www.archive-org-2014.com » ORG » L » LITERATURAGUATEMALTECA

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".

    Archived pages: 832 . Archive date: 2014-01.

  • Title: Arqueles Morales
    Descriptive info: LO QUE YA NO ES SUFICIENTE.. Pedirle una hora benigna a un día es ser inconsecuente.. con nuestra propia juventud.. Hay que hacer que el día sea bueno en toda su extensión.. o combatirlo con los ojos abiertos.. Exigir un momento de amor para toda la vida.. es negar nuestra propia razón.. Hay que lograr.. que el amor nos impulse.. en estos largos caminos en que andamos.. Pedirle piedad al enemigo.. es rebajar la estatura de nuestros propios actos.. Quererlo convencer  ...   poder para el proletariado.. es traicionar a Marx.. Con medio salario no gana nadie la tranquilidad.. y sí se puede aupar a los medrosos.. Cuando Lenin decía: Todo el poder a los Soviets!.. no sugería Un poco de poder a los Soviets.. Las batallas se dan en su momento o se concilia.. En la juventud, en el amor, en la dignidad.. y en la lucha de clases.. Página de la Literatura Guatemalteca.. Copyright 1996-2006 Juan Carlos Escobedo.. Última revisión: 26/03/06.. por..

    Original link path: /amorales6.htm
    Open archive

  • Title: Arqueles Morales
    Descriptive info: RECONVALECENCIA.. Por esta vez el juego ha terminado.. Buena suerte.. La muerte no te quiso o te ignoró, sencillamente.. Pero ahora, cuando abras la puerta.. y terminen tus pasos de cruzarla,.. tendrán nombre distinto tus objetos cercanos.. Todo estará ya nuevo.. Menos la obsesión.. Y es que la guerra que te duele a fondo.. ha seguido su curso.. sin esperar que crezcas nuevamente de los huesos.. Habrá que tratar de vivir desde hoy a grandes trancos.. a ver si pese a todo.. vas recobrando el tiempo que perdiste.. en este diálogo inútil con tu fin..

    Original link path: /amorales7.htm
    Open archive

  • Title: Roberto Obregón
    Descriptive info: LA CANCION PERDIDA.. A Olga Kómonova.. Aprehender, sí.. Primero asimilando.. los matices y contornos ocultos.. Lo húmedo, lo tibio, y sin soy afortunado.. el rumor de tu sangre abriendo zanja en la vida.. Loco de mí.. Inocente.. Como si teniéndote.. sería yo el señor de tus trigales.. y tus bosques de abedul copados de nieve.. Como si estrujando en mis manos.. un ramo de espesa malaquita,.. o segando una espiga de ámbar.. y el aliento de la estepa en el vino,.. desvelara tus rosadas yemas impresas en mi piel.. y disolviera tu trayecto en mis pasos.. Pobre de mí.. Y qué formas más antiguas.. de tenderte una celada a las ciegas.. y remotas fuerzas de la tierra.. Qué manera más primaria de cazar las cosas.. Loco.. Grabo tu adjetivo y tu risa,.. tus piernas en la lluvia.. y la comisura de tus labios tristes.. Desentraño con presteza tu imagen.. y en seguida, como lo hacían mis abuelos.. en las grutas cuajadas de estalactita.. (allá en Cobán), bailo sobre un solo pie.. ante los primerísimos jaguares.. que se introdujeron en el arte,.. ante los tecolotes y las monos y las culebras.. para siempre inmovilizadas  ...   para enlazarte.. Y en él me he quedado encerrado.. y gritando por salir de tu pecho.. CASI PARABOLA.. Tú no conoce el mar.. Estás confundida.. con la estepa.. Aseguras.. Y no sabes.. El mar desflora oraciones de agua.. y las despliega del azul al verde.. La estepa hinchada de trigo.. oye pasar conversaciones.. que el viento corretea desde distancias remotas.. En ella las piedras duermen con la espalda a flor de tierra.. y los búhos miran de día.. Son diurnos.. (Eso les pasa por vivir al aire libre).. No sabes -no asegures.. Lo que ha de causar confusión en ti.. es la sensación de profundidad.. Pero en el mar la sensación es vertical.. y es horizontal la profundidad de la estepa.. Qué noticia tienes tú del mar, dime,.. de las embarcaciones que enraizaron en el fondo,.. del concéntrico rumor del caracol, de tesoros callados?.. No, Olga.. La estepa te tiene hechizada.. y tu corazón la arrastra como una túnica.. Reconócelo.. Tú no entiendes de estas cosas.. Lo que sí sabes a ciencia cierta.. es que yo,.. desde tus pies hasta hacerte entrecerrar los ojos.. desde tus profundidades despunto.. como un duro arrecife de coral..

