu se afina.. para cambiarte en forma milagrosa,.. no te herirá, porque será infructuosa,.. la envidia y lo dañado de la inquina.. Como tú sabes que la gloria existe.. y estás segura que a la hora incierta.. ninguno por tu ausencia estará triste,.. siento que entre la dicha y lo fatal.. si a Carmen Brannon lloraremos muerta.. no a Claudia Lars porque será inmortal.. San Salvador, Diciembre 1972.. -.. PRESCIENCIA.. Toda ley natural lleva en sí la expresión de una negación.. Enunciado Científico.. I.. Tanta contradicción frente a los ojos.. y tanto apetecer que no conforma.. Todo se cambia, todo se transforma:.. la verdad, la mentira, los despojos.. Quien ante un bello cuerpo está de hinojos,.. se siente en forma viva ante otra forma.. Y si se mira bien, se nos deforma.. lo real en meros esqueletos flojos.. Si juegan con el hombre los sentidos,.. no existe la verdad ni la apariencia,.. ni los instantes del gozar vividos.. Es posible que ante esto nadie acierte,.. ni sepa si la vida es existencia.. o si solo se vive ya en la muerte.. II.. Pero alguna evidencia tiene el hombre.. en medio de su máxima ignorancia,.. cuando al hablarse a él solo, su arrogancia.. devuelta oye en el eco de su nombre.. Es posible que entonces ni se asombre.. estar cerca y hallarse en la distancia.. del tiempo, del espacio, en la pura ansia.. del querer perpetuarse en el renombre;.. de saber que existiendo, ya su suerte.. está echada en él y contenida.. en dos polos concretos: vida y muerte,.. de los que ha sido el oscilante centro.. que transportando en sus entrañas vida,.. la misma muerte ya la lleve dentro.. San Salvador.. 1954.. BARRUNTO DE MI MUERTE.. A Paco Figueroa..  ...   en que su propio yo solo es un nombre.. y, al hacerle su cielo de su infierno,.. restituirle a su designio humano.. porque el hombre es el fruto de lo eterno.. Diciembre de 1942,.. GEMA ASTRAL.. Mujer y ángel que en lo femenino.. De lo corpóreo que hay en tu existencia,.. Anticipa a mi opaca inteligencia.. Cómo está conformado un ser divino.. Fruto de la poesía, flor y trino,.. Pureza niña, de lo niño esencia,.. Que mostrando celeste consistencia.. Designio astral oculta en su destino.. Como revelación de ignoto arcano,.. hecha del germen mismo de lo tierno,.. eres misterio que al misterio humano.. aclara en tí su gema donde quiso.. mostrar la vida su prodigio eterno.. para que en tí yo viera el paraíso.. Marzo de 1953.. PEQUEÑO MONSTRUO.. y los moluscos reminiscencias de mujeres.. Rubén Darío.. Pequeño monstruo.. Del placer la gruta.. Íntima.. Ventanal del Cielo.. Foso.. Revelador de infierno milagroso.. Isla, molusco, monte, flor y fruta.. Perdido ya el Edén, mínima ruta.. Para su hallazgo.. Surco misterioso.. De recuerdo y olvido.. Sello venturoso.. De semilla que en gloria se transmuta.. Raro designio del deleite quiso.. Mostrarse en tal prodigio débil, fuerte.. Y al anunciar tu signo el paraíso.. - manzana del pecado ahí escondida-.. revelará en su umbral cómo es la muerte.. y qué estrecha es la puerta de la vida.. San Salvador, 1955.. -.. AMOR.. Se eternizó el instante, porque al verte.. sobre ti se volcó toda mi vida.. El amor es el bálsamo y la herida.. Fuerza del movimiento y de lo inerte.. Ya que tan débil fui, renazco fuerte.. de la triste ambición desvanecida.. porque ya mi insipiencia adormecida.. ha entendido el problema de la muerte.. Si esto es ser inmortal, hallé el nirvana.. de verdad y mentira condensada.. en resumen de ayer, hoy y mañana.. del que los hombres se hacen así dueños.. porque el amor es gracia humanizada.. y es tan irreal como los mismos sueños..

