www.archive-org-2014.com » ORG » L » LITERATURAGUATEMALTECA

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".

    Archived pages: 832 . Archive date: 2014-01.

  • Title: LOS AMIGOS DE JULIAN CUATRO PUÑALES
    Descriptive info: LOS AMIGOS DE JULIAN CUATRO PUÑALES.. Va llegando Julián Cuatro Puñales.. con fe en su misión.. y la roja esperanza.. de cortarse su propio corazón.. Va viniendo Julián Cuatro Puñales.. con canciones fatales entre el mundo.. y una oblicua mirada que amedrenta.. la mirada constante de un reptil.. Julián Cuatro Puñales.. ha escogido cien corrales.. pletóricos de ovejas.. para amellar con ellas.. el filo de sus armas.. y hacer una faena de varón.. Julián Cuatro Puñales rompe el cerco,.. rompe la aurora sin remordimiento,.. enluta todo el día con los ayes.. y alfombra de escarlata mi nación.. Julián Cuatro Puñales se regresa.. jadeante, navegando.. por el río de sangre.. que lo lleva directo.. al corazón de la ciudad,.. mientras allá en la sombra.. está esperando Pedro Metralla.. con la enredadera de su lista larga.. que en término de días.. ha de borrar.. Pedro Metralla.. es como Juan Veneno.. igual que Lisandro Violación :.. No tiene entrañas,.. ríe despectivo ;.. matar es un deporte,.. una entretención..  ...   vida,.. del hombre, del universo.. y se burlan de Dios.. TU PRESENCIA INFINITA DE EMOCION.. Tu presencia.. es como la vida.. irte sería la muerte.. Los luceros que encendiste.. en mi triste corazón.. ahí están, aún prendidos,.. jóvenes, piafantes,.. con cascos fuerte.. y galope de esplendor.. Tu presencia.. es como tener.. un corazón de repuesto ;.. es como saber.. que la vida se duplica.. por el derecho de amar.. Si tú no estás.. ya no hay pesares que valgan.. No hay alegrías que pongan.. alegre mi corazón ;.. el luto que hay en las gentes.. ya no ensombrece mi pecho ;.. lo bueno de las manzanas,.. la belleza de la orquídea,.. lo sublime de la idea.. si tú no estás.. es cosa simple, baladí.. como el corazón del mundo,.. porque mi cerebro de hombre,.. porque el corazón que llevo.. antes que yo, lo eres tú.. con tu presencia infinita,.. de emoción.. Página de la Literatura Guatemalteca.. Copyright 1996-2006 Juan Carlos Escobedo.. Última revisión: 26/03/06.. por..

    Original link path: /ecifuentes10.htm
    Open archive

  • Title: Poema mural
    Descriptive info: (el siguiente poema fue dado a conocer como POEMA MURAL en el Centro de Arte Experimental TENANGO, en la l3 C.. entre 3a.. y 4a.. Avenidas.. , ciudad de Guatemala, entre diciembre de l98O y mayo de l98l ).. SOLEDAD.. ( a la memoria de García Lorca).. Pobre del viejo molino.. que se quedó inmóvil, muerto.. avergonzado.. que molió los sueños todos.. de muertos y naufragados.. El molinero en la sombra,.. la molinera regando.. sus cuatro flores marchitas.. y en los extremos del agua.. la sarcástica sonrisa.. como puñales.. de un cardo.. Quién fuera un nardo !.. El río corre impasible,.. la rueda duerme polvosa,.. la vereda baja y sube.. sigilosa.. pero los sueños quebrados.. como sueños triturados.. se han acabado por siempre.. del molinero en la sombra.. desdentado.. Quién fuera tan sólo un cardo !.. EL ENTERRADOR SE FASTIDIA.. En ciudad - khaos las gentes.. viven la rosa emponzoñada.. de la expectación :.. Quién seguirá los pasos.. de aquél que hoy se encamina.. al puñado de tierra.. de su inhumación ?.. Quién que hoy que sonríe.. vengativo - pero temeroso -.. irá mañana frío, indiferente,.. hecho cosa hasta la eternidad ?.. En ciudad - khaos se juega.. a la pizpizigaña, malévolamente,.. por diversión.. pero hay quienes apuestan.. por la próxima víctima.. técnicamente,.. sin venganza o sin odio,.. sólo por profesión,.. La ruleta gira y gira.. la bala y la bola.. rueda y rueda y el enterrador.. suspira.. de cansancio y fastidio.. y confusión.. MUNDO - KHAOS.. Para cantarte mundo.. no hay posibles.. maneras o formas.. quimeras.. Para entenderte mundo.. mi devoción  ...   de aguardiente.. y saboreé lo amargo.. del incendio.. y lo rudo del pez.. fuera del agua.. Tuve la sensación que las boticas.. cerraron sus portones.. para no dar remedio.. a los heridos.. y para salvaguardarse.. de la muerte.. Y cuando abrieron otra vez.. el resplandor siniestro de la hoguera.. dibujó cuatro sogas.. que en sus puntas.. suspendían a cuatro hombres inertes.. Ruiz me dijo la culpa.. fue de ellos.. porque vinieron antes a la cita,.. a la cita del hombre con el hombre,.. a la cita que Dios no tuvo en cuenta.. cuando insufló voluntad a sus muñecos.. Ruiz me dijo vendrá,.. vendrá el día en que todos moribundos.. acudiremos a la cita exacta.. y antes de permitir el fin.. de nuestra especie.. degollaremos triunfantes a la muerte.. La muerte, dijo Ruiz, no es la guadaña para asustar niños ;.. la muerte es la miseria, la injusticia,.. el egoísmo, el lucro y la avaricia,.. la muerte es el pan.. abundante en una casa, el dinero.. gastado en bagatelas,.. las propinas enormes en los clubes,.. el esplendor, la jactancia,.. la ostentación heredada de los reyes,.. carne fresca y magnífica a los perros.. mientras cinco chiquillos desfallecen.. de hambre, enfermedad, podre.. y miseria.. Y mientras hablaba.. lo vi agigantarse hasta las nubes,.. sus ojos se agrandaron como hogueras ;.. en medio de su éxtasis su razón.. se extravió.. y como mensajero de la historia.. - hombre hecho Dios por la injusticia misma -.. explotó en un incendio.. y con la voz de trueno y crujir.. de siniestra carcajada dijo :.. Así habló Ruiz.. !..