    Original link path: /obregon3.htm
    Open archive

  • Title: El aprendiz de profeta
    Descriptive info: EL APRENDIZ DE PROFETA.. La profecía es otro oficio que.. debemos aprender nuevamente.. 1.. Mis manos,.. mis pies,.. a los grandes sueños.. habéis encadenado.. Mi corazón, mi sangre.. he plantado con tu queja,.. mis ojos.. llenos de visiones.. mis manos,.. llenas de guijarros.. habéis encadenado.. 2.. A la campiña se va.. si a uno le amanece doliendo.. el hombre y su historia;.. cuando él ya ha muerto.. y no ha vuelto a nacer,.. se va cuando todos.. tienen atada la lengua.. y se niegan a cantar.. Hay que apoyarse.. en los muros de la noche.. y el sueño de las campanas.. Despertaremos la ciudad,.. la levantaremos,.. educaremos sus ojos a la luz.. 3.. El viento medra.. bajo los árboles mojados.. Salid al patio,.. mirad.. mirad:.. he metido.. mi mano en la charca.. He ahí que ella.. os mostraba una profundidad.. reflejando.. la altura de la estrella.. Para esto el largo oficio de la lluvia?.. El paciente esmerilar, en búsquedas.. de una luz intrínseca, en nuestro metal?.. Dejadme,.. dejadme abrir un pozo.. al pie de las grandes montañas.. Sentaos a esperar.. sobre el anciano tronco de vuestro pasado,.. que yo os traeré de beber en mis manos.. 4.. Miradlos.. Se han pasado el tiempo.. creciendo sobre la ceniza.. de sus propios incendios.. Arrancad sus vestiduras y máscaras.. Si son aquellos ofrecedores de mercadería.. en las impostoras ferias.. de nuestra historia,.. envolviendo la fruta engusanada.. u ocultando el puñal.. bajo relumbrante lenguaje fariseo.. Miradlos,..  ...   te allegarás.. para llenar tu corazón.. Mientras tanto.. podéis reir,.. reir,.. reir.. 7.. Asomad a vuestros ojos,.. oiréis correr el agua.. bajo este muro de guijarros.. Sostiénese el árbol.. de profundas raíces,.. continúa el viajero.. que repasa los caminos,.. y crece.. sólo el que retorna a la fuente.. Removed,.. removed.. los rescoldos.. de acampados inmemoriales,.. que tal es el secreto.. de las grandes fogatas.. 8.. No quiero el calor.. de vuestro fuego,.. no quiero el agua.. de vuestras tinajas.. Quiero sólo un lugar.. para mi canción.. Nadie hablará del futuro,.. sino de la oscuridad.. que nos duele.. en los ojos.. Tal es el secreto.. de los amaneceres.. 9.. Llorad conmigo.. por los que no han muerto.. Llorad.. llorad.. llorad, vosotros,.. los muertos de oscuridad.. Que Jeremías.. se pudra en el silencio,.. que se vaya con su llanto.. a la parte trasera del alma.. Yo, a pesar de la holganza.. en el mundo de las alcantarillas,.. a pesar de la alegría, abundancia,.. lloro,.. lloro.. por los que están vivos.. Yo.. lloro, lloro, lloro, lloro.. con mi sol.. a las orillas del pantano.. 10.. Aprended a ser profetas.. sin hablar del futuro.. No pertenecen.. los sueños al presente?.. Os enseñaré el oficio.. Removed los basureros,.. hurguemos el fuego,.. abramos, violemos tumbas,.. escarbemos en la ciénaga.. del pensamieno humano;.. escuchemos los grandes silencios;.. encontraremos nuestro hallazgo:.. al pastor de sí mismo.. Descansad, sentáos.. junto a las brasas apagadas.. Yo os traeré agua en mis manos,..

    Original link path: /obregon1.htm
    Open archive

  • Title: Roberto Obregón
    Descriptive info: LAS INSCRIPCIONES.. esta señal de la aurora.. la traían en su corazón.. POPOL VUH II, CAP.. VI.. I.. No podemos encender la hoguera.. Mojado está el bosque.. podridos están los troncos.. No podemos quebrar los colmillos del frío.. Arrancar.. Y recobrar nuestros huesos entumecidos.. En la humedad del agua.. nos ha tocado prender la hoguera.. En la oscuridad de la noche.. nosotros somos la región más espesa.. A oscuras sesionamos bajo la helada.. Y conferenciamos sobre nuestro qué hacer.. De cómo allí los muertos continúan.. jugando un gran papel en la guerra.. De qué manera se escogen entre todos.. Quiénes llevarán a la espalda el mayor peso.. en los ratos.. de agudo peligro.. Acérquense los del fuego.. los enamorados de la vida.. Nos calentaremos con estos nuestros corazones.. Hechos leña bajo este rudo temporal.. Pero contentos.. Ya sé que te deshojas, carnal,.. por mí.. Te abres y te diseminas.. Pero eso y la sabiduría de tu instinto,.. la alcoba siempre perfumada para mí,.. la copa de ararat, las grabaciones.. de música oriental,.. las sábanas cada noche pulcras y tibias,.. esta riqueza y la otra, la de  ...   un calabozo.. Suelta las amarras.. Aparta la dádiva.. de tu aliento.. Permite que me vaya.. Me iré sólo.. Paso a paso regresaré en la oscuridad,.. orientándome por el resplandor de las hogueras.. II.. (paréntesis para hablar de mi poesía).. De mí alguien ha dicho que mi verso.. es exquisito.. Que lo diga Pedro Saad h.. que estaba presente.. Deliciosa, decían, la metáfora, rítmica la.. corriente.. del subsuelo.. Complejo el pensamiento urdido.. Y yo, qué pienso?.. No sé.. Posiblemente tengan razón.. Creo -es nada más un creer-.. que de mi poesía bien podría hacerse.. el arco.. con que una gacela traza la mañana.. La pulpa de unos labios, deshechos en silencio,.. en la oscuridad.. Ojo de agua.. en la garganta agrietada de una pradera.. Llamarada para fundir cadenas, consumir cepos.. Por los menos, señores, yo me he esmerado en.. hacer una red.. para la vida.. Claro, claro.. A pesar de todo lo bueno que.. hay en ella.. no sería extraño que al convertir mi poesía.. en puente (puente por el que pase el alma de.. mi pueblo).. nada habría de raro.. que debajo estuviera defecando algún cristiano..