    Original link path: /aorantes4.htm
    Open archive

  • Title: Alfonso Orantes
    Descriptive info: POEMAS DEL POEMARIO GOLONDRO.. HALLAZGO.. Ella se puso ante mis ojos.. Fué uno de esos días.. que iba cantando en mi la vida.. una canción de adolescencia.. Ambos temblábamos como niños.. ciegos por un deslumbramiento.. En nuestras bocas las sonrisas.. fueron mensajes de esperanza.. En nuestros ojos las miradas.. iluminaron como fiesta.. Sus ojos me hablaron de cosas eternas,.. Su boca me hizo conocer el sabor de la vida.. KODAK SENTIMENTAL.. Cuando sonríe.. toda la gracia está en su boca.. y la alegría.. como una fiesta entre sus ojos.. Hay en su voz.. Estallar de gorjeos infantiles.. Entre inflexiones de ternura maternal.. Su risa,.. Ejercicios de fuga de íes.. Entre dos disonancias de rubíes.. Son como golosinas,.. en la suavidad de su cara de niño,.. sus labios.. Sus ojos,.. Dos puntos suspensivos.. En el poema de su cara.. SNAPS SHOOTS.. Mi vida está pendiente de sus ojos,.. de su sonrisa y de su voz.. Al verte,.. Loca alegría danza en mi corazón.. Todo el vacío de mi vida.. Lo llena tu sonrisa.. Cuán dulce pronunciar tu breve nombre.. que tiene traumaturgia de oración!.. Si yo pudiera con palabras.. decirte este poema que hay en mí!.. Al evocarte,.. Mi alma se ilumina como un amanecer.. Lejos de tí devoro mis recuerdos.. RUEGO.. Iluminaste mi existencia.. llenando el arca vacía de mi corazón.. Me abrieron tus ojos las puertas de lo eterno.. y el secreto de la vida me lo dijo tu boca.. No vayas a dejarme abandonado.. en medio de la dicha.. REVELACION.. Cuando el mar estaba claro.. tracé tu nombre en la playa,.. vino un oleaje a borrarlo.. y el mar se volvió esmeralda.. Mientras contemplaba absorto.. aquel color de  ...   extrañes que al mirarte,.. Mis ojos estén ciegos de reproches.. Y mi boca sellada de preguntas.. CIELAGO.. tocata en añil.. para carmencita durán.. en un cielo de agua se refleja un lago.. en lago de cielo se refleja el agua.. halago de un cielo.. cielo de un halago.. lago cielo.. cielo lago.. gula hay en el agua.. en el cielo hay gula.. el cielo se azula.. el agua se azula.. ondula el azul y la undula azula.. vela desgarrada un pájaro vuela.. -entre lago y cielo el ala y la vela-.. el ala navega y vuela la vela.. es azul azul.. azul es azul.. azules.. azules.. azul.. ciego y lago azules.. azul cielo y lago.. piel de lago al cielo.. lago piel de cielo.. una nave vaga.. una nube boga.. la nube naufraga.. se esfuma la nave.. nave nube.. nube nave.. ave.. nave.. nube.. !piélago! bosteza en añil el cielo.. en añil el lago !ciélago! bosteza.. d i v e r t i m e n t o.. para una niña bonita.. estaba golondro.. en mi atolondrina una niña se hizo golosina,.. como golondrina pasó rauda dejando una cauda rosa.. me quedé tolondro clavado en la espina.. varado en la esquina.. -!oh dije!corregí:mal dije: oh diosa!.. - odiosa me dijo, grosero?.. -!oh diosa adorable! rápido corrijo.. -vejete, replica.. - vejete yo? no vejo a la rosa, la moza, la diosa, la musa.. muy mal me reputa.. - re.. qué, maldito ?.. -mal ditto es esto italiano.. ?yo hablo.. -no hable, porfiado: me deja confusa.. yo quedo confuso.. por fiado.. la moza, mi musa, confusa pasó.. al volver en mí, me encuentro contuso, contumaz digo:.. oh moza!!oh musa!!oh masa!.. !oh diosa!..