    Original link path: /ecifuentes11.htm
    Open archive

  • Title: CARNAVAL DE SANGRE EN MI CIUDAD, novela
    Descriptive info: CARNAVAL DE SANGRE EN MI CIUDAD, novela.. Editorial Contemporánea , 2 de diciembre de l968, imprenta del Colegio Nacional.. Americano, 7a.. Av.. 7-28, Zona 9, Guatemala, C.. A.. Reina de belleza tronchada como lirio de sangre.. ( Del Capiítulo IV, páginas 29 a 38.. ).. Desesperación por lo efímero de la vida, por la muerte, desesperación por alcanzar el arte, la ciencia, el poder, desesperación del hombre por lo incomprensivo del mundo, del hombre, por lo incomprensivo de la vida, de la muerte, por lo incomprensivo del pensamiento y en medio de la noche y el día, en medio de la luz y la sombra, en medio del saber y no saber, del creer y dudar, en medio del sonido total del universo, de los versos todos, de la magia, del misterio de las palabras reunidas, la desesperación por la belleza, por la belleza que puede estar cuando la tarde asiste a la muerte de los pavorreales, cuando el insecto se cobija bajp la oja tierna, cuando en sueños realizamos el ideal de nuestra vida o cuando la belleza, por extraño designio natural, se colma en una mujer, mujer de las pestañas y pie pequeño, entre estos dos extremos la historia de toda mujer, la historia de una mujer bella que desde niña vislumbró en la mirada, en la sonrisa, en la atención de los varones, su destito ¡pobre destino el de la mujer bella que se desgaja con el soplo de la adversidad ! y con el impulso de lo irrenunciable llegó a la cúspide de la belleza y del amor, pero el amor y la belleza son para ella privilegiados, para el bruto esto no tiene sentido y bruto era aquel que por sus designios de hombre vengativo tenía prisionera a aquella mujer que un día ostentó en su cabeza una corona de admiración ¿o fue de espinas que la llevó lentamente al suplicio final ? ¡qué de orgullo, que de sueños, qué de agradecimientos a los admiradores de su belleza o qué decepciones, sinsabores o humillaciones ! o tal vez la convicción de sus privilegios le dio un entendimiento claro y un corazón amplio a tantos de sus conciudadanos desposeídos, discriminados, olvidados por más de cuatrocientos años, ignorantes, miserables, y así como luchó por su belleza hizo un bello ideal de lucha ciudadana, tal vez fue así o quizá no, eso pertenece a la Historia, porque esta historia comienza con diálogo, el de sus carceleros : galana la changuita ¿no creés vos ? de seguro que el jefe la está guardando para él, no seas bruto en lo que estás vos, si así fuera no nos hubiera dicho tenerla al ojo y matarla si se quiere fugar, a vos te ordenaría pero lo que es a mí sólo me ordenó vigilarla y tratarla bien, pues seguro que vos te habías ido a orinar porque a mí me dijo ve Rosalío, la prisionera es cosa seria, me le vigilás como lo hiciste con el abogadito aquel que te tuviste que tronar, que te diga lo que quiera, que te ofrezca lo que se le de la gana, dejala que hable hasta que se canse y mucho cuidado con los jirimiqueos, no te vayás a ablandar porque entonces si te fregaste Rosalío, pero eso no quiere decir que te haya ordenado matarla, pero entonces no entendés bruto lo que quiso decir con que me la vigilás como el abogadito que me tuve que tronar, el bruto sos vos porque a mí me dijo cuando ya se iba y yo le alcancé su sombrero mirá vos Moncho, aquí no debe pasar nada hasta que yo regrese, a esa muchacha no me la tocan por ninguna razón, mantené los ojos abiertos para que todo se mantenga en orden, a la la jodida con vos ahora me resultás con que el jefe te dejó más poderes a vos si yo soy más viejo que vos en estas andanzas y me he ganado la confianza del jefe con varios buenos trabajitos, lo que querrás pero a mí se me pone que al jefe le gusta la changuita y la ha escondido aquí pretexto de que es enemiga mientras se amanza, mirá vos Moncho no aleguemos más que ya me estoy calentando, sólo se decirte que el jefe tiene mucha plata y no necesite estar jugando al escondite y además, si lo querés saber, cada vez que me traen alguno aquí me lo he tenido que tronar, pues lo que es para mí las órdenes no fueron esas y cada quien se atiene.. contimás que es una mujer y muy regular, en eso que es mujer y tan regular sí tenés razón.. pero no, esa no es mujer para nosotros, pero no seas burro vos Rosalío ni se te ocurra eso, ya te dije lo que me dijo el jefe de no tocarle ni ni un pelo, a vos te lo diría mirá vos Moncho dejemos ya estas mierdadas y andate a vigilar no sea que nos pesquen por la espalda y entonces sí nos jodimos, el Moncho tomó su metralleta, salió de la casa de dos cuartos, uno donde estaban hablando y el otro ocupado por la prisionera y se apostó tras una roca desde donde se dominaba la lejanía, mientras el Rosalío iba echarle un vistazo a ella, que después de tan larga caminata a lomo de mula se se  ...   pero si les hubieran ordenado que me mataran.. eso no lo verán sus ojos mientras yo esté aquí porque yo se mis órdenes , ponga aquí el pie señorita que aunque sea con esta toalla sucia le voy hacer unos faumentos, con cuidado por favor que me duele mucho, y aquel pie pequeño - uno de los extremos de la historia de toda mujer - ahora deformado por la hinchazón, se posó sobre la rodilla mugrosa del carcelero que con manos hercúleas torció la toalla empapada en agua hirviendo y la enroscó con fuerza alrededor del tobillo de ella, que lanzó un agudo grito de dolor, grito que hizo al Moncho soltar la toalla y continuar como apesadumbrado sosteniendo el pie desnudo de la prisionera, mientras el Rosalío metralleta en mano entraba corriendo y al asociar equivocadamente la escena con el grito, ametralló por la espalda a su compañero , el que a su vez, antes de morir, apretó el gatillo de la metralleta que llevaba colgando del hombro y mató instantáneamente al Rosalío, el Rosalío muerto, el Moncho muerto, en pocos segundos aquella joven mujer estaba libre otra vez y sin pereder momento, como si su hermosura le abriera puertas a su destino, valientemente desposeyó a Rosalío de su arma, y se lanzó, cojeando, hacia el campo abierto : pocos árboles, azul sin nubes, apenas unos cuantos zopilotes volando en grandes círculos, a lo lejos las formas geométricas de las zonas cultivadas y más allá las montañas gris-azul en la distancia, la distancia era un problema con el pie lesionado, la mula en que vino a la grupa con los brazos atados se volvió con su jinete, su peligroso enemigo, por la vereda terrosa que ella desandaba ahora, ahí estaban aún las huellas en cascos y estiércol, qué fácil sería seguirlas si no fuera por el pie que le dolía muchísimo y llegar pronto a la carretera, porque antes que le hicieron montar la mula había venido en automóvil hasta el principio de la loma, pero además de su caminar tan lento no podía arriesgarse salir a la carretera en plena luz, había que esperar por lo menos dos horas mientras oscurecía y entonces buscar a los compañeros que de seguro ya estarían buscándola rondando y vuelto a rondar la carretera, la carretera no estaba muy lejos, descansaría un poco a cubierto por precaución, además que el dolor ya casi no le permitía dar paso, tras ese pajonal y bajo este árbol estaré bien y podré cerciorarme si alguien se acerca, qué bueno que me haya traído la metralleta si no qué indefensa estaría en estos momentos, qué delicia es sentarse a descansar, qué hago aquí sola Dios mío, sola aquí en esta inmensidad, Raúl estará como loco buscándome, en la Universidad los demás compañeros estarán en clase de Perspectiva II, qué panorama el que se logra desde aquí, el punto de fuga allá enfrente, hay varios planos y qué de tonos ahora que se está escondiendo el sol, si los compañeros estuvieran aquí copiarían bellezas en estos momentos, bellezas, belleza, reina de belleza, qué bueno fue todo aquello y qué lejos está ahora, cuántas atenciones y cortesías, cuántas bondades, cuántos trajes lindos y recepciones, los nervios de las entrevistas, la emoción de las primeras exhibiciones, el jurado, el miedo al jurado ¡Miss Universo ! Oh.. eso no era para mí, suficiente con haber participado y luego la Universidad, eso sí, los cursos, los compañeros, los altos ideales para el pueblo, la lucha a la par de Raúl, Raúl, Raúl, Dios mío qué estarás pensando que me pasó, Raúl, Raúl, Raúl, y la bella cabeza de rostro de estrella de cine y cabellos de anuncio de televisión, fue vencida por el cansancio y se inclinó a dormir, a soñar, con sueño inquieto en que los compañeros después de estar en gran algazara con ella, se iban alejando lentamente, lentamente, hasta perderse en el punto de fuga excepto Raúl, quien regresaba galopando un hermoso caballo blanco y la acariciaba tiernamente.. La abrazaba fuertemente, la besaba salvajemente y entonces se despertó aún con el sabor de beso amado pero ya de asqueroso beso y con ademán de leona herida clavó las uñas en la cara sudorosa y temible de su enemigo, e incorporándose ágilmente quiso alcanzar la metralleta que había sido alejada pero volvió a caer, pálida de miedo, por el dolor agudísimo del tobillo y entonces el hombre enardecido por la venganza, el odio, los besos y el dolor, la arremete de cuerpo entero, ella se defiende y se levanta y vuelve a caer, él la arremete, ella se defiende y se levanta, él la arremete, ella se levanta, la arremete, se levanta, la arremete, se levanta, la arremete, se levanta, la arremete se levanta y poco a poco van acercándose a la carretera mientras la vida poco a poco también se va escapando de aquel cuerpo valeroso, hay una pausa en la naturaleza : el viento se calla, la hoja no cae, el pájaro está quieto como en los momentos precedentes a la tormenta y de pronto, estrepitosamente , la metralleta truena y hace sonar el viento, caer las aves, mientras el hombre corre jadeando tras la mula espantada y unas pestañas de terciopelo - el otro extremo de la historia de toda mujer - se cierran para siempre sobre el cuerpo tronchado de un lirio de sangre..

    Original link path: /ecifuentes2.htm
    Open archive

  • Title: CUENTOS DE TIEMPOS UNIVERSITARIOS
    Descriptive info: CUENTOS DE TIEMPOS UNIVERSITARIOS, Editoral Contemporánea , febrero l969.. Opiniones literarias sobre Edwin Cifuentes :.. Edwin Cifuentes es un nombre nuevo en las letras cuyo aparecimiento promoviera encontradas opiniones que van del elogio a la crítica, y si en ambos casos es evidente el apasionamiento inconsulto que impide el juicio sereno y ecuánime para situarlo en el lugar que haya de corresponderle en el ámbito de las jerarquías literarias del momento, no puede negarse que ello es, en cierto sentido, demostración del interés que despertara ; circunstancia por más halagadora para un escritor cuyos primeros pasos en su revelación se ven rodeados de un halo polémico, lo que no siendo frecuente puede decir de sus méritos.. Su tarjeta de presentación ha sido un volumen de poemas ( Contemporánea ) y una novela breve (Carnaval de Sangre en mi ciudad).. Ahora nos presenta un nuevo volumen : Cuentos de Tiempos Universitarios.. Es en el cuento donde mejor se delinea su personalidad y se descubre sus logros, principalmente de imaginación que el llama automáticos, y que más que cuentos son verdaderas parábolas.. Abandonando aquel afán de originalidad y todo intento de premeditación, es aquí donde se revela el filón de originalidad que ha querido buscar por otros caminos comprometedores de la espontaneidad.. Apegado a las formas tradicionales, alejado de distorsiones y ambigüedades, su estilo se clarifica y adquiere más concreción, a lo cual se suma la atmósfera onírica que le da categoría poética.. (Miguel Marsicovetere y Durán, El Imparcial febrero de l969).. C o n t e n i d o :.. OTHELO SMITH,.. l964.. medalla de oro, Departameto de Letras,.. Facultad de Humanidaes de la Universidad.. de San Carlos de Guatemala, l964.. CUENTOS AUTOMÁTICOS :.. 1967.. Por la ruta de la Noche.. Hombre deja esa campana no.. sea que suene la hora final.. Se empinó para cortar una rosa.. ESTAMPAS DE NUEVA YORK :.. 1966.. Cuando en eso vino el blus.. Nueva York subterráneo..  ...   se enciende en tremendas llamaradas de amor.. Es que la rosa ha efectuado el milagro, porque es la flor - símbolo.. Crujen los árboles gigantes en el bosque y el mar se queda quieto cuando la rosa se enciende en el horizonte.. La rosa es el corazón de la mujer que se volvió flor para que un hombre la corte en el jardín de sus sueños y la devuelva a la mujer que ama.. La rosa estaba alta.. Por eso se empinó para cortarla y también porque la cerca era alta.. El rosal era un gran arbusto, casi un árbol.. Adornaba aquella avenida como un cuadro pintado con pintura gruesa.. Los transeúntes se paran a contemplar las rosas.. Los niños quieren cortar las rosas pero no alcanzan.. En la cerca vecina hay otras flores y mariposas que de cuando en cuando se paran sobre el hombro de las mujeres que pasan.. Él se empinó para cortar la rosa.. Era la rosa perfecta para la mujer amada.. Estaba alta, claro está.. La cerca estaba alta y decía con su altura que aquel jardín, que aquellas flores, con excepción de las mariposas, no pertenecían a los transeúntes sino a los moradores de la casa con puertas y ventanas cerradas.. Pero él no resistió el llamado de la rosa perfecta.. Se empinó y la cortó.. Hubo un estremecimiento entre las mariposas.. Las ventanas se hicieron añicos.. Los transeúntes se pararon y volvieron la cabeza.. Antes que la rosa estuviera completamente desprendida de su tallo hubo un zig zag violento y la mano del hombre, cercenada, cayó saltando sobre el pavimento.. Se moría la tarde.. Las luces de la ciudad comenzaron a encenderse.. Tras una ventana, como espiando, una mujer vigila la avenida esperando al hombre de la rosa.. Este llega por fin, como arrastrándose, pálido como una rosa, pero en el brazo que levanta para saludar a su amada lleva una rosa, una rosa de sangre..