    Original link path: /obregon2.htm
    Open archive

  • Title: Poemas de Mario Payeras
    Descriptive info: In Memóriam Luis Cardoza y Aragón.. La noche está vestida de relámpagos.. y se apaga el fulgor de la bengala.. Vivo fue la polvareda del cosmos en el poema.. Ahora es hormiga en la memoria.. y en los días del mundo.. Se ha detenido el reloj hasta que el sol se pudra.. naranja gravitatoria en la ventana.. No sé quién es ni a qué nombre responde.. ese ingrávido costillar y esas hebras de pelo,.. esa lengua de gorrión y esos pávidos ojos.. Mientras yo digo septiembre y miro la luna nueva.. el viejo halcón canoro ha volado hacia la luz.. Mario Payeras Septiembre de 1992.. Zona Reina.. No recordamos ya cómo éramos al principio.. porque con cada día parte un cadáver nuestro.. a pudrirse en el tiempo.. Nuestros mejores esbozos de humanidad futura.. resultaron apenas artificios de pólvora.. que ardieron bajo la lluvia de la primera noche,.. porque aquí la realidad todavía está en guerra con los pájaros.. e ignora por lo tanto la cristalización de la decrepitud.. y los tardíos laberintos.. en que suele extraviarse su mudanza.. Y agreguemos:.. nunca como estas mañanas.. estuvimos tan exentos de los envejecimientos del espíritu.. ni nuestros pensamientos se parecieron tanto.. a nuestros actos.. Sierra de Chamá.. Hemos llegado a un mundo.. olvidado por los aviones y los pájaros.. Durante varios meses.. nuestra pequeña tropa arrastró por la selva.. su aparatosa impedimenta:.. tres mástiles de navío,.. trapecios de volatín y una carpa en harapos,.. dos elefantes viejos,.. una ballena con la cola maltratada por la ingratitud de la materia.. y demás artefactos que generan júbilo.. Quienes sobrevivimos al último diluvio.. hemos aprendido a orientarnos por los recuerdos,.. porque del sol hace ya muchos meses que no se tiene noticia,.. y para ver a Orión describiendo en el cielo sus piruetas.. de aeroplano melancólico.. es necesario esperar la vejez del verano.. Sin embargo,.. nunca un puñado de bolcheviques con lombrices.. había estado tan cerca de tumbar la ley endurecida.. que gobierna la hechura de toda mercancía.. Dos cosas más aprendimos en la lluvia:.. cualquier sed tiene derecho cuando menos a una naranja grande.. y toda tristeza a una mañana de circo,.. para que la vida sea, alguna vez, como una flor.. o una canción.. De la vida envidiable de Feliciano Argueta.. Ya ves que aquella despedida de México,.. provisional como todos los plazos del corazón,.. no pudo sobrevivir a su propia promesa.. Y hoy que es marzo,.. compañero,.. y que ya no te encuentras bajo este viejo cielo.. donde los pájaros son desmemoriados,.. me llena la  ...   café de Praga.. desde el que pueden seguirse las costumbres.. de las gaviotas de noviembre,.. mientras tú quizás andabas,.. en horarios distintos,.. por el remoto cielo de Valparaíso,.. pensando que en efecto la realidad es translúcida.. pero que es atravesable en un solo sentido.. porque no tiene caminos de regreso.. Y qué bueno hubiera sido encontrarnos algún día.. para entregarnos cuentas de lo andado,.. para mirarnos a los ojos.. por lo menos.. una vez más en la vida,.. y arrancarnos ( quién sabe?).. los flores que entretanto nos hubieran crecido para el otro.. en el propio corazón.. Pero tú sabías que no vale la pena.. tratar de ser felices a la vieja manera.. Por eso es explicable que en tu cartera se encontraran.. simples objetos de hombre que no le teme al olvido.. (y desde aquella hora.. la muerte no es para mí esa patria feroz.. que nos aflige tanto con su ternura solitaria),.. y que un 14 de abril te olvidaras de las citas y de las fechas humanas.. y te marcharas conforme hacia el largo domingo sin barriletes ni pájaros,.. la región que en los mapas más antiguos que existen.. solía representarse con una ballena triste.. Chilibasun.. Hay un lugar nublado en las montañas del norte.. al que los hombres llaman Chilabasún.. Es una zona frecuentada por pájaros migratorios,.. y quienes siempre tienen hambre han aprendido a cazarlos.. en los atardeceres,.. atrayendo con fuego las bandadas hacia las barreras de carrizo.. donde se estrellan aturdidas,.. pues los pájaros siempre llegan del este.. y confunden con el sol la nube iluminada.. Nosotros somos comunistas.. y se nos hace fácil el proyecto de repartir los bienes materiales,.. porque no tenemos nada;.. pero no repartirmos de la misma manera.. el amor nuevo de nuestro corazón,.. pues no somos todavía como esos inolvidables compañeros de la sierra.. que siempre han ignorado el sentido y la teoría.. de la propiedad terrestre.. La estrategia y la flor del tamborillo.. Quien piense dirigir una guerra en la selva,.. tiene que aprender de la flor del tamborillo.. Ningún general asedia al adversario con tanta.. maestría, como esta flor amarilla.. Todos los años.. toma febrero por asalto, instaura la floración total.. de la primavera y se retira sin ruido por las rutas.. de marzo.. El pensamiento es un pájaro extraño.. El pensamiento es un pájaro extraño.. que se alimenta de sus propios yerros.. Toda filosofía guarda algo de los sofismas.. frente a los cuales se erige como verdad.. De residuos de teoría construimos el martillo.. para demoler lo viejo..