    Original link path: /aorantes5.htm
    Open archive

  • Title: Alfonso Orantes
    Descriptive info: LA FUNDICION DE LAS CAMPANAS.. Para la fundición de las campanas, el horno fue levantado en el fondo del último patio de mi casa, contra una alta pared que parecía inaccesible.. Era una fábrica rectangular, de unos dos metros de ancho por cinco de largo.. Tenía al frente una pequeña puerta de hierro, por donde se veía el metal fundido.. La chimenea tendría tres metros de alto.. Era cuadrada como de metro de ancho por lado.. En la parte de atrás se hallaba una construcción abovedada, contigua a la pared, en donde se depositaba la leña en cantidades tales como para fundir toda la carga de bronce acumulada en pedazos desiguales.. A medida que se iba calentando, las llamas penetraban como largas lenguas crepitantes en esa especie de cama donde iba disolviéndose poco a poco el metal que se movía lentamente, como si se tratara de un monstruo cuya piel iba cobrando vida y tomando una coloración verdusca.. A veces me parecía que iba formándose un caimán metálico ardiente y oscilante, inquietado por el ardor o como una salamandra dorada, espíritu elemental del fuego.. A los dos lados del horno, en cavidades cuadrangulares de cerca de un metro de profundidad y situadas a la mitad del horno, habían sido depositados cuidadosamente los moldes de cada una de las dos campanas que iban a fundirse.. La forma laboriosa con que fueron hechos, me causaba honda curiosidad.. Quien hacía los moldes era un obrero, fundidor experimentado.. Primero labraba, con un barro especialmente preparado, la parte cónica del interior de la campana, operación que requería habilidad y precisión.. Lo que resultaba admirable era la parte que constituiría el exterior y el calibre o grueso del instrumento de metal.. La operación la realizaba aquel artífice de manera contraria o sea, colocando el molde al revés, es decir, lo cónico de abajo hacia arriba.. Mediante una pieza de madera adaptada a un eje situado al centro de lo que constituiría la cabeza de la campana, aquel cono invertido iba moldeándose sobre lo que era la armazón, ceñida con cinchos metálicos distribuidos a lo largo del tosco cono exterior en tanto que por dentro el barro reblandecido iba cediendo al pasar y repasar del patrón que con los lugares correspondientes al perfil externo, dejaba espacios iguales a franjas circulares, en donde se cincelarían nombre, fechas, detalles de la campana, aparte de los espacios lisos que, entre espacio y espacio, iban destacándose siguiendo la suave línea cónica.. Me parecía como si estuviese modelando el cáliz de una flor inmensa.. Era una tarea minuciosa, lenta, amorosa.. El perfil giratorio pasaba y repasaba milímetro a milímetro aquella serie de ondulaciones y salientes que emergían de diminutos ángulos para luego seguir su recorrido de abajo hacia arriba, en una paciente labor que por momentos me causaba mareo.. El fundidor parecía gozar con aquel pasar y repasar circulatorio, al derredor del molde invertido.. Contemplándole muchas veces, largamente, me daba la impresión de que aquello lo ejecutaba dormido.. Sin duda se imaginaba no sólo la esbeltez y elegancia del exterior de la campana, sino que hasta percibía su sonido que podía recorrer la tonalidad infinita de diapasón, desde los tonos agudos, suaves a los roncos, graves, solemnes según el ceremonial que repicasen.. Se llamaba Timoteo aquel artífice de las campanas.. Yo le hacía preguntas acerca del proceso seguido.. El, paciente, me respondía a todo y continuaba como embebido en su tarea.. Pasaba días y días  ...   