    Original link path: /ecifuentes3.htm
    Open archive

  • Title: LIBRES POR EL TEMOR
    Descriptive info: LIBRES POR EL TEMOR.. , novela.. Publicada en El Imparcial , Guatemala, a partir de febrero del año l977, todos los sábados.. - l - En un barrio elegante de la ciudad comenzaron de pronto a morirse todos los perros.. Aquellos fieros mastines que olfateaban desde una cuadra a la gente pobre que no fueran repartidores de abarrotes, yacían ahora con el gesto convulso, muertos, riéndose grotescamente con sus grandes colmillos.. Aquellos poudle, orgullo de peluqueros, y aquellas fierecillas mete miedo cara de viejecitas, estaban ahora tristemente muertos entre su corte de pelo, su perfume, su collar y sus bigotes, lleno de babas.. Esa tarde el parque semiprivado se vio insólitamente invadido de llantos - lloriqueos - aspavientos, cuando la dama, una niñera uniformada y aquel señorón entrado en años, vieron la pirueta y el retozo vespertino de sus perros en convulsiones mortales.. Y tal fue el impacto que la muerte repentina de tantos perros ocasionó, que el asesinato del funcionario, el rapto del comerciante y la castración de aquellos campesinos, en aquella tarde, fueron prácticamente olvidados en las noticias de primera plana de los periódicos de la ciudad.. - 2 -.. Esa noche hubo junta de médicos veterinarios.. Las autoridades sesionaron hasta muy tarde y se llegó a una conclusión : Mientras no se obtengan los resultados de los análisis de laboratorio, para nosotros es un caso de envenenamiento posiblemente por contaminación ponzoñosa de alimentos envasados para perros.. Pero los periodistas que tienen el olfato más fino que un sabueso, saltaron sobre el microscopio y clamaron a cuatro vientos : ¡ MUERTE TOTAL DE LOS PERROS DE ALTA LOMA ! ¡UN BARRIO RESIDENCIAL DE LA CIUDAD INFESTADO DE RABIA !.. - 3 -.. La siguiente mañana se encendió cálida, rosada, llena de luz.. Los familiares del funcionario asesinado comenzaron a desfilar, desvelados, de la funeraria hacia sus hogares, acompañados de algunos amigos que por temor a los perros, habían preferido quedarse toda la noche velando al muerto.. Los campesinos, llorados entre borracheras y amenazas por todos los de la aldea, más por la ofensa que por su vida, eran llevado al camposanto como ellos habían siempre a su trabajo, temprano.. Y el comerciante, escondido por sus raptores quién sabe si en las mismas barbas de la policía, caía por fin vencido por el sueño después de una noche entre dos terrores : el de perder su vida o su fortuna.. - 4 -.. Cuando las oficinas sanitarias abrieron sus portones, ya habían muchos que esperaban con su perro bajo el brazo.. En pocos minutos el edificio se colmó de gente que pedía vacunación antirrábica.. Un oficial salió a poner orden entre los solicitantes, quienes además de los ladridos de sus perros metían gran bulla con sus comentarios de lo que ellos llamaban un brote.. Los vacunados este año, dijo, se formarán en una línea aquí a la izquierda, y los no vacunados a mi derecha.. Los primeros recibirán sólo refuerezo y los otros la dosis completa.. Entre los dueños de los perros hubo un murmullo de protesta y uno de ellos gritó : ¡ anoche murieron varios perros vacunados este año ! Se dejó oír entonces una gran algazara hasta que el oficial volvió después de consultar a un superior.. Está bien, dijo, todos recibirán la dosis completa, pero deben hacer filas separadas para poder nosotros llevar el record.. Hicieron dos larguísimas filas que en pocos minutos se fueron alargando hasta salir del edificio y darle toda la vuelta a la cuadra, obstruyendo naturalmente todo paso de peatones por las aceras y formando pareja entre persona y persona y perro y perro.. Así fue como se conocieron Saltarina y Brujo, dos hermosos ejemplares de pastor, y sus dueños.. Así, en ese orden, porque fueron los perros con su amor a primera vista y su carencia de prejuicios para querer hacerse el amor, los que le sacaron el rubor a ella y a él le obligaron a pedir perdón, al mismo tiempo que acortaba la cadena para evitar cualquier contacto peligroso antes de la vacunación.. Se llama Brujo, dijo él, tiene año y medio y está conmigo desde que era un cachorrito de tres meses.. Es un perro de suerte.. Verás, me lo gané en una rifa de la Liga Protectora de Animales.. ¡Es precioso ! Tanto como mi Saltarina.. ¡ No tanto ! Ella es la perra más linda que conozco.. ¿Ha tenido cachorritos ? ¡Qué atrevimiento ! dijo ella bromeando..  ...   conocer una larga lista de desaparecidos : estudiantes universitarios, obreros, escritores, miembros de partidos políticos, dos de los cuales habían desaparecido ya con señales de monstruosas torturas, uno asfixiado con una bolsa de gamezán y el otro con las vísceras prácticamente de fuera.. También dijeron que un anciano limpiabotas había muerto de un síncope en el parque.. Aquella noche no se repitió el aullar de los perros.. Ahora era un gruñir amenazador.. Exactamente como cuando un perro hambriento está comiendo y alguien que ronda voraz por ese hueso.. Era una reverberación de gargantas sordas, como si de pronto aquel querido perro se hubiera convertido en una manada de lobos que se disputara un animal todavía vivo.. Los vecinos se alarmaron y salieron de sus casas a consultarse unos a otros sobre ese gruñir tan amenazador, y entre unos que salían y otros que entraban, un momento en que todas las calles estaban llenas de gente, a una hora que con excepción de la noche de año nuevo, todos dormían.. Y el gruñir aumentaba.. Era como si un órgano gigante con todos los registros tapados menos los más graves, luchara por hacerse oír.. Y los corredores de las casa antiguas se volvieron acústicos como naves de catedral y las paredes endebles de las casas modernas dejaban pasar estereofónico aquel ronronear y gruñir que ya tenía realmente atemorizados - por considerarlo un síntoma de la rabia - a todos los vecinos, hasta tal punto, que algunos se presentaron a los canales de televisión, unos a pedir a las autoridades que tomaran medidas urgentes y otros a intimidar a la ciudadanía para que deshicieran de sus perros inmediatamente.. Propongo, dijo un señor que manifiestamente era miembro de la Sociedad Protectora de Animales, que se lleven a todos los perros a una finca nacional y que amarrados a cierta distancia unos de otros, se les vigile durante el período de incubación, y que sean alimentados, desde luego, por sus respectivos dueños.. Y yo propongo, dijo otro siniestramente, una mejor solución.. Que el gobierno expropie inmediatamente los grandes hornos y que se incinere a todos los perros vivos o muertos, si no queremos vernos los habitantes de esta ciudad en una semana mordiéndonos unos a otros.. A todo esto comenzó a caer sobre la ciudad una tenue llovizna, que acertadamente se ha llamado moja bobos , que impulsos del viento mojaba aún bajo las cornisas.. Entonces aquel gigantesco órgano del gruñir de los perros comenzó a sonar como mil órganos juntos y como si se le hubieran destapado de pronto todos los registros.. Y tal fue el temor de uno de los que llegaron luego a los canales de televisión, que dijo, yo en este momento voy a mi casa y de un balazo mato a ese pobre animal.. Y como esto hubiera sido una orden de fuego en el campo de batalla, dos minutos después se dejó escuchar a pesar del estruendo de los registros del órgano, una gran descarga de fusilería, precedida de un silencio gradual que se fue imponiendo sobre toda la ciudad, después de cada descarga, hasta llegar a un silencio casi total.. Pero entonces vino un fenómeno nunca oído.. Parecía como si la mitad de los vecinos de la ciudad se hubiera muerto.. Comenzó a elevarse un quejido lloroso en todas las casas, que al estrellarse con las gotas de lluvia que bajaban, se transformó en un gigantesco llanto.. Era el sufrimiento sincero de los vecinos por haber matado a su perros.. Las autoridades militares sin embargo, confundieron la ejecución de los perros con una revolución.. La aviación se levantó y los helicópteros comenzaron a volar y sobre volar.. Los tanques avanzaron y los carros llenos de soldados no dejaron sitios sin patrullar.. Hubo muchos presos esa noche, muchas torturas y algunas ejecuciones, hasta que uno de los altos jefes que también había matado su perro, ordenó el alto al fuego, porque aquella maniobra política ya no se podía justificar.. A la mañana siguiente mientras los perros muertos eran sacados de las casas para ser llevados al crematorio, se escribía el parte que comenzaba así : Se ha restablecido el orden en toda la ciudad y en ella reina completa calma.. Los guerrilleros, que con el fin de destruir a las fuerzas leales efectuaron un ataque relámpago aprovechando la ejecución piadosa y sanitaria de los perros, no lograron sus objetivos.. Para prevenir un nuevo ataque se han tomado las medidas consistentes en.. "..