    Original link path: /payeras2.html
    Open archive

  • Title: Los fusiles de Octubre, de Mario Payeras
    Descriptive info: LOS FUSILES DE OCTUBRE.. de MARIO PAYERAS:.. EL POSTMORTEM DE LA REVOLUCIÓN.. En 1991 el ex-comandante guerrillero Mario Payeras (1940-1995) publicó su último libro, titulado.. Los fusiles de octubre.. (1).. Llevando como epígrafe una cita de Simón Bolívar que dice "el arte de vencer se aprende en la derrota," el mismo pretende ser un balance crítico de la estrategia guerrillera hasta la desarticulación de los frentes a principios de los ochenta con el motivo de "esclarecer las insuficiencias y contribuir a rectificar los errores que.. hemos cometido los revolucionarios.. al relacionar lo político con lo militar" (9).. Por qué lo incluimos en esta sección? Por dos razones.. Por un lado, su examen es un post-mortem de la estrategia guerrillera que, como indicamos en el segundo capítulo, constituyó un rasgo estratégico que tuvo un claro impacto cultural durante el período 1960-90, hasta el punto de llevarnos a denominar el mismo "período guerrillerista.. " La presencia guerrillera fue el tropo emblemático de la crisis de estas décadas.. De allí que un texto que disecte mejor que ninguno el sistema de pensamiento que articuló el mecanismo guerrillero nos parece indispensable como indicador de que dicho período efectivamente acabó y que nos estamos moviendo hacia "nuevos desafíos" como el mismo texto indica en sus últimas páginas.. Por el otro, como evidencia de que en un proceso en el cual queremos significar cómo los centroamericanos se han pensado a sí mismos y han gradual y paradigmáticamente reconstituido su subjetividad por medio de variados procesos textuales, no interesa tanto la hegemonía de un cierto género literario por encima de otro, sino más bien cómo diferentes géneros desde su particular perspectiva como sintetizadores de conocimiento articulan sus efectos de verdad en el proceso de reconfigurar el sujeto.. Qué género le correspondería a.. ? Su autor ha publicado todo tipo de géneros.. Comenzó con un testimonio,.. Los días de la selva.. , que ganó el premio Casa de las Américas en 1980.. Continuó con el género testimonial con.. El trueno en la ciudad.. (1987), pero enseguida saltó al cuento corto (.. El mundo como flor y como invento.. , 1987), al "análisis ecológico" que podríamos catalogar como una especie de ensayo (.. Latitud de la flor y el granizo.. , 1988), la poesía (.. Poemas de la zona reina.. , 1989) y dejó casi concluida una novela a la hora de su muerte.. Obviamente.. podría ser también un ensayo, lo cual implicaría la aburrida tarea de definir los rasgos formales que caracterizarían a este género.. El autor subtitula el libro "Ensayos y artículos militares" sin definir genéricamente lo que esto implica más allá de su contenido y de su naturaleza breve:.. Los ensayos y artículos que componen el presente volumen fueron escritos entre 1985 y 1988, como balance crítico de la experiencia guerrillera.. Representan el punto de vista de un protagonista de ese periodo de lucha, enfocado desde la perspectiva de la ruptura política que dio lugar en el país a un nuevo proyecto político.. En el conjunto de elaboraciones es claramente perceptible la evolución del pensamiento, el corrimiento de los énfasis del plano militar a la perspectiva política, cambio de prioridades que coincide con los cambios en la situación centroamericana.. (9).. De particular relieve nos parece la frase "el punto de vista de un protagonista de ese periodo de lucha.. " Efectivamente, más allá de las diferencias entre géneros y las supuestas hegemonías entre unos y otros me parece que lo más relevante de toda la textualidad narrativa centroamericana del período estudiado es que toda ella constituye "puntos de vista de protagonistas de ese periodo de lucha," o de crisis si se prefiere.. Es este el punto focal que examinamos a lo largo de todo este libro más allá de cualquier diferencia de índole genérica, porque es a partir de esos puntos de vista que podemos entender como conceptualiza el mundo el sujeto centroamericano y cómo se identifica a sí mismo dentro de él.. Dado lo anterior, no nos preocuparemos por definir formalmente si.. es o no un "ensayo.. " Más bien exploraremos brevemente cómo conceptualiza la problemática militar durante el período de crisis que está a la base de toda nuestra problemática.. Para hacer lo anterior, partamos de su descripción.. El texto de Payeras comienza analizando la estrategia guerrillera y contrainsurgencia 1970 - 1984.. Dicho análisis lo remite a problematizar la naturaleza del foco guerrillero.. Esto, a su vez, lleva a una interrogación sobre el surgimiento de los ejércitos revolucionarios.. Lo anterior implica una problemática histórica.. De allí que entonces se analicen  ...   citadino" de aparatos clandestinos que le proveyeran todos los recursos necesarios a las columnas guerrilleras.. Para eso fue necesario crear bases de apoyo dentro del mismo campesinado, para que éste le proveyera todos los recursos necesarios a "su" ejército.. Aunque en un principio el seguimiento de esta línea contribuyó a un acelerado y masivo desarrollo de las fuerzas guerrilleras, el mismo crecimiento hizo que, en la ciudad y en el llano, no se constituyeran bases de apoyo.. Se creó en su lugar un aparato clandestino ".. que en la práctica sustituyó a las masas en su calidad de protagonistas del proyecto.. (17; subrayado suyo).. Esto inició una dependencia en el aparatismo que posteriormente fue fatal para las fuerzas guerrilleras.. El ejército procedió a aislar los aparatos clandestinos de las "fuerzas populares y democráticas" para iniciar su desmantelamiento.. Dado lo anterior, entre 1981 y 1983 las fuerzas revolucionarias no fueron capaces de contrarrestar la estrategia de contrainsurgencia y quedaron a la defensiva.. Al deteriorarse la participación de las masas en el esfuerzo militar se desplazó el eje de las contradicciones de lo militar a lo político, y las fuerzas revolucionarias tampoco pudieron reaccionar a tiempo por negarse a reconocer dicho desplazamiento.. Payeras concluye:.. la limitación fundamental de las fuerzas revolucionarias, en el terreno militar, consistió en que no fueron capaces de alcanzar las formas superiores de desarrollo de la guerra de guerrillas que demandaba la situación estratégico-militar conformada en el país.. la limitación mencionada revela la persistencia o no-superación plena del punto de vista foquista prevaleciente en la década de los años sesenta, ya sea en el plano político o en el militar.. (29).. Payeras desprende como conclusión que el foquismo demostró sus límites históricos, pues "ninguna fuerza guerrillera foquista logró alcanzar la etapa de construcción de fuerzas militares regulares ni pasar a la guerra de movimientos en un territorio liberado a partir de él" (30).. A nosotros nos parece importante señalar también que lo que tenemos aquí es un cambio en el sistema de pensamiento que no fue percibido por las fuerzas revolucionarias precisamente por la falta de una reflexión crítico-teórica capaz de detectar dichas transformaciones.. No se detectó así el fluctuante espacio cultural de confrontaciones entre actores sociales que legitiman y deslegitiman relaciones de poder.. El esquema foquista, heredado sin haberlo comprendido plenamente de la revolución cubana como señala el mismo Payeras, se convirtió en una fuerza coercitiva que constriñó la naturaleza, el discurso y la práctica revolucionarias:.. En nuestro caso, los efectos sociales del atraso estuvieron en la base de la desproporción entre los factores políticos y militares.. Las masas populares del área de implantación hicieron virtualmente su experiencia de organización.. bajo la presión de la guerra de guerrillas en curso, lo cual impone por naturaleza exigencias y ritmos que no se pueden regular a voluntad cuando se contraponen militarmente fuerzas beligerantes.. La energía fundamental de la fuerza guerrillera.. se consumió en organizar, en explicar, en politizar.. La guerrilla supone que está creando organización militar, cuando en realidad está creando organización social en función política.. (92-93).. El reduccionismo en la implicación práctica del foquismo implica la necesidad de elaborar un pensamiento crítico que vaya más allá de la disciplinariedad revolucionaria, que sea capaz de evaluar estas formas de conocimiento para superarlas en el proceso de encontrar nuevas formas de interpretar la realidad política.. Por eso.. es una reflexión sobre el proyecto revolucionario y una metodología.. Su meta es romper los fosilizados sistemas de pensamiento revolucionario y ver qué es lo que puede ser subsecuentemente reafirmado, o bien que es lo que hay que reelaborar desde un principio.. Su efecto no es entonces el de sintetizar hegelianamente sino el de yuxtaponer experiencias diversas para permitir al lector comprender la multiplicidad de discursos posibles dentro del campo revolucionario.. Para hacerlo, tiene que historificar las técnicas que han regulado la práctica revolucionaria, sea como producción discursiva, sea como represión ideológica, sea como intuiciones nunca teorizadas.. En otras palabras, Payeras intenta reelaborar las historias de discursos desconocidos, olvidados, excluidos o marginalizados pero que han informado de manera decisiva la práctica subversiva y transgresiva de la sociedad centroamericana durante los últimos 100 años.. En este sentido el suyo es un texto que merece mayor reconocimiento, y que merece una evaluación crítica, por mínima que sea, en el proceso de hacer a vuelo de pájaro un mosaico de la narratividad post-crisis, post-guerras civiles.. - Mario Payeras.. México: Juan Pablos, 1991.. - Yolanda Colom.. "Mario Payeras, mi compañero.. " En.. Jaguar-Venado.. , Año I No.. 4, México, enero-marzo 1995, p.. - Ibid..