con una voracidad insaciable; el ayudante que por medio de una larga barra de hierro con una pieza rectangular en el extremo mezclaba aquel metal hirviente; la ansiedad de todos los que contemplaban aquel espectáculo, todo aquel ambiente luminoso, deslumbrador, las sombras y las luces rojizas que hacían su juego encendiendo los rostros de quienes como hipnotizados, veíamos aquella faena tan espectacular, tan patética, casi trágica del fuego y del metal en lucha enconada por vencer y ser vencido, por licuar hasta la transparencia el bronce que luego iba a transformarse en un instrumento sonoro, cuyas ondas repercutirían en la ciudad, en el poblado, llamando a misa a los fieles, resonando clamoroso durante los sucesos acongojadores como incendios de manzanas enteras en los barrios pobres o almacenes lujosos; clamoreando en los días de las celebraciones patrias o anunciando matrimonios regocijados o ya, solemnes, convocando rezos de difuntos, sonando lentas, graves, como largos lamentos con plañidos escalofriantes, como gritos desesperados, como desgarradores sollozos que iban y venían ondulantes, ululantes, anunciando que así como se recuerda a quien ha muerto, debemos tener presente que también moriremos.. Todo aquello se resumía en las luces, los reflejos, las sombras, aquel agitarse de las llamas y su proyección fantasmagórica sobre los seres, los árboles cercanos que sentían ya incendiarse tal la intensidad de aquel calor sofocante, asfixiante; pero al mismo tiempo tan estimulador, tan paralizante, de tal modo que quienes eran iluminados intermitentemente, a cada segundo, parecían petrificados y estar fundidos como estatuas, como imágenes de bulto, formando frisos, cohortes, grupos a quienes pasmaba el asombro y la curiosidad.. Era un espectáculo inolvidable.. Quién ha presenciado la fundición de una campana en esta forma, un poco primitiva, un tanto tradicional, legado de quienes vinieron a enseñarnos como se funden las campanas no podrán olvidar jamás ese ritual del fuego y del metal, esa fantasía de color y de calor, de reverberaciones iridiscentes dentro de aquel manto luminoso producido por los fragmentos del metal con que se alimentaba aquella voracidad del horno resplandeciente.. Pero, como sucedió en una ocasión, el metal de la campana para aumentar su tono y dependiente de la calidad y pureza del bronce, debía de resonar mas melodiosa y dulcemente, con un timbre asaz elevado, hasta llegar con sus sonidos al éxtasis o al delirio, ocurrió que cuando se fundía la campana que sería consagrada a Santa Imelda, venerada en la iglesia de Santo Domingo, el entonces prior de dicho templo, el Padre Riveiro y Jacinto, quiso que se añadiera oro al metal para que el tañido de dicha campana fuera de tal manera singular que no podrían olvidarlos los fieles convocados a misa.. Entonces el espectáculo resultó indescriptible porque, al arrojar objetos de oro macizo y caer sobre el bronce derretido que se movía con desesperación las luces que surgieron del manto incandescente y movedizo, torvo, verdoso como jade y rojizo como sangre espesa, era como de bengala.. Las tonalidades iban desde verde esmeralda como lenguas milagrosas, hasta el naranja turbador y transparente, como si se tratase del fruto de las Espérides, pasando por tonos violetas tan desvaídos como desvanecimientos en rostros de vírgenes perturbadas por un acceso histérico, causado por alguna tentación del diablo.. Mágicas, oscintilantes, con temblor de astros y reverberaciones de cielos constelados, parecían aquellas explosiones, porque eran como estallidos de colores del iris, en una epifanía de juegos artificiales o en una crepitación pirotécnica de las Mil y una Noches..

    Original link path: /aorantes1.htm
    Open archive





  • Archived pages: 832