    Original link path: /ecifuentes6.htm
    Open archive

  • Title: CUENTOS DE PARÍS
    Descriptive info: CUENTOS DE PARÍS (enviados por el autor desde la capital francesa a El Imparcial de Guatemala, durante el año l977, y publicados a partir de febrero de ese año.. ).. El ascensor.. Este ascensor es como un ser viviente, casi siempre amigo, a veces extraño, a veces enemigo.. Todas las noches, después de las once, duerme, con excepción de uno que otro sábado, que desvelado, sube a algún inquilino de los pocos jóvenes que hay, hasta su departamento de sexto piso.. Invariablemente, menos el domingo, comienza a zumbar temprano y termina, invariablemente también, a las once de la noche.. Yo conozco su vida porque vivo en el último piso, hasta donde él llega y de donde él regresa.. Su zumbido termina frente a mi cama, apenas separada de él por una pared delgada y un corredor estrecho vestido con una alfombra roja que desciende serpenteante hasta la planta baja.. Cuando estoy en la cama puedo decir exactamente hasta que piso sube, si regresa, o si después de cerrar su chirriante reja sube a uno superior.. Oigo todas sus paradas, todos sus arranques y todos sus traquidos de elevador cansado y viejo.. Muy rara vez viene al séptimo piso y si lo hace, es todo un acontecimiento, porque de no ser por mi único vecino, un viejo a quien nadie escribe, que casi nunca sale y que nadie visita, indudablemente viene por mí.. Cuando lo hace, mi buen amigo el cartero hace una excepción, no deja las cartas con la conserje y me entrega una carta llena de cariño y de recursos para vivir.. Pero este mes no ha venido.. El mes pasado vino en los primeros días y hoy ya estamos a últimos y no se asoma.. Si será que me han olvidado, que se perdió la carta o algo peor.. Lo oigo que comienza a zumbar, temprano, cuando el joven del sexto piso y los otros jóvenes del edificio, se van a estudiar o trabajar, y poco después - cansancio y sueño por mis largas horas de trabajo nocturno - se comienza a burlar de mí.. Es la hora del correo.. De piso en piso viene subiendo con paradas iguales - unos cuantos segundos en cada un, en cada piso, y su zumbido metiéndose por las patas de la cama, se me comienza a entrar por los dedos de los pies como cosquillas.. Visualizo claramente a la conserje, una vieja amable y desgarbada, que con su nieto de diez años mete todos los días las cartas bajo las puertas.. Ella sostiene abierta la puerta plegadiza del ascensor y el nietecillo, como un corderito, salta y corre del otro lado del pequeño corredor a dejar su ración de cartas.. Cuando el ascensor viene por el segundo piso el zumbido lo siento en los tobillos.. Es una vibración hasta cierto punto monótona pero acompañada de los traquidos parece que me quebrara los huesos.. Al llegar al tercer piso el zumbido se me sube a las rodillas.. Cuando llega al cuarto está exactamente a mitad de su trayecto.. El zumbido entonces se me sube a la cadera y allí se me estaciona.. Es que en ese piso vive un hombre que recibe muchas cartas, pero no bajo la puerta, sino de manos de la conserje.. Es locuaz como un cartero, parece un escritor, y sospecho que le cuenta historias al nietecito ; y quién sabe si hasta jueguen al lobo y al cordero.. Por eso se tarda tanto el ascensor en el cuarto piso.. Cuando por fin oigo el chirrido del abrirse y cerrarse la puerta plegadiza, a veces bruscamente el sonido se intensifica.. Hay como un arrancón de tranvía y yo me siento que las rodillas se me bajan a los pies.. Es que el ascensor se ha burlado de mí nuevamente.. No hay cartas para ningún piso más allá del cuarto y está regresando de un tirón.. No obstante, los primeros pisos se quedan a veces sin correspondencia.. A veces.. Ellos son menos infortunados porque es solamente a veces.. Cuando esto sucede, lo deduzco por el tiempo que dura el zumbido sin parar, y por el cosquilleo en los tobillos si es en el segundo, o en las rodillas si es el tercero el que se queda sin noticias.. La vida de los hombres - pensaba antes - está hecha de probabilidades, y sin embargo, hay individuos como el del cuarto piso, a quienes los humanos no les fallan jamás.. Pero lo pensaba hasta hace pocos días, porque ayer, el zumbido se me subió al estómago inesperadamente : no paró en el cuarto piso.. Creí haberme equivocado, allí estaba el elevador cada vez más cercano.. Si hasta creía discernir lo que hablaban la conserje y su nietecito mientras subían.. Ahora el cimbronazo especial del quinto piso, el primer chirrido de la reja, el segundo, esa sensación de zumbido en el estómago y el murmullo vibrante, ya no zumbido, del acostumbrado final en el sexto piso.. ¿Pero y si continuara hasta aquí ? ¿y si le pidiera a mi corazón lo de esperar contra toda esperanza ?.. Metido en el túnel de tantos  ...   ello mismo.. Difícil por no marchar como todos y pasar debajo del Arco del Triunfo, o sobre la avenida Wagram, o la avenida de la Grande Armée, como soldaditos disciplinados, en la misma dirección.. Entonces se volvieron moradores de las modernas alcantarillas de Jean Valjean.. Unos Juanes Valjeanes ellos mismos, pero no perseguidos por la justicia de aquel tiempo sino por la injusticia de éste.. _En dónde está la injusticia que esos vagos dicen representar ? - pregunta una pasajera de primera clase -.. Más servidores de la justicia debería haber para limpiar las alcantarillas ¡ ejem ! digo el metro de esa peste.. Pero a pesar de ella, allí viven, allí sueñan, allí cantan.. Una canción en cada intersección, en cada corredor, en cada pasadizo, en cada estación, en cada Metro - politain - de París.. Y cuando ese sub - mundo se va quedando silencioso, y se va volviendo peligroso, y ya no hay alguien para quién cantar ni un franco qué colectar, Alain y Guiselle se van, quién sabe a dónde, a dormir.. Su mundo no es ahora redondo como antes, se está estirando para volverse dos en uno : tiene la forma acústica de una guitarra.. CASTAÑAS EN SILENCIO.. Montmartre siempre será Montmartre, pero aquél, el de los hombres - arte, sólo existe en el recuerdo, en el ojo o en la imaginación.. Y sin embargo, allí está, dominando desde la altura a su París bienamado, con su Sagrado Corazón en constante plegaria por su antiguo montón de mártires, Montmartre, monte de mártires.. Diríase que al subir se hace por las calles difíciles de Quetzaltenango o por las calles gitanas del Sacro Monte, en Granada.. Distancia y tiempo abolidos : concreción del hombre en el impulso que le hace escoger esta vereda, este rasgo, esta colina, esta canción, esta metáfora.. Es tarde nublada, fría y de ventisca.. En la plaza todavía se esfuerzan por llamar la atención de los escasos visitantes, unos cuantos retratistas, un pintor moderno de los diseños arbitrarios para la línea conocida y para los colores del espectro, y aquel otro que sigue pintando Montmartre como fue - maravilla de la evocación - o como es : gigantesca competencia inútil contra el lente y la tecnificación.. Los nombres sí.. Los nombres de las calles y de los cafés, que se van llenando de sombras y nombres de los que hicieron arte, ayer.. _Un café, s´il vous plait.. Le Lapin Agile con sus pinturas de Lautrec y Le Clairon des Chausseurs con su letrero de la Primera Comuna de Montmartre en l87O, están sonoros de tanta gente.. Claro, si la ventisca y el frío nos ha privado de permanecer en la plaza.. Al otro lado, varias mesas de por medio, un hombre de pie, frente a una mesa llena de parroquianos, hace ademanes de recitar.. No lo escucho al principio.. El tintineo de vasos y copas, las órdenes de los clientes y la repetición de éstas a gritos por los meseros, la campanilla y el trac trac de la caja registradora, y la plática vivaz de todos me lo impiden.. Tiene un traje muy viejo, que un día fue elegante, y un sombrero puesto, viejísimo también que desafían todas las miradas.. De tantos ademanes y gestos por fin lo voy escuchando :.. Ayer.. oh, corazón.. que estalló en pitahayas !.. oh, vanguardia armada.. de luceros fulminantes.. y del impulso irrefrenable.. como Dios - de creación.. Y hoy, todo está hecho.. ¿Todo ? ¿Hacia dónde emigró.. nuestra hermandad ?.. ¿Es que somos seres extraños.. entre extraños : dolientes.. arenillas perdidas.. de dolor ?.. Y hoy yo aquí.. cantando en el desierto.. Este desierto sonoro : esta incomprensión.. _ ¿Monsieur ?.. El mesero había pensado que yo lo llamaba.. Pagué la cuenta y cuando miré otra vez hacia la mesa donde estaba de pie el que recitaba, éste se bebía una copa de un sólo sorbo, la depositaba sobre la mesa mirando inquisitivamente a su derredor, se quitaba el sombre - muy en alto - medio zumbón, y salía con paso tambaleante.. Yo me fui tras él.. Un impulso irrefrenable me obligó a seguirlo.. Lo alcanzaría y le diría : Monsieur, deseo escuchar otra vez esos versos.. Cuando llegué a la plaza, él estaba hablando a grandes ademanes con la vendedora de castañas, pero al acercarme no pude escuchar lo que decía.. Ni una palabra.. _Je vous demande pardon, Monsieur.. ¿Podría escuchar otra vez esos versos ?.. _Pierde su tiempo, señor, señor - me dijo la vendedora de castañas - al haragán de mi marido le ha dado por hacer como que recita con ademanes.. Hace años que comenzó a perder la voz y ahora está completamente mudo.. El hombre me volvió a mirar.. En su cara demacrada y en sus ojos enrojecidos había una expresión maravillosa : algo así como una vanguardia armada de luceros.. Y cuando me sonrió, su boca casi desdentada dibujó un corazón que estalló en pitahayas.. Metió las manos al comal y me entregó un puñados de pepitas negras, calientes.. Nos sentamos y esa noche, él y yo, comimos en Montmartre castañas en silencio..