    Original link path: /payeras3.html
    Open archive

  • Title: Bibliografía de Luis Alfredo Arango
    Descriptive info: Bibliografía de Luis Alfredo Arango.. :.. Brecha en la sombr.. a.. Guatemala: 1959.. Ventana en la ciudad.. Guatemala: 1962.. Papel y tusa.. Guatemala: Editorial Landívar, 1967.. Boleto de viaje.. Arpa sin ángel.. Guatemala: Ediciones Nuevo Signo, 1968.. Dicho al olvido.. Guatemala: Editorial Landívar, 1969.. Grillos y tuercas.. Guatemala: Editorial Landívar, 1970.. Clarinero.. Guatemala: 1971.. Cartas a los manzaneros.. Guatemala: Editorial José de Pineda Ibarra, 1972.. El amanecido: o cargando el arpa.. Guatemala: Editorial Landívar, 1975.. Xicolaj borbon : con poemas tercermundistas y antidisneyworld.. Guatemala : 1975.. Antología: Archivador de pueblos.. Guatemala: Editorial Universitaria, 1977.. El zopilote biónico.. Guatemala: 1979.. Memorial de la lluvia.. Guatemala: Editorial Landívar, 1980.. El Rajop Achij Tecum.. Guatemala: Tipografía Nacional, 1984.. El volador.. Guatemala: Ministerio de Cultura y Deportes, 1990.. Zarabanda.. Guatemala: Editorial Oscar de León Palacios, 1995..  ...   cuentos de Don Juan Jenanito.. Guatemala: Artemis Edinter, 2001.. Cuentos para niños:.. La Tatuana.. Versión de Luis Alfredo Arango; illustraciones de Roberto González Goyri.. Guatemala: Editorial Piedra Santa, 1984.. Las lágrimas del Sombrerón.. Versión de Luis Alfredo Arango; illustraciones de Marcela Valdeavellano.. Por qué el conejo tiene las orejas largas.. Versión de Luis Alfredo Arango; ilustraciones de Marcela Valdeavellano.. Cruz o Gaspar.. Guatemala: Editorial Landívar, 1972.. 2a.. ed.. Guatemala : Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala, 1994.. Después del tango vienen los moros.. Guatemala: Grupo Literario Editorial "RIN-78", 1988.. El país de los pájaros.. Mexico: SEP, 1992.. Guatemala : Editorial Artemis-Edinter, 1995.. Otros.. Doña Libertad Bedoya de Molina : una mujer excepcional.. Guatemala : Tip.. Nacional, 1983.. Análisis de la letra del himno nacional de Guatemala.. Guatemala : Editorial Piedra Santa, 2000..

    Original link path: /arangobibliografia.htm
    Open archive

  • Title: Cuentos para güiros
    Descriptive info: Para los patojos de la red, para los que tengan patojos, y para los no tan patojos, aquí están unos cuentos que forman parte de nuestro ser.. Disfruten!.. Tío Conejo y Tío Coyote.. LAS LAGRIMAS DEL SOMBRERON.. Versión de Luis Alfredo Arango.. Celina era una niña muy bonita.. La gente del callejón del Carrocero, en el barrio de Belén, la veía todos los días y nunca terminaba de admirarla.. Mientras más crecía Celina, más linda se ponía.. - Qué ojos tan hermosos!.. - Sí, tan grandes sus ojos!.. - Y que pelo el que tiene!.. - Tan grande y ondulado!.. -Se parece a la Virgen del Socorro de la catedral.. Además de ser bonita, Celina era una muchacha sencilla y muy trabajadora.. Su mama hacía tortillas de maíz para vender y Celina salía todos los días, a las doce de la manana, a repartir las tortillas que hacía su mama.. Una tarde, a eso de las seis, en la esquina de la calle de Belén y callejón del Carrocero, sin más ni más, aparecierón cuatro mulas amarradas al poste del alumbrado electrico.. Las mulas llevaban cargas de carbón sobre sus lomos.. La gente no les dio mucha importancia, salvo porque ya era tarde.. - Qué raro! No serán las mulas del Sombrerón? -comentó una mujer medio en serio, medio en broma-.. - Dios nos libre, ni lo diga, chula! -le respondió otra al pasar.. Celina estaba muy cansada después de haber trabajado todo el día; el sueño comenzaba a dominarla.. Entonces oyó una música muy linda: era la voz de alguien que cantaba acompañándose con una guitarra.. - Mamá, oiga esa música!.. - Qué música? Lo que pasa es que te está venciendo el sueño.. - No, mamá!, oiga qué belleza!.. Pero la tortillera no alcanzaba a oír ninguna música: Lo mejor es que te acuestes, mi niña.. Celina se acostó, pero no podía dormir; seguía oyendo aquella melodía tan encantadora.. Hasta sus oídos llegó claramente la voz cantarina que decía:.. Eres palomita blanca,.. como la flor de limón,.. si no me das tu palabra.. me moriré de pasión.. A las once de la noche, las mulas carboneras ya no estaban amarradas al poste de la luz eléctrica.. Noche a noche se repitió aquella escena.. Lo único que la gente notaba era que ahí estaban las mulas con su carga de carbón, atadas al poste.. Celina, en cambio, se deleitaba con las canciones que escuchaba; la encantadora voz la tenía hipnotizada.. Movida por una intensa curiosidad, a escondidas de su mama, Celina salió a espiar en la oscuridad y se llevó una gran sorpresa: era un hombrecito que hubiera cabido en la palma de su mano! Tenía un gran sombrero que casi lo tapaba todo; apenas si salían debajo del ala, sus zapatitos de charol y sus espuelas de plata.. Mientras cantaba y bailaba tocando su guitarrita de nacar, enamoraba a la niña:.. Los luceros en el cielo.. caminan de dos en dos.. así caminan mis ojos.. cuando voy detras de vos.. Celina ya no pudo dejar de pensar en el hombrecito! Se pasaba cada día, esperando que llegara la noche, para verlo y oír sus canciones tan lindas.. Su mama se dio cuenta de que algo raro le estaba pasando a la niña:.. -Qué te pasa, hijita -le decía- estás muy pensativa!.. Pero Celina no podía explicar sus delicados sentimientos.. Simplemente deseaba escuchar esa música; quería ver una vez más al pequeño bailarín que la deleitaba tanto cantándole cosas bonitas.. Cuando él la visitaba todo le parecía más hermoso.. Las madres tienen una sabiduría especial que les permite comprender los sentimientos de sus hijos.. La tortillera comprendió lo que estaba sucediendo y decidio consultarles el problema a dos o tres vecinos de confianza.. Después de escucharla, todos llegaron a la misma conclusión:.. Celina estaba enamorada del Sombrerón! Además, los vecinos le dieron consejos a la tortillera.. Siguiendo esos consejos, ella decidió llevar a Celina lejos de su casa y la encerró en una iglesia para que ya no viera más al Sombrerón.. La gente piensa que los fantasmas no pueden contra Dios.. Al día siguiente, el hombrecito llegó al callejón del Carrocero, pero no encontró a la niña.. Entonces se puso como loco y comenzó a buscarla por toda la ciudad.. Sus mulas no volvieron a aparecer, amarradas en  ...   que nadie en el pueblo quiso quedarse atrás, dando cada uno lo mejor de la cosecha.. Cuando estaban por levantarse de la mesa, el padre le dijo al sacristán:.. - A que no adivinas de que nos olvidamos?.. - Francamente no sé.. - Pues de la sandía!.. - Ah, caramba! -replicó el sacristán.. Se rascó la cabeza como siempre, salió hacia la despensa y volvió con una enorme sandía entre los brazos.. Cuando el padre empezó a partirla vieron que saltó una chibolita y luego otra y otra.. Creyendo que de adrede la señora le había echado estiercol, el cura la mandó llamar y la reprendió.. La señora se azareó y se fue a su casa bastante preocupada.. Durante largo rato estuvo pensando como hacer para tenderle una trampa al que le había hecho esa mala acción.. Y de repente se le ocurrió poner un muñeco de cera en el sandíal.. Al anochecer llegó Tío Conejo, como de costumbre.. Lo primero que vio fue el muñeco, pero solo el perfil se le veía de tan oscuro que estaba.. Tío Conejo lo confundió con una persona y le preguntó molesto:.. - Y tú, que haces aquí? Hazte a un lado o te doy una manotada!.. Tío Conejo no esperó respuesta y le dio la manotada.. - Suéltame la mano! -le dijo y le pegó con la otra.. Al ver que su contrincante no le soltaba las dos manos, Tío Conejo amenazó con pegarle una patada y se la dio.. - Suéltame las dos manos y el pie! -volvió a decir Tío Conejo.. -Si no lo haces te pego con el otro.. - Suéltame las manos y los pies o te propino un barrigazo! -insistió Tío Conejo.. Viendo que el muñeco lejos de soltarlo más lo atrapaba, Tío Conejo acabó diciendole:.. - Suéltame o te pego un cabezazo!.. Al otro día, bien temprano fue la señora al sandíal, desprendió al Tío Conejo y lo dejó encerrado mientras iba a calentar un asador.. Estando encerrado Tío Conejo acertó a pasar por alli Tío Coyote.. - Oye! Que haces alli?.. -Vea, Tío Coyote lo que pasa es que me encerraron porque quieren casarme con una joven rica, pero yo no quiero.. -No seas tonto.. Esa ganga no se la ofrecen a uno todos los días.. Por que no quieres?.. -Porque me gusta ser libre.. Eso es todo.. Dicho esto Tío Conejo trató de interesar en el asunto a Tío Coyote.. Por último le dijo.. -Si usted tomara mi lugar tendría asegurada su vejez.. -Viéndolo bien, tienes razón.. No hablemos más!, -dijo Tío Coyote y se metió en la trampa.. Cuando la señora volvió, dijo asombrada:.. - Qué raro! Hace un rato estabas más pequeño y ahora te veo más grandote.. Qué luego has crecido! De todos modos me las vas a pagar.. Acto seguido le quemó la cola con el asador.. Mientras tanto, Tío Conejo se fue corriendo y se subió a un injertal.. Quería ver si pasaba Tío Coyote para burlarse de el.. Cuando Tío Coyote lo vio gritó furioso:.. - Ahora sí te como!.. - Oh no, Tío Coyote! Espérese! Voy a botarle un injerto.. Al momento lanzó el injerto.. Tan sabroso estaba el fruto que Tío Coyote no tardó en pedirle otro, pero esta vez, Tío Conejo le tiró uno verde que le quebró los dientes.. Luego, salió corriendo y fue a subirse a un coyolar.. Cuando Tío Coyote pasó, Tío Conejo volvió a molestarlo.. -Ahora si te como, -le dijo el Tío Coyote.. - No, por favor, Tío Coyote! Mejor déjeme que le bote un coyol.. Para que el Tío Coyote entrara en confianza, Tío Conejo le tiró un coyol maduro, pero después le tiró uno verde que le rompió la cabeza.. Una vez repuesto, Tío Coyote volvió a amenazarlo, pero Tío Conejo recurrió a su ingenio, haciéndole creer que la luna reflejada en el río era un queso.. Venga -le dijo-, aquí hay un sabroso queso, pero fíjese que para sacarlo hay que beberse el agua y como yo soy chiquito.. Quien quita usted se anima.. Tío Coyote no lo pensó dos veces y terac, terac, terac, se puso a beber agua hasta decir ya no.. Cuando el agua empezaba a salirsele por todos lados, Tío Conejo le dijo:.. Adiós Tío Coyote.. dientes quebrados.. cola quemada!.. y salió corriendo..