    Original link path: /ecifuentes7.htm
    Open archive

  • Title: LA NUEVA ESMERALDA
    Descriptive info: LA NUEVA ESMERALDA.. , Capítulo 4 : ¿Era Esmeralda ?.. Decir que mi vida transcurre a veces monótona parecería una blasfemia, pero si pensamos que la monotonía es también el producto de la repetición, aquello ya tiene más sentido.. El duchazo a las siete.. La carrera para el autobús o el metro a las siete treinta.. Las clases agobiadoras de francés comienzan a las ocho junto con el irritante olor de axilas de los compañeros, en su mayoría europeos.. A media mañana las colas para el café.. Vuelta a casa por el mismo camino : Notre-Dame-des Champs, Saint Placid, Sévres Babylone, Rue du Bac, Gare d Orsay, Chambre des Députés, cambio obligado en Concorde, Champs-Elyseés Clemenceau, Franlyn D.. Roosevelt, George V y descenso en Charles - de Gaulle - Etoile.. Y así de lunes a viernes.. Pero sucede que a veces decido tomar el autobús en un trayecto más largo y lento, pero más pintoresco.. A poco de abordar en Fleurus paso por Rue d Assas , la calle donde se dice vivió pasando penas Gabo García Márquez.. Es regalo para los ojos desembocar a la explanada de Inválidos, atravesar el Sena con sus barcazas, sobre el férreo y mitológico puente de Alejandro III ; aprenderse de memoria las exposiciones locales e internacionales en el Grand y en el Petit Palais; darle un vistazo en el horizonte al Arco del Triunfo al atravesar Champs Elysées ; pasar frente a una casa llena de flores donde vivió el autor de La Comedia Humana, en la Rue Balzac, y descender en Hoche-Saint Honoré, a cuatro o cinco cuadras o a una parada de metro del autor de El Señor Presidente.. Así y todo, este trayecto se me vuelve monótono, hasta tal punto de ocupar mis ojos en leer durante el trayecto, ahora que ya me he acostumbrado.. Una mañana, más temprano que de costumbre, iba leyendo cuando al atravesar el Sena sobre el puente de Alejandro III, el autobús paró de sopetón mientras el conductor gritaba :.. -Madame , écoutez!.. Una dama que ya casi se lanzaba al vacío se detuvo y nos volvió a ver.. Ojos desorbitados, facciones palidísimas, cabellos y vestidos desaliñados, gesto de suicida en pleno día.. Como ese trayecto es de un sólo sentido, la parada del autobús estaba a la mitad del puente, precisamente frente a la dama, apenas a tres metros de la orilla.. Sorprendida en el propio momento de su salto, la dama se desarmó y, extrañamente, como si sólo estuviera esperando el autobús para desistir de su suicidio, lo aborda y, con mueca que quiere ser sonrisa se sienta en uno de los primeros lugares, junto al chofer.. ¿Era Esmeralda ?.. Como yo iba a más de medio autobús, no la veía bien, excepto parte de su imagen que se reflejaba en el retrovisor afuera del vehículo.. Quise cambiarme, pero como todos los lugares iban ocupados excepto uno que otro de los delanteros, tal gesto - pensé - habría sido tomado como una curiosidad muy evidente.. A todo esto, entre los pasajeros había un silencio de hielo, nadie hablaba ni comentaba el suceso, como temerosos o respetuosos de la tragedia.. Vi claramente por el visor que el chofer le ofreció un cigarrillo.. Una mano enguantada, un brazo tembloroso, una llamita que se prende y un agradable olor a tabaco.. Ésa era una ocasión especial y el DÉFENSE DE FUMER quedaba abolido.. Después de la siguiente parada el chofer le habló en voz baja, que yo no pude escuchar pero que adiviné - imaginé por los gestos que veía en el espejo.. -Esmeralda - dijo él - hace tiempo que no venías por Alejandro III.. Te he buscado por las tardes antes de terminar, y nada.. Hace dos semanas tuve turno de noche y me pareció raro no verte ni una sola vez.. ¿Has estado enferma ?.. Ella respondió primero con una profunda chupada de cigarrillo y una despectiva bocanada de humo.. -¿Enferma ? ¡Qué va ! ¡Sí ! Enferma por la envidia de mi marido.. ¿Qué se cree él ? ¿Que voy a seguir viviendo con la miserable ganancia de sus postales ? ¡Nada de eso ! Prefiero morir.. ¡Si sólo le importara mi putería ! Pero no, eso le tiene sin cuidado desde hace muchos años.. Lo que le importa es que mientras yo compré la casa, el auto y las pieles, el sigue viviendo con lo que gana.. ¡Imagínate tú, cincuenta francos diarios ! Y su envidia le corroe, no  ...   noche en un café de Champs Elyseés, prometí a Mayra llevarla a conocer al vendedor de postales.. El jorobado que tiene su venta a las orillas del Sena, cerca de Notre Dame.. Ambos estábamos intrigados.. Por lo que yo había entendido cuando platiqué con él, no existía entre ellos - o por lo menos él no lo dejó traslucir - ninguna situación dramática como la que yo estaba sospechando.. Al contrario, creí encontrar en las palabras de ella una relación afectuosa y de estimación, y en las de él - Bonito nombre, ¿verdad ? Le va bien con el color de sus ojos y de mi joroba para estar de acuerdo con Víctor Hugo.. -, el orgullo de un marido que se sabe poseedor de una joya a pesar de sus dolencias.. Así, el domingo por la tarde dispusimos ir a la Cité.. Había que llevar los abrigos, las bufandas, las llaves, unos cuantos francos, la carte orange , la carte de séjour.. Cuántas cosas para viajar apenas veinte minutos en el metro.. Abro la puerta.. -Llama tú el ascensor mientras yo apago el televisor y abro un poco más la calefacción.. Entonces suena el teléfono.. Es una pareja de paisanos que había llegado de turistas y que almorzaron con nosotros dos días antes.. Nos invitan a Le Moulin Rouge -qué suerte- lo habíamos estado postergando - a cenar esa misma noche.. Pasarían a recogernos dentro de una hora.. Bien.. Ya no habría tiempo esa tarde para ir a la Cité.. En Le Moulin Rouge la cena es mala, de pretexto, pero lo que se ve.. eso es lo que ha dado fama al Molino Rojo desde los tiempos del pintor Toulouse-Lautrec.. Se inicia el espectáculo.. La Perla de las Antillas tiene el encanto y la coquetería de una francesita, mientras todo el grupo de francesas tiene el fuego de aquella perla de ébano.. El can - can se deja ver y oír como un galope de potrancas de pura raza, una respuesta al estilo y al remilgo tradicional ; una adecuación rítmica del gesto y el además de la mujer callejera con su libertad.. sentimental.. La Perla de las Antillas se acerca ahora provocativamente.. La gimnasia de sus piernas, sin embargo, no acapara por completo la admiración de los espectadores.. Hay en sus ojos un singular hechizo y sus ojos, con el fondo de su maquillaje oscuro, lucen enormemente verdes.. Lleva mallas negras, y cada vez que levanta las piernas, con el reflejo de las luces me parece descubrir en ellas una tonalidad gris, como si el cuerpo debajo de aquellas mallas no fuera moreno oscuro sino blanco.. Eso es la Perla de las Antillas - me atrevo a sospechar - una mujer blanca de ojos verdes y cabellos negros.. El galope del can - can continúa rítmico, seco, y las guapas francesitas hacen honor al gusto por su profesión, como el variado color del elástico de sus ligas a sus bien torneadas pantorrillas y los vuelitos de sus culottes a lo garboso de sus fondillos.. Termina el can - can con las piernas de las coristas en ángulo de ciento ochenta grados sobre el piso de escenario.. Todas las chicas - excepto la Perla de las Antillas - se levantan, y subiendo las rodillas más que nunca salen a todo galopar.. La Perla se incorpora lentamente mientras una luz verde se concentra sobre ella, y entonces sus ojos son dos verdaderas esmeraldas.. Muy despacio se quita la peluca negra ensortijada y un hermoso cabello liso, también negro, cae sobre sus hombros.. Luego sus prendas.. Una a una van cayendo con abandono, hasta quedarse sólo en mayas.. Entonces viene lo sensacional.. Antes de quitarse los mitones, se quita bruscamente la parte superior de las mallas y unos senos exuberantes de piel blanca sonrosada, aparecen temblando como dos pichones asustados.. El ¡ah.. ! del público se enmudece cuando al quitarse el resto de la malla se queda completamente desnuda.. ¡Esmeralda ! digo yo, pero nadie escucha ese nombre, porque un aplauso atronador surge de todas las manos.. Ella se deja admirar brevemente, como en éxtasis, y con un ademán deja el salón completamente a oscuras.. Un nuevo aplauso y la luz comienza a concentrarse donde antes estuvo la Perla de las Antillas, pero ella ha desaparecido.. Termina el espectáculo y nos vamos a casa.. Íbamos ya en el taxi cuando veo a un hombre jorobado, que en actitud de espera, se apoya contra un carro moderno de capota destapada..

    Original link path: /ecifuentes9.htm
    Open archive

  • Title: Fiesta de enterradores
    Descriptive info: Fiesta de enterradores , Personajes :.. JOSÉ, el enterrador, viejo un poco chiflado.. ROSALÍA, su mujer.. MENSAJERO lo.. (mensajero de funeraria).. MENSAJERO 2o.. (mensajero de funeraria).. LUIS (mensajero de funeraria).. FRANCISCO (hijo del enterrador).. MARÍA (la novia).. ASESINO lo.. ASESINO 2o.. ASESINO 3o.. FREDY, hippy, hijo de un funerario.. MARY, su hermana, hippy también.. FUNERARIO lo.. (dueño de funeraria ).. FUNERARIO 2o.. (dueño de funeraria).. FUNERARIO 3o.. POLÍTICO (hombre contemporáneo).. MILITAR (hombre contemporáneo).. DIPLOMÁTICO (hombre contemporáneo).. COMERCIANTE(hombre contemporáneo).. TODOS A CORO : (político, militar, diplomático, comerciante).. DESCONOCIDO.. Invitados a la fiesta de casamiento de Francisco.. Marimberos.. Invitados hippies en la fiesta de los hijos de los funerarios.. Dolientes cargando féretros.. En cualquier lugar de Hispanoamérica).. Cuadro I.. (En el cementerio.. La casita del enterrador, a la izquierda, está iluminada.. Afuera la luna dibuja la silueta de las tumbas y los cipreses.. A la derecha, José el enterrador, trabaja en las tumbas).. ROSALÍA (Asomándose a la puerta, llama a media voz como temerosa de despertar a alguien) José ! Tenés allí el radito.. !.. (José sin haberla escuchado , golpea la mezcla al echarla sobre la tumba).. ROSALÍA : (subiendo la voz cuidadosamente) : José ! Tenés allí el radito.. !.. JOSÉ : Qué ? Ah ! Sí, aquí lo tengo para calcular la mezcla para mañana !.. ROSALÍA ( saliendo con un velo de novia a medio hacer y atravesando la escena.. hasta donde está José) : La mezcla para mañana ! Y yo que quería oír una dedicatoria con marimba para m'ijo por su casamiento.. La mezcla para mañana ! Que te quedás tan tarde hablando con los muertos es lo que te tiene cada día más chiflado ! Cómo vas a calcular la mezcla con un radio de transistores ?.. JOSÉ (triunfante y con expresión malévola) : oigo las noticias de los matados, hago la cuenta y calculo la mezcla para mañana.. ROSALÍA (convencida) : Ah.. ! Entonces te vas a estar despierta toda la noche.. JOSÉ (da volumen al radio y mueve el selector) : No toda mujer.. Cerraré las últimas tumbas, escucharé las noticias, dejaré hecha la mezcla y me entrará a dormir.. Mientras podrás terminar el vestido de novia para nuestra nuera.. ROSALÍA : Cuántas te faltan ?.. JOSÉ : Siete.. Y eso que yo me ocupo sólo de los matados.. Los demás se los dejo al ayudante.. Ves ahora por qué tengo que calcular la mezcla ?.. ROSALÍA : Más te valdría trabajar rápido en el día, a la hora de los entierros, y no engañar a los dolientes con un trabajo tan esmerado, para luego decirles, cuando ya se han aburrido, que terminarás el  ...   el nixtamal en el fuego, mientras yo, aparte del radito y de mis libros viejos, no tengo nada más que mis muertos.. Pero si ellos realmente no hablan ! Están allí callados, humillados bajo el peso de su rigidez y avergonzados porque sus semejantes les han reducido tanto su propiedad privada.. Nos entendemos, claro está, aunque sus voces me llegan terrosas y con ruido de árbol hueco cuando les golpeo.. (pausa.. Golpea con el mango de la cuchara de albañil ).. Este último, me tiene disgustado, no contesta, como si el cajón hubiera estado vacío; pero yo lo vi, allí estaba bajo el vidrio con su cara sorprendida, como quien cree imposible una cosa que de pronto se nos vuelve realidad.. Oye ! Oye ! (vuelve a golpear) Ajá ! Comienzo a oír que cobras vida ! Quién te habías creído tú para ser diferente a los demás ? O es que tenías algún privilegio ? (golpea otra vez y escucha) Bravo ! Tenías el privilegio de ser hombre ! Y eso qué ? Te garantiza en estos tiempos la inmunidad ? Quién me garantiza a mí, autor de diálogos con los muertos, que al salir no estarán esperándonos las bestias, que con sus crímenes creen estar ganándose el derecho a ser hombres ? Que no tenías por qué morir ? Y quién te dice a ti que a pesar de la fuerte hilera de ladrillos y dura capa de mezcla que te he puesto, no vendrán las bestias a descargar una ametralladora sobre tu sangre coagulada o a violar los orificios sagrados de tu cuerpo, sólo para ofenderte más allá de la muerte ? Oye ! Oye ! (golpea) Deja ya esa cara de sorpresa ! Hoy la única sorpresa es estar vivo ! (pausa.. Se pone el radio junto a la oreja y comenta lo que oye) Cinco en la mañana ! Otros cinco en la tarde y ahora tres ! Mezcla para trece en un sólo día ! En un sólo día y mañana que es día de celebrar.. ! (pausa.. Recoge sus herramientas, las pone entre el balde y llevando éste atraviesa la escena).. Arena para trece ! Cal para trece ! Ladrillos para trece ! (llamando) Rosalía ! Rosalía.. ! Teneme el café caliente que voy a hacer la mezcla.. ! (abre la puerta de su casa, se vuelve y en actitud espectral se queda viendo hacia el público mientras el telón cae).. -TELÓN-.. Después de Fiesta de Enterradores , se escribieron : La Repartición de las Rocas (o El Festival ) y Una Pareja de Actualidad (o Un Romeo y una Julieta), ambas sin editarse..