    Original link path: /guiros.html
    Open archive

  • Title: Luis Alfredo Arango
    Descriptive info: EL ANDALON.. Conocí pueblos que cabían.. en el vidrio de una ventana.. Aldeas que copiaban los colores de las horas.. -colores de frutero,.. de jaula con pericos,.. de aguacero pintado en las paredes.. La hoja de milpa custodiaba siempre los caminos!.. Conocí viejas iglesias,.. calaveras, cúpulas,.. hornacinas, ojos huecos,.. muelas de oro,.. morideros de plegarias y de llantos.. o retablos.. y a la hora de rezar o de dormirme.. conocí el chisporroteo.. de candelas apagadas con saliva.. En la infancia era posible.. llevar en andas a unos ángeles con alas de hojalata,.. comulgar,.. cortar el pan sobre una mesa apolillada,.. orinar.. y examinarnos el ombligo.. bajo el árbol de la plaza.. En la infancia solamente.. y en los pueblos.. Detrás del centinela.. espiar la noche de calabozos húmedos.. (Las cárceles y las escuelas colindaban,.. a veces compartían el mismo corredor).. Aulas heladas,.. ladrillos que olían a creolina;.. nos vestían de soldados y marchábamos.. con escopetas de palo;.. detrás del pizarrón.. medían las arañas.. el mapamundi enrrollado.. Domingos.. Siempre domingos.. porque los domingos eran iguales.. a cualquier día;.. el día de fiesta era un domingo grande.. Adornos de papel,.. flecos, rositas que.. se desteñían en las vigas.. y allí permanecían,.. años y años,.. hasta una nueva muerte,.. un nuevo aniversario,.. otro bautizo,.. otra boda.. Teníamos miedo a los fantasmas,.. miedo a lo irreal.. y nunca,.. jamás nos espantó lo triste,.. lo absurdo de la vida en esos pueblos polvorientos,.. taciturnos,.. que sueñan embriagados.. de su propia ingenuidad,.. de su pobreza.. Fantasmas? Claro que sí:.. los niños que no comen,.. los que mendigan,.. los hombres que tienen que robar,.. o matar,.. o aceptar indignidades por un mísero centavo.. Los sombreros sin cabeza.. Ahora me dan frío.. la viejecita gris con su gato, sus tiestos de violetas.. y su desamparo;.. la muchacha en el balcón -y la azucena-.. que esperan impacientes.. a quien ha de marchitarlas;.. los hombres sin trabajo.. y los que trabajan y trabajan.. para su compadre rico.. Me irritan las frutas que maduran.. para quien pueda comprarlas.. Viví en pueblos que cabían.. en un trozo de cristal.. o en el fondo de una botella de aguardiente;.. viví sordo, ciego, alucinado,.. atento solamente a los colores, a los trapos de anilina,.. a las compresas en las sienes de los montes,.. a los cofrades y sus mujeres,.. azules, verdes, rosados.. Ahora no me importan ya las cosas pintorescas.. He  ...   gorrión.. Al ángel Gabriel.. a mi hijo Calixto Camajá.. a Magdalena Milpas Altas.. y Agustín Acasaguastlán.. a Domingo Tzunum, Diego Matías,.. Manuela Sapón, San Raymundo,.. Gualán,.. Zaragoza.. A los Santos Apóstoles Pedro y Pablo.. a la bienaventurada siempre Virgen.. María Cauqué, María Perpetua, María Sabina.. María Candelaria.. y no me alcanza este papel.. la noche no me alcanza.. Asombroso país.. alimentado con ángeles llenos de muertos.. de flores húmedas y blancas.. que no tuvieron tiempo.. que nunca más se abrieron en sus labios.. de corazones apagados en el polvo.. de hermosas osamentas.. de ojos recién nacidos.. y leches y pezones.. y manos amarillas.. de rojas verdes manos.. Te embriaga esta canción.. Te gusta.. Te adormece.. Vela tu siesta de saurio extravagante.. Ocho mil tablas de pino colorado / mil cajas de caoba /.. cajitas blancas de seda / mortajas de cartón / como se.. pueda / entiérrenlos como se pueda / con hojas de maxán o con periódicos / los pobres que se vayan sin chamarra.. /sin trabas, sin petate / enrróllenle esta bandera /cuatrocientos quintales de cera de colmena / incienso parafina /clavos para crucificar / vigas / soleras, dinteles / puertas quebradas y que abran una zanja de aquí hasta el Usumacinta.. País esplendoroso.. Que nadie en ti pregunte.. qué sentido tiene nacer, llover, crecer,.. dar flor, multiplicarse.. Que nadie haga pronósticos, ni cuentas,.. ni cómputos acerca del destino.. acerca de estos pueblos.. regados.. congregados alrededor del sol.. Ni de las plazas brillantes.. Ni de los muros caídos.. y vueltos a construir.. Aquí nada es verdad.. Nada perdura pero.. Qué importa?.. La vida es un pañuelo.. es un hermoso juego.. es un instante de pólvora y colores.. y nada más.. Tu fiesta predilecta es este gusto.. de morir.. vistosamente.. en grandes ceremonias colectivas.. o a solas.. tal vez en una celda.. con cuatro zopilotes.. y un gato enmascarado.. y todo por amarte.. lindísimo país.. poblado de cadáveres.. y cráteres floridos.. DIALOGO DONDE ME SINCERO.. Anoche hablé con Homero y le dije.. Mire Don.. ya se fijó qué tragedia?.. No hay Ulises que valga porque.. no sabemos griego,.. no podemos deleitarnos.. traduciendo sus hexámetros.. Pero eso no es nada:.. Ni siquiera podemos entender.. al Rey Pascual de Olintepeque!.. Somos huérfanos de padre y madre;.. nacimos en esta tierra tan linda y.. tal vez aquí nos moriremos,.. sin ser grecolatinos, ni quichés,.. ni gachupines.. Qué tragedia Don Homero!..

    Original link path: /arango1.htm
    Open archive

  • Title: Francisco Morales Santos
    Descriptive info: Madre, nosotros también somos historia.. A Magdalena, mi madre.. El aire húmedo, viejo familiar nuestro, te puso en mi memoria.. con tu vida presente y anteriores vidas.. Cerré entonces el libro para acercarme al hombre.. formando multitudes, dejé correr las voces,.. dejé que envejeciera la tarde por ser tarde,.. perdoné la flojera del bus y los enviones.. y me puse a pensar copiosamente, verificando los recuerdos.. en el manual de tus oficios regios.. Fue como si el invierno penetrara al cuerpo con fuerza.. recogida en australes latitudes,.. como si desde lejos llegara una poesía torrencial acerca de ti,.. en efecto, el hablar de ti, el hacerte lugar en mis palabras.. conduce necesaria, invariablemente, a expresarlo de este modo.. Me pareció entonces que desde tu poniente.. retomabas el sol a mi cerebro, permitiéndome ver más claramente.. el presente y el futuro.. como cuando en tu mano he leído mi pasado,.. es decir, la niñez y años siguientes.. por los cuales gastó su cuerpo de hoja.. Tan fina eres que entraste por mis ojos sin que te viera nadie,.. sin que nadie aperciba nuestra plática larga.. semejante al susurro de los pinos.. Siempre has sido discreta, como el lápiz coautor de esta crónica.. donde exalto tus quehaceres domésticos.. y el libro destinado a recoger tus señas y rústicos cantares.. Precisamente, madre, no quiero hablar de ruidos.. bajo los cuales pasa mi corazón las diarias.. y persistentes pruebas de insensibilidad;.. prefiero reseñar el tiempo que a ambos nos corresponde:.. tiempo cereal, tiempo que reverdece en el poema.. El aire húmedo que referí al principio traía un alfabeto.. de abejas y gorriones, pero tu voz más poderosa.. que todos los sonidos,.. tu presencia más luminosa que todas las estrellas,.. no requieren intérprete o música de fondo.. Eres, en realidad, de hábitos menos portentosos.. lo que te hace pasar inadvertida,.. mas yo que te distingo en el fondo de mi infancia.. como la luz de un faro, sé cuánta maravilla.. obra en ti bajo el silencio.. Déjame recordar tu llama por la que mi estatura.. fue solidificándose,.. déjame recordarte pequeñita de cuerpo, con el temor de hallarlo.. rajado por el peso que impone la pobreza,.. déjame recordarlo en los días de mercado, con cargas, recorrido.. y sudores obligados,.. con una primavera metida en el canasto,.. con una primavera que al cabo de los años he visto en la terrestre.. pintura de Tamayo,.. con una primavera que nunca fue pagada a su debido precio;.. déjame recordarte allá lejos, en el tiempo,.. como la suave patria, descalza y sin temores.. (Madre enciende la luz entre las fauces severas de la noche.. Los grillos y yo hacemos el canto para darnos confianza.. nada menos que frente a la tiniebla.. Ninguno aquí acostumbra decir:"Había una vez.. ",.. etcétera.. Lo que se cuenta en pushitos de palabras.. son hechos cotidianos que habrán de repetirse.. La luz.. es otro párpado próximo al reposo.. ).. En el campo el alumbrado público eran las luciérnagas,.. débiles, por cierto, ante el grosor de la tiniebla.. No temía a su fulgor intermitente sino al ímpetu del trueno,.. al impromtu de las aves nocturnas.. y a la reminiscencia de un cuento sobre aparecidos,.. pero asido a tu mano no variaba el pulso.. que era un forma de crecer sin darme cuenta.. No puedo recordarte sentada en una silla por más de media hora,.. pues desde que fundaste la casa con mi padre.. ella fue como anhelabas: un campo de ejercicios para atacar el ocio.. Mientras hago lugar a otros recuerdos, permitirás que alabe.. tu habitual sencillez y las sorpresas de tu conocimiento.. que junto con tu rostro conservaré en este poema.. En tu campo de ejercicios tus  ...   como decía Ernesto, mi odio intransigente.. Y para que no quede nostalgia que alimentar mañana,.. para que no quede canción insatisfecha,.. para que no aparezcas frágil, borrosa, o no aparezcas,.. lo cual sería injusto,.. que se alcen los recuerdos, que devengan en sol.. y viva tu gesto de heroína en el frente de la vida.. La suerte del poema no deja de inquietarme.. Nació en el peor momento.. pero, ¿es que hemos tenido una época apropiada.. para decirte: madre, ven siéntate y disfruta.. pues en tu honor he puesto a rodar la poesía?.. Nació cuando el reemplazo de lluvias orquestales.. por lluvias radiactivas,.. nació donde la muerte deja ayes esparcidos.. que vamos espigando,.. nació en el peor momento.. desprendiéndose de esa misma circunstancia popular.. desestimada, relegada a segundo plano;.. nació extramuros de la lírica pura.. y, sin embargo.. III.. Si una espiga hay en el campo, *.. una espiga que de alta da alivio al horizonte,.. una espiga que no tranza jamás con huracanes.. y es una espiga roja,.. que a nadie quepa duda que tú eres,.. que no importe si muestras las mejillas.. preñadas por el fuego y el sol de marzo a mayo.. Cuán grato es encontrar en tu matiz de terracota.. la luz inacabable que extendiste como un manto.. sobre mi práctica de niño.. No es posible olvidar que en prolongados inviernos y penumbras.. arrojabas al fuego nuestro espanto,.. pues tus palabras tenían claror de pirotecnia,.. lo alumbraban todo,.. lo arrullaban todo.. A veces cuando había desánimo en el frente.. del juego y los deberes.. o cuando atrincherado en mi edad golpeaba el talón de tu paciencia,.. no tenías ningún inconveniente en evocar tu infancia,.. breve, ineficaz infancia.. amputada a los once años.. -edad de las sorpresas del físico y del mundo-,.. amputada por padrinos tremendamente crueles.. a quienes terminaste llamándolos patronos.. Me costaba entender este atropello, no así soltar el llanto.. en el pozo profundo de tu memoria.. Cómo quise beber esos vinagres, cargar con esos días,.. creer que me enseñabas a contar ficciones.. Nada fue de película.. Todito fue tan cierto.. como que hoy pienso en ti en dimensión de universo.. Tú estabas entre los elegidos para abrir con furia.. los senos de la tierra, los senos duros y viejos de la tierra,.. pedirle horas extras a la luz del día.. y tomar media ración de sueño.. Fue así como nos diste pan remojado en pena.. Para disimularlo, madre, tenías una gracia que es de antología.. *Víctor Jara, cantautor chileno.. (IV).. Desde el fondo del tiempo me regalas adioses temporales.. que datan de mis idas nerviosas a la escuela;.. me sigues mentalmente como una estrella.. y festejas mi regreso con la flor de tu sonrisa.. Tu bella piel anciana ha venido a ser un mapa.. que expone los caminos de la perseverancia.. ¡Cuán espléndida has sido todo el tiempo.. amparándome en el diáfano cielo de tus ojos!.. Los días ordinarios los has hecho mejores.. hasta parecer de cumpleaños.. Siempre has sido igualita a ti misma;.. tu riqueza provino de la tierra al igual que tu hermosura.. Lástima grande que no pueda grabar en el poema tus palabras,.. pero tengo el placer ilimitado de guardar su eco,.. la suerte de apoyar mi corazón sobre ellas.. He cantado tu presencia entre plática y plática.. mientras unas estrellas aparecen y otras ceden el sitio.. a tu memoria.. Colocando los pies sobre la tierra.. he tomado tus grandes sentimientos para arrostrar el tiempo.. Quiérase o no, tus actos han sido la argamasa con que se edifica.. este país carajo; país hecho de actos sencillos y humanos simples.. que, al cabo, es lo que cuenta,.. porque nosotros, madre, también somos historia..

    Original link path: /santos4.htm
    Open archive





  • Archived pages: 832