    Original link path: /ecifuentes5.htm
    Open archive

  • Title: COMENTARIOS A LAS OBRAS LITERARIAS DE EDWIN CIFUENTES
    Descriptive info: COMENTARIOS A LAS OBRAS LITERARIAS DE EDWIN CIFUENTES.. En la Historia Crítica de la Novela Guatemalteca del Profesor norteamericano Seymour Menton, Primera Edición, Editorial Universitaria , VIII 85, Universidad de San Carlos de Guatemala, Guat.. C.. : XI.. LOS SEÑORES PRESIDENTES Y LOS GUERRILLEROS : LA NUEVA Y VIEJA NOVELA GUATEMALTECA (l976-82) y sus antecedentes (l955-75).. Tomado de la Historia Crítica de la Literatura Guatemalteca , Editorial Universitaria de la Universidad de San Carlos de Guatemala, VIII.. En términos literarios, la nueva novela guatemalteca no se inicia hasta l976 con la publicación de Joaquín Mortiz, en México, de Los compañeros de Marco Antonio Flores (l937).. Desde l976 no hay sino otras tres novelas que merecen agruparse, guardadas las proporciones, con Rayuela , Cien años de soledad La casa verde y Tres tristes tigres.. Me refiero a Los demonios salvajes de Mario Roberto Morales (l947) y El pueblo y los atentados de Edwin Cifuentes (l926) publicadas en l978 y l979 en Guatemala ; y Después de las bombas de Arturo Arias (l950), publicada en l979 publicada por Joaquín Mortiz en México.. Las cuatro obras todas escasamente conocidas, se basan de una manera o de otra en variantes de El Señor Presidente inmortalizado por Miguel Angel Asturias y en los distintos movimientos guerrilleros emprendidos desde l960.. Aunque tienen muchos rasgos en común, estas cuatro novelas podrían dividirse en dos grupos : el realista y el carnavalesco.. Los compañeros de Marco Antonio Flores y Los demonios salvajes de Mario Roberto Morales, las realistas, no tienen un protagonista individual sino un grupo de jóvenes urbanos, que se sienten o comprometidos o desilusionados con la guerrilla de los l960, participando en ella o viviendo a su margen.. Aunque la postura ideológica de los dos autores es distinta, ambas obras dejan una impresión pesimista.. En cambio, tanto El pueblo y los atentados como Después de las bombas , por ser de cierta manera Bildungsromane, abarcan períodos más extensos y terminan con la victoria de una especie de héroe contra el dictador arquetipo pero identificable como Ubico y Arana Osorio, respectivamente.. 28.. (NOTA : CONTINÚA EL ANÁLISIS DE LOS COMPAÑEROS , LOS DEMONIOS SALVAJES Y DESPUÉS DE LAS BOMBAS , HASTA LA PAGINA 363, Y A CONTINUACIÓN EL ANÁLISIS DE El pueblo y los atentados de Edwin Cifuentes.. La cuarta de las nuevas novelas guatemalteca relevantes y la más lingüística de todas es El pueblo y los atentados ( l979) de Edwin Cifuentes (l926).. En efecto, es tan lingüística la novela que en la primera lectura los juegos lingüísticos predominan sobre el contenido.. Las frases y las oraciones se encadenan lingüísticamente por medio de la repetición de una palabra o de una(s) frase(s) o de una(s) sílaba(s) ; de la transformación ortográfica de las palabras ; o por la asociación libre.. Lo que llama la atención es que el autor mantiene este sistema estilístico a través de toda la novela :.. La fuerza pública se hizo presente.. Presiente que la cosa va en serio.. En serie lanza bombas lacrimógenas y da garrote.. Y a daga rota y a culata entera , vapulea y arresta al vecindario, que se ve sin diarios, sin radio - periódicos, sin transporte, pero con el sanbenito de incendiario que le impone el gobierno y las noticias internacionales.. Bromeando, qué va, esto va en serio y para que vaya en serie, señalaremos a los dos primeros que se irán al paredón.. Pare, don, le contestamos parodeándolo.. 29.. Cierto, dijo el lugarteniente y en lugar de dejarlo que siguiera disparando a la multitud, con un movimiento rápido le subió la Diplomada - porque di plomo y di plomada como decía - hasta la sien diciéndolo : lo siento mucho mi general.. 30.. del señor sacerdote, como un cerdote muy cebado y muy católico.. 31.. Ella era, inteligentemente solapada.. Sola padecía pero gozaba.. Sola se las entendía con solapas y con guerreras y sola solicitaba a las autoridades veintitantas cosas.. 32.. A pesar de la originalidad de la obra , como en las novelas de Arturo Arias y Marco Antonio Flores, no se puede negar la influencia de Miguel Angel Asturias.. El trozo siguiente evoca inmediatamente el viaje en tren de Cara de Angel en El Señor Presidente :.. Del tren se bajan unos cuantos uniformados de olivo.. El olivo y la paloma blanca , diría algún ingenuo, son los símbolos de nuestro tiempo, y a tiempo que se bajaban los uniformados de olivo siento nuevamente el hormigueo en los pies y pies para qué te quiero, te quiero, te quiero y quiero a nuestro hijo y por eso me voy porque si me quedo te agarrarán a vos también y si tenés suerte te meterán en la cárcel y te torturarán hasta que digás dónde estoy y si no tenés suerte te violarán y te tirarán al barranco junto con el chiquitío y entonces tendré más razones por qué luchar pero ya no tendré a nadie por quién vivir.. Vivir, vivir comenzó despacio el tren y luego rápido, vivir vi-vir, vivir vi-vir y todavía más rápido vivir vivir, vivir vivir, vivir vivir, vivir y correr, corré compañero, vamos subite al último vagón, vagón, vagón, vagón, vagón, vago no, vagando por la sierra sí, vamos peleando para vencer la injusticia.. a.. garrate ya.. garren a su madre desgraciados.. guerridos por la espalda.. ¡Ah.. el tren se me pasó.. ! Lo que pasó dijo don Efra Barrotes, fue que el guerrillero y sus seguidores venían en el mismo tren, sólo bajaron y.. y bajó la vista, porque una ola de bochorno se estrelló contra sus ojos de lagarto.. ( 2a.. edición de El Pueblo y los atentados Editorial ARTEMIS-EDINTER, Guatemala l997, páginas 2 y 3 ).. En efecto, las ruedas del tren simbolizan lo circular de la acción y el estilo de repetición.. El capítulo segundo empieza con las dos oraciones : La gente se arremolinó.. El  ...   Ubiquista y la actualidad, tanto guatemalteca como centroamericana.. Además de la clara alusión a los sandinistas nicaragüenses, la presencia del Comandante Ciro [sin] y los juegos irresistibles con el nombre de Tacho evocan obviamente la revolución contra el dictador Somoza.. Coca Aguilar con todos los del comando salió de allí - admirado de sí mismo y por supuesto del Comandante Ciro - cerebrando la operación en todos sus detalles y celebrando el triunfo más audaz de los actuales luchadores contra las dictaduras, tachaduras -tacho duras- tachones, tachines, matachines, mata-chinos, tachas, pa tachas y patachos de la represión, lamentando sólo que no hubiera estado en el palacio que asaltaron el tal de su enemigo mortal, para darle la mortadela.. 42.. La declaración de los periodistas valientes.. 43.. de aspecto nicaragüense obliga a pensar en el movimiento revolucionario en El Salvador : Es la batalla para explicar al mundo que mientras millones no tenemos casa note que no tenemos - ellos tienen fincas más grandes que El Salvador.. 44.. El movimiento antisomocista, en su aspecto antimperialista, evoca las concesiones otorgadas en Guatemala a la Compañía United Fruit :.. Los hombres engrosaban las filas de Sam Dinista y engrasaban el filo de sus machetes y la Dinastía - de la tía Dinastasia - parecía haber llegado a su fin : fin de finqueros financieros del norte - nor te presto si nor me das una enorme tajada de tu territorio para que Terry Thory pueda sembrar bananos.. 45.. La mención de los mejores sindicateros.. 46.. y la enumeración de los desaparecidos dan la impresión de referirse más a la época actual que a la de Ubico : varios periodistas, uno que otro poeta, cinco conocidos golpistas - todos militares pero no estadistas -, ciento veinticuatro estudiantes, trecientos [sic] empleados públicos, quinientos cincuentiséis obreros y mil campesinos, asesinados y asinados en zanjas que formaban un laberinto de horror.. 47.. Para rematar la autenticidad guatemalteca, en El pueblo y los atentados , igual que en Después de las bombas y Los compañeros , desempeñan un papel importante la cantina y las prostitutas.. Se elabora la complicidad de EL BAR LA ETERNIDAD BAR y los comisarios de policía, don Efra Barrotes y don Barras, que reciben una nueva tajada con cada autorización.. 48.. Igual que en Después de las bombas las prostitutas se comportan heroicamente.. Salen a la calle a protestar con cartelones contra los déspotas del pueblo y dos de ellas caen tronadas por don Efra Barrotes.. La visión del mundo proyectada en El pueblo y los atentados es más revolucionaria que la de Carnaval de sangre en mi ciudad (l968) del mismo autor Edwin Cifuentes.. Esta, por contar sólo con sesenta páginas es más bien un esbozo de novela, condena la violencia de la derecha lo mismo que de la izquierda.. Cinco de los seis capítulos están dedicados a varios actos de violencia : un finquero mortalmente herido tiene que presenciar la violación y mutilación de su hija por tipos no identificados ; una señora de la capital busca a su hijo desaparecido ; los guerrilleros se apoderan de una finca y luego se pasean en jeep matando policías en la capital ; la guerrillera ex - candidata a Mis Universo, logra escaparse de dos agentes para luego toparse con su jefe que la viola y que la mata , la policía disuelve a balazos una manifestación política ; los guerrilleros irrumpen en una fiesta en que estrena la nueva casa del arquitecto y lo secuestran.. Mientras El pueblo y los atentados luce cierto tono lúdico tanto por sus juegos de palabras cuanto por el carácter típico del protagonista y la derrota del dictador malévolo, Carnaval de sangre en mi ciudad presenta los actos violentos de una manera grotesca, goyesca, de humor negro, sin ofrecer ninguna solución.. La oración inicial de la novela es El mundo es el infierno.. Un turista norteamericano, que narra en primera persona sus observaciones ingenuas de la vida guatemalteca, entra en un museo de arte que se especializa en instrumentos de muerte.. En la última página de la novela, Fredy, parrandero mujeriego y rico de la capital y el único personaje de la novela identificado de nombre que aparece en más de un capítulo, decide coleccionar fotos, artículos y titulares de la prensa diaria para su afición a las novelas de misterio.. La novela termina con la enumeración de actos violentos publicados en la prensa : la bomba destruyó.. el asesinato fue.. etcétera, etcétera, etcétera, etcétera.. Aunque se usa en Carnaval de sangre en mi ciudad el estilo encadenado desarrollado al extremo en El pueblo y los atentados no es toda una novela hecha y derecha.. Su brevedad, su falta de estilo argumental y su falta de personajes novelescos la distingue de la obra más madura.. Sin embargo, hay que constatar que precisamente su fragmentación, los cambios bruscos de estilo y los varios monólogos interiores contribuyen a crear el ambiente de la violencia que imperaba en Guatemala en el momento en que se publicó la novela.. Así es que tanto por el tema como por el estilo experimental, Carnaval de sangre en mi ciudad merece ser reconocida como una de las muy pocas novelas de l955 - l975 que prefiguran el nacimiento de la nueva novela guatemalteca en l976.. (página 368 de la Historia Crítica de la Novela Guatemalteca, de Seymour Menton, Editorial de la Universidad de San Carlos de Guatemala, l985 ).. 28 Edwin Cifuentes, El pueblo y los atentados(Guatemala: Serviprensa Centroamericana, 1979), p.. 208.. 29 Ibid, p.. 222.. 30 Ibid, p.. 253.. 31 Ibid, p.. 14.. 32 Ibid, p.. 171.. 35 Ibid.. , p.. 4.. 36 Ibid.. 15.. 37 Ibid.. , pp.. 2,37,78,158,170,210,211.. 38 Ibid, p.. 6.. 39 Ibid.. 194.. 40 Ibid.. 41 Ibid.. 69.. 42 Ibid.. 224.. 43 Ibid.. 231.. 44 Ibid.. 231 -232.. 45 Ibid.. 232.. 46 Ibid.. 13.. 47 Ibid.. p.. 178-179.. 48 Ibid.. 183..

    Original link path: /ecifuentes12.htm
    Open archive

  • Title: COMENTARIO AL PREMIO INBA
    Descriptive info: COMENTARIO AL PREMIO INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes de México) y el Estado de Chihuahua l989, de Novela - Testimonio : EL MENSAJE DE ALMA CIENFUEGOS.. SACRIFICIO EN LA LUCHA CONTRA LA REPRESIÓN , por Enrique Peña Moyrón, en la revista Escritores , Octubre de l989.. Allí estábamos como parte del público asistente al acto de entrega del Premio de Literatura IMBA de Testimonio, en el Salón 25 de Marzo del Palacio de Gobierno del estado de Chihuahua.. Quien dirigía la palabra nos magnetizó.. Recibíamos las descargas de dolor , de angustia, de sublimación espiritual que de él emanaban a manera de comunicación extrasensorial, a veces llamado carisma.. Auténtica catarsis.. Ocurrió el 7 de octubre actual.. Edwin Cifuentes hablaba.. Fue el ganador del concurso Testimonio de Literatura, convocado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Gobierno del Estado de Chihuahua, conjuntamente.. Reside en Puebla, Puebla.. Desde hace cuatro años y en México desde hace 8, ya que es nativo de Guatemala.. La obra premiada fue El Mensaje de Alma Cienfuegos.. Es un testimonio novelado de la evolución física, espiritual e ideológica de la hija del autor.. El galardonado revelaba : Alma hizo de su entrega a la liberación de los desposeídos, una profesión de fe, un acto de entrega completa.. Ella era una revolucionaria auténtica en el amplio sentido de la palabra.. Esto fue lo que detectó en sus trabajos de sociología su joven catedrático universitario, que regresaba de un posgrado en Francia.. Y como conciencia y mentalidades afines, se enamoraron y se casaron, y  ...   mensaje de Alma Cienfuegos es un testimonio a través de la tragedia que ha vivido Guatemala, y porque la formulación del libro me hizo crear los variados enlaces entre novela y testimonio.. Y de padre, porque es la búsqueda espiritual de mi hija, para que su breve paso por este mundo conserve siempre su verdadera dimensión.. Yo no puedo menos que venerar su memoria, porque siendo ella una niña hizo vibrar mi alma de poeta por su gran amor a los desposeídos ; porque siendo ella una adolescente, me dio cátedra con su actitud respecto a la realidad de nuestro pueblo ; porque al evocar su vida, he logrado encontrar los valores estéticos para escribir este libro, y porque la huella de su autenticidad humana una vez más se demuestra, al haber logrado para su pueblo la difusión de su mensaje, por medio del preciado galardón que las Bellas Artes de México este día me confieren.. Ráfagas de palmas se esparcieron por el aire, y seguramente llegaron a los espacios siderales donde vaga el espíritu de Alma Cienfuegos.. El diploma le fue entregado por el licenciado Jorge Luis Esparza, subdirector del Departamento de Literatura del INBA y representante de esta institución ; y el señor Ramón Navarro, Director de Desarrollo Social del Gobierno del Estado.. Además, como miembro del jurado estuvo presente el Lic.. Víctor Orozco y Orozco y ausentes los escritores José Vocente Anaya y Guadalupe Loaeza.. La primera obra que publicó en México Edwin Cifuentes es LA NUEVA ESMERALDA novela, editada por Joaquín Mortiz en l987..

    Original link path: /ecifuentes13.htm
    Open archive

  • Title: Cap. 6 Los compañeros
    Descriptive info: Capitulo 6 de "Los compañeros".. EL PATOJO.. 1966.. Guaro amargo: melcocha: rapadura: colado de vinagre: agua: aguardiente: agua ardiente: guardiente: guaro.. Danza a través de los palacios barrocos llenos de nubes que no pesan más que la mirada.. Claridad meridiana: mañana azul rellena de miel.. Sobre las nubes conchas de mar, de suaves colores, rosas, celestes, verdes, de todos tamaños.. Las mas pequeñas: bonitas: metidas en cajas de marfil y en el fondo de la cajita la música rodeándola.. Siempre ella: caja vieja de marfil, llena de semen, de concha hedionda a meados de borracho.. Bañado de meados, prensado, enchironado, jodido, preso por pendejo, vergaceado: chille de oreja, vergazo de oreja, culatazo de cuque: chivatos, esbirros, hijos de perra.. Miraba la luz, lineada con asiduidad, verticalmente.. La luz que se colaba por los barrotes le hacía huevo los ojos.. Luz de callejón largo, brumoso, húmedo, silencioso, zumbón, oloroso a comida vieja rancia, a mierda seca, a sangre coagulada.. Inició los pasos sobre la música del bar y recibió el primer culatazo en la frente, frenético, insultante, indignante, doloroso.. Un bofetón le sangro las encías.. El sabor de la sangre parece aguardiente, raspa la garganta, la laringe, plomo derretido en el esofago cayendo al cuajar, al librillo, como torrente de lava: gastritis: acidez: dieta: úlcera: chingadera.. Del primer trago empezó a ver babosadas.. Nunca había tomado guaro, era la primera vez.. Todo por necedad, exigencia, presión, obligación impuesta por el Rata:/hay que celebrar los examenes/ Cocimiento de tripas en cantina sucia, hedionda a meados de borracho, a cerveza fermentada en la barriga de las ratas, vomitos en los rincones, botanas viejas llenas de telarañas escondidas en los rincones, al pie de las mesas, en el quicio de las puertas.. Rata, cosa negrita, pequeña y taimada que corría entre los pies, que se erguía en dos piernas gordezuelas, que se emborrachaba desde los 12 años, que nos llevaba y traía de la jeta casi a piñazos.. El vergazo lo zarandeó mas de lo acostumbrado, sintio que la sangre bajaba bajaba por todo el canal intestinal y quemaba el recto, el colón; el hoyo del culo se cerró instintivamente: esfinterazo.. Aguantaré.. Aún cuando sigan pegando igual, con todo el ñeque, con todo el odio, con todas las ganas de sus manos, de sus pies, de sus culatas, aguantare.. Dónde vine a caer, en una cantina.. De esta desaparezco.. Semana Santa de desapariciones cuando el Rata comenzó a beber, el desapareció en la cantina, su madre en la iglesia y su padre en el prostibulo.. Prontuarios: doce años.. El segundo vergazo ya no le supo tan mal, la cabeza se le dormía, la piel se le dormía, lo empujaban para afuera del bar a punta de culata, la cabeza le empezaba a dar vueltas y el trago no supo tan fuerte, lo asimiló mejor.. Ademas no fue culatazo, fue puñetazo.. Le hinchó el labio.. Si seríamos majes, dejarnos mandar asi, presionar asi, coaccionar asi: el Rata no es de los que mandan, ni siquiera es bueno para los pijazos; pero es picaro y cabrón, habladorazo, convencedor: /es de hombres, de hombrazos, tomar guaro/ Ya me caigo, este fue el tercero y ya me caigo de la silla.. iQue lugarceque! Quien sabe como hace para conocer estas porquerías.. "Cantina Los Gavilanes".. Roedor maldito, pervertidor de mayores: empujó con seguridad conocedor: conocedorazo: las persianas de la cantina y saludó confianzudo.. Una bola de borrachos apestosos, barbudos, hipis, se nos quedó mirando con desconfianza: desconfiachos: como chotear juras: orejas: chontes.. Una puta peluda nos sirvió la orden del Rata /un cuartel de indianapolis con bocamangas de chicharroneques/ A la primera vijeada, como quien no quiere el choteón, medio nervioso y valenciano, conquistador, la vi buenota.. Buenas nalgas, sabrosona, chichitas.. A los golpazos de la indianapolis la vi mejor: bigote espeso, dos o tres pelos de chicharrón con, en la barbilla; patas palillos de dientes o chicharrones con.. Empezó a restregarse en mi silla, calientona, abusiva.. Yo nerviosón.. Despues cupo la audacia y restregó el pubis en mi hombro.. Allí fue el despepute: bulto duro y afiebrado me levanto de la silla y le di el primer tapujazo en la barbilla: chicharrón con pelos, jeta de indianapolis, maricón malentretenido, cantina de pinches locas.. Ahora sí me voy a caer, la cabeza me da volteretas: montaña rusa: no, sovietica.. La cosa se puso negra y siento que se me viene el sope.. Esta es la Escuela de Medicina, al menos lo parece.. A ahora sí me caigo, no se preocupen mucha, sí sí aguanto, no me agarren, no voy a decir nada.. El culatazo que me dio el cuque en la puerta del bar, me volteó de plano.. Ya no sentía el pecho ni las costillas, el soldado: indio cabrón: cara de Maya, tenía un ñeque de mula, patadón de yegua en brama, cada culatazo me bamboleaba la tierra.. Como haría para mover la tierra de ese modo? Las nubes se ponían de todos colores, rosas, celestes, blancas, moradas.. Daba como si en ello le fuera el sexo, la vida, el alma /comuniste maldite/ Todo comenzo a ponerse negro, negro como su jeta y no dejaba de pegar y de insultarme /comuniste maldite/ Todo negro, negro, hondo, hondo.. Parecía que flotaba en un tunel de sonido.. De un sonido hueco que no sonaba, que parecía un mar interplanetario.. Sentía el cuerpo apretado y gelatinoso, unas voces roncas y profundas entraban quien sabe por donde; a ratos gemidos y contracciones me estremecían todo.. La mar del tiempo, del espacio, del infinito, eyaculaba tranquilidad en mi tunel del tiempo, en recinto sagrado y oscuro.. Casi siempre estaba tranquilo alli.. Estaba solo, completamente solo, pero tranquilo.. A veces por jugar, pateaba las paredes de mi globo de alabastro.. Era el lugar mas extraño que conoci.. Todo sonaba a campana hueca o de platino o de sal, y de  ...   el silencio.. Poco a poco me fui metiendo en mi vacio, la calma se apodero, una vibración venía desde muy dentro, desde muy abajo de mi vientre, de mi panza, de mi estomago, tal vez desde el colón, un calor ascendía por los intestinos y empezaba a escocerme la garganta, la laringe la tenía llena de buches que pugnaba por salir, de adentro salían gorgorismos que sabían a guaro, a leche, a meados, a mierda, ya no podía respirar y los ojos me comenzaron a lagrimear, ya no pude contener la erupcion, de mi boca salio un torrente: lava.. /Puta mucha, que arrojadota, por poco me baña el pantalón/ A mi me baño todo con esa mierda, iqué asco!/ Lavate en la pila/ Mire como pusieron la pila, de ahí sacamos agua para cocinar/ Llamen un policía/ Patojos bolos/ De aquí sin parar hasta su casa/ Ayudenme a levantarlo/ Si como pesa el maldito/ Miren -tunel, voz, chicharrones a medio digerir- llevenme hasta la puerta de mi casa y allí me dejan/ El tunel se alargaba, se encogía, no tenía fin ni principio, las luces de la avenida del Cementerio comenzaron a titilar con una velocidad desacostumbrada, los ojos se me llenaron de sombras, de conchas rosadas y celestes y comenzaron a asaltarme las manos con intención de mordermelas.. De todas partes caían conchas y cajas de marfil, yo las apartaba de mis despojos y jugueteaba con ellas, dos senos me llamaban desde el fondo de la caja mas pequeña, pero la múltitud de conchas que caían me impedían meterme en ella y apretar, mamar esas chiches.. Las conchas se llenaron de sangre, de lodo, de vomito y comenzaron a bañarme hasta que quedaron nuevamente inmaculadas, entre todas me levantaron en vilo y me acercaron al sol, este se dividía en muchos solitos y las estrellas se dividían en muchas mas, en millones y millones que se metían un a una a mi cerebro, me invadían las venas y jugueteaban en mis nervios produciendo un dolor profundo que bajaba de la cabeza a los pies y regresaba: montaña rusa: sovietica.. Cuando me dio el primer riendazo en la cabeza la luz del bar se me fragmento, solo sentí pasar a Efi a mi lado disparando, fue lo último que vi en medio del lucerio que me cegaba, que se me metía hasta dentro, hasta la medula, sentía que me caía nuevamente /Agarrenlo bien, que se me está resbalando/ Ya casi llegamos/ Pero hay mucha luz aqui/ Si, la vieja nos va a ver/ Pior si está paradota en la puerta esperandolo/ Apurense/ Los sonidos no me llegaban, solo intuía sus voces, sus murmullos.. Hacía siglos que no oía nada.. Solo un pitido que zumbaba intermitente.. Había olvidado que existían los sonidos, había olvidado su textura, su tonalidad, su intensidad, su modulación.. Ya no sabía para que servían las orejas.. Y si los primeros culatazos me hubieran roto los timpanos? Y si el maldito Maya me hubiera dejado tapia? O serían las bofetadas de Napo? O los manguerazos que me dieron en el cuarto solitario con una sola luz? El lucerio comenzo a entrar despacio, con miedo, a traves de las rendijas, sobandolas, manoseando los barrotes y los meados del suelo.. No tenía asco la luz.. Pero los sonidos si no se atrevían a entrar al recinto cerrado lleno de liquido viscoso.. Allí no hacían falta sonidos, ni luces, ni parques, ni cantinas, ni sus senos.. Allí todo era tranquilidad, soledad y oscuridad eterna, sedante bienhechora.. iMalditas tenazas que me sacaron de mi globo de alabastro! Ahora el vacio y este silencio que me aplasta los ojos y la garganta.. No hay que hablar, no hay que decir nada, solo abrazame y besame.. Yo atado de pies y manos y sus ojos azules metiendose hasta lo mas hondo de mis nervios.. Sentí todo su cuerpo pegado al mio, doliendome, erectandome, excitandome, haciendome correr la sangre, entonces rompí las ataduras y de mis muñecas comenzo a salir el sangrerio, los lazos abrieron surcos liquidos, el cuerpo me comenzo a doler, sobre todo el bajo vientre y los huevos.. Me había ido al aire.. La mire con verguenza amishado, sin atreverme a decir nada, sin hacer nada, quieto, tieso, como mi pantalón que se empezaba a secar con todo y el semen.. Ella no se dio cuenta de lo que había pasado.. Sentí asco.. Me moví para despegarme el pene del calzoncillo.. El frio se metio por los barrotes de la celda y me desamarre los pies.. Me pare.. Me sentí todo mojado, bañado en meados, hediondo, meado: meado.. El agua entraba y salía por todo el cuerpo sin pedir permiso.. El agua-meados inundaba la celda.. Con ellos me habían despertado despues de cada desmayada.. El calor de los orines comenzo a meterse por las orejas, por la piel, por los ojos; pero no decían nada o no oía lo que decían.. Los orines no hablan o no se su idioma, o lo que es peor, quizá el Maya, cuque maldito, me dejo sordo para toda la vida.. Será porque es muy temprano o muy noche o porque ya no estoy para nunca o porque no hay nada alrededor de mí y la tierra empieza a caer sobre mi boca apuñuscandola de llanto o porque esos cabrones no me sostuvieron bien cuando llegamos a mi casa y me caí o porque en el tunel no hubo nunca sonidos o porque el Maya me rompio los timpanos o porque mi madre me va a gritar cuando llegue borracho y no quiero oirla o porque cuando le di el primer beso y me fui ya no oía nada o porque un calor intenso y agradable invadio mi cuerpo cuando me estaba yendo sobre ella o porque definitivamente nací para no oir.. El caso, es que hace siglos que no oigo nada..

    Original link path: /flores1.html
    Open archive





  • Archived pages